REPAMAR
Auspiciado por GTZ

IMPACTO AMBIENTAL DE PRODUCTOS QUÍMICOS
AUXILIARES USADOS EN LA INDUSTRIA TEXTIL
ARGENTINA

1997-1998

INFORME FINAL
Diciembre 1998
Coordinación del proyecto

Lic. María Graciela Frey Investigador Principal
Ing. Luis De Tullio Investigador Asociado
Ing. Patricia N. Marino Responsable de la Institución


Indice

1. Resumen

2. Introducción y objetivos del proyecto

3. Análisis de la situación nacional

3.1 El Sector textil
3.2 Panorama general en relación al medio ambiente
3.3 Marco Normativo

4. Productos químicos auxiliares en la Argentina

4.1 Descripción general
4.2 Evolución histórica
4.3 Consumo de productos auxiliares en la industria textil
4.4 Selección de productos estudiados

5. Capacitación y difusión

Anexo I: TENSOACTIVOS

Anexo II: SECUESTRANTES

Anexo III: ENSIMAJES Y ENCOLANTES

Anexo IV: PRODUCTOS DE ACABDO

1. Resumen

El objetivo general de este proyecto es el de brindar un marco de referencia a las tintorerías industriales para el manejo ambientalmente adecuado de los productos químicos auxiliares textiles ecológicamente más comprometidos. Asimismo, permitirá conocer el estado de la situación actual nacional acerca de la producción y consumo de nuevos productos, analizando la problemática de su uso, tratamiento y disposición, proponiendo alternativas menos contaminantes y estrategias de minimización.

El objetivo principal de este proyecto radica en destacar la importancia que tiene el conocimiento teórico y práctico del uso adecuado de productos químicos en tintorerías estamperías, así como el del marco legal que acompaña su disposición.

El estudio del impacto ambiental del uso de los auxiliares textiles en los procesos de ennoblecimiento, está orientado al reemplazo de productos para :

Como metodología de trabajo, para cada producto químico auxiliar se recopilaron antecedentes donde se evaluarn los siguientes aspectos:

Consecuencias toxicológicas, efectos nocivos y grado de biodegradabilidad del producto estudiado.
Características fisicoquímicas y aspectos relacionados con seguridad industrial del producto estudiado.
Normativa ambiental asociada al uso de estos productos
Importación y fabricación nacional e internacional
Tendencias mundiales, sustitución y costos asociados
Tratamiento y disposición de efluentes que contengan estos productos
Recomendaciones y conclusiones finales

2. Introducción y objetivos del Proyecto

La Industria Textil se presenta como una actividad común en la mayoría de los países. En América Latina resulta uno de los cuatro rubros más representativos y de mayor consumo de agua.

Dentro de los procesos textiles, el mayor uso de agua se produce en las etapas de teñido y acabado, generándose vertidos de gran variabilidad en cuanto a volumen y composición. Por sus características, se ubica entre los diez primeros desagües de mayor incidencia en la contaminación hídrica.

Sin duda, históricamente el progreso textil estuvo determinado por los requerimientos del mercado. En las décadas de los 50’s y 60’s, el advenimiento de las fibras de polímeros sintéticos y de nuevas gamas de colorantes, determinaron el desarrollo de la industria en el campo de los procesos húmedos. En la década de los 70’s la crisis petrolera alentó el desarrollo de equipos para el ahorro de energía, estimulando también la introducción de procesos más racionalizados.

La década de los 80’s fue rotulada como la ‘era del consumidor’, y los cambios en el mercado de los textiles se convirtieron en el factor decisivo. Casi finalizando la de los 90’s, podemos afirmar que, aparte de ser la demanda del mercado uno de los aspectos fundamentales, se ha manifestado un fenómeno que podríamos definir como ‘la demanda ecológica’, resultando ser un factor dominante que bien podrá caracterizar esta década.

Nuestro país no ha escapado de esta tendencia mundial. Desde principios del 90, se han actualizado e implementado un buen número de normativas con fuerte contenido ambientalista, que regulan no sólo aspectos específicos del manejo y disposición de efluentes sólidos, líquidos y gaseosos, sino que alcanzan otros más generales como los de radicación y habilitación industrial, uso de productos, importación-exportación, etc.

Estos hechos, sumados a la presión de los costos, ha obligado, obliga y obligará a las industrias a optimizar sus procesos. En particular, la intensa competitividad del sector textil en los mercados regionales e internacionales, hace que la dinámica de reconversión - tanto en el aspecto técnico como en el ambiental - se deba practicar siempre en el corto plazo, si la industria pretende mantener condiciones competitivas.

Enfocada esta problemática de manera global, es decir analizándola dentro de un marco que comprenda tanto los aspectos ambientales como los técnicos y económicos, las soluciones solamente se alcanzarán si se dirigen los esfuerzos siguiendo una única filosofía de trabajo que priorice los conceptos de: EVITAR, MINIMIZAR y RECICLAR.

El desarrollo de este trabajo fue realizado por la Sub - Comisión de Auxiliares Textiles (SCAT)

La SCAT ha sido organizada por el Centro de investigaciones Textiles (CIT) y la Asociación Argentina de Químicos y Coloristas Textiles (AAQCT) e integrada por representantes de prestigiosas empresas que han brindado su colaboración y enriquecido las discusiones técnicas de esta comisión.

Por órden alfabético:

AGUADO, JOSÉ
BERGER, JORGE
CALDORA, Alberto
DE TULLIO, Luis
ECHAIDE, LAURA
ESPECTOR, JUAN CARLOS
FERNANDEZ, Guillermo
FIORDALISI, NESTOR
FREY, Graciela
KOSMUS, Hugo
MOLINARO, Jorge
RAMIREZ, Daniel
SOLIMANO, LUIS
SURIAN, Nivea
WESTBERG, Jorge

Las empresas que actualmente colaboran y auspician el desarrollo de las actividades de esta sub-comision son (por orden alfabético):

AUXICOLOR S.A. – sanyo color arg.S.a.
BASF ARGENTINA S.A.
Centro de Investigación de Ingeniería Ambiental del INTI
ILIVERIR S.A.
PROSINTEX QCA. S.R.L..
QUÍMICA BERGER S.A.

3. Análisis de la situación nacional

3.1 EL SECTOR TEXTIL

Composición y Radicación del Sector

Según datos recabados por la Federación de Industrias Textiles Argentina (FITA), el 88 % de la totalidad del sector textil (sin considerar el de la indumentaria) pertenece al grupo de Pequeñas y Medianas Empresas, (PyMES),

Gráfico 1
Industria Textil Argentina
Distribución de PyMES y Grandes Empresas


Tamaño


Ubicación de Pymes

La distribución por tamaño y ubicación, de la totalidad del sector, se muestra en el gráfico 1. Se desprende que en el área metropolitana existe una gran concentración industrial, encontrándose instaladas prácticamente el 70 % de la PyMES.

Enfocando ahora a la actividad de Tintorerías y Estamperías, principal rubro húmedo de la industria, según la Encuesta realizada por el CIT sobre fines de 1994, vemos que sobre un total de 420 empresas registradas, prácticamente el 9 % se consideran como grandes, mientras que el resto pertenece al grupo de PyMES.

Según la misma encuesta, en el caso de las Tintorerías y Estamperías, la concentración o radicación de industrias en el área metropolitana, alcanza prácticamente al 81 %. En el gráfico 2 se muestra la distribución porcentual de las Tintorerías y Estamperías encuestadas, acorde a su ubicación geográfica, proceso e integración.

Gráfico 2:
Perfil de la muestra
(Distribución porcentual)

Fibras Procesadas

En general la industria textil nacional consume principalmente fibra de algodón, (70 a 75 % del total), ubicándose en segundo término las fibras artificiales (17 al 22 %). El resto corresponde a la fibra de lana.

De acuerdo con la encuesta citada anteriormente, el 83,3% de las tintorerías y estamperías encuestadas procesan conjuntamente fibras puras y sus mezclas. Sólo el 11,9 % procesan fibras puras y el 4,8 % sólo trabaja exclusivamente mezclas.

Según el tipo de fibra, surge que la gran mayoría procesa fibra de algodón (85,7 %), ocupando el segundo lugar el poliéster. En el cuadro N0 1 se muestra la distribución de las Tintorerías y Estamperías en función de la fibra que procesan.(gráfico Nº 3)

Gráfico 3:
Distribución de las empresas
según la FIBRA procesada (%)

Cuadro1
Distribución de empresas de acuerdo a las fibras procesadas.

Fibras Procesadas

% Distribución de empresas

 

Algodón 85,7

Poliéster 42,9

Viscosa 38,1

Acetato 26,2

Acrílica 23,8

Poliamida 19,0

Lana 19,0

Elastoméricas 2,4

Otras 2,4

En cuanto a las mezclas, el cuadro Nº2 indica la proporción de las empresas que procesan las diferentes mezclas, resultando la mezcla de algodón/poliester la que se trabaja en mayor proporción, alcanzando prácticamente el 74 %. Gráfico Nº4

Gráfico Nº2
Distribución de las empresas (en%) según las mezclas procesadas 

Mezclas

% de empresas

Poliéster/celulósicas

73,8

Celulósica/elastomérica

35,7

Celulósica/poliamida

19,0

Celulosa/acetato

19,0

Poliéster/poliamida

14,3

Poliamida/elastomérica

9,5

Poliéster/lana

9,5

Lana/elastomérica

2,4

Otras

9,5

Gráfico 4
Distribución de las empresas (en%)
segun las MEZCLAS procesadas

 Por último, se concluye que la gran mayoría de las empresas procesan tejidos -planos y de punto-, con la particularidad que las grandes firmas, se orientan hacia los planos; las medianas a ambos, mientras que las pequeñas lo hacen hacia tejidos tubulares, material en borra, hilados, madejas y prendas (gráfico Nº5).

Gráfico 5
Distribución de las empresas (en %)
segun la forma del material que procesan.

Evolución de la Industria Textil Argentina en los últimos años: El Mercado

Las empresas se hallan mayoritariamente volcadas al mercado interno. Desde su apertura (1991), la economía nacional se ha visto fuertemente presionada por la competencia de productos importados. En este marco, la industria textil se vio muy afectada principalmente por la importación de tejidos y prendas, no pudiendo neutralizar la competencia debido a que el sector, en años anteriores, había realizado muy pobres inversiones en tecnología.

Nuestro país sufrió una gran recesión económica en el año 1995 como consecuencia de la crisis mejicana. Esto produjo un aumento notable de las exportaciones de materias primas textiles e hilados y además se frenaron las importaciones de tejidos, prendas y confecciones. Esta situación se revirtió en el año 1996 con importaciones de manufacturas textiles por valor de 550 millones de dólares, incrementándose las mismas en el año 1997 a 8000 millones de dólares.

En el inicio de 1998 comienzan a sentirse los efectos de la crisis asiática con una baja importante en los precios de los productos textiles debido a las fuertes devaluaciones producidas en los países de esa región que agravó aún más la situación de las empresas textiles locales, como consecuencia, la actividad textil decayó en un porcentaje considerable.

Según estimaciones recientes (entre el ‘91 y el ‘95), han ingresado al país y en forma creciente, productos textiles en una cantidad que con relación al consumo representaba entre el 20 % (1991) y el 50 % (1995) (gráfico Nº6). Así, el volumen de importación de manufacturas textiles e indumentaria abruptamente incrementado, provocó una fuerte desestabilización en la industria textil local.

Gráfico 6
Participación de las importaciones
sobre el consumo aparente total del sector (%)

Este hecho modificó notablemente el mercado interno, que se vio invadido por prendas e indumentaria provenientes del Asia, Brasil y de los EE.UU. En el gráfico 7 se refleja el incremento del volumen importado con relación a la producción nacional.

Gráfico 7:
Relación de las importaciones
con la producción (%)

Los niveles de exportación son bajos, orientados principalmente a América Latina y en menor proporción a EE.UU. y Europa. Tomando el año 1990 como base 100, se produjo una fuerte caída de las exportaciones entre el 91 y 93, revirtiéndose la tendencia a partir de ese año. Respecto a 1990, durante el 95 se incrementaron en un 49 % las exportaciones, debido a situaciones coyunturales favorables principalmente dentro del Mercosur. (Gráfico Nº8)

Gráfico 8:
Variación de las exportaciones

En respuesta a la apertura, en los últimos seis años, la Industria Textil local ha invertido 1.100 millones de dólares en importación de equipos. Esta cifra es más del triple de lo invertido en la década del 80. (Gráfico nº9) La evolución de la inversión en equipamiento en los últimos años se refleja en el cuadro 3.

Gráfico 9:
Inversión en equipamiento
Importación de maquinaria textil.

Cuadro Nº3: Evolución de las importaciones de equipos para la industria

 

1990

1991

1992

1993

1994

1995

U$S millones

57

147

278

229

240

143

Base 1990

100

257

486

402

421

251

Comercio exterior textil
IMPORTACIONES – MILLONES DE DOLARES

AÑO

MAT.PRIMA

HILADO

TEJIDOOS

CONF. Y VARIOS

TOTAL

1995

52.4

70.4

194.9

269.1

586.8

1996

80.5

125.8

185.9

452.8

845

1997

61.9

177

257.6

498

994.5

EXPORTACIONES– MILLONES DE DOLARES

1995

712.6

146.7

133.2

131.6

1124.1

1996

533.8

93.8

62.2

98.6

788.4

1997

383.6

109.8

56.2

127.2

676.8

SALDO– MILLONES DE DOLARES

1995

660.2

76.3

-61.7

-137.5

537.3

1996

453.3

-32

-123.7

-354.2

-56.6

1997

321.7

-67.2

-201.4

-370.8

-317.7

No obstante el esfuerzo, a partir de 1990 comienza un estancamiento del sector con reducción de la producción debido, por una parte, a la falta de competitividad de nuestra industria ante el aumento de los volúmenes importados, a su insuficiente participación en el mercado externo y a una escasa política de protección interna para con esta industria. Por otro lado, en el mismo período, la política económica indujo a que se experimentara en 1995 una caída promedio en la demanda del 35 % (hilados, tejidos prendas y confecciones), tomando como base 100 el consumo en 1991.

Por lo acontecido, empleando una terminología que no resulte brusca, podemos afirmar que la política económica impuso una fuerte ‘reconversión’ en el sector, concentrando en gran parte la producción. Desde la convertibilidad y hasta 1995, hubo un total de prácticamente 4700 pedidos de quiebras de empresas textiles, según datos recopilados por la FITA, habiéndose reportado 252 casos en 1991 y 1896 durante 1995.

Fue así que la utilización de la capacidad instalada se redujo de un 77 % en 1991 a un 52 % durante el primer semestre de 1996, pasando de un nivel de ocupación de 168.000 personas a 95.000 (44 % menos).

3.2 Panorama general en relacion al medio ambiente 

Algunos antecedentes

Durante los últimos años, en líneas generales, el tratamiento de los aspectos ambientales estuvo relegado. La falta de priorización, en parte se debió a la crítica situación económica por la que atravesó la industria, en particular las Pequeñas y Medianas Empresas.

En la década del 80, el CIT realizó una encuesta para la industria local, a fin de determinar cuáles eran los problemas más comunes en materia ambiental y, particularmente, qué tipos de tratamientos realizaban sobre sus descargas. Para ese entonces, sólo el 9,3 % de estas industrias realizaban un tratamiento correcto (gráfico Nº10). Los principales contaminantes registrados en aquel momento eran el contenido de materia orgánica, color, sólidos sedimentables, detergentes y, en menor grado, sustancias fenólicas y desviaciones en el pH (gráfico Nº11).

Gráfico 10:
Tratamiento de descargas
en industrias textiles

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Tintorerías y Estamperías, más de 10 años después de la primera, se observa que en este aspecto el crecimiento ha sido pobre: sólo el 17 % de los

Gráfico 11:
Principales contaminantes

encuestados considera que realiza un tratamiento satisfactorio y se adapta a la legislación vigente. (Gráfico Nº12). Este valor surge de considerar no sólo las empresas que no realizan tratamiento y las que no contestaron, sino también sobre las que, disponiendo de algún sistema de depuración de desagües, entienden que el tratamiento no es satisfactorio.

Gráfico 12:
Tratamiento de Descargas

Si bien el análisis que pueda realizarse sobre los datos consignados en la encuesta no debe considerarse como exhaustivo, ya que el objetivo central de la misma no apuntaba a profundizar el tema ambiental, los resultados obtenidos reflejan la crítica situación de esta industria con relación al medio ambiente.

Las empresas encuestadas que tratan sus efluentes (satisfactoriamente o no), representan el 33 % del total y se encuentran ubicadas en el gran Buenos Aires e interior del país (57 % y 43 % respectivamente). Cabe resaltar que dentro de las empresas que realizan tratamiento, una amplia proporción corresponde a industrias verticales (79 %).

El hecho que ninguna de las tintorerías y estamperías radicadas en la Ciudad de Buenos Aires manifestara en la encuesta la práctica del tratamiento de sus efluentes líquidos, no puede inducir a que se extrapole este dato para el 100 % de los establecimientos instalados en la Capital, ya que nos consta la existencia de ellos. Sí en cambio, se puede concluir que se practica en un grado mínimo.

Para analizar más a fondo la situación de las empresas radicadas en la Ciudad de Buenos Aires, debemos considerar dos aspectos centrales:

Al considerar que la Argentina dispone de una importante y dinámica legislación ambiental, el resultado observado para el sector textil, nos indica que aún queda mucho por hacer. Si existe la decisión de encarar en forma racional el problema, sin duda gran parte de la solución pasará por la minimización de las descargas, el reuso y reciclaje de insumos y la sustitución de productos contaminantes. 

3.3 MARCO NORMATIVO

La Legislación más reciente de nuestro país surge como consecuencia del grave deterioro que han experimentado un buen número de cuencas hídricas, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires y alrededores, donde existe una fuerte concentración poblacional e industrial. Durante los últimos años la normativa se ha ido actualizando, adaptándose a las corrientes regionales e internacionales.

Marco Nacional - Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires (parcial)

Tomando como punto de partida 1978, se decreta durante ese año una Norma conocida como ‘Cuotas de Resarcimiento por Contaminación’ (Decreto 2125/78), la que estableció nuevos límites para las descargas líquidas. Las industrias que superaban los límites debían abonar una tasa determinada, calculada en función de la contaminación que producían. Este fue un primer paso.

Con los altos niveles de inflación registrados por esas décadas aconteció, contra el espíritu de la normativa, que resultaba más económico pagar estas cuotas que construir una planta depuradora. Se transformó así en un ‘abono para contaminar’.

Once años más tarde, esta norma es reemplazada por otro decreto que establece límites permisibles (LP) y límites transitoriamente tolerados (LTT). Aquellas industrias que encuadran sus descargas entre ambos límites pagan un derecho especial, mientras que aquellas que superan los LTT se ven penalizadas. Es válido aclarar que los LTT se modifican bianualemnte, disminuyendo los valores hasta llegar a los LP. Esta nueva reglamentación tiende a dar plazos más aceptables a las industrias, de manera que puedan corregir y adecuar sus vertidos paulatinamente y no de un día para el otro.

El organismo de control para la Ciudad Buenos Aires y parte del Gran Buenos Aires es la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable (SRNyDS). En el resto del país pueden adoptarse criterios similares, siendo los municipios y organismos específicos los encargados de ejercer dicho control.

A estas reglamentaciones se suma la llamada "Ley de Residuos Peligrosos", (Ley 24.051) del año 92, que regula la generación, manipulación, transporte, tratamiento y disposición de los residuos categorizados como peligrosos (líquidos, sólidos o gaseosos). La ambigua definición de residuo peligroso, hace que prácticamente la totalidad de las industrias sean consideradas como generadoras. En particular, la industria textil se ve alcanzada por el uso y manipulación de colorantes, a pesar que no emplee aquellos colorantes internacionalmente reconocidos como tóxicos.

Las empresas categorizadas como generadoras, deberán estar registrados para obtener el correspondiente Certificado Ambiental.

Marco de la Provincia de Buenos Aires

En el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, que no esté controlado por la SRNyDS, es de aplicación la Ley 5965/58 y sus Decretos Reglamentarios, por los que se establecen los límites admisibles de descarga. El Organismo de control es la Administración General de Obras Sanitarias de la Pcia.de Buenos Aires (AGOSBA).

Recientemente se ha reglamentado la ley 11459/93 para la radicación de industrias, con marcadas características ambientalistas. Incluye la obligación de presentar un estudio de impacto ambiental para aquellas industrias instaladas ó que deseen instalarse en la provincia. Su objeto es conformar un inventario de emisones y descargas y, si correspondiese, comprometer a las industrias mediante cronograma, a desarrollar las medidas correctivas. La autoridad de aplicación es la Secretaría de Política Ambiental, quien es la encargada de otorgar el correspondiente Certificado de Funcionamiento Ambiental.

También la Provincia dispone de la Ley 11720, de Residuos Especiales, normativa que regula la generación, manipulación, transporte, tratamiento y disposición de los residuos así categorizados. La misma encuadra la definición dentro de lo acordado en el Convenio de Basilea.

Con este marco legal y no con pocas dificultades, un bajo porcentaje de la industria textil ha venido adecuándose. Las condiciones económicas expuestas hacen que este sector pueda orientar escasos recursos para solucionar su problemática.

4. Productos químicos auxiliares textiles en la Argentina

4.1 DESCRIPCION GENERAL

Las fibras naturales contienen sustancias que acompañan a la parte fibrosa que se utiliza como material textil. En el caso de las fibras celulósicas como el algodón y el lino, dichas sustancias son pectinas, grasas y ligninas; en el caso de la lana, el principal contaminante es la lanolina. En todos los casos están presentes suciedad, restos de plantas, tierra, etc, provenientes del medio natural.

Durante el proceso de fabricación de las fibras químicas se les aplican0 sustancias destinadas a mejorar su manipuleo y su comportamiento durante los procesos textiles, tales como antiestáticos y lubricantes .

El proceso de tejeduría somete a los hilados a tensiones y fricciones muy fuertes lo que requiere que dichos hilados deban ser reforzados con la aplicación de los llamados encolados o ensimajes.

Los procesos de ennoblecimiento de los hilados y tejidos se denominan: preparación, teñido y acabado. La preparación consiste en la eliminación de todas las sustancias naturales y agregadas mencionadas anteriormente , para dejar a las fibras aptas para el teñido . En este proceso se utilizan colorantes y productos adecuados a la reacción química involucrada. El acabado textil consiste en la aplicación de productos químicos que confieren al producto características especiales tales como suavizado, impermeabilizado, ignífugo, antimancha, etc.

Se denominan auxiliares textiles a los productos químicos que se necesitan utilizar en los procesos de ennoblecimiento y que junto con las impurezas, los encolantes, ensimajes, colorantes,etc, constituyen la contaminación de los efluentes. Estos efluentes pueden ser gaseosos, líquidos y sólidos. Forman parte de las reacciones químicas que se desarrollan durante los procesos textiles y que se eliminan por medio de lavados , sublimación en los secados y restos de los baños de los procesos.

La composición químicas de los auxiliares textiles pueden agruparse e los siguientes grupos:

Tensoactivos : Cumplen la función de actuar en todos los casos que se necesite disminuir la tensión superficial para humectar, dispersar, emulsionar, mantener en suspensión, lavar. Se utilizan en mayor cantidad en los procesos de preparación para eliminar todas las impurezas naturales o agregadas. También se usan en los procesos de tintura y acabado aunque en menor cantidad. Su composición química está constituída por una cadena hidrófoba unida a un grupo hidrófilo y pueden tener carácter aniónactivo, catiónactivo o noiónico.

El carácter contaminante de los efuentes líquidos está dado por el aporte a la DBO y a su posibilidad de degradabilidad, que depende de su composición química. También pueden aparecer problemas de toxicidad con los metabolitos producto de la degradación biológica o química. Otro punto a considerar es el aspecto bactericida de algunos productos catiónactivo que puede afectar la calidad del proceso de tratamiento biológico .

Encolantes y ensimajes : Son polímeros naturales o sintéticos de peso molecular elevado, que forman película adhesiva sobre las fibras o hilados con el objeto de aumentar su resistencia a las solicitaciones mecánicas, su elasticidad y su deslizamiento en los procesos de tejeduría. Como deben eliminarse totalmente en el proceso de preparación , aportan una importante carga de materiales generalmente biodegradables, es decir que requieren un tratamiento importante e intenso en las plantas de tratamiento biológico de los efluentes. Los productos históricamente más importantes fueron y son las féculas modificadas químicamente o sin modificar, que se pueden reemplazar por polímeros sintéticos en mucha menor concentración, con la consiguiente disminución de la DBO. En estos productos el punto más importante es la biodegradabilidad pero debe tenerse en cuenta la posible presencia de pequeñas cantidades de biocidas, aunque normalmente no producen problemas en las plantas de tratamiento.

Secuestrantes ( agentes quelantes o acomplejantes ) : Son moléculas orgánicas capaces de acomplejar y mantener en solución metales pesados que producen interferencias en los procesos húmedos de tintorería. Se usan en baja concentración por lo que no producen problemas especiales de contaminación ni aumentan especialmente la DBO. Son biodegradables.

Colorantes : Durante los procesos de teñido, los colorantes se fijan de una forma química y/o mecánica sobra las fibras naturales o sintéticas, quedando un porcentaje del mismo en los baños de tintura. También en los sucesivos pasos de lavados del textil se eliminan los restos de colorantes no fijados. Estos líquidos contienen moléculas de colorantes que aportan color,DBO y en algunos casos , metales pesados y grupos químicos no aceptados dentro de las legislaciones vigentes.

Los sucesivos pasos de tratamiento de efluentes, mecánicos, físicos, químicos y biológicos, eliminan total o parcialmente la contaminación, hasta los niveles aceptables especificados.

Fijadores de colorantes : Son productos químicos que, aplicados después de la tintura, mejoran la resistencia del color a los efectos de los lavados y la luz . Los procesos basados en metales pesados ya han sido superados por productos no tóxicos que sólo aumentan la DBO.

Suavizantes y otros tipos de acabados : La composición química de los acabados textiles dependen del efecto buscado y del grado de resistencia a los lavados. Su carácter contaminante depende de la composición química y de la cantidad aplicada, ya que el residuo que se elimina a través de los efluentes y es proporcional a la concentración.

4.2 EVOLUCION HISTORICA 

A comienzos de siglo el primer auxiliar textil elaborado en el país, fue sin lugar a dudas el jabón, utilizado por supuesto, para las operaciones de lavado y limpieza. Por disponibilidad de materia prima, casi exclusivamente fabricado con sebo vacuno. Los primeros lavaderos de lana, trabajaban con jabón en plancha (llamado jabón amarillo, coadyuvando con soda cáustica o soda solvay. Posteriormente la industria de aceites, hizo posible el uso de oleínas (animales o vegetales). Se comenzó entonces la fabricación de jabones en pasta, especialmente de potasio, que por comodidad de uso y ventaja competitiva, reemplazaron por varios años a los jabones duros.

Esto fue hasta mediados de siglo, y desde aquí los jabones fueron reemplazados por detergentes sintéticos.

Los primeros detergentes sintéticos utilizados fueron alquil naftaleno sulfonatos, cuyo proceso de fabricación fue traído al país por un químico francés, de apellido Richaud.

La sulfonación del aceite castor permitió el comienzo en el país de la obtención del aceite castor sulfonado, conocido como aceite rojo turco, pero de aplicaciones muy limitadas. Hoy prácticamente no es utilizado, y ha sido reemplazado por ésteres grasos sintéticos.

La evolución de la petroquímica, hizo posible el reemplazo de estos detergentes por otros alquil aril sulfonatos de cadena bencénica. Se utilizaron durante varios años, vigorizados con sales alcalinas y neutras ya que tanto el cloruro de sodio, como el sulfato de sodio, no solo mejoraban su acción detergente, sino que disminuían su afinidad por la fibra, economizando el proceso de lavado. Se puede decir que en la actualidad los jabones casi no se utilizan en los procesos textiles.

La química del óxido de etileno, a partir de mitad siglo permitió la fabricación de los alquil fenoles etoxilados, mal llamados noiónicos pues son en realidad cuaternarios de oxonio. Cabe mencionar a este respecto, que la industrialización del país alrededor de 1950, y la evolución de la industria textil, rápida y cuantitativa, hicieron necesaria la fabricación de auxiliares textiles, y también movilizaron la industria de los tensioactivos, para el reemplazo de productos importados.

El desarrollo petroquímico hizo posible la fabricación en el país del dodecilbenceno biodegradable, que fue también extendiendo su aplicación como auxiliar textil, a toda clase de procesos húmedos. Su gran poder detergente, y bajo consumo, desarrollaron su aplicación, no solo para el proceso de lavado de lana, sino para todas las operaciones de lavado, y descrude de otras fibras tales como algodón y sintéticos. Hoy en día continúa su uso especialmente para la industria de prendas finas de mezclas de lana y pelos de animales (conejo y liebre).

A fines de la última guerra, se comenzó en el país la fabricación del lauril sulfato de sodio (alcohol láurico sulfonado)l que permitió el reemplazo del oleocetil sulfato sódico, que era el único producto elaborado hasta entonces para el proceso de lavado fino (lana y fibras sintéticas). Hoy en día, el lauril sulfato ha sido reemplazado casi totalmente por el lauril etoxi sulfato obtenido por la sulfonación del alcohol láurico etoxilado (con dos moles de óxido de etileno).

El oleocetil sulfato sódico se fabricaba a partir de la mezcla de alcoholes grasos, obtenido del aceite de ballena, por un proceso de saponificación catalítica, y mediante una patente argentina, que luego fue llevada a Chile. Su creador fue un químico chileno llamado Balacz, a quién también se le atribuye la instalación de una planta de destilación de alcoholes grasos en Chile, en el año 1959.

El desarrollo de la ingeniería química, permitió la instalación en el país de plantas de sulfonación continua. Hoy se utilizan para la producción de dodecilbenceno sulfonatos y lauril sulfatos.

La primer planta de sulfonación continua fue instalada en Zárate, Provincia de Buenos Aires (Proyectada por el Ingeniero Gerbaudo).

Puede decirse que normalmente el mercado local no tiene en cuenta el problema ecológico o la toxicidad ambiental para la elección de los auxiliares textiles recomendados, y en función de esta escasa demanda, los productores o importadores no contemplan por lo general estos factores dentro de la ecuación costo-beneficio de los productos que recomiendan.

Afortunadamente, el hecho de que muchos especialistas pudieran en su momento intervenir en el estudio de la instalación de la planta de producción de dodecil benceno lineal (LAS) biodegradable, hizo posible que hoy el auxiliar textil de mayor uso sea biodegradable.

No obstante, las reglamentaciones vigentes no contemplan aún la limitación del uso de productos realmente no biodegradables o de biodegrabilidad parcial, como los alquil fenol etoxilados que producen por degradación compuestos tóxicos o cancerígenos.

4.3 CONSUMO DE PRODUCTOS AUXILIARES EN LA INDUSTRIA TEXTIL 

Para comprender la importancia de lo antedicho y teniendo en cuenta el mayor uso de los auxiliares textiles, podemos indicar los datos estadísticos aproximados de producción y de consumo textil de estas familias de tensioactivos (Cuadro Nº 4)

Cuadro Nº 4

Tn/Año Producción e importación Consumo textil
Dodecilbenceno sulfonatos
Alquil fenol etoxilados
Alcohol láurico sulfonado
30000
1000
500
2000
100
30

Estos datos son base 100% de materia activa
los tensoactivos están presentes prácticamente en todas las etapas del proceso textil y los agentes de encolado. Ambos son responsables de más del 75% de la carga orgánica residual en las industrias textiles. (Cuadro Nº 5)

Cuadro Nº 5:
Cargas contaminantes de las aguas residuales en las industrias textiles

Grupo de productos

% sobre DQO* total

Agentes de encolado

57%

Humectantes y detergentes

18%

Auxiliares de tintura

7%

Acidos orgánicos

7%

Preparación de hilados

5%

Reductores

3%

Colorantes y blanqueadores ópticos

1%

Otros

2%

* DQO: Demanda química de oxígeno.
Revista Galaxia 145/95 p. 31

Los tensoactivos cumplen diferentes funciones en los diferentes procesos textiles,(cuadro Nº 6)

Cuadro Nº 6
Tensioactivos utilizados en al industria textil

Procesos

Función del tensioactivo

Preparación

Humectante
Emulsionante
Dispersante

Tintura

Igualador
Penetrante
retardante
Dispersante

Estampación

Emulsionante

Encolado

Humectante

Desencolado

Humectante

 

Descrudado

Dispersante
Emulsionante
Hmectante

Mercerización

Humectante

Acabado

Humectante

Enjabonado

Emulsionante
Dispersante

 

Lavado

Humectante
Emulsionante
Dispersante

Revista Galaxia 145/95 p. 34

Algunos datos de mercado

Consumo de las principales familias de productos auxiliares empleados en la industria textil. Cuadro Nº7

Cuadro Nº 7
Consumo de Productos Auxiliares Textiles

FAMILIAS DE PRODUCTOS AUXILIARES

CONSUMO (TON/Año)*

Productos para preparación
Detergentes, auxiliares de preparación, productos extractivos,
quelantes.
No se incluyen compuestos reductivos.

2000

Productos reductivos
Hidrosulfito, etc

1500

Productos para terminación
Suavizantes catiónicos, noiónicos, resinas dioxálicas, melamínicas, emulsiones de PE.

1900

Auxiliares de estampación con pigmentos, ligantes, espesantes, emulsionantes, resinas.

1600

Auxiliares de Tintra
igualantes, agentes de desmontaje, oxidantes, carriers)

700

Encolantes
almidones, acrilatos, PVA, CMC, grasas, etc.

5700

* Datos estimativos correspondientes a 1996, correspondientes a proyecciones realizadas sobre la producción de fibras textiles.

4.4. SELECCIÓN DE PRODUCTOS ESTUDIADOS

En la selección de las familias de auxiliares textiles se consideraron tres criterios:

  1. Grado y tipo de contaminación de los efluentes líquidos
  2. Biodegradabilidad y/o toxicidad de los productos y/o sus metabolitos
  3. Volumen y frecuencia de sus usos en los procesos textiles.

Las familias de productos químicos auxiliares seleccionadas para este estudio son:

ü Secuestrantes
ü Encolantes
ü Suavizantes
ü Fijadores
ü Productos con solventes

La primera familia de productos estudiada fue la de los tensoactivos, que no será incluida en este proyecto, dado que el trabajo ya había sido publicado previo a su inicio. Esta familia de productos es de gran importancia porque afecta los tres criterios considerados.

La familia de los ü secuestrantes fue elegida por al escasa difusión que tiene entre los técnicos el conocimiento de la participación de este tipo de productos en el problema que nos ocupa. En principio consideramos que esta familia podría afectar solamente al criterio 2, ya que las concentraciones de uso son muy bajas. El análisis de las informaciones aportadas por los integrantes del grupo de trabajo llevó a confirmar esta hipótesis.

La familia de los productos deü encolado y ensimaje fue seleccionado dado que en este caso los tres criterios se ven afectados. Fundamentalmente aportan una alta concentración de productos orgánicos que se traduce en altos valores de DBO (criterio 1), algunos productos son de fácil biodegradabilidad y otros de biodegradabilidad media, algunos productos pueden aportar toxicidad al medio acuoso (criterio 2) y los volúmenes utilizados son muy importantes (criterio 3)

El siguiente tema de análisis es la familia de ü suavizantes. La mayor parte del producto aplicado queda retenido en la fibra y solo se elimina en las descargas la porción que no permanece fijada al tejido. Por lo tanto el grado y tipo de contaminación dependerá el efecto buscado y del tipo de maquinaria y proceso de aplicación (criterio 1). Se estudió el posible efecto tóxico de los productos cationactivos especialmente en las lagunas de tratamiento biológico. Los volúmenes usados son muy importantes (criterio 3)

Las familias de los ü fijadores de colorantes y la de los ü productos que contienen solventes fueron elegidas para completar el proyecto, porque constituyen temas poco explorados y aportan posibilidad de contaminación tóxica para las descargas y consecuentemente para cualquier tratamiento biológico a los que sean sometidos. Los volúmenes usados no son importantes pero sí las concentraciones puntuales empleadas.

Se incluyen en este informe cuatro anexos que corresponden a las siguientes familias de productos auxiliares

ANEXO I : TENSIOACTIVOS

El amplio uso que tienen los tensioactivos en la industria textil hizo que se prestara atención a sus consecuencias ambientales desde hace mucho tiempo. Se sabe que dependiendo de su estructura fisicoquímica algunos de estos productos son mas biodegradables y/o tóxicos que otros. Por estas razones han ido surgiendo diferentes restricciones a su uso y reglamentaciones en distintas comunidades. Aquí se analizan su características fisicoquímicas, su biodegradabilidad y el tratamiento de efluentes.

ANEXO II : SECUESTRANTES

En este capítulo se analiza la aplicación textil, el grado de biodegradabilidad, la detección y tratamiento en los efluentes así como los aspectos toxicológicos de las familias de secuestrantes más conocidas: Aminopolicarboxilatos, Polifosfatos, Fosfonatos, Hidrocarboxilatos, Poliacrilatos o Policarboxilatos, Derivados de poliacrilatos y sacarosa.

ANEXO III : ENSIMAJES Y ENCOLANTES

Los ensimajes son auxiliares textiles que comenzaron a utilizarse en procesos mecánicos de la hilatura de fibras naturales y posteriormente de las fibras sintéticas. Son imprescindibles para conferir a las mismas la lubricación y humedad necesarias a efectos de lograr las condiciones adecuadas para el trabajo. En este informe se analizan la composición química, su aplicación, su detección en los efluentes y el tratamiento de los mismos para las Colas naturales, sintéticas de ácido poliacrílico, poliacrilatos y poliéster.

ANEXO IV: PRODUCTOS DE ACABADO

El llamado proceso de acabado o ennoblecimiento es la aplicación de productos que imparten a los textiles características especiales deseables tales como: suavidad, rigidez, inarrugabilidad, impermeabilización, antillama, antipolilla, etc.

En estos casos el problema de la contaminación ambiental es sumamente complejo y muchas veces es difícil de comprender aun para los especialistas. Los efectos indeseables de los productos químicos en el ambiente no siempre se detectan de inmediato, por lo que se deben realizar estudios a largo plazo para entender y resolver el problema.

Este trabajo se focaliza en la descripción de la aplicación y la contaminación de los siguientes compuestos en los efluentes y su tratamiento:

Suavizantes, Siliconas, Acabados, Acabados especiales, Resinados, Hidrorrepelentes, Antipolillas, Antimicrobiano, Fluorocarbonado y Retardantes de llama.

5. Actividades de capacitación y difusión

Los resultados de este trabajo, así como los objetivos de la REMAR fueron presentados en un seminario dirigido a la industria.

Fue entregado el material bibliográfico correspondiente en forma electrónica (CR-ROM) o escrito, según solicitud del cliente. 

Se adjunta programa de presentación.

Seminario

AUXILIARES QUIMICOS, TECNOLOGIAS LIMPIAS
Y AGUAS RESIDUALES EN LA INDUSTRIA TEXIL
Organiza: Sub - Comisión de Auxiliares Textiles 

Fecha: 18 de noviembre de 1998 de 8 a18 hs. Salón Auditorio de AIDIS
AV. Belgrano 1580 - Piso 3 Capital 

Coordinación : Medio Ambiente- CIT TEL/FAX: 54-1-754 4074
e-mail: grafrey@inti.gov.ar cc 157 (1650) San Martín - Edificio 15 PTM

 

DIRIGIDO A

Profesionales y técnicos de áreas de producción y desarrollo del área húmeda (tintorerías , estamperías y lavaderos)

PROGRAMA y EXPOSITORES

8:00 Acreditación
8:30 Introducción
Garciela Frey (INTI - CIT)
9:00 Parámetros de Control Luis De Tullio (INTI -CIIA)
9:45 Tensoactivos Juan C. Espector (Prosintex)
10:30 café
10:45 Encolantes
Nivea Surian (AAQCT)
11:30 Secuestrantes Alberto Coldora (BASF)
12:00 almuerzo
14:00 Acabado: Resinas A.Caldora (BASF)
14:45 Acabado: Suavizantes Jorge Berger (Qqa Berger)
15:30 café
15:45 Acabados especiales
Néstor Fiordalisi (CIBA)
16:15 Tratamiento de descargas Daniel Ramírez (Sanyo)
16:45 Tecnologías limpias Guillermo Fernández CIT-INTI)
17:15 Cierre Graciela Frey (CIT-INTI)

El objetivo principal de esta presentación* es la de destacar la importancia que tiene el conocimiento teórico, práctico y legal del uso adecuado de los productos químicos en los procesos de acabado textil.

Se resaltan las características fisicoquímicas y toxicológicas de los productos auxiliares, así como su posibilidad de tratamiento y las tendencias en nuestro país y el mundo.

Las novedades tecnológicas y sus consecuencias hacen su aparición en forma vertiginosa, y el cuidado del medio ambiente, además de encuadrarse como obligación moral, ha pasado de ser un requerimiento legal a una necesidad comercial.

Las conclusiones y recomendaciones prácticas que se presentan han sido desarrolladas con auspicio de REMAR

(Red Argentina de Manejo Ambiental de Residuos)
integrante de REPAMAR
(Red Panamericana de Manejo Ambiental de Residuos)

"El planeta que habitamos no es una tierra heredada de nuestros padres sino un
préstamo de nuestros hijos


Comentarios al Webmaster

Homepage CEPIS   ]