Sobre el CEPIS CEPIS/OPS/OMS

 

DESECHOS SÓLIDOS, PRINCIPIOS DE INGENIERÍA Y ADMINISTACIÓN
George Tchobanoglous, Hilary Theissen y Rolf Eliassen
Mérida, Venezuela - 1982
Capítulo 2

desechos.pdf desechos.doc
Documento en word

2. La Evolución en el Manejo de los Desechos Sólidos

El manejo de los desechos sólidos se puede definir como una disciplina asociada con el control de la producción, almacenamiento, recolección, transferencia y transporte, procesado y disposición de desechos sólidos en una forma tal que esté de acuerdo con los mejores principios de salud pública, economía, ingeniería, conservación, estética y otras consideraciones ambientales, y que también es sensible a las actitudes del público. Dentro de este contexto, el manejo de los desechos sólidos incluye todas las funciones administrativas, financieras, legales, de planificación e ingeniería involucradas en el espectro de soluciones a problemas de desechos sólidos que afectan a la comunidad por sus habitantes. Las soluciones pueden involucrar relaciones interdisciplinarias complejas tales como campos tan políticos como ciencias políticas, planificación urbana y regional, geografía, economía, salud pública, sociología, demografía, comunicaciones y conservación, lo mismo que ingeniería y ciencia de materiales.

El propósito de este capitulo es doble: proveer una introducción general al campo del manejo de los desechos sólidos y servir como base para la comprensión de las interrelaciones entre los principios de ingeniería que se presentan en la Parte II y los aspectos administrativos que se presentan en la Parte III. La información que se presenta en las cuatro secciones cubre: 1) una historia breve de la evolución y desarrollo de esta disciplina, 2) una descripción de los elementos funcionales de los sistemas de manejo de desechos sólidos, 3) una discusión breve del financiamiento y otros aspectos de sistemas de manejo de desechos sólidos que no se analizan en detalle en este libro, y 4) una discusión breve de la planificación del manejo de desechos sólidos.

 

2.1. Desarrollo Histórico

"Para describir las características de las diferentes clases de desechos, y dirigir la atención al hecho de que, se pudiera mantener un método uniforme de nomenclatura y registro de las cantidades manejadas por diferentes ciudades, entonces los datos obtenidos y la información así acumulada sería un avance material hacia la disposición sanitaria de los desechos. Tal uniformidad no acarrearía gastos sobre las ciudades, y se podrían hacer comparaciones y conclusiones correctas para el beneficio de otros. (9)".

Esta formulación de objetivos en sí misma no parece demasiado insólita, hasta que se reconoce que fue escrita en 1906 por H. de B. Parsons en su libro titulado "La Disposición de Desecho Municipal" (9). Revisando este libro, que pudo ser el primero en tratar únicamente con el tema de los desechos sólidos desde el punto de vista riguroso de la ingeniería, notamos que muchos de los principios básicos y métodos que cubren lo que hoy día se conoce como el campo del manejo de los desechos sólidos, no son nuevos y eran bien conocidos aún entonces. Por ejemplo, aunque el automotor ha reemplazado a la carroza halada por un caballo (vea la Figura 2.1), los métodos básicos de recolección de desechos sólidos continúan siendo los mismos; continúan siendo esencialmente intensivos en mano de obra. El desarrollo de datos uniformes para propósitos de comparación todavía continúan siendo una necesidad importante.

(a)

(b)

(c)

Fig. 2.1 Evolución de los vehículos usados para la recolección de desechos sólidos. (a) Carroza halada por caballo, alrededor de 1900 (9). (b) Camión a motor de neumáticos sólidos, alrededor de 1925 (7). (c) Vehículo moderno de recolección equipado con mecanismos de compactación, 1976.

Primeras Prácticas de Disposición

Los métodos más comúnmente reconocidos para la disposición final de desechos sólidos a principios de siglo eran: 1) arrojar sobre el suelo, 2) arrojar en el agua, 3) enterrar con arado en el suelo, 4) alimento para porcinos, 5) reducción, y 6) incineración (9,10). No todos estos métodos eran aplicables a todos los tipos de desechos. Enterrar con arado en el suelo se usaba para desechos de alimentos y barrido de calles. Alimento para porcinos y la reducción se usaron específicamente para desechos de alimentos (9).

Arrojar Sobre el Suelo. Debido a que era una tarea simple acarrear los desechos sólidos hasta los extramuros de la población y arrojarlos allí, los botaderos a campo abierto se convirtieron en un método común de disposición para comunidades urbanas, y la quema de estos botaderos fue una práctica común (vea la Figura 2.2). Los botaderos a campo abierto también atrajeron moscas y ratas que diseminaron enfermedades. Esta disposición peligrosa se convirtió en un tema de gran preocupación para las autoridades de salud pública a quienes se les dio la responsabilidad para controlar los desechos sólidos.

Fig. 2.2 Quemado en botaderos a campo abierto. (a) Botadero ubicado en una hondonada; (b) Botadero ubicado en un área plana. (California Department of Public Health, Bureau of Vector Control).

A través de los años, las divisiones de control de vectores del departamento de salud estatal y el USPHS lograron éxitos sobresalientes en el control de enfermedades transmitidas por vectores mediante el desarrollo, la promoción y la imposición de prácticas sanitarias en rellenos, lo mismo que el almacenamiento, la recolección y el transporte de desechos sólidos.

Arrojar en el Agua. Aunque este método fue usado por algunas ciudades costaneras, no fue favorecido debido a que las consecuencias de la polución fueron bien reconocidas. La desfiguración de la playa de Coney Island en la ciudad de Nueva York se convirtió en un caso oportuno (9). Sin embargo, la práctica continuó hasta 1933 cuando fue prohibido, finalmente, por la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Enterrar con Arado en el Suelo. Como ya se mencionó, este método de disposición mediante entierro con arado en el suelo fue usado para desechos de alimentos y barrido de calles. Debido a la necesidad de grandes áreas de terreno y al hecho de que los desechos de alimentos debían ser separados de otros desechos, este método no se usó extensivamente, pero volvió a tener interés en los años 1970.

Alimento para Porcinos. Con frecuencia, los desechos de alimentos fueron dados a cerdos en granjas cercanas a áreas urbanas, tales como las del Condado de Los Angeles y en las planicies enlodadas de Nueva Jersey. Los desechos de alimentos de la ciudad de Nueva York fueron dados a cerdos en las granjas malolientes al pasar el río en Secaucus, Nueva Jersey. Desafortunadamente, debido a esta práctica se extendió la triquinosis cuando se dieron pedazos de cerdo contaminado en la recirculación de desechos de alimentos, los que reinfectaron a otros cerdos y a la gente que consumió su carne. Hasta un 16 por ciento de la población de los Estados Unidos fue infectada al comer cerdo, sin cocer, alimentados con desechos de alimentos en el primer tercio de este siglo. No obstante, esta práctica continuó los años 50 y todavía se usa en algunas áreas aisladas de los Estados Unidos, bajo condiciones controladas de cocción y racionamiento.

Reducción. La reducción de desechos de alimentos, un método que ya no se usa, era un proceso de extracción de la grasa mediante el cual los desechos se trataban para separar las partes sólida y líquida y recuperar la grasa contenida en una o ambas porciones (10). La parte sólida era conocida como "fertilizante orgánico". Se desarrollaron y usaron varios procesos (9). La grasa recuperada se usó para hacer pomadas y los grados más baratos de perfumería, lo mismo que como grasa para vagones.

Incineración. Aunque la incineración fue considerada como un método de disposición final a principios de siglo, ahora es considerada como un proceso de reducción de volumen o un proceso de conversión de energía. Debido a que ha habido poco cambio en la aplicación de este proceso, se remite al lector a los Capítulos 8 y 9 para una discusión más detallada.

Los Comienzos del Manejo de los Desechos Sólidos

Los comienzos del manejo de los desechos sólidos se pueden hallar en la antigüedad y en la práctica de recircular desechos producidos por el hombre. Uno de los primeros intentos de manejo de los desechos sólidos en los Estados Unidos tuvo lugar a principios de siglo cuando la ciudad de Nueva York construyó un dique de madera alrededor de la isla Rikers en el río Este y llenó el área detrás de los pantanos con cenizas, desperdicios y barrido de calles (9). Los desechos fueron transferidos de vagones a lanchones en la ciudad de Nueva

York, remolcados a la isla, descargados mediante dragas de almeja a un transportador o a carros sobre rieles, y distribuidos. Ciertamente, fue necesaria alguna clase de plan de manejo para realizar esta gran operación. Nuevamente acá, es evidente que la planificación del manejo de desechos sólidos no es nueva.

El manejo esclarecido de desechos sólidos, con énfasis en el descargue controlado (conocido ahora como "relleno sanitario") , se puede encontrar a principios de los años 1940 en los Estados Unidos y una década antes en el Reino Unido (8) . La ciudad de Nueva York, bajo el liderazgo del Alcalde la Guardia y Fresno, California, con su Director de Obras Públicas inclinado a la sanidad, Jean Vincenz, fueron los pioneros en el método del relleno sanitario para gran des ciudades. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, bajo la dirección de Jean Vincenz, quien entonces dirigía la División de Reparaciones y Servicios en Washington, modernizó los programas de desechos sólidos para servir como modelo de rellenos sanitarios para comunidades de todos los tamaños. El departamento médico del Ejército, a través del Coronel W. A. Hardenbergh del Cuerpo Sanitario del grupo de ingeniería, tomó una parte activa en el control de vectores y en la prevención de la diseminación de enfermedades a las tropas que ayudaban a auspiciar el programa de relleno sanitario.

Las municipalidades no siguieron estos programas con consistencia. El Departamento de Salud Pública de California, junto con varios departamentos estadales de salud progresistas, establecieron normas para rellenos sanitarios y adelantaron campañas agresivas para la eliminación de botaderos convencionales. Todavía en 1965, después de una revisión completa de las prácticas de manejo de desechos en los Estados Unidos, el Congreso concluyó:

"... que los métodos ineficaces e inadecuados de disposición de desechos sólidos resultan en paisajes arruinados, crean serios riesgos a la salud pública, incluyendo polución del aire y los recursos hídricos, peligro de accidentes y aumento de enfermedades transmitidas por roedores e insectos, tienen un efecto adverso sobre los valores de la tierra, crean molestias públicas, dicho de otra manera interfieren con la vida y desarrollo de la comunidad; ... que la falla o incapacidad para recuperar y reusar tales materiales económicamente resulta en desperdicio innecesario y deterioro de los recursos naturales;..." (6).

El Congreso también encontró que la continuación en la tendencia a la concentración de población en áreas metropolitanas y urbanas ha presentado a estas comunidades serios problemas financieros y administrativos en la recolección transporte y disposición de desechos sólidos.

 

2.2. Elementos Funcionales

Los problemas asociados con el manejo de desechos sólidos en la sociedad de hoy día son complejos debido a la cantidad y naturaleza diferente de los desechos, el desarrollo irregular de grandes áreas urbanas, las limitaciones de recursos para servicios públicos en muchas ciudades grandes, los impactos de la tecnología, y las limitaciones emergentes de energía y materias primas. Como consecuencia, si el manejo de los desechos sólidos se va a realizar de una manera eficiente y ordenada, se deben identificar y comprender claramente los aspectos y relaciones fundamentales.

En este texto, las actividades asociadas con el manejo de desechos sólidos desde el lugar de producción hasta la disposición final han sido agrupadas en seis elementos funcionales identificados en la Figura 2.3 e ilustrados en las fotografías de la Figura 2.4. Considerando cada elemento funcional por separado, es posible, 1) identificar los aspectos y relaciones fundamentase involucrados en cada elemento y 2) desarrollar, donde sea posible, relaciones cuantificables con el propósito de hacer comparaciones, análisis y evaluaciones ingenieriles. Esta separación de elementos funcionales es importante debido a que permite el desarrollo de una estructura para evaluar el impacto de los cambios propuestos y los futuros avances tecnológicos. Como ejemplo, mientras los medios de transporte en la recolección de desechos sólidos han cambiado desde la carroza halada por el caballo hasta el vehículo a motor (vea la Figura 2.1), el método fundamental de recolección, es decir, el manejo a mano necesario, permanece igual (vea el Capitulo 6).

Fig. 2.3. Diagrama simplificado que muestra las interrelaciones de los elementos funcionales en un sistema de manejo de desechos sólidos.

 

(a)

(b)

 (c)

(d)

(e)

(f)

2.4 Representación pictórica de los elementos funcionales en un sistema de manejo de desechos sólidos. (a) Producción; (b) almacenamiento in situ; (c) recolección; (d) transferencia y transporte; (e) procesado y recuperación; (f) disposición.

Para resolver problemas específicos de desechos sólidos, los distintos elementos funcionales se combinan en lo que generalmente es conocido como un sistema de manejo de desechos sólidos. En la mayoría de las ciudades, un sistema de manejo de desechos sólidos comprende cuatro elementos funcionales: producción de desechos, almacenamiento in situ, recolección y disposición. Además, uno de los objetivos del manejo de desechos sólidos es la optimización de estos sistemas para proporcionar la solución más eficiente y económica, en concordancia con todas las restricciones impuestas por los usuarios del sistema y aquellos que son afectados o controlan su uso.

En la siguiente discusión se describen los elementos funcionales individuales. Cada uno se considera en detalle en la parte II. El propósito de la siguiente discusión es introducir al lector en los aspectos físicos del manejo de los desechos sólidos y establecer una estructura útil dentro de la cual se visualicen las actividades asociadas con el manejo de desechos sólidos.

Producción de Desechos

La producción de desechos comprende aquellas actividades en las cuales se identifican los materiales que ya no son útiles y son desechados o recogidos para su disposición. Por ejemplo, la envoltura de una barra de caramelo se considera de poco valor para el propietario una vez ha consumido el caramelo y con mayor frecuencia es desechada de inmediato, especialmente a campo raso. Lo que es importante en la producción de desechos es que hay una etapa de identificación y que esta etapa varía con cada individuo.

Debido a que la producción de desechos es, actualmente, una actividad no muy controlable, frecuentemente no es considerada como un elemento funcional. En el futuro, sin embargo, probablemente se ejercerá un mayor control sobre la producción de desechos. Por ejemplo, desde el punto de vista económico, el mejor lugar para sortear materiales de desecho con propósitos de recuperación es en la fuente de producción. Los propietarios de las viviendas se están volviendo más conscientes de la importancia de separar periódicos y cartón, latas de acero delgado, aluminio y botellas.

Almacenamiento In Situ

Aunque los desechos sólidos de fuentes urbanas pueden constituir sólo el 5 por ciento de los desechos sólidos de la nación, su manejo exige un gran esfuerzo continuo. La razón es que son desechos heterogéneos visibles que son producidos, en su mayor parte, donde la gente vive y en áreas con espacio limitado para el almacenamiento. Estos desechos no se pueden tolerar largo tiempo en base a premisas personales debido a su degradabilidad, y deben ser trasladados en un tiempo razonable, generalmente menos de 8 días.

El costo de proveer almacenamiento para desechos sólidos en la fuente normalmente es aportado por el dueño de la vivienda o apartamento en el caso de individuos, o por la administración de propiedades comerciales o industriales. El almacenamiento in situ es de importancia primordial debido a consideraciones estéticas, de salud pública y económicas involucradas. Frecuentemente, se ven recipientes de aspecto desagradable y lugares de almacenamiento al aire libre, ambos son inaceptables, en áreas residenciales y comerciales.

Recolección

El elemento funcional de recolección, como se usa en este libro, incluye no solamente la recogida de los desechos sólidos, sino también el acarreo de los desechos después de la recolección hasta el lugar donde es vaciado el vehículo de recolección. Como se muestra en la Figura 2-3, este lugar puede ser una estación de transferencia, o un sitio de disposición (relleno sanitario). En ciudades pequeñas donde los sitios de disposición final están cerca, el acarreo de los desechos no es un problema. En grandes ciudades, sin embargo, donde el acarreo al sitio de disposición frecuentemente es mayor a diez millas, el acarreo puede tener implicaciones económicas serias (7).

La solución al problema de acarreo a grandes distancias se complica con el hecho de que los vehículos a motor que son bien adaptados para el acarreo a larga distancia no son adecuados o particularmente económicos para la recolección casa por casa. Por consiguiente, en la mayoría de los casos, se necesitan instalaciones y equipos adicionales de transferencia y transporte.

Como se anotó en el Capitulo 1 (Tabla 1-4) , la recolección alcanza a cerca del 80 por ciento del costo anual ($2.64 billones en 1971) del manejo de los desechos sólidos urbanos. Este servicio puede costar al propietario de casa individual $30 por año o más, dependiendo del número de recipientes y frecuencia de la recolección. Típicamente, la recolección es proporcionada bajo varios sistemas administrativos, variando desde los servicios municipales hasta servicios de franquicia prestados bajo diversas formas de contratos. En varios lugares del país, grandes compañías de disposición de desechos sólidos, con contratos en muchas ciudades, poseen y operan vehículos de recolección y sitios de disposición en relleno sanitario.

Los servicios de recolección para industrias varían ampliamente. Algunos desechos industriales son manejados como desechos residenciales; algunas compañías tienen sitios de disposición en sus propiedades y usan cintas transportadoras o agua en el transporte. La última se usa para desechos minerales y agrícolas en muchos casos. Cada industria exige una solución individual a sus problemas de desechos.

Transferencia y Transporte

El elemento funcional de transferencia y transporte comprende dos etapas: 1) la transferencia de los desechos desde un vehículo de recolección pequeño a un equipo de transporte más grande y 2) el transporte subsiguiente de los desechos, generalmente, sobre grandes distancias, al sitio de disposición. la transferencia generalmente tiene lugar en una estación de transferencia. Aunque el transporte en vehículos de motor es más común, también se usan ferrocarriles o barcazas para transportar desechos.

Por ejemplo, en San Francisco los vehículos de recolección que son relativamente pequeños debido a las necesidades de maniobra en las calles de la ciudad, acarrean sus cargas a una estación de transferencia en el límite sur de la ciudad. En la estación de transferencia, los desechos descargados de los vehículos de recolección se vuelven a cargar en grandes camiones tractor- trailer. Los camiones cargados son conducidos a un sitio de disposición a unas 40 millas, en otro condado.

Procesado y Recuperación

El elemento funcional de procesado y recuperación incluye todas las técnicas, equipo, e instalaciones usadas para mejorar la eficiencia de los otros elementos funcionales y para recuperar materiales utilizables, conversión de productos o energía de desechos sólidos.

En la recuperación de materiales, como un ejemplo, las operaciones de separación han sido ideadas para recuperar recursos valiosos de los desechos sólidos mezclados, entregados a las estaciones de transferencia o plantas de procesado de desechos sólidos. Estas operaciones incluyen reducción de tamaño y separación de densidad mediante clasificadores de aire. Una ulterior separación puede incluir dispositivos magnéticos para extraer hierro, separadores de corriente en contraflujo para aluminio, y mallas para vidrio. También pueden ser reusados: la flotación, separación por inercia, y otras operaciones unitarias de la industria metalúrgica. la selección de cualquier proceso de recuperación es una función económica- costo de separación versus valor de los materiales recuperados o productos. Debido a que los precios fluctúan ampliamente, en cualquier análisis económico se deben considerar estimativos de los precios máximos y mínimos.

Actualmente, muchas de las operaciones y procesos unitarios para desechos sólidos están experimentando un desarrollo extensivo por parte de los fabricantes de equipo y por la EPA, a través de sus programas de investigación, desarrollo y demostración. Muchos de los métodos más antiguos se han encontrado insatisfactorios desde uno o más puntos de vista- salud pública, económicos, problemas ambientales, lo mismo que el agotamiento de terrenos disponibles y las subsiguientes restricciones colocadas sobre el uso de terrenos por las autoridades de planificación.

Disposición

El último elemento funcional en el sistema de manejo de desechos sólidos re presentado en la Figura 2.3 es la disposición. La disposición es el último destino de todos los desechos sólidos, ya sean desechos residenciales recolectados y transportados directamente a un relleno sanitario, desechos semisólidos (lodo) de plantas de tratamiento municipales o industriales, residuo del incinerador, abono, u otras sustancias de diferentes plantas de procesado de desechos sólidos que ya no son útiles a la sociedad.

Entonces, la planificación del uso de la tierra se convierte en un determinante primordial en la selección y operación de rellenos sanitarios. En muchas ciudades esto involucra a las comisiones de planificación de la ciudad, condado, u otra autoridad de planificación regional. Se exigen declaraciones de impacto ambiental (vea el Capitulo 3) para todos los nuevos sitios de relleno con el fin de asegurar el cumplimiento de las normas de salud pública, estética, y usos futuros de la tierra. Un relleno sanitario moderno no es un botadero a campo abierto. Es un método de disposición de los desechos sólidos que no crea molestias o riesgos para la salud, tales como criaderos de ratas e insectos y la contaminación del agua subterránea, o la seguridad pública.

Se deben seguir los principios de ingeniería para confinar los desechos al área más pequeña posible, reducirlos al mínimo volumen práctico mediante compactación en el sitio, y cubrirlos después de cada día de operación para reducir la exposición a las plagas. Después de que toda el área es llenada, se debe colocar una cubierta de tierra de 60 centímetros mínimo de espesor, y agregar más tierra- si se producen asentamientos diferenciales durante la descomposición de la materia orgánica subyacente. Esta descomposición es anaerobia y en consecuencia tiene una tasa de reacción muy lenta. Uno de los peligros de la biodegradación es la producción de gas metano. Aunque se forma a una velocidad lenta, se puede acumular debajo de edificaciones (5) y en consecuencia se debe ventilar a la atmósfera. En ciudades con rellenos sanitarios grandes se están haciendo intentos para recoger el metano y producir energía.

Uno de los conceptos más importantes es planificar el uso final de la tierra reclamada. Muchos campos de golf han sido establecidos sobre rellenos sanitarios. Parques, almacenamientos al aire libre y campos de atletismo ocupan sitio de muchos rellenos sanitarios antiguos. Estos deben ser planificados de manera que no se localicen edificaciones sobre los desechos sólidos en descomposición. la planificación se debe hacer antes del llenado de manera que, las áreas para construcciones sean llenadas únicamente con tierra.

Para eliminar el estigma de llenar terrenos bajos con desechos sólidos, la ciudad de Nueva York ha colocado grandes carteles adyacentes a las autopistas y sitios de rellenos. Estos carteles indican que se está llenando el terreno para un futuro campo de golf, bajo la dirección del Departamento de Parques (los planificadores), el Departamento de Saneamiento (disponen los desechos sólidos), y el Departamento de Obras Públicas (suministran el lodo de sus plantas de tratamiento de aguas residuales). Así, tres agencias de la ciudad están "matando tres pájaros con una piedra" y beneficiando al público con una planificación y operación cuidadosas.

 

2.3. Sistemas de Manejo de Desechos Sólidos

Los seis elementos funcionales que constituyen los sistemas de manejo de desechos sólidos han sido identificados y discutidos en la sección anterior. Estos elementos, como se anotó anteriormente, son los temas principales de este libro. En esta sección el objetivo es describir brevemente otros aspectos prácticos asociados con sistemas de manejo de desechos sólidos que no se cubren en detalle en este texto. Esto incluye: financiamiento, operaciones, manejo de equipo, personal, informes, contabilidad de costos y presupuestos, administración de contratos, ordenanzas y lineamientos, y comunicaciones públicas. Para información adicional sobre estos temas se recomiendan las Referencias 2 y 3.

Normalmente, en la mayoría de las ciudades y condados de los Estados Unidos, la responsabilidad de la operación o supervisión de contratos de sistemas de manejo de desechos sólidos está bajo la jurisdicción del departamento de obras públicas. Otros departamentos a los cuales se les ha dado esta responsabilidad incluyen: ingeniería, saneamiento, calles y saneamiento, servicios públicos y salud. Para comprender las interrelaciones de las preocupaciones cotidianas de estos departamentos será útil considerar primero la estructura organizacional de algunas agencias típicas de manejo de desechos sólidos.

Estructura Organizacional

La razón principal para desarrollar una estructura organizacional es la de identificar las relaciones y responsabilidades de los individuos responsables de lograr los objetivos establecidos o fines de la organización. Esto es especialmente importante para una agencia de manejo de desechos sólidos donde las tareas a ser ejecutadas son tan variadas.

La complejidad de la estructura varia de acuerdo al tamaño de la organización, como se ilustra en los diagramas de organización para el Departamento de Saneamiento de la ciudad de Nueva York y la División de Desechos Sólidos del Condado de Sacramento, California, que se muestran en las Figuras 2.5 y 2.6, respectivamente.

Fig. 2.5. Diagrama organizacional para el Departamento de Saneamiento, Nueva York (Reimpreso con permiso del American Public Works Association, Institute for Solid Wastes (3)).

Fig. 2.6. Diagrama organizacional para la División de Manejo de Desechos Sólidos, Condado de Sacramento, California. (Division of Solid Waste Management, Sacramento County).

Financiamiento

Los principales métodos de financiamiento de sistemas de manejo de desechos sólidos incluyen: 1) impuestos generales sobre la propiedad, 2) impuestos especiales sobre la propiedad, 3) cargos por servicio o derechos, 4) el concepto de servicio, 5) cargos por recipiente, 6) tasaciones especiales, y 7) ingresos varios(3). En la Tabla 2.1 se reportan dados sobre los métodos usados para financiar la recolección de desechos sólidos en 396 ciudades de los Estados Unidos. En la Referencia 3 se puede encontrar una discusión de las ventajas y desventajas de estos métodos.

Tabla 2.1. Métodos Usados para Financiar la Recolección de Desechos Sólidos en 396 Ciudades de los Estados Unidos en 1973*.

Método

Porcentaje de ciudades, población en (000)

Total

0-5

5-10

10-25

25-50

50-100

100-250

250-500

500-1000

Sobre 1000

Impuesto general

54,3

66,7

41,7

50,0

49,1

60,0

56,7

50,0

66,7

80,0

Cargo por servicio

30,8

16,7

50,0

34,4

34,9

28,0

30,0

25,0

13,3

20,0

Impuesto más cargo

12,6

16,7

8,3

14,1

13,2

11,0

13,3

14,3

13,3

0,0

Otros

2,3

0,0

0,0

1,6

2,8

1,0

0,0

10,7

6,7

0,0

* Reimpreso con permiso de American Public Works Association, Institute for Solid Wastes (3).

Operaciones

El número de divisiones de operación depende del tamaño de la agencia que maneja los desechos sólidos. Por ejemplo: en la ciudad de Nueva York, como se muestra en la Figura 2.5 oficinas independientes son responsables del equipo automotor, ingeniería, limpieza y recolección, disposición de desechos, administración, servicios médicos y administración de edificaciones. Por contraste, en una comunidad pequeña, uno o dos individuos pueden ser responsables de todas las operaciones.

Manejo de Equipo

El manejo apropiado del equipo comprende algo más que el mantenimiento. También incluye el análisis de la reposición de equipo, desarrollo de especificaciones para el equipo, y en organizaciones grandes, el diseño de características especiales del equipo. En vista del alza desmesurada de los costos del equipo, el manejo de éste se ha convertido en una actividad crítica y especializada en muchas agencias de manejo de desechos sólidos y exige el empleo de personal calificado.

Personal

La operación exitosa de cualquier agencia de manejo de desechos sólidos dependerá, en gran parte, de la selección, entrenamiento y supervisión de su personal. En la mayoría de las agencias, el manejo de personal está relacionado con: 1) la moral de los empleados y 2) salarios, horas y condiciones de trabajo. En la Referencia 3 se consideran detalles relacionados con el manejo, políticas y prácticas del personal.

Informes, Contabilidad de Costos y Presupuesto

Se ha dicho que "probablemente no hay otro campo donde la magnitud del esfuerzo para presentar informes ha sido tan insignificante como en la recolección de desechos sólidos" (3). En general, esta afirmación se aplica a todo el campo del manejo de los desechos sólidos. Sin embargo, con el aumento de los costos, se está haciendo más énfasis en los informes y contabilidad de costos el un esfuerzo para evaluar los costos verdaderos de las distintas actividades.

Para ayudar a las agencias locales de manejo de desechos sólidos, la EPA ha desarrollado un sistema de manejo de información llamado COLMIS. Este sistema orientado hacia costos se desarrolló para uso con computadoras y fue diseñado para lograr dos objetivos: 1) proporcionar a los administradores, a todos los niveles, herramientas para facilitar el proceso de toma de decisiones y 2) suministrar la información necesaria para la evaluación detallada de las necesidades para efectos de cambio en procedimientos operacionales (1). El uso de COLMIS y de una variedad de programas de computación que han sido desarrollados no han sido extensivos. En el futuro, sin embargo, se anticipa un uso más amplio de estos programas de computador a medida que se normalicen los procedimientos para reportar datos.

Administración de Contratos

La recolección de desechos sólidos en los Estados Unidos es real izada por agencias públicas municipales, organizaciones privadas bajo contrato con agencias gubernamentales, organizaciones privadas de recolección y varias combinaciones de éstos. En la Tabla 2.2 se resume la extensión en la cual se usa ahora cada tipo de arreglo. La selección de la recolección municipal, por contrato o privada se debe basar en una comparación válida de costos. Desafortunadamente, debido a los procedimientos deficientes de contabilidad de costos usados en el pasado, rara vez se dispone de la información necesaria en la cual se basen tales comparaciones. En muchas ciudades casi se ha institucionalizado la recolección por contrato.

Ordenanzas y Lineamientos

El desarrollo de ordenanzas y lineamientos efectivos para todos los elementos funcionales identificados en la Figura 2.3 hoy día es una responsabilidad importante de cualquier agencia de manejo de desechos sólidos. Aunque las ordenanzas varían de un estado a otro y de un lugar a otro, la mayoría de ellas incluyen provisiones que tratan de los siguientes tópicos: 1) definiciones, 2) responsabilidad de la administración, 3) almacenamiento in situ, 4) recolección, 5) transporte, 6) procesado, 7) disposición, 8) problemas especiales 9) financiamiento, y 10) violaciones y sanciones. En las Referencias 2 y 3 se pueden encontrar ordenanzas representativas, modelos de contratos y lineamientos.

Tabla 2.2. Tipo de Recolección de Desechos Sólidos Residenciales en 661 Ciudades de Norte América en 1973*

Método

Población (000)

5-10

10-25

25-50

50-100

100-500

Sobre 500

Sin especificar

Total

Porcentaje

Municipal

11

51

73

64

43

14

1

257

39

Contrato

11

19

41

22

9

1

3

106

16

Privado

2

12

34

25

5

2

3

83

12

Municipal y privado

2

14

30

23

32

3

-

104

16

Municipal y contrato

1

4

7

14

7

5

-

38

6

Municipal, contrato y privado

1

3

5

9

4

6

-

28

4

Contrato y privado

1

8

14

9

7

4

2

45

7

Total

29

111

204

166

107

35

9

661

100

* Reimpreso con permiso de American Public Works Association, Institute for Solid Wastes (3).

Comunicaciones Públicas

Debido a que los empleados de agencias de manejo de desechos sólidos tienen contacto directo frecuente ton el público, es especialmente importante que ellos estén conscientes de la necesidad de establecer relaciones adecuadas con la gente a quienes ellos sirven. Esto se puede lograr mediante programas apropiados de entrenamiento. Además, es igualmente importante que el público esté enterado de las actividades de la agencia de manejo de desechos sólidos. Los medios, métodos y técnicas para lograr este objetivo son muchos y variados. El enfoque seleccionado dependerá de la naturaleza de la información a ser diseminada. Un ejemplo de panfleto de información efectiva se puede encontrar en el Apéndice B.

 

2.4. Planificación del Manejo de los Desechos Sólidos

La planificación del manejo de los desechos sólidos se puede definir como al proceso mediante el cual se desarrollan alternativas y programas factibles para resolver problemas de desechos sólidos. En la mayoría de las actuaciones se deben presentar programas y planes alternativos al público y a los ejecutivos para su consideración, selección y adopción. Actualmente las interrelaciones entre los muchos factores técnicos, económicos, ambientales, sociales y políticos involucrados en estos problemas, no están bien definidos. Debido a que los detalles de la planificación del manejo de los desechos sólidos se incluyen en la Parte III, la siguiente discusión sólo intenta servir como una breve introducción a este tema.

Definición de términos

Al discutir la planificación en el campo del manejo de los desechos sólidos (al igual que en otros temas), los términos: elemento funcional, sistema (s) programas, alternativas y planes son usados frecuentemente. Además, es importante tener una comprensión clara de estos términos en el sentido en que son usados en este texto.

Elemento Funcional. Como se anotó anteriormente en este capitulo, el término elemento funcional se usa para describir varias actividades asociadas con el manejo de desechos sólidos desde el punto de producción hasta la disposición final. En general, un elemento funcional representa una actividad física. Los seis elementos funcionales usados en este libro son: producción de desechos, almacenamiento in situ, recolección, transferencia y transporte, procesado y recuperación y disposición.

Sistema. El ensamblaje de uno o más de los elementos funcionales para lograr un objetivo o fin dado se conoce como un sistema de manejo de desechos sólidos.

Programa. En el campo de la planificación del manejo de desechos sólidos, el término programa comprende todas las actividades asociadas con el desarrollo de una solución a un problema dentro de un elemento funcional de un sistema de manejo de desechos sólidos. Programas que tratan con problemas específicos relacionados a un elemento funcional pueden o no incluir temas de política y objetivos. Si lo hacen, deben ser presentados a los ejecutivos apropiados, tales como a los miembros del concejo municipal o a los directores del condado.

Alternativas. El término alternativa se usa para describir varias agrupaciones de programas como se presentan en los planes con el propósito de hacer comparaciones. Mediante la comparación de alternativas compuestas de programas individuales, es posible para los ejecutivos evaluar los impactos y la selección de una alternativa dada. Con frecuencia riesgos involucrados en la alternativa seleccionada será integrada por programas tomados de una o más alternativas propuestas.

Planes. Los planes de manejo de desechos sólidos se desarrollan para definir y establecer objetivos y políticas. Se pueden desarrollar planes para tratar con problemas a cualquier nivel- ciudad o condado, subregional o regional, estadal, o federal. Normalmente, un plan- local comprenderá uno o más elementos funcionales y uno o más programas de áreas. Por ejemplo, un programa local de recolección puede incluir solamente un programa del área asociada con la fijación de tarifas.

Preparación de Planes Integrales

A mediados de la década de 1970, los planificadores e ingenieros consultores de muchas partes de los Estados Unidos estaban comprometidos en estudios regionales de manejo de desechos sólidos como parte del mandato de la Ley Pública 92-208, la cual fue concebida para lograr soluciones completas a problemas ambientales regionales. El gobierno federal y los gobiernos estadales hicieron énfasis en la necesidad de la planificación regional del manejo de los desechos sólidos debido a que los gastos de muchas comunidades pequeñas llegaron a ser tan grandes y a la tendencia a la duplicación de instalaciones.

Objetivos y Fines de los Planes Integrales. Los objetivos de los planes regionales varían dependiendo del tamaño del área involucrada, la naturaleza de los problemas, y el número de jurisdicciones que se sobreponen. Frecuentemente, como se discute en el Capítulo 3, los objetivos generales o fines son especificados por la legislación. Comúnmente, los objetivos de planes integrales regionales serán formulados en un lenguaje explícito. Por ejemplo, considere la siguiente formulación de objetivos tomada del informe de la preparación de un plan integral para el Condado de los Angeles (4).

"Los objetivos principales del plan son preservar y mejorar nuestro ambiente suelo, aire y agua; conservar nuestros recursos; y proporcionar

protección a la salud, seguridad y bienestar públicos. Para lograr estos objetivos, el plan intenta traer mejoras, donde sean necesarias, en el manejo de desechos sólidos, con la mínima interferencia posible de los métodos comprobados de operación".

En la mayoría de los casos los fines de la planificación integral variarán con las condiciones locales o regionales. Debido a que las soluciones de hoy día rara vez satisfarán las necesidades de mañana, el f in más importante debiera ser el desarrollo de planes en los cuales se suponga un futuro desconocido y se provea un medio donde se puedan adaptar las aspiraciones y capacidades cambiantes de la sociedad.

Problemas de Administración Regional. La mayoría de los problemas de administración en desechos sólidos no conocen límites políticos. Muchas de nuestras ciudades más grandes están agotando los terrenos para la disposición de desechos en bruto o procesados. Por ejemplo, San Francisco agotó los terrenos para rellenos hace muchos años y usó terrenos en el Condado de San Mateo, a unas 10 millas al sur de la ciudad, para relleno y disposición de desechos sólidos. Cuando esos terrenos se llenaron, como se mencionó antes, la ciudad tuvo que recurrir a contratar con un segundo condado al sur, en el sitio Mountain View, Condado de Santa Clara, unas 40 millas al sur de San Francisco. La ciudad también ha tenido que negociar con el ferrocarril (Western Pacific Railroad) para acarrear los desechos sólidos a los desiertos a unas 350 millas al Este donde serían usados el corte de suelo y recubriendo en el relleno. El Distrito de Columbia ha considerado el acarreo de desechos por ferrocarril a Virginia. la ciudad de Filadelfia ha estudiado el llenado explotaciones mineras a campo abierto en el noreste de Pensilvania.

Otras naciones industrializadas tienen problemas semejantes. Barreras impenetrables como el Muro de Berlín son abiertas a vehículos que transportan desechos sólidos de Berlín Occidental a Berlín Oriental para llenar una cantera abandonada en territorio de Alemania Oriental y producir un ingreso para ese gobierno. Sin embargo, una cerca bordea la carretera que conduce a la cantera desde el Muro de Berlín, lo mismo que alrededor de la cantera. Tales son las ramificaciones políticas que enfrentan los grupos de manejo de desechos sólidos llamados a desarrollar planes integrales.

Sobreposición de responsabilidades y Jurisdicciones

El número de agencias con responsabilidades y jurisdicciones sobrepuestas que se deben considerar en el desarrollo de un plan integral de desarrollo hace de la tarea una empresa asombrosa. Para citar un ejemplo, considere el Condado de los Angeles, que es el condado más populoso y complejo de los Estados Unidos. Este condado tiene 78 ciudades incorporadas con una población total de unos seis millones y otro millón que vive en área no incorporadas. Par citar al Ingeniero del Condado, Harvey T. Brandt (4):

"Debido a la complejidad multijurisdiccional y fragmentación de la autoridad existentes en el manejo de desechos sólidos, se puede ver de inmediato que la preparación de un plan integral para todo el condado enfrenta muchos problemas. Una consideración importante es la preservación de la regla de la vivienda al máximo grado posible. Actualmente, cada ciudad independiente rige los servicios de recolección de desechos sólidos dentro de sus lotes, proveyendo en algunos casos la recolección con sus propios medios mientras que en otros se dan licencias, contratos o franquicias para la recolección a empresas privadas.

En forma semejante, en territorios no incorporados, algunas áreas han formado distritos para la disposición de basura, controlados por el Condado donde la recolección es realizada por contratistas. Otras áreas son servidas por acarreadores con licencia sobre una base libre. Igualmente, unas pocas ciudades operan sus propios sitios de disposición, mientras que otros rellenos son operados por los Distritos de Saneamiento del Condado o por empresas privadas".

2.5. Temas de Discusión

  1. De registros históricos, haga un breve desarrollo cronológico de los métodos de disposición usados en su comunidad durante los últimos 50 años. Donde sea posible identifique los eventos más importantes que condujeron al abandono de un método en favor de otro.
  2. Obtenga un diagrama de la organización de la agencia responsable del manejo de los desechos sólidos en su comunidad. ¿Cómo se compara con aquellos que se muestran en las Figuras 2.5 y 2.6. ¿Parece adecuada?.
  3. Contacte su agencia local de manejo de desechos sólidos y determine los programas para entrenar nuevos empleados. Desde su punto de vista como residente de la comunidad, ¿los programas de entrenamiento son adecuados para cubrir la mayoría de las situaciones que se van a encontrar en la rutina? Si no es así. ¿Cuáles otros temas o tópicos debieran ser incluidos en el programa de entrenamiento?
  4. Explique porqué los costos de recolección alcanzan al 60 u 80 por ciento de los costos totales de manejo de desechos sólidos.
  5. En su opinión ¿qué efecto tiene la propiedad y operación de sitios de disposición y rellenos por contratistas privados (comparado con agencias públicas) sobre la economía, eficiencia y aspectos ambientales de la operación?.
  6. ¿Por qué las prácticas de manejo de desechos sólidos se han desarrollado tan lentamente? ¿Cuáles cambios puede usted ver que se sucederán en el futuro?.
  7. Identifique y discuta brevemente los aspectos que usted crea importantes en el manejo de desechos sólidos al finalizar la década de los años 1970 y principios de los años 1980.
  8. Discuta las posibilidades y ventajas de un plan de manejo regional para las ciudades y poblaciones de su área, o de un área metropolitana. cerca de su casa o escuela.

 

2.6. Referencias

  1. A Collection Management Information System for Solid Waste Management (COLMIS). U.S. Environmental Protection Agency, Publication SW-57c, Washington, D.C. 1974.
  2. American Public Works Association. "Municipal Refuse Disposal," ed ed., Public Administration Service, Chicago, 1970.
  3. American Public Works Association, Institute for Solid Wastes: "Solid Waste Collection Practice," 4th ed., American Public Works Association, Chicago, 1975.
  4. Brandt, H.T.: Preparation of a Comprehensive Solid Waste Management Plan, Public Works, vol. 106, no. 5, 1975.
  5. Eliasen, R.: Housing Construction on Refuse Landfills, Engineering News-Record, vol. 138, no. 18. 1947.
  6. Eliassen, R.: Solid Waste Management: A Comprehensive Assessment of Solid Waste Problems, Practices, and Needs, Office of Science and Technology, Executive Office of the President, Washington, D.C. 1969.
  7. Hardenbergh, W.A.. "Municipal Sanitation," International Textbook, Seranton Pa., 1928.
  8. Jones, B.B. and F. Owen: "Some Notes on the Scientific Aspects of Controlled Tipping," Henry Blacklock and Co., ltd., Printers, Manchester, England, 1934.
  9. Parsons, H. de B.: "The Disposal of Municipal Refuse," 1st ed., Wiley New York, 1906.
  10. Report of a Study of the Collection and Disposal of City Wastes in Ohio, "Supplement to the Twenty- Fifth Annual Report of State Board of Health of the State of Ohio, Heer Printing, Columbus, Ohio, 1911.

Actualizado el 01/Jun/99
Comentarios al Webmaster