textos completos CEPIS/OPS/OMS

 

Análisis Sectorial de Residuos Sólidos en la Zona Metropolitana del Valle de México

Plan Regional de Inversiones en Ambiente y Salud.
Organización Panamericana de la Salud /Organización Mundial de la Salud
Serie Estudios No. 14
Departamento del Distrito Federal/Secretaría de Obras y Servicios
Dirección General del Estado de México/Secretaría de Ecologia
Febrero 1998


Tabla de Contenido

bbull.gif (150 bytes) Abreviaturas y Siglas
bbull.gif (150 bytes) Introducción
bbull.gif (150 bytes) Resumen Ejecutivo
bbull.gif (150 bytes)  1.Aspectos Generales
     1.1 Ubicación y superficie
     1.2 Geomorfología
     1.3 Clima
     1.4 Aspectos políticos
     1.5 Aspectos sociales
     1.6 Aspectos económicos
bbull.gif (150 bytes)  2.Area institucional
     2.1 Planes y programas
     2.2 Organización del sector
     2.3 Control institucional
     2.4 Recursos humanos
     2.5 Análisis institucional
     2.6 Puntos críticos
     2.7 Políticas, estrategias y acciones
bbull.gif (150 bytes) 3. Area Legal
     3.1 Soporte legal del sector residuos en la ZMVM
     3.2 Análisis legal
     3.3 Puntos críticos detectados
bbull.gif (150 bytes) 4. Area técnica
     4.1 Sistema de manejo de los RSM y peligrosos
     4.2 Análisis técnico de los sistemas de aseo urbano
     4.3 Puntos críticos
bbull.gif (150 bytes) 5. Area economico-financiera
     5.1 Características del sector
     5.2 Origen y aplicación de recursos
     5.3 Situación financiera del sector
     5.4 Puntos críticos
     5.5 Acciones propuestas
bbull.gif (150 bytes) 6. Area ambiental
     6.1 Efectos o impactos ambientales del manejo de residuos municipales
     6.2 Análisis ambiental
     6.3  Puntos críticos
bbull.gif (150 bytes) 7. Area de salud
    7.1 Los residuos sólidos y las enfermedades
    7.2 Residuos sólidos y salud en México y la ZMVM
    7.3 Puntos críticos identificados
bbull.gif (150 bytes) 8. Area socio-comunitaria
     8.1 Características
     8.2 Análisis socio-comunitario
     8.3 Puntos críticos
bbull.gif (150 bytes) 9. Proyectos Prioritarios 
    9.1 Area institucional
    9.2 Area legal
    9.3 Area técnica
    9.4 Area económico-financiera
    9.5 Area ambiental
    9.6 Area de salud
    9.7 Area socio-comunitaria
    9.8 Perfiles de proyectos prioritarios
bbull.gif (150 bytes) 10. Bibliografía
bbull.gif (150 bytes) Anexos
     A. Plan de inversiones
     B. Equipo de estudio


bbull.gif (150 bytes) Abreviaturas y Siglas

AID Agencia Internacional de Desarrollo (EUA)
BANOBRAS Banco Nacional
BID Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos
BIRF Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento
BPCs Bifenilos Policlorados
CNEC Cámara Nacional de Empresas de Consultoría
CPLADE Comité de Planeación Estatal
COPLADEMUN Comité de Planeación Municipal
CRETIB Corrosivos, Reactivos, Explosivos, Tóxicos, Inflamables y Biológicos Infecciosos
DDF Dirección General de Normatividad del Instituto Nacional de Ecología
DGNA Dirección General de Ordenamiento Ecológico e Impacto Ambiental del Instituto Nacional de Ecología
DGRMR Dirección General de Residuos, Materiales y Riesgos del Instituto Nacional de Ecología
DOF Diario Oficial de la Federación
DGSU Dirección General de Servicios Urbanos del Departamento del Distrito Federal
EPA Agencia para la Protección del Ambiente (EUA)
FEMISA Federación Mexicana de Ingeniería
Sanitaria y Ambiental
FINFRA Fondo de Infraestructura
GDF Gobierno del Distrito Federal
GEM Gobierno del Estado de México
GTZ Agencia de la República Federal de Alemania para la Cooperación Técnica (Alemania)
IMSS Instituto Mexicano del Seguro Social
INE Instituto Nacional de Ecología
INEGI Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática
INPC Indice Nacional de Precios al Consumidor
ISO International Standarization Organization
ISSSTE Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado
JICA Agencia de Cooperación Internacional del Japón
LGEEPA Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente
NAFINSA Nacional Finaciera S.A.
NMX Normas Mexicanas Voluntarias
NOM Norma Oficial Mexicana
OCDE Organización e Cooperación y Desarrollo
OMS Organización Mundial de la Salud
ONGs Organizaciones no Gubernamentales
ONU Organización de Naciones Unidas
OPS Organización Panamericana de la Salud
PEMEX Petroleos Mexicanos
PIAS Plan de Inversiones de Ambiente  y Salud (OPS)
PIB Producto Interno Bruto
PIBN Producto Interno Bruto Nacional
PNUMA Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente
POA Programa Operativo Anual
PROFEPA Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente
RE Residuos Especiales
RBI Residuos Biológicos Infecciosos
RP Residuos Peligrosos
RSM Residuos Sólidos Municipales
RSM y E Residuos Sólidos Municipales y Especiales
SCT Secretaría de Comunicaciones y Transportes
SECOFI Secretaría de Comercio y Fomento Industrial
SEDESOL Secretaría de Desarrollo Social
SEDUE Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (hoy SEMARNAP)
SEGEM Secretaría de Ecología del Gobierno del Estado de México
SEMARNAP Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca
SAU Sistema de Aseo Urbano
SHCP Secretaría de Hacienda y Crédito Público
SSA Secretaría de Salud
TLC Tratado de Libre Comercio
UNAM Universidad Nacional Autónoma de México
ZMVM Zona Metropolitana del Valle de México

bbull.gif (150 bytes) Introducción

Durante las últimas décadas, el desarrollo económico y social de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se ha caracterizado por una creciente conurbación del territorio del Distrito Federal (D.F.) con el de diversos municipios del Estado de México, situación que ha obligado a los gobiernos de ambas entidades a complementar esfuerzos para la prestación de servicios públicos en un ámbito común de acción.

Si bien las autoridades correspondientes han fortalecido la coordinación metropolitana en materia de desarrollo urbano, en especial en los sectores de transporte y vialidad, y agua potable, entre otros, no se ha conferido esta dimensión al manejo de residuos sólidos; servicio cuya atención a nivel metropolitano requiere integrar enfoques y propuestas plausibles que consideren su impacto en los programas relativos al medio ambiente, obras públicas, desarrollo social, etc.

Considerando lo anterior, los gobiernos del D. F. y del Estado de México, con la participación de la Organización Panamericana de la Salud/OMS, determinaron impulsar el desarrollo del presente análisis sectorial sobre el manejo de residuos sólidos en la ZMVM, con el propósito de orientar la formulación de políticas y estrategias metropolitanas que permitan mejorar la prestación de los servicios de recolección, limpieza de vialidades, transferencia, aprovechamiento y disposición final de los residuos en dicha zona.

Basado en trabajos multidisciplinarios, así como en los términos de referencia previamente acordados por representantes del Gobierno del D. F. del Gobierno del Estado de México, del Gobierno Federal y la OPS, se ha realizado el presente análisis sectorial de la ZMVM, estudiando aspectos institucionales, legales, técnicos, económico-financieros, de salud, ambientales y socio-económicos. La metodología utilizada se inscribe en los "Lineamientos Metodológicos para la Realización de Análisis Sectoriales en Residuos Sólidos", preparados por la OPS, la AID, el Banco Mundial y el BID.

El análisis sectorial fue realizado por un grupo de consultores con el apoyo de contrapartes del Gobierno del D. F., Gobierno del Estado de México, SEDESOL, SEMARNAP, INE, Comisión Nacional del Agua y Secretaría de Salud. Los trabajos se llevaron a cabo en Ciudad de México entre el 23 de mayo y 6 de junio de 1997. Se iniciaron con la realización de un taller orientado a definir el alcance y contenido del análisis, así como a programar las actividades para su ejecución. Previamente, se recopiló la información necesaria; consultas e informes elaborados por organismos relacionados con el manejo de residuos en la ZMVM. También se entrevistó a funcionarios de las entidades involucradas y se visitó algunos municipios de la zona. Asimismo se sostuvieron reuniones periódicas para el estudio de propuestas, intercambio de información y supervisión del avance de los trabajos. Finalmente, el grupo de coordinación del análisis efectuó la revisión de cada uno de los capítulos y la integración del documento final.


bbull.gif (150 bytes)  Resumen Ejecutivo

Características generales de la ZMVM

La Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) está conformada por los 57 municipios del Estado de México y las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal (D. F.). Se encuentra localizada en la región centro del país y limita al norte con el Estado de Hidalgo, al sur con el Estado de Morelos, al oriente con los Estados de Tlaxcala y Puebla, y al poniente con municipios del Estado de México. La superficie de la zona es de 7.860 Km2.

En la actualidad su población es de 17.2 millones de habitantes (INEGI, 1995) y está distribuida de la siguiente manera: 8.5 millones asentados en el D. F. y 8.7 en los municipios metropolitanos pertenecientes al Estado de México; población predominantemente urbana y con algunas localidades de entorno rural. La ZMVM, por su gran concentración de población es la zona de mayor importancia en el país; ha mostrado un índice de crecimiento mayor que el resto. Se incrementó de 13 millones en 1980, a 15.8 en 1990 y 17.2 en 1995. Los aumentos en términos absolutos son de 386.300 hab/año, lo cual debe ser considerado para articular un programa sectorial con la dinámica de población presente en la zona.

La ZMVM constituye la zona educativa más importante del país. La elevada concentración demográfica explica por qué el 17% del total nacional de los alumnos de educación básica, e igual porcentaje de maestros del país, se encuentran en ella. Por otra parte, la región concentra una parte importante de la actividad productiva nacional.

La contribución de la ZMVM al Producto Interno Bruto (PIB) del país se refleja principalmente en los sectores secundario y terciario, participando en promedio durante el período 1988-1992, con el 21,1 y 23,4%, respectivamente. El PIB de la actividad económica total de la región se mantuvo a lo largo del período referido con un crecimiento real promedio de 3,3%, mientras que el promedio del país lo hizo en 3,6%.

De acuerdo a los censos económicos de 1995, sobre industria, comercio y servicios, la ZMVM concentra el 30% del empleo nacional generado en los tres sectores. En la ZMVM la industria manufacturera registró 806.827 empleos, lo que representa el 30,6% de la ocupación secundaria del país. El sector comercio registró 579.466 ocupaciones, lo que representa un 27% del empleo generado a nivel nacional en dicha actividad. Los censos económicos han registrado información de la economía formalmente establecida, pero no han captado la ocupación informal que para la ZMVM es bastante significativa.

Área institucional

En la ZMVM, el análisis institucional del sector residuos sólidos identifica a diversas entidades, dependencias y organizaciones cuya participación se limita exclusivamente a la atención de aspectos particulares, ya sean de carácter normativo, técnico, operativo, de coordinación, financiero, ambiental o social.

Bajo este marco, se observa carencia de un concepto integral y regional del manejo de los residuos sólidos, no obstante que las distintas entidades del Sector registran problemáticas similares en cuanto a recolección, tratamiento y disposición final de dichos residuos.

Es importante señalar que si bien existe la Comisión Ambiental Metropolitana como la instancia a nivel regional para implementar la coordinación interinstitucional de políticas, planes y programas en materia ambiental, en la práctica se ha abocado principalmente a atender problemáticas ambientales diversas, sin dar prioridad al sector residuos sólidos. Para la ZMVM, aún no se cuenta con formulación de planes integrales, establecimiento de programas de desarrollo ni definición de metas sectoriales coordinadas.

Cabe señalar que en el pasado el Gobierno Federal, el Estado de México y el gobierno del D. F., realizaron importantes acciones para atender algunos problemas sobre residuos sólidos en la ZMVM y su ejecución representó un avance en las soluciones; dichas acciones incluyeron la elaboración de un programa metropolitano en 1991, cuya primera etapa se ejecutó en 1993.

Actualmente se registra falta de coordinación entre las dependencias encargadas de prestar los servicios relativos a residuos sólidos y aquéllas responsables de regularlo y aplicar las normas correspondientes.

Asimismo, en parte de los municipios y delegaciones políticas de la zona existe limitada capacidad institucional en los órdenes técnicos, financiero y administrativo; les impide asumir adecuadamente su función operativa y financiera. En estos municipios se carece de una definición clara de estructuras administrativas para la adecuada prestación de servicios de limpieza y disposición final.

También se carece de un sistema de información metropolitano de residuos sólidos. Cada entidad genera su base de datos con criterios diferentes, pasando esto a ser otra limitante para el desarrollo regional del Sector; dificulta el análisis de la problemática, la planeación, el proceso de toma de decisiones, la jerarquización de actividades, el establecimiento de recursos financieros, la organización de las instituciones federales, estatales y del D. F. que están involucradas, así como el seguimiento de la gestión.

Las principales acciones que se propone desarrollar son:

1. Promover la creación de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos para la ZMVM
        con la participación activa de la SEMARNAP, SSA, SEDESOL, EDOMEX, GDF.

2. Tomando como base el Programa Metropolitano de Residuos Sólidos de 1991, diseñar
        un Programa para el Manejo de los Residuos Sólidos en la ZMVM.

3. Fortalecer el entrenamiento, capacitación y organización de los recursos humanos del
        Sector promoviendo su desarrollo.

4. Establecer a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos un Sistema
        Metropolitano de Información sobre Residuos Sólidos.

Área legal

En la ZMVM el análisis legal del sector residuos permite identificar ciertas limitaciones que requieren ser atendidas a fin de fortalecerlo.

Dentro de esas limitaciones se pueden destacar los siguientes aspectos: 1) imprecisión respecto al ámbito de responsabilidades de las diferentes instituciones involucradas; 2) escasos instrumentos legales que prevean el carácter regional de la problemática del manejo y disposición de los residuos sólidos; 3) poca evolución de las disposiciones jurídicas vigentes en la región referentes a la prestación del servicio público de limpieza; 4) incremento de regulaciones jurídicas ambientales relacionadas con el manejo, disposición y tratamiento de residuos sólidos que no consideran las condiciones de infraestructura y financiamiento de los principales responsables de la prestación de servicios del sistema de aseo urbano, concretamente los ayuntamientos y las unidades administrativas de las delegaciones políticas del D. F. competentes; y 5) falta de soportes jurídicos para que los prestadores del servicio puedan cobrar a los usuarios por gastos de operación.

Para atender la situación descrita, resulta indispensable reorientar las políticas del Sector en el sentido de fortalecer la legislación vigente con objeto de ampliar y precisar la regulación en materia de prestación del servicio público de limpieza. Así se definiría el ámbito de responsabilidades de los prestadores y también se les dotaría de atribuciones respecto de la determinación de tarifas y definición eficiente de mecanismos de recursos administrativos. Además de establecer las responsabilidades de los generadores de residuos, asegurar la existencia de mecanismos de coordinación institucional adecuados, definir políticas, estrategias y acciones a nivel regional, ampliar los procedimientos para la defensa de particulares en su carácter de beneficiarios de la prestación e involucrar la variable ambiental.

El presente análisis sugiere la realización de las siguientes acciones relevantes:

- Diseñar y ejecutar un programa para revisión y actualización del marco normativo vigente en la
        ZMVM relacionado con los residuos sólidos municipales (RSM) e industriales.

- Elaborar y tramitar una iniciativa de ley para la prestación de los servicios del sistema de aseo urbano
        por particulares en el Estado de México.

- Proponer las reformas a la Ley de Hacienda Municipal del Estado de México referentes a tarifas por
        la prestación del servicio.

- Actualizar e incluir en el Código Financiero del D. F. las tarifas en cada uno de los servicios otorgados
         por el GDF.

- Constituir la Comisión Metropolitana de Residuos en el Valle de México.

Área técnica

En la ZMVM, el sector residuos sólidos presenta rezagos significativos debido a que no se aplicaban estrategias coordinadas entre los responsables de la prestación. A partir de 1985, se inicia un mejoramiento del manejo, tratamiento y disposición final de los RSM incorporando conceptos técnicos en las diversas acciones.

Se determinó que para la ZMVM la disposición final requería atención prioritaria por no contar con infraestructura de confinamiento adecuado.

Otros aspectos prioritarios se dieron en la fase de transferencia, así como la intensificación de acciones de limpieza urbana y rehabilitación del parque vehicular. Se llevaron a cabo en una primera etapa las siguientes acciones:

- Clausura de tiraderos a cielo abierto.
- Saneamiento y reforestación de sitios clausurados.
- Conformación de infraestructura para la disposición final con base en la técnica de relleno
         sanitario.
- Mejoramiento del sistema de transferencia.
- Limpieza urbana en zonas críticas.
- Fortalecimiento de la infraestructura para recolección.

Se fortaleció la infraestructura de transferencia en zonas de alta generación distantes de los sitios de disposición final que presentaban déficit en la recolección. A partir de 1991, en la ZMVM esta infraestructura se ha incrementado y modernizado con la construcción de 14 nuevas estaciones de transferencia.

Este año, 1997, el gobierno del Estado de México y el del D. F. iniciaron el Programa Metropolitano que propone la clausura y saneamiento de sitios de disposición final, ubicación y construcción de rellenos sanitarios de carácter metropolitano y fortalecimiento de la infraestructura para manejo y transporte de los RSM. Este programa logró algunos de sus objetivos pero se suspendió por falta de recursos económicos.

En la ZMVM se han establecido tres plantas de selección y aprovechamiento y una para tratamiento de lixiviados. También se establecieron diversas instalaciones privadas para tratamiento de residuos peligrosos. Se han instrumentado programas de monitoreo ambiental apoyados por el Laboratorio Central de Biología Ambiental.

Se ha promovido la creación de instituciones que proporcionan apoyo técnico en la operación y control de sistemas de manejo, tratamiento y disposición final de RSM.

En la ZMVM, aunque los avances logrados en los últimos años son significativos, todavía existen aspectos que requieren atención. El análisis sugiere la realización de las siguientes acciones:

- Conceptualizar estrategias de manejo, tratamiento y disposición final de los RSM bajo un          esquema regional.
- Actualizar la información referente a las diferentes etapas del manejo, tratamiento y   
       disposición final de residuos sólidos.
- Reordenar el barrido y recolección mediante diseño de rutas y fortalecimiento del equipo
        utilizado.
- Completar la infraestructura de transferencia mediante esquemas regionales.
- Propiciar la implementación de las diversas alternativas de tratamiento por parte de la
        iniciativa privada.
- Ubicar nuevos sitios de disposición final.
- Ubicar infraestructura de tratamiento para el control de los residuos industriales.

 

Área económico-financiera

El análisis de esta área ha permitido identificar una problemática que interactúa con lo institucional y socioeconómico, entre otras.

Algunas de las limitaciones se inscriben en el magro desarrollo que el Sector ha logrado y el de los fondos aplicados que son fundamentalmente de asignaciones presupuestales. Lo anterior, si bien ha favorecido que el Sector no presente endeudamiento externo, no ha promovido la participación del sector privado ni el desarrollo de otros sistemas de financiamiento. Conviene emplear modelos de participación privada vía licitaciones públicas. A través de éstas se pueden contratar parte de los servicios que se prestan y también cobrar por servicios de recolección a usuarios considerados mayores; los que presentan generación de 200 kg./día, además de los particulares que de manera directa utilizan el servicio de recepción en estaciones de transferencia y sitios de disposición final.

Otro aspecto importante es el volumen informal de ingresos del servicio. El usuario no paga tarifa al ente prestador, sino que existe la práctica generalizada del pago de propinas, a lo que se suman ingresos asociados por actividad de pepena.

También se puede observar que la aplicación de fondos se orienta fundamentalmente a operación y mantenimiento, y en niveles muy inferiores, a inversiones. Éstas últimas se han dirigido en especial a adquisición de equipo, atención de tratamiento y disposición final.

La realización del análisis permite proponer las siguientes acciones:

1. Impulsar el desarrollo de un modelo que permita pasar del esquema de subsidio al
        autosustentable.
2 . Instaurar en los entes operadores del servicio criterios de gestión y resultados
        estableciendo metas a corto, mediano y largo plazo.
3. Asociar la ejecución de un programa de financiamiento al Programa Metropolitano de
        Residuos Sólidos.
4. Formular y formalizar un conjunto de políticas financieras que permitan alcanzar los
       objetivos de modernización del Sector.

Área ambiental

El análisis ambiental del sector de residuos sólidos de la ZMVM permitió definir e identificar los principales impactos ocasionados al entorno por su manejo, tratamiento y disposición final, así como sus respectivas estrategias y acciones a seguir.

El principal problema lo presenta el inadecuado retorno de materiales considerados como residuos a los procesos productivos y al medio natural. Tal situación refleja sus mayores efectos en la etapa de disposición final de los RSM, ya que los grandes volúmenes depositados provocan una serie de problemas de tipo ambiental; generación de gases y lixiviados.

El deficiente almacenamiento y diseño origina proliferación de fauna nociva con el consecuente impacto a la salud y ambiente. Respecto al transporte, algunos vehículos son inadecuados para realizar esta actividad; propician dispersión de residuos y escurrimiento de líquidos.

El análisis recomienda prioridad para las siguientes acciones:

- Realizar estudios de impacto y riesgo ambiental sustentados en metodologías que apoyen
        la conveniencia de ubicar infraestructura para manejo, tratamiento y disposición final de
        los  RSM e industriales que ofrezcan el menor efecto negativo al ambiente.
- Analizar la normatividad vigente en cuestión de protección ambiental.
- Fomentar la utilización de almacenamiento adecuado en las diversas fuentes generadoras
        que reduzcan los impactos a la población.
- Supervisar que se utilicen vehículos adecuados para recolección y propiciar
         modernización del parque vehicular.
- Diseñar y construir estaciones de transferencia con criterios ecológicos que minimicen los
        impactos al entorno urbano.
- Diseño y construcción de sitios de disposición final que incluya obras que garanticen el
        control ambiental de las instalaciones.
- Continuar el inventario ambiental de sitios de disposición final en operación para poder
         identificar a los que están afectando el entorno ambiental para su clausura y/o
         saneamiento.

Área de salud

El mal manejo de los RSM e industriales deteriora la salud pública. Esta situación crea la necesidad de realizar estudios y aplicar medidas que ofrezcan soluciones oportunas para mejorar la calidad de vida en la ZMVM.

Se identificó el desarrollo de un grupo de enfermedades que pueden evitarse con medidas de saneamiento y control sanitario de los residuos sólidos y fauna nociva. Para tal efecto, el análisis de la problemática de residuos sólidos en la ZMVM permitió establecer estrategias y acciones a corto y mediano plazo para la solución de problemas relacionados con el inadecuado manejo de dichos residuos.

En los sitios de disposición final existen diversas fuentes y formas de exponerse a factores de riesgo y efectos dañinos a la salud. Estos riesgos se ven incrementados por situaciones que prevalecen actualmente; carencia de cultura de seguridad laboral, operación deficiente y pepena en el sitio.

No se cuenta con estudios oficiales o investigaciones sobre los efectos a la salud relacionados con los factores de riesgo. Tampoco se dispone de programas de vigilancia epidemiológica y ambiental en poblaciones expuestas en el manejo, tratamiento y disposición de RSM e industriales.

Otro factor crítico que causa riesgos a la salud pública por manejo de RSM e industriales, es la insuficiencia de profesionales capacitados para realización de evaluaciones de riesgo y estudios de caso.

En el área de salud, para solucionar la problemática antes referida se recomienda realizar:

- Estudios que permitan evaluar los riesgos ocasionados a la salud pública por exposición a
        factores contaminantes generados en instalaciones para el manejo de RSM e industriales,
        tanto del personal que labora en dichas instalaciones como de la población colindante.

- La implementación de programas de vigilancia epidemiológica y monitoreo ambiental en
        poblaciones expuestas y colindantes a estaciones de transferencia, plantas de selección y
       aprovechamiento, plantas de tratamiento y sitios de disposición final, en operación y
        clausurados.

- El establecimiento de programas permanentes de educación sanitaria y ambiental en
        relación al manejo, tratamiento y disposición final de los RSM e industriales.

- El registro de enfermedades relacionadas con el manejo, tratamiento y disposición final
       de los RSM e industriales para obtener información estadística confiable.

Área socio-comunitaria

El análisis socio-comunitario del sector residuos sólidos en la ZMVM identifica a la comunidad como uno de los generadores más importantes de grandes volúmenes de residuos. Esta situación demanda mayores inversiones para la prestación de servicios de recolección, transporte, tratamiento y disposición final.

La práctica tradicional de depositar todo tipo de residuos mezclados en un mismo recipiente, es un factor importante que incide en el manejo de los residuos sólidos; dificulta y encarece la prestación.

En la población se identifica bajo nivel de educación y conciencia ambiental. También desconocimiento de los impactos que se derivan de la generación de basura que en la ZMVM asciende a 21.000 tn/día aproximadamente.

El manejo de los residuos sólidos en la ZMVM, desde la recolección hasta su disposición final, es de costo elevado. Este costo lo asumen los organismos prestadores; tienen la responsabilidad técnica y administrativa de atender cada una de las fases, sacrificando el aspecto económico por los sociales y ecológicos. Este manejo se trata de un servicio público prioritario que debe proporcionarse a toda la población en forma gratuita; constituye parte de la prestación de un conjunto de servicios que son subsidiados.

No obstante lo anterior, en la ZMVM gran parte de la comunidad realiza pago informal en forma de propina al personal que presta servicio de recolección. En algunas ocasiones es voluntaria y en otras aparece como retribución para tener acceso a dicho servicio.

En torno al servicio de recolección existe un subsistema de carácter informal. Su función consiste en realizar una prepepena de materiales valiosos que son separados en las rutas de atención domiciliaria. En la práctica reduce la eficiencia del recorrido e incrementa los costos de operación.

Por otra parte, los pepenadores, de manera informal, siempre han practicado actividades de selección y recuperación de materiales reciclables y por tradición se ubican en los sitios de disposición final. A partir de 1985, se registró un cambio que de manera gradual eliminó el proceso de separación de materiales en dichos sitios.

En la ZMVM se han ejecutado acciones orientadas hacia el reciclaje de residuos, fortaleciendo la infraestructura para la separación mecanizada en plantas en un esquema de beneficio social y ecológico. Se han logrado avances en el desarrollo social de los grupos de pepenadores; actualmente laboran en las plantas de separación, pasando de condiciones laborales precarias y marginalidad a una situación de obrero calificado.

Cada uno de los municipios de la ZMVM es responsable de la prestación de servicios de recolección, transporte, tratamiento y disposición final de residuos sólidos. Se presentan rezagos por insuficiencia de recursos para atención adecuada porque el trabajo ha sido individual y se han diluido los esfuerzos. El manejo regional posibilitaría mejorar resultados y unificar esfuerzos y recursos.

Las principales acciones que se propone desarrollar son:

1. Promover la minimización de residuos sólidos a través de la participación de la
        comunidad en programas de separación de residuos desde la generación.
2. Impulsar programas regionales en la ZMVM, orientados a eficientar la prestación de
        servicios del manejo integral de residuos sólidos.
3. Desarrollar programas de educación ambiental a fin de concientizar a la sociedad sobre la
        problemática del manejo de residuos sólidos, su impacto en la salud y medio ambiente,
       así como los beneficios de una política de reciclaje.
4. Evaluar la aplicación de tarifa por la prestación del servicio de recolección de residuos,
        considerando el sector que los genera, el volumen y el nivel socio-económico, con el
        propósito de reinvertir en el mismo sector los recursos captados.


bbull.gif (150 bytes) 1. Aspectos Generales


1.1 Ubicación y superficie

La Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) se localiza en la porción meridional de la altiplanicie mexicana, en la región denominada Cuenca de México. Se encuentra comprendida entre los paralelos 19° 01' 18" y 20° 09' 12" de latitud norte y los meridianos 98° 31' 58" y 99° 30' 52" de longitud oeste de Greenwich. Limita al norte con el Estado de Hidalgo; al sur con Morelos; al este con Tlaxcala y Puebla y al oeste con los municipios del Estado de México.

Para efectos de este análisis sectorial, la ZMVM la conforman el Distrito Federal (D. F.) con sus 16 delegaciones y el Estado de México con 57 municipios (gráfico 1.1 y tabla 1.1).

La superficie de la ZMVM es de 7.860.0 km². Este territorio se ha ido incrementando debido a la conurbación de nuevos municipios a la zona metropolitana. En conjunto, el D. F. y el Estado de México conforman una superficie total de 24.001 km².

1.2 Geomorfología

La ZMVM, tanto por sus límites como por su morfología, presenta características montañosas. La Cuenca se extiende sobre una de las zonas tectónicas más complejas; la correspondiente a la porción oriental del Eje Neovolcánico que corresponde al sistema volcánico del país, desarrollado en el transcurso de todo el período Cenozoico, cuando el Cuaternario aún no había concluido.

La porción central de la zona metropolitana sólo está separada de la cuenca del extremo sur (Xochimilco) por un levantamiento reciente de dirección oriente-poniente (Sierra de Santa Catarina). Las unidades morfoestructurales de la zona son cinco: planicies bajas, planicies elevadas, talud transicional (pedimento), estructuras tectovolcánicas principales y elevaciones volcánicas menores.

Gráfico 1.1
Ubicación geográfica de la Zona Metropolitana del Valle de México


 Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática, Censos de Población y Vivienda 1995

Tabla 1.1
Zona metropolitana del Estado de México

   No.              Clave                   Nombre    No.           Clave               Nombre
   1                    002                  Acolman    31               059                Nextlalpan
   2                    009                  Amecameca    32               060                Nicolas Romero
   3                    010                  Apaxco    33               061                Nopaltepec
   4                    011                  Atenco    34               065                Otumba
   5                    013                Atizaban de Zaragoza    35               068                Ozumba
   6                    015                  Atlauta    36               069                 Papalotla
   7                    016                  Axapusco    37               070                 Paz La
   8                    017                  Ayapango    38               075         San Martín de las Pirámides
   9                    020                  Coacalco    39               081                Tecamac
10                    022                  Cocotitlan    40               083                Temamatla
11                    023                  Covotepec    41               084                Temascalapa
12                    024                  Cuautitlan    42               089                Tenango del Aire
13                    025                  Chalco    43               091                Teoloyucan
14                    028                  Chiautla    44               092                Teotihuacan
15                    029                  Chicoloapan    45               093                Tepetlaoxtoc
16                    030                  Chiconcuac    46               094                Tepetlixta
17                    031                  Chimalhuacan    47               095                Tepotzotlan
18                    033                  Ecatepec    48               096                Tequixquiac
19                    034                  Ecatzingo    49               099                Texcoco
20                    035                  Huehuetoca    50               100                Tezoyuca
21                    036                  Hueypoxtla    51               103                Tlamanalco
22                    037                  Huixquilucan    52               104                Tlanepantla de Baz
23                    038                  Isidro Fabela    53               108                Tultepec
24                    039                  Ixtapaluca    54               109                 Tultitlan
25                    044                  Jaltenco    55               120                 Zumpango
26                    046                  Jilotzingo    56               121                Cuautitlan Izcalli
27                    050                  Juchitepec    57               122         Valle de Chalco Solidaridad
28                    053                  Melchor Ocampo
29                    057                  Naucalpan de Juarez
30                    058                  Nezahualcoyotl

 

Distrito Federal
       No.            Clave             Nombre     No.           Clave               Nombre
        1                002               Azcapotzalco     9                  010               Alvaro Obregon
        2                003               Coyoacan    10                 011               Tlahuac
        3                004           Cuajimalca de Morelos    11                 012               Tlalpan
        4                005               Gustavo A   Madero    12                 013               Xochimilco
        5                006               Iztacalco    13                 014               Benito Juarez
        6                007               Iztapalapa    14                 015               Cuauhtemoc
        7                008               Magdalena Contreras    15                016                Miguel Hidalgo
        8                009               Milpa Alta    16                017                Vnustiano Carranza

Fuente: Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática, Censo de Población y Vivienda 1995

1.3 Clima

Debido a la altitud donde se encuentra gran parte de la ZMVM, su clima es tropical de montaña. La temperatura es menguada debido a la altura del valle. Otros rasgos climáticos, como la regularidad e intensidad de precipitación son los típicos del trópico. Por otra parte, durante la estación invernal, la Cuenca de México se encuentra bajo la influencia de las masas de aire polar características de las regiones templadas ubicadas fuera de los trópicos. El clima de la ZMVM, como el de la mayor parte del país, está determinado por los sistemas atmosféricos, distinguiéndose así dos estaciones climáticas bien definidas: el semestre de sequía, centrado en el invierno (noviembre - abril) y la estación lluviosa (mayo - octubre).

1.4 Aspectos políticos

1.4.1 Organización político - administrativa del D. F.

La ZMVM abarca dos regiones con diferentes gobiernos y organización política: el D. F. y el Estado de México.

De 1941 a la fecha, el gobierno del D. F. se encuentra a cargo del Presidente de la República; lo ejerce por conducto del Jefe del Departamento del D. F. A partir de diciembre de 1997, se elegirá un gobernador a través de sufragio popular y directo; administrará el D. F. durante los próximos tres años.

En la actualidad, tanto el Jefe del DDF como los secretarios y demás funcionarios públicos de alta jerarquía son designados por el Jefe del Ejecutivo Federal. El titular del DDF, previo acuerdo con el Presidente de la República, nombra a los delegados y subdelegados.

Las Delegaciones del Gobierno del D. F. son órganos desconcentrados y están a cargo de un delegado, el cual es nombrado y removido por el jefe del GDF, previo acuerdo con el Presidente de la República. El Delegado Político debe residir en el D. F. desde por lo menos dos años antes a la fecha de su nombramiento.

Los delegados políticos ejercen las atribuciones que corresponden al Gobierno del D. F. en sus respectivas jurisdicciones. Quedan exentas aquellas atribuciones que por su naturaleza sean propias de los órganos de la administración centralizada. La desconcentración de atribuciones siempre es general; garantiza la autonomía de su ejercicio a los delegados políticos en coordinación con los órganos de la administración central para el mejor gobierno de la entidad.

Las delegaciones políticas del D. F. tienen delimitaciones perimetrales. Ver gráfico 1.1.

La función legislativa del D. F. corresponde a la Asamblea de Representantes.

Las facultades de la Asamblea son:

1) Expedir la ley orgánica que regulará su estructura y funcionamiento interno;
2) Examinar, discutir y aprobar anualmente la Ley de Ingresos del Presupuesto de Egresos del D. F.;
3) Formular su proyecto de presupuesto;
4) Determinar la ampliación del plazo de presentación de las iniciativas de Leyes de Ingresos y del Proyecto
    de Presupuestos de Egresos, así como la Cuenta Pública;
5) Formular observaciones del Programa General de Desarrollo del D. F.;
6) Expedir la Ley Orgánica de los Tribunales de Justicia;
7) Iniciar leyes o decretos relativos al D. F. ante el Congreso de la Unión;
8) Legislar en el ámbito local, en lo relativo al D. F., en materia de administración pública local, su régimen
     interno y procedimientos administrativos;
9) Citar a los funcionarios públicos de la administración pública del D. F. para que informen cuando se
    discuta una ley;
10) Conocer de la renuncia y aprobar las licencias del Jefe de Gobierno del D. F.;
11) Ratificar, en su caso, el nombramiento del Jefe de Gobierno del D. F.;
12) Ratificar, en su caso, los nombramientos que haga el Jefe de Gobierno del D. F., entre otros.

1.4.2 Organización político - administrativa del Estado de México

Por el carácter federal de la República, los Estados están facultados para autodeterminar su régimen interno siempre y cuando su Constitución respete la forma de gobierno republicano, representativo y popular, y se conserve el municipio libre como base de su división territorial y organización político - administrativa. (Artículo 115 de la Constitución Política ). También por mandato de la Constitución se dispone que cada municipio sea administrado por un ayuntamiento de elección popular directa. El Ayuntamiento es un órgano colegiado y según lo establece el Artículo 135 de la Constitución Política del Estado de México para su respectiva jurisdicción, constituye "una asamblea deliberante". Su función principal es la resolución de los asuntos administrativos que se someten a su decisión; la ejecución de sus resoluciones corresponde al Presidente Municipal, quien funge como Jefe de Asamblea. Además del Presidente Municipal, los ayuntamientos están integrados por síndicos y regidores en número variable para cada caso. A los primeros se les atribuyen funciones de procuración, defensa y promoción de los intereses municipales y efectúan labores de control y fiscalización de la Tesorería Municipal, y principalmente el ejercicio presupuestario. Los regidores por su parte, asesoran al Presidente Municipal en los distintos aspectos de administración del municipio e incluso lo sustituyen en su ausencia. Los funcionarios municipales se eligen por tres años y no pueden ser reelegidos para el período administrativo siguiente.

Legislativamente, los municipios están sujetos a la normatividad que expidan los congresos locales; en este caso a la legislación del Estado de México, aunque tenga facultades para expedir, por conducto de los ayuntamientos, bandos municipales que corresponde promulgar al presidente de cada municipio. Los bandos se integran por disposiciones reglamentarias de observancia general que se refieren al gobierno y administración del municipio.

Además, los ayuntamientos tienen facultad para emitir reglamentos municipales, circulares y disposiciones administrativas para regular el régimen de las diversas esferas de competencia de sus órganos. En determinadas ocasiones actúan también como asambleas legislativas.

Como autoridades auxiliares los municipios cuentan con:

1) delegados municipales en cada centro de población;
2) jefes de sector o de sección;
3) jefes de manzana;
4) comisiones de planificación y desarrollo; y
5) consejos de colaboración y participación ciudadana.

1.5 Aspectos sociales

1.5.1 Población

La Zona Metropolitana del Valle de México es uno de los conglomerados urbanos más grandes del mundo, su población sólo la superan Tokio y Sao Paulo. Esta área representa el 0,2% del territorio nacional y concentra a 17.219.534 habitantes que representan casi la quinta parte de la población nacional.

La ZMVM ha presentado un índice de crecimiento mayor que el resto del país. Su población se incrementó de 1.7 millones en 1940, a 5.4 millones en 1960, 13 millones en 1980, 15.8 millones en 1990 y 17.2 millones en 1995 .

El D. F. y los municipios del Estado de México presentan tasas de crecimiento muy diferentes. Mientras que el primero ha disminuido marcadamente su crecimiento anual, de 5,1% entre 1950 y 1960, a 3,3% en la década entre 1960 y 1970, 1,9% entre 1970 y 1980, 0,2% entre 1980 y 1995. Los últimos han conservado altas tasas de crecimiento: 26,6% entre 1950 y 1960; 18,9% entre 1960 y 1970; 9,3% entre 1970 y 1980 y 4,59% entre 1980 y 1995 (gráfico 1.2).

De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), para 1995 la ZMVM tenía 17.219.534 habitantes, equivalente al 18,9% del total nacional. De éstos, 8.483.623 corresponden al área del D. F. y 8.735.911 al Estado de México. A pesar de disminuciones considerables, los aumentos de población en términos absolutos son de 386.300 habitantes por año, lo cual debe considerarse para articular un programa sectorial de residuos sólidos con la dinámica de población presente en la ZMVM.

Gráfico 1.2
Tazasde crecimiento de población en la ZMVM

Fuente: INEGI, Censos de Población y Vivienda, varios años  

Otros aspectos demográficos interesantes de resaltar para los fines de este análisis son los siguientes: la densidad de población medida en habitantes/km² para el D.F., fue la más alta del país, con un valor de 5.660. El Estado de México es la segunda, con 545; ambas muy elevadas si se considera que el promedio nacional es de 46 hab/km². El valor promedio de la densidad para la ZMVM alcanza a 3.746 hab/km². El parámetro relativo al número de habitantes promedio por vivienda presentó valores muy similares al promedio nacional (4,65 hab/viv), con 4,21 y 4,78 para el D.F. y Estado de México respectivamente.

1.5.2 Educación

La ZMVM constituye la zona educacional más importante del país. Sin embargo, el perfil de edades de sus habitantes muestra una menor proporción de población en edad de estudiar que el resto del país. La elevada concentración demográfica de la región es la razón por la que el 17% del total nacional de alumnos de educación básica e igual porcentaje de maestros del país se encuentren en ella. Este porcentaje es inferior al 18,5% que representa la población metropolitana en el total nacional, lo cual se explica por la estructura de edades de la zona.

Para el inicio del año académico 1991, en el D. F. y en los 57 municipios situados en la ZMVM, se registraron 436.251 alumnos en el ciclo preescolar, 2.247.185 en primaria y 914.522 en secundaria. El número de maestros asciende a 135.367, de los cuales 15.952 impartían clases en preescolar, 70.586 en primaria y 48.829 en secundaria (tabla 1.2).

Tabla 1.2
Educación Básica ZMVM - 1994

Entidad Preescolar Primaria Secundaria
Total

Alumnos en educación  Básica Inicio de Cursos 1991
Distrito Federal 295.833 1.129.127 539.490 1.964.450
Mpios. Estado  de México 140.418 1.118.058 375.032 1.633.508
Total ZMVM 436.251 2.247.185 914.522 3.597.958
País 2.734.100 14.401.000 4.190.200 21.325.300
%  ZMVM 16,0 % 15,6 % 21,8  % 16,9  %

Maestros de Educación Básica
Distrito Federal 11.331 38.843 31.737 81.911
Mpios. E. de México 4.621 31.743 17.092 53.456
Total ZMVM 15.952 70.586 48.829 135.367
País 104.972 471.625 234.293 810.890
%  ZMVM 15,2  % 15,0 % 20,8 % 16,7 %

Fuente: Anuario Estadístico del Estado de México y D.F. Edición 1996. Instituto Nacional de Estadística e Informática INEGI.


1.5.3 Salud

En México las instituciones que atienden la salud pública y proporcionan servicios de seguridad social, se agrupan básicamente en tres formas de servicios:

a) el gubernamental, representado por la Secretaría de Salud y los Servicios Médicos del Departamento
        del D. F. y Estado de México;

b) las instituciones de seguridad social, integradas básicamente por el Instituto Mexicano del Seguro
        Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado
        (ISSSTE) y los servicios que prestan Petróleos Mexicanos (PEMEX), Ferrocarriles Nacionales de
        México, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina; y

c) el sector privado.

Los criterios para clasificar las unidades por nivel de atención a la salud varían según las instituciones, aunque en términos generales, se considera como primer nivel, cuando la unidad otorga exclusivamente consulta externa; segundo nivel, cuando además de la consulta se cuenta con los cuatro servicios básicos de hospitalización (medicina interna, pediatría, cirugía y gineco-obstetricia); y tercer nivel, cuando a lo anterior se agrega cualquier servicio de hospitalización especializada, así como instalaciones para investigación.

En México, los servicios médicos que ofrecen las instituciones de seguridad social han aumentado su cobertura en forma gradual. En 1950, la población atendida era el 4,3% de la población total existente; en 1970, se elevó a 25,3%; en 1981, alcanzó a 47,8% y, en 1990, se incrementó hasta llegar a 59% de la población en general.

En los últimos 90 años los índices de mortalidad general han disminuido. En 1900, se registraron 447.300 defunciones, la tasa de mortalidad de era de 33,7 por 1.000 habitantes. A partir de 1992, se presentaron descensos importantes en las tasas de mortalidad, llegando a 25,0, 11,2, 7,4, 6,0 y 5,2 por 1.000 habitantes en 1940, 1960, 1970, 1980 y 1990 respectivamente.

Durante 1991, las principales causas de muerte en la población general representan una situación equilibrada entre:

a) enfermedades transmisibles con padecimientos de tipo degenerativo y accidentes;
b) enfermedades transmisibles ligadas al saneamiento deficiente, como las diarreas;
c) las degenerativas, como tumores malignos y enfermedades del corazón; y
d) los accidentes, como consecuencia del urbanismo e industrialización. Las neumonías y
      diarreas continúan ocupando, como hace 70 años, los primeros lugares como causa de
      defunción en la población general.

En los últimos años se han desarrollado otras enfermedades: el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA); en México en 1988, se presentaron las primeras defunciones por esta causa y se incrementaron considerablemente a partir de dicho año. El cólera que ya había desaparecido, vuelve a presentar casos en 1991.

Los índices de mortalidad de 1993, destacan la diabetes mellitus con una tasa de 33,4 en primer lugar, y el infarto del miocardio en 30,9. Dentro de las enfermedades que afectan la salud de la población de menor ingreso, destaca la infección intestinal con 12,81 y la desnutrición en 10,8. En 1994, la desnutrición de grado leve y las infecciones intestinales descienden en importancia; del séptimo al octavo lugar y en 0,10%. En el caso de desnutrición grave, aumentó a 0,10% en comparación al año 1993.

1.6 Aspectos económicos

1.6.1 Producción

La ZMVM es la región más poblada del país y concentra parte importante de la actividad productiva nacional de los sectores secundario y terciario. En relación a manufacturas, comercio y servicios la ocupación generada en la región es, respecto al total del país, muy superior a la participación de la población urbana en el total nacional. En los censos económicos sobre industria, comercio y servicios de 1995, la ZMVM concentra casi el 30% del empleo nacional generado en los sectores primario, secundario y terciario. Esto se acentúa si se considera que sólo en el D. F. reside el 8,4% de la población nacional, y se localiza el 21% de la ocupación secundaria y terciaria del país. En los municipios considerados en este análisis, reside el 10,4% de la población nacional y se localiza el 8% de los empleos.

La industria manufacturera registró 2.104.691 empleos; representa el 24,5% de la ocupación secundaria del país. De ellos, 1.050.883 se localizan en el D. F. y los 1.053.808 restantes en los municipios conurbados del Estado de México. El sector comercio registró 5.073.818 ocupaciones; más de una cuarta parte del empleo generado a nivel nacional en dicha actividad, lo que significa el 27%. Los censos económicos han registrado información de la economía formalmente establecida, pero no han captado la ocupación informal que para la ZMVM es bastante significativa. El Producto Interno Bruto (PIB) de la ZMVM se comportó como se ilustra en la tabla 1.3.

Tabla 1.3
Participación porcentual de la ZMVM en el PIB del país

Años ZMVM Resto del país
1985 21,0 79,0
1988 21,4 78,7
1989 20,6 79,6
1990 20,4 79,6
1991 20,6 79,4
1992 21,5 78,5
Promedio 20,9 79,1

Fuente: Perspectivas Económicas Sectoriales. DDF, NAFIN, 1994.

La evolución del PIB en este período se mantuvo regular, con un promedio del 20,9%, manteniéndose en el primer lugar si se le compara al resto del país. La contribución de la ZMVM al PIB del país se refleja principalmente en los sectores secundario y terciario, participando en promedio durante el período 1988-1992, con el 21,1 y 23,4% respectivamente (tabla 1.4).

Tabla 1.4
Participación porcentual de la ZMVM en el PIB del país por sectores

Años Primario Secundario Terciario Total
1988 0,3 20,9 24,6 21,4
1989 0,3 21,3 22,8 20,6
1990 0,3 20,9 22,7 20,4
1991 0,4 20,9 23,0 20,6
1992 0,5 21,3 23,9 21,5
Promedio 0,36 21,06 23,4 20,7

Fuente: Perspectivas Económicas Sectoriales. DDF, NAFIN, 1994.

La contribución del sector primario se encuentra muy por debajo de la del resto país. La importancia del secundario y terciario indica niveles superiores.

El PIB de la actividad económica total de la ZMVM se mantuvo a lo largo del período con un crecimiento real promedio del 3,3%, mientras que el promedio del país fue 3,6%.

1.6.2 Empleo

La participación porcentual de la ocupación total de la ZMVM con respecto a los totales del país, presenta una ligera tendencia al alza; del 23% en 1988, al 24,5% en 1992. Con relación a la contribución promedio de la ocupación al interior de la zona metropolitana, la participación del sector terciario en la ocupación total es 71%. Le sigue el sector secundario con 28% y el sector primario con 1% (1988-1992).


bbull.gif (150 bytes) 2. Area Institucional

2.1 Planes y programas

El Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000, establece que debe buscarse el desarrollo armónico de las ciudades con el objeto de mejorar la calidad de vida en las zonas metropolitanas. Se refiere explícitamente a la problemática de los residuos sólidos y la morbilidad de la población por enfermedades infecciosas relacionadas con la carencia de sistemas de manejo de dichos residuos, así como al tratamiento adecuado de desechos urbanos e industriales que se vierten al agua o suelo. Los objetivos de este plan incluyen propiciar el ordenamiento territorial de las actividades económicas y de la población en ciudades y regiones que ofrecen las condiciones para ello, e inducir el crecimiento en forma ordenada bajo principios sustentados en el equilibrio ambiental. Las estrategias para alcanzar estos objetivos incluyen la consolidación del papel de las principales metrópolis, el reordenamiento territorial y promoción del desarrollo urbano para fortalecer la coordinación institucional, como también incentivar la participación de los ciudadanos.

El Programa Nacional de Desarrollo Urbano 1995-2000, identifica al Programa de Consolidación de Zonas Metropolitanas como uno de sus programas estratégicos, destacando entre sus líneas de acción prioritarias un reordenamiento metropolitano sustentable. Asimismo, dentro de sus programas estratégicos, incluye el relativo a la consolidación de las zonas metropolitanas bajo principios basados en el equilibrio ambiental de los centros de población y apoyo a la autonomía estatal y municipal. Sus líneas de acción contemplan elevar la calidad del medio ambiente a través del mejoramiento de los sistemas de recolección, tratamiento y disposición de residuos sólidos, la coordinación administrativa de las zonas metropolitanas y la aplicación coordinada de instrumentos de administración entre municipios y autoridades estatales y federales. El Programa General de Desarrollo Urbano del Distrito Federal (D.F.), el Plan Estatal de Desarrollo Urbano del Estado de México, los Programas Delegacionales y Parciales en el D. F., el Plan Regional Metropolitano, los Planes Municipales de Desarrollo Urbano, los Planes de Centro de Población Estratégico y los parciales de los municipios conurbados al D. F., y otros planes previstos en la legislación, tanto del Estado de México como del D.F., consideran también la problemática generada por los residuos sólidos en la ZMVM.

El Programa para el Desarrollo del D. F. 1995-2000, establece entre sus objetivos principales el adelanto del entorno urbano y la preservación del medio ambiente como base del desarrollo económico y mejoramiento de la calidad de vida.

La Comisión Ambiental Metropolitana es el organismo responsable de la concertación y coordinación de las dependencias involucradas en la problemática ambiental de la zona conurbada, como también de establecer programas de desarrollo y definir metas orientadas a contrarrestar los efectos negativos sobre el medio ambiente. Hasta la fecha, esta Comisión se ha abocado prioritariamente a atender problemas ambientales diversos, sin embargo, no ha concretado la formulación de planes y programas en materia de residuos sólidos para la ZMVM.

2.2 Organización del Sector

La Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), la Dirección General de Residuos Materiales y Riesgos del Instituto Nacional de Ecología (INE/DGRMR), la Secretaría de Salud (SSA) y la Asociación Mexicana para el Control de Residuos Sólidos y Peligrosos (AMCRESPAC), en 1996, realizaron el Análisis Sectorial de Residuos Sólidos en México. Considerando la información presentada para dicho análisis y complementándola con la recopilada para el presente documento, se indican a continuación las instituciones del Sector cuyas responsabilidades y funciones están definidas dentro de la legislación vigente.

2.2.1 Distrito Federal

Secretaría de Obras y Servicios

La Secretaría de Obras y Servicios del Gobierno del D. F. es la instancia facultada para planear, organizar, normar y controlar la ejecución de obras y prestación de servicios públicos con impacto interdelegacional o de alta especialidad técnica que correspondan al desarrollo y equipamiento urbano y que no sean competencia de otra secretaría o delegación. Según las disposiciones aplicadas, esta dependencia tiene la responsabilidad de construir, mantener y operar, ya sea de manera directa o por adjudicación a particulares, las obras públicas de su competencia.

En materia de residuos sólidos, corresponde a esta Secretaría a través de la Dirección General de Servicios Urbanos, normar y operar los sistemas de transferencia, tratamiento y disposición final, así como en coordinación con las delegaciones, llevar a cabo la limpieza de la red vial primaria y la recolección de desechos en la vía pública.

Asimismo, la DGSU en coordinación con las autoridades competentes, lleva a cabo la recolección y tratamiento de residuos biológicos y hospitalarios generados por las unidades médicas dependientes del Gobierno del D. F..

Secretaría de Gobierno

Entre las principales funciones que tiene a su cargo esta Secretaría, se cuentan las de conducir las relaciones con los gobiernos de los estados y autoridades municipales e impulsar la formulación de convenios de concertación con los gobiernos que incidan en la Zona Metropolitana.

Cabe destacar que las funciones de las delegaciones del D. F. son coordinadas por esta Secretaría. En materia de residuos sólidos, corresponde a las delegaciones proporcionar el servicio de recolección domiciliaria y la limpieza de avenidas secundarias y locales.

Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda

A esta Secretaría le corresponde:

a) fortalecer la coordinación del D. F. con los tres niveles de gobierno que inciden en la Zona
       Metropolitana de Ciudad de México y región centro del país;

b) coordinar la realización de la planeación metropolitana con la participación que corresponda a
        gobiernos estatales y municipales limítrofes, y también a las dependencias y entidades de la
        administración pública paraestatal del D.F. en las materias señaladas en la Constitución y el Estatuto; y

c) impulsar la formulación de convenios en los que se concerte la voluntad política de los gobiernos que
        inciden en la zona metropolitana.

Secretaría del Medio Ambiente

Esta Secretaría en el D.F., en relación con el Sector, cumple las siguientes funciones:

a) elabora políticas, estrategias y programas para el mejoramiento ambiental;
b) en coordinación con la Secretaría de Obras, regula y fomenta actividades de recolección,
        tratamiento y disposición final de desechos sólidos, establece sitios para la disposición
        final y restaura sitios contaminados;
c)     evalúa y aprueba manifestaciones de impacto ambiental y estudios de riesgo;
d)    define, con entidades federativas, municipios limítrofes y particulares, la realización de
        acciones de protección ambiental; y
e) aplica las disposiciones de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al
       Ambiente y promueve educación y participación comunitaria, social y privada para la
       protección del ambiente.

La Secretaría incluye a la Dirección General de Prevención y Control de la Contaminación y Dirección General de Proyectos Ambientales. Las funciones en relación con residuos sólidos son desempeñadas principalmente por la Dirección General de Proyectos Ambientales.

Secretaría de Finanzas

En lo relativo a aspectos económicos para el Servicio Público de Limpieza del D.F., la Secretaría de Finanzas elabora el presupuesto de ingresos de la entidad, cobra ingresos por ese concepto y controla el ejercicio presupuestal al respecto.

Dirección General de Coordinación Metropolitana

Es una dependencia de la Administración Pública Centralizada del D. F. y le corresponde proponer la suscripción de convenios para la constitución, integración y funcionamiento de las Comisiones Metropolitanas, entre otras, y la protección al ambiente, recolección, tratamiento y disposición de desechos sólidos.

2.2.2 Estado de México

Secretaría General de Gobierno

A esta Secretaría le corresponde conducir las relaciones del Poder Ejecutivo (estatal) con los demás poderes del Estado y ayuntamientos del mismo, así como con autoridades de otras entidades federativas.

Secretaría de Ecología

A la Secretaría de Ecología le corresponde establecer medidas y criterios para:

a) prevención y control de residuos, implantar medidas y mecanismos para prevenir,
        restaurar y corregir la contaminación del aire, suelo, agua y del ambiente en general;
b) aplicar las normas para manejo y disposición final de residuos industriales, promoción y
        ejecución directa o por terceros de la construcción y operación de instalaciones para el
        tratamiento de residuos industriales, desechos sólidos y tóxicos; y
c)     concesionar la construcción y administración de las instalaciones mencionadas y emitir
        conceptos para cuantificar daños al ambiente.

Esta Secretaría puede a su vez constituirse como prestadora del servicio de tratamiento de residuos (en donde puede caber hasta la disposición final de residuos). Esto la ubicaría como la autoridad estatal para intervenir en la prestación del servicio público de limpieza, cuya naturaleza en apariencia, es diferente de la que tradicionalmente se conoce como de protección al ambiente.

Las funciones sectoriales se ejercen a través del Departamento de Apoyo y Manejo de Residuos Sólidos, el cual depende de la Subdirección de Apoyo Técnico; ésta a su vez depende de la Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico de la Secretaría.

Municipios de la ZMVM

Los municipios de la ZMVM son responsables de la planificación, operación, administración y financiamiento del manejo de residuos sólidos de su jurisdicción. También manejan residuos hospitalarios y biológicos y residuos sólidos industriales no peligrosos. La mayoría de los municipios manejan directamente su servicio de limpieza aunque otros han empezado a incorporar al sector privado. Los municipios del Estado de México han sido clasificados en rurales, semiurbanos, urbanos y metropolitanos. En los municipios semiurbanos, el servicio se presta a través del Departamento de Limpieza, el cual depende de la Dirección de Servicios Públicos y Ecología o Dirección de Servicios Públicos solamente, el cual depende a su vez del Secretario del Ayuntamiento. En estos casos, el Departamento además de prestar el servicio, opera el sitio de disposición final. En algunos de los municipios metropolitanos existe la Jefatura de Limpieza y Transporte que depende de la Dirección de Servicios Públicos; también opera el sitio de disposición final. En otros municipios metropolitanos existe la Dirección General de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ecología, y una Subdirección de Ecología de la cual depende la Jefatura de Residuos Sólidos. Se da también el caso de servicios prestados por regidores comisionados especialmente. En general, los municipios urbanos y metropolitanos disponen de las jefaturas citadas anteriormente para la prestación de los servicios. En la tabla 3.1, se ilustran las dependencias que operan el sitio de disposición final en los 57 municipios de la ZMVM. En el 70% de los municipios el sitio es operado por el Ayuntamiento, un 9% de la disposición se realiza en el D.F. y un 8,7%, en otros municipios de la misma zona.

2.2.3 Gobierno Federal

Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL)

En la ZMVM, como en todo el país, esta Secretaría participa en:

a) la emisión de normas para la recolección, tratamiento y disposición final de residuos
        sólidos;
b) impulsar el desarrollo de los municipios en su organización y formulación de
        procedimientos administrativos para el control de residuos sólidos;
c) la dirección de la realización y aprobación de estudios de factibilidad que los municipios
       requieren para créditos para aseo urbano;
d) la promoción del establecimiento de indicadores para evaluación de la gestión y
       disposición final de residuos sólidos; y
e) la asesoría a municipios sobre sistemas tarifarios para los servicios, y promueve la
        participación del sector privado en la prestación de los mismos. Estas funciones son
       desarrolladas por la Dirección General de Infraestructura y Equipamiento Urbano a través
       de la Dirección de Residuos Sólidos.

Secretaría de Hacienda y Crédito Público

Esta Secretaría proyecta y coordina la Planeación Nacional de Desarrollo y vigila el cumplimiento de obligaciones derivadas de disposiciones en materia de planeación nacional, programación, elaboración de presupuesto y contabilidad .

Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y Pesca

Esta Secretaría, en conjunto con autoridades estatales y municipales, establece las normas oficiales mexicanas sobre residuos sólidos y restauración de la calidad del medio ambiente. Vigila, en coordinación con las mismas autoridades, el cumplimiento de las leyes sobre el medio ambiente. Establece las normas oficiales mexicanas sobre materiales y residuos peligrosos y vigila su cumplimiento. Evalúa las manifestaciones de impacto ambiental de proyectos de desarrollo y estudios de riesgo ambiental. Cumple sus funciones a través del Instituto Nacional de Ecología (INE) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA). En el INE actúa la Dirección General de Residuos Materiales y Riesgo (DGRM). Las atribuciones de esta dependencia la relacionan estrechamente con la prestación del servicio público de limpieza en la ZMVM.

Secretaría de Salud

En la ZMVM, las funciones relacionadas con el Sector se desarrollan a través de la Dirección General de Promoción de la Salud (DGPS), Dirección General de Salud Ambiental (DGSA), Dirección General de Servicios de Salud del D.F. (DGSSDF) e Instituto de Salud del Estado de México (ISEM). La DGPS promueve las acciones de saneamiento básico a nivel federal que involucran aspectos de residuos sólidos. La DGSA, establece a nivel federal los lineamientos y criterios sanitarios para que las dependencias competentes emitan las normas mexicanas para el control de residuos sólidos. DGSSDF e ISEM desarrollan actividades con la comunidad en forma directa; incluyen algunas sobre residuos sólidos dentro de las generales de saneamiento básico.

Secretaría de Comercio y Fomento Industrial

Esta Secretaría formula y conduce las políticas de negociación internacional, comercio exterior e interior, inversión extranjera y desregulación económica, entre otras. En relación con residuos sólidos, le corresponde regular la producción industrial e importación y exportación de materiales e insumos.

2.2.4 Otras entidades

Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos

Esta entidad es el agente financiero para créditos nacionales y donaciones para el financiamiento de proyectos sectoriales en los municipios de la ZMVM y del resto de los municipios del país. En la ZMVM pueden obtener crédito el Estado de México, los municipios y los concesionarios privados de los servicios de limpieza. Las funciones sectoriales de BANOBRAS son realizadas a través de la Dirección Adjunta de Financiamiento; incluye a la Gerencia de Financiamiento a la Infraestructura y los Servicios, y en ésta se encuentra la Subgerencia de Residuos Sólidos.

2.2.5 Sector informal

Pepenadores

En la ZMVM, como en todo el país, operan grupos de pepenadores de residuos sólidos. El D.F. cuenta con tres plantas de separación de residuos en las cuales estos grupos desarrollan sus actividades. La operación de las plantas se realiza en conjunto por la DGSU y los gremios de pepenadores. El mantenimiento y coordinación general lo realiza dicha dependencia, y la comercialización de subproductos, los grupos de segregadores. Operan: la Unión de Pepenadores "Rafael Gutiérrez Moreno", el Frente Único de Pepenadores A.C. y la Asociación de Selectores de Desechos Sólidos de la Metrópoli A.C. En la planta de separación San Juan de Aragón trabajan 520 personas, en Bordo Poniente 327 y en la Planta de Separación de Santa Catarina 276 (estas cifras se refieren exclusivamente al personal que está en bandas). En los municipios, los pepenadores recuperan materiales dentro de los sitios de disposición final. La organización de estos grupos es autónoma, dirigidos por un líder o el municipio. El número total de pepenadores operando en los municipios es de 1.263. Además, en toda la ZMVM hay segregadores a nivel de generación de residuos, recolección y en los sitios de transferencia y tratamiento. En algunas localidades operan recolectores privados, organizados como microempresas que prestan servicios de manera informal.

2.2.6 Sector privado

En relación a la participación del sector privado, en el sector de residuos sólidos en la ZMVM, en el D.F. y la DGSU, en los últimos años se ha venido conformando un esquema administrativo que posibilita atender los servicios con la participación de dicho sector. Se ha desarrollado un proceso de contratación y en 1996, el 70% del presupuesto operativo fue ejecutado a través de empresas privadas. En relación a los municipios, el sector privado también ha empezado a participar en el manejo de residuos municipales, principalmente en los procesos de disposición final. Se espera que la participación del sector privado en el sector de residuos sólidos incremente.

2.2.7 Organizaciones no Gubernamentales (ONGs)

En la ZMVM, como en todo el país, operan ONGs que desarrollan actividades relacionadas con el sector de residuos sólidos. Incluyen principalmente a la Asociación Mexicana para el Control de los Residuos Sólidos Peligrosos (AMCRESPAC) que desarrolla actividades relacionadas con dichos residuos y a la Federación Mexicana de Ingeniería Sanitaria y Ciencias Ambientales (FEMISCA) que cuenta con un departamento (vicepresidencia) de residuos sólidos.

2.3 Control interinstitucional

La tabla 2.2, ilustra el Marco Institucional para manejo y control de residuos sólidos municipales, industriales no peligrosos y biológico-infecciosos peligrosos en la ZMVM. Lo relacionado con importación y exportación de residuos municipales es jurisdicción de SECOFI. Si se trata de residuos industriales no peligrosos, están involucrados SEMERNAP y SECOFI. En la generación y minimización de residuos municipales, están involucrados GDF/SECOFI/ SSA. Si se trata de residuos no peligrosos, los municipios/SEGEM/GDF/SEMARNAP y para los residuos peligrosos, los municipios/SEGEM/GDF/SEMARNAP. En el almacenamiento de residuos municipales están involucrados los municipios/SEGEM/GDF y para los residuos biológico-infecciosos, la SEMARNAP. En la recolección, transporte, transferencia y tratamiento de residuos municipales, están involucrados los municipios/SEGEM/GDF/SEDESOL, además de la SSA, para el caso de tratamiento. En la recolección, transporte, transferencia, tratamiento y disposición final de residuos no peligrosos, están involucrados los municipios/SEGEM/GDF. En el caso de recolección, transporte y transferencia de residuos biológico-infecciosos peligrosos, están involucrados los municipios/SEGEM/GDF/SEMARNAP. En la comerciali-zación, reuso, reciclado e incineración de residuos municipales, están involucrados los municipios/SEGEM/GDF/SEMARNAP, y en el caso de disposición final de este tipo de residuos, los municipios/SEGEM/GDF/SSA/SEDESOL. Sobre estos mismos procesos, en el caso de residuos municipales no peligrosos, tienen jurisdicción los municipios/SEGEM/SECOFI/GDF/ SEMARNAP. Sobre los mismos procesos mencionados anteriormente y para el caso de los biológico-infecciosos, tienen jurisdicción los municipios/SEGEM/GDF/SEMARNAP/SSA.

La regulación y control de los residuos sólidos peligrosos en la ZMVM, como en todo el país, es realizada bajo la jurisdicción de SEMARNAP principalmente. En la tabla 2.3, se ilustra el marco institucional correspondiente a este tipo de residuos en la zona.


2.4 Recursos Humanos

DGSU

En la DGSU, en la actualidad trabajan 4.560 empleados. En las direcciones que se desarrollan actividades relacionadas con el sector de residuos sólidos (transferencia y disposición final, construcción y mantenimiento, limpieza y mantenimiento en la red vial primaria, técnica de desechos sólidos, programas de mejoramiento urbano y servicios de apoyo urbano) trabajan 3.106 empleados. De éstos, 66 son jefes de unidades departamentales o directivos, 127 técnicos especializados, 801 operativos o administrativos y 2.112 personal eventual (técnico, operativo o administrativo). Según información adicional de la DGSU, las delegaciones políticas cuentan con personal operativo propio para actividades de barrido y recolección, cuya cifra asciende aproximadamente a 17.000 empleados.

Municipios de la ZMVM

En la tabla 3.4, se incluye información de recursos humanos para el sector de residuos sólidos en los municipios de la ZMVM correspondiente al servicio de limpieza, personal para disposición final y sus necesidades de capacitación y supervisión. Esta información fue suministrada por la SEGEM del Estado de México. El 63% de los municipios no reporta personal para el servicio de limpieza. El 56% de los municipios no cuenta con personal para la operación del sitio de disposición final. En todos los municipios se reportan necesidades de capacitación y supervisión del personal. En general, en los 57 municipios de la ZMVM, el personal que labora en el sector de residuos sólidos no es suficiente y existe déficit de personal capacitado. El número de personas que labora para el Sector en un municipio, puede variar drásticamente ya que en algunos de ellos hay numeroso personal contratado en forma temporal.

Otras entidades

En SEMARNAP, para todo el país, el personal de tiempo completo o parcial vinculado al sector residuos sólidos (residuos peligrosos, sustancias químicas y actividades de riesgo) es de 191 personas, de las cuales el 60% aproximadamente son profesionales. En SEDESOL, el personal vinculado al sector es de 80 personas aproximadamente, de los cuales la menor parte son profesionales. La institución de preferencia emplea personal profesional y técnico, contratado en forma explícita para la ejecución de proyectos de preinversión e inversión en todo México. En BANOBRAS hay ocho funcionarios dedicados a actividades del Sector. La mayor parte son profesionales. En la SSA, no existe personal dedicado de manera exclusiva al sector de residuos sólidos. Las actividades de saneamiento básico de la DGSA son desarrolladas por 14 funcionarios, personal profesional, técnico y operativo. El personal que desarrolla actividades con la comunidad en la DGSSDF y en el ISEM, en lo que se refiere a residuos sólidos, desarrolla también actividades médicas, paramédicas y de tipo social.

La carencia de un sistema de información metropolitano sobre residuos sólidos para toda la ZMVM, y el variable grado de confiabilidad de la información que los municipios proporcionan, dificultan el conocer de manera precisa la cantidad global y calificación de los funcionarios que se desempeñan en el Sector.

Por la información recolectada y entrevistas realizadas para el presente Análisis Sectorial, se concluye que en los servicios de los municipios de la ZMVM se dispone de personal profesional y técnico pero en términos generales, insuficiente. En los servicios de la mayoría de los municipios, existe déficit de personal profesional y técnico. En la mayoría de los municipios del Estado de México no se presta el servicio de disposición final adecuada ni existe personal dedicado a estas labores. En estos municipios no se ha asignado personal operativo para el sitio de disposición final; en general es un tiradero a cielo abierto. En algunos municipios donde se cuenta con personal asignado, éste no es capacitado.

En el D.F., en los últimos 10 años se han registrado pocos cambios en los cargos del personal directivo. Sin embargo, existe la probabilidad de que éstos ocurran en el contexto de la próxima transición de gobierno; situación que pudiese limitar la consolidación técnica de los programas sectoriales desarrollados. En los municipios, el personal directivo en general cambia cada tres años, generando problemas de consolidación de programas. El personal operativo tiene bajo índice de rotación tanto en el D.F. como en los municipios. En el caso de empresas privadas que se han vinculado a la prestación de los servicios en la ZMVM, el patrón de permanencia en relación con el personal operativo cambia; estas empresas con frecuencia contratan operarios en forma temporal, generando alta rotación. Las razones para utilizar esta modalidad de contratación se estima que es evitar la acumulación de años de servicio de los empleados.

En la ZMVM, el personal operativo contratado para la prestación del servicio de limpieza presenta en muchos casos bajos niveles de escolaridad, lo que no es apropiado para el adecuado manejo, tratamiento y disposición final de residuos sólidos. Este nivel corresponde en la mayoría de los casos sólo a educación primaria básica, lo que contribuye a la deficiente prestación del servicio e imposibilidad de diseñar estrategias y métodos eficientes adecuados a las condiciones particulares de cada municipio. En los ayuntamientos también se presentan deficiencias educativas, en muchos casos a nivel directivo.

El personal profesional del Sector proviene de universidades e institutos de educación superior del país de alto nivel académico. Dentro de los programas de ingeniería relacionados con el medio ambiente se considera la gestión de residuos sólidos y peligrosos.

Por lo general, los salarios e incentivos para el personal que trabaja en el sector de residuos sólidos en la ZMVM son insuficientes; esto no permite la permanencia de los funcionarios mejor capacitados. La situación es más grave en el caso de los trabajadores del servicio de limpieza; el problema salarial es peor aún y las bajas remuneraciones estimulan al personal a aceptar dádivas, procurando de esta manera incrementar sus ingresos, aspecto que afecta la calidad y eficiencia del servicio. La prepepena permite a este grupo de trabajadores obtener ingresos adicionales.

2.5 Análisis institucional

En 1992, por acuerdo presidencial, se creó la Comisión para la Prevención y Control de la Contaminación Ambiental en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), con el objeto de coordinar políticas y acciones de las entidades para el control de la contaminación ambiental en la zona. En esta Comisión participó el Estado de México con la intervención que correspondía a sus municipios. El Estado de México y el Gobierno del D. F. celebraron un acuerdo de coordinación en el cual el primero participó en forma permanente. Ese mismo año se celebró un contrato; el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, constituyó en BANOBRAS un fideicomiso para apoyar programas de prevención de contaminación ambiental en la ZMVM. En julio del mismo año, la Comisión elaboró un programa para el manejo de residuos sólidos peligrosos en la ZMVM, se determinó la cantidad y tipo de residuos generados y esquemas de financiamiento para su tratamiento. Sin embargo, en la ZMVM en 1996, la Comisión para la Prevención y Control de la Contaminación Ambiental se extinguió.

La Constitución Política de México dispone que cuando dos o más centros urbanos situados en territorios municipales de dos o más entidades federativas, tiendan a formar una continuidad demográfica. La Federación, las entidades federativas y los municipios deben planear de manera coordinada el desarrollo de dichos centros. En 1996, se modificó el Artículo 112 de la Constitución. Se estableció que para la coordinación de las jurisdicciones locales entre sí, y de éstas con la Federación y el D.F., en acciones en zonas conurbadas limítrofes con este último (de acuerdo con el Artículo 115 de la Constitución sobre preservación del equilibrio ecológico, y recolección y disposición de desechos sólidos), sus gobiernos podrán suscribir convenios para la creación de comisiones metropolitanas.

También en 1992, se suscribió un Convenio de Colaboración y Coordinación entre el Gobierno del Estado de México y el Gobierno Federal. Su objetivo fue promover condiciones que favorecieran el equilibrio ecológico y al medio ambiente cuando se presentaran problemas de manejo y disposición final de residuos sólidos en los diversos municipios del Estado de México. En principio, este convenio se percibió como una oportunidad para atender problemas comunes en materia de residuos entre ambas entidades federativas y recibió apoyo económico del Gobierno Federal. Sin embargo, y no obstante contar con vigencia permanente, dicho instrumento de coordinación quedó sin aplicación.

En 1996, se creó la Comisión Ambiental Metropolitana entre el GDF, el Estado de México, el Ejecutivo Federal y otros organismos. Es un mecanismo de coordinación en la ejecución de acciones en la zona conurbada limítrofe con el D.F. para la protección del ambiente. Por el Gobierno Federal participan las Secretarías de Gobernación, Hacienda y Crédito Público, Desarrollo Social, Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, Energía, Comercio y Fomento Industrial, Agricultura Ganadería y Desarrollo Rural, Comunicaciones y Transportes, Contraloría y Desarrollo Administrativo, Educación Pública y de Salud. Por el Estado de México participan el Gobernador del Estado y la Secretaría General de Gobierno. Por el Gobierno del D. F. participa el Jefe del GDF y los organismos incluyen a Petróleos Mexicanos, el Instituto Mexicano del Petróleo, la Comisión Federal de Electricidad Luz y Fuerza del Centro, PEMEX-Refinación, PEMEX-Gas y Petroquímica Básica.

El Gobierno Federal, el Estado de México y el GDF, en el pasado realizaron importantes acciones para atender algunos problemas relacionados con los residuos sólidos en la ZMVM; tal ejecución representó un avance en las soluciones. Dichas acciones incluyeron la elaboración de un programa metropolitano entre 1991-1992, y la clausura de tiraderos a cielo abierto en Naucalpan, Nezahualcoyotl y Atizapan.

Plan metropolitano

En la ZMVM no se dispone de un programa metropolitano de residuos sólidos. La Comisión Ambiental Metropolitana es responsable por la concertación, coordinación y adopción de acciones conjuntas para la atención de la problemática ambiental de la zona conurbada conformada por el D. F. y un grupo de municipios del Estado de México, así como del establecimiento de programas de desarrollo y definición de metas para dicho sector. Sin embargo, y en la práctica, el sector de residuos sólidos ha presentado un bajo nivel de prioridad para dicha Comisión; la formulación de planes y programas no se ha realizado.

La DGSU elaboró el Programa Metropolitano para control de residuos sólidos (transferencia y disposición final); éste no se ha autorizado. El documento constituye una actualización del programa elaborado en 1991, cuya primera etapa se ejecutó sólo en 1993.

Existencia del Sector

En toda la ZMVM resulta también procedente reflexionar acerca de si la actual institucionalidad permite realmente hablar con propiedad de un sector de residuos sólidos en el área. Para postular la existencia de un sector se requiere la habilidad de poder identificar la definición de planes integrales de desarrollo y asignación de recursos. En la ZMVM en la actualidad, lo relacionado con residuos sólidos, no está dado. Las acciones realizadas en esta materia permiten concluir que efectivamente el sector residuos sólidos podría configurarse como tal. Aunque se creó la Comisión Ambiental Metropolitana para implementar la coordinación interinstitucional de las políticas, planes y programas en materia ambiental, esta instancia no ha asegurado la necesaria coordinación entre las diferentes instituciones del sector de residuos sólidos en el D. F., el Estado de México y el Ejecutivo Federal.

Coordinación institucional

En la ZMVM, integrada por el D. F. y los municipios del Estado de México, existe la necesidad de resolver en forma coordinada, en el corto, mediano y largo plazo, los problemas de la adecuada recolección, tratamiento y disposición final de desechos sólidos. Es necesario crear mecanismos de coordinación para las acciones de las entidades del Sector que aseguren una integración institucional, eficaz y permanente. Falta coordinación entre el D.F., los municipios y ayuntamientos. Tienen problemas afines en relación con los residuos y entre las autoridades estatales y federales. El fenómeno de metropolización obliga a que las autoridades empleen mecanismos de coordinación para atender problemas que son comunes a dos o más entidades. Aunque han existido esfuerzos de coordinación institucional, éstos no han dado los resultados necesarios. Además, existen conflictos entre las autoridades por la introducción de residuos provenientes de otras jurisdicciones. Por otra parte, resulta evidente la falta de coordinación entre las dependencias encargadas de prestar los servicios relativos a residuos sólidos y aquéllas responsables de regularlos y aplicar las normas correspondientes, principalmente las ambientales.

Actualmente, en relación con el Sector, no existe coordinación de políticas, programas y proyectos. Estos, en el territorio de la Zona, los desarrollan las diferentes instituciones federales, estatales y del D.F. Asimismo, se carece de lineamientos para la integración de programas para el control de la contaminación ambiental producida por los residuos sólidos en el área. Es necesario implementar mecanismos que garanticen la coordinación continua de acciones para proteger al ambiente de los problemas causados por los residuos y proponer acciones para controlar las contingencias ambientales que éstos causan. Deben definirse mecanismos para conseguir los recursos necesarios para financiamiento de políticas, proyectos y acciones cuya realización se haya acordado. También coordinar las acciones conjuntas para la atención de la problemática sobre recolección, tratamiento y disposición final.

Capacidad institucional

En gran parte de los municipios de la Zona existe limitada capacidad institucional en el orden técnico, financiero y administrativo; esto les impide asumir adecuadamente su función operativa y financiera. En algunos municipios del Estado de México, no existe personal asignado al servicio de limpieza y en otros no se presta el servicio adecuado para disposición final de residuos sólidos. En la mayoría de los municipios no se han definido estructuras administrativas en forma clara para la prestación del servicio público de limpieza de acuerdo a las características del mismo.

Información

Los municipios de la ZMVM manejan información parcial e insuficiente sobre residuos sólidos en relación con los requerimientos del Sector, y difícilmente homologable debido a los diferentes criterios empleados para su generación. Este tipo de información puede conducir a inferencias arbitrarias e inducir al establecimiento de prioridades, y seguramente a la toma de decisiones sin el suficiente apoyo de las bases de datos. El orden de prioridades, recursos humanos y económicos que se asignen a programas de gestión de residuos sólidos, deben determinarse en función de riesgos ambientales y salud establecidos, considerando el tipo y cantidad de residuos realmente generados. Si no se dispone de las bases de datos necesarias para establecer estos riesgos, probablemente las decisiones que se tomen irán en detrimento de la asignación de los recursos que se determinen.

La disponibilidad de un adecuado sistema de información metropolitano, en relación con los residuos sólidos en la ZMVM, es fundamental para la planeación, el proceso de toma de decisiones, la programación, la jerarquización de actividades, el establecimiento de recursos financieros y organización de las instituciones federales, estatales y del D.F. que están involucradas en el sector de residuos sólidos en dicha zona y también para efectuar el seguimiento de la gestión. Por lo anterior, se concluye que para el Sector, la ausencia actual del mismo, es una limitante para su desarrollo, su avance en el proceso de descentralización y fortalecimiento de la gestión municipal.

En la ZMVM, es necesaria la integración y compatibilización de un sistema metropolitano de información para el Sector. De esta forma se compartiría información procesada y se posibilitaría, a partir del análisis de las bases de datos, la formulación, ejecución y evaluación de políticas, planes y programas. Este sistema metropolitano sobre información de residuos sólidos de la ZMVM, en el futuro podría integrarse al Sistema Metropolitano de Información Ambiental.


2.6 Puntos críticos

1. A pesar de la conurbación física entre los municipios del Estado de México y del D.F., la atención a la problemática generada por recolección, transporte y disposición final de residuos sólidos peligrosos y no peligrosos, no es de carácter metropolitano, por lo que se carece del programa correspondiente.

2. En la ZMVM existe la necesidad de resolver en el corto, mediano y largo plazo, en forma coordinada, los problemas de adecuada recolección, tratamiento y disposición final de los desechos sólidos peligrosos y no peligrosos. Deben crearse mecanismos de coordinación de acciones que aseguren una integración institucional eficaz y permanente de parte de las entidades del Sector . Aunque se creó la Comisión Ambiental Metropolitana para implementar la coordinación interinstitucional de políticas, planes y programas en materia ambiental, esta instancia no ha asegurado la necesaria coordinación entre las diferentes instituciones del sector de residuos sólidos en el GDF, Estado de México y el Ejecutivo Federal.

3. Para la Zona deben definirse mecanismos a nivel metropolitano para obtener los recursos necesarios para el financiamiento de políticas, proyectos y acciones cuya realización se haya acordado. También coordinar acciones conjuntas para la atención de la problemática del área sobre recolección, tratamiento y disposición final.

4. En la actualidad en la ZMVM no se dispone de un programa metropolitano de residuos sólidos. Como antecedente se señala que en 1991, fue definido conjuntamente por ambas entidades, el Pograma Metropolitano para el control de residuos sólidos. Con el aporte de recursos extraordinarios por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se llevó a cabo la clausura de tiraderos a cielo abierto, la construcción de rellenos sanitarios y estaciones de transferencia. Este Programa concluyó en 1993 , realizándose sólo los cierres de sitios, suspendiéndose la construcción de infraestructura por oposición de la ciudadanía y por cambios en la administración de ambos gobiernos.

Por otra parte, la Comisión Ambiental Metropolitana no es responsable de la concertación, coordinación y adopción de acciones conjuntas para la atención de la problemática ambiental de la zona conurbada conformada por el D.F. y los municipios del Estado de México. Tampoco del establecimiento de programas de desarrollo y definición de metas sectoriales coordinadas. Sin embargo, en la práctica, el sector de residuos sólidos ha presentado bajo nivel de prioridad para la comisión y formulación de planes y los programas no se han implementado.

5. En la ZMVM no existe el sector de residuos sólidos como tal; no se cuenta con la definición de planes integrales de desarrollo ni la asignación de recursos correspondientes.

6. En gran parte de los municipios de la Zona existe limitada capacidad institucional en el orden técnico, financiero y administrativo (proceso de cobro y contabilidad). Esta situación impide asumir adecuadamente la función sectorial operativa y financiera. En un número importante de municipios del Estado de México, no existe un servicio adecuado de disposición final de residuos sólidos; se realiza en tiraderos a cielo abierto.

7. Los municipios de la ZMVM manejan información parcial e insuficiente sobre residuos sólidos en relación con los requerimientos del Sector y difícilmente homologable debido a los diferentes criterios empleados para la generación. Esta falta de información puede inducir al establecimiento de prioridades, y seguramente a la toma de decisiones, sin el suficiente apoyo de bases de datos. Además, no existe un sistema metropolitano de información sobre residuos sólidos.

8. En los servicios de aseo urbano de la mayoría de los municipios existe déficit de personal profesional y técnico. En numerosos municipios de la ZMVM no existe personal operativo asignado a la disposición final. En aquéllos donde se ha asignado algún personal operativo, éste no cuenta con la capacitación necesaria. En los municipios en general, el personal directivo de los ayuntamientos cambia; cada tres años se designa un nuevo Presidente del Ayuntamiento. El personal operativo contratado por la ZMVM para la prestación del servicio de limpieza, presenta en muchos casos, bajos niveles de escolaridad, no acorde al adecuado manejo, tratamiento y disposición final de residuos sólidos. En los ayuntamientos, en muchos casos las deficiencias educativas se presentan también a nivel directivo. Por lo general, los salarios e incentivos del personal que trabaja en el sector de residuos sólidos a nivel operativo son insuficientes. Esta situación se torna crítica en el caso de los trabajadores del servicio de limpieza; el problema salarial es mayor y las bajas remuneraciones estimulan al personal a aceptar propinas al realizar actividades fuera de su función. De esta manera procuran incrementar sus ingresos, aspecto que afecta la calidad y eficiencia del servicio.

 

2.7 Políticas, estrategias y acciones

En el área institucional la política debería estar dirigida a la consolidación sectorial a través de la constitución de una Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. De esta manera, la ZMVM podría orientar su desarrollo coordinando las actividades de las instituciones que están relacionadas con la problemática de los residuos sólidos en la Zona, promocionando el fortalecimiento institucional, principalmente en los municipios. También promover el desarrollo de los recursos humanos del Sector y el establecimiento de un sistema metropolitano de información de residuos sólidos.

Para solucionar la problemática de residuos en la ZMVM, la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación de las entidades sectoriales, deberá diseñar un plan metropolitano que implique la participación del Estado de México, los municipios, el D.F. y el Gobierno Federal. Para este efecto podrá tomar como antecedente el Programa Metropolitano de 1992, actualizado en 1995. Asimismo, tratar las diferentes etapas de la misma, balanceando soluciones desde los puntos de vista operativo y financiero del servicio, como también ambiental.

Las estrategias a seguir deben incluir:

- la creación de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos para la ZMVM;

- a través de dicha Comisión, la concertación de un programa metropolitano para el manejo de residuos
        que incorpore los asuntos relacionados con el manejo de residuos peligrosos; y

- la participación del sector privado en el manejo de residuos e incremento de participación comunitaria
       en la solución de la problemática del Sector.

Las acciones a desarrollar deben incluir:

- Crear, con la participación del D.F., el Estado de México y el Ejecutivo Federal, la Comisión
         Metropolitana de Residuos Sólidos, para implementar la coordinación interinstitucional de políticas,
         planes y programas en relación con los residuos sólidos peligrosos y no peligrosos en la ZMVM.
         Deben formar parte de la Comisión entre otros: SEMARNAP, SSA, SEDESOL, Estado de México,
         Secretaría de Gobierno/Estado de México, Gobierno del D. F. y Secretarías de Gobierno del GDF.

- A través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la ZMVM, diseñar el Programa
        Metropolitano de Manejo de Residuos para racionalizarlo y balancear las soluciones de la
        problemática del servicio desde los puntos de vista operativo, financiero y ambiental.

- Incrementar en los municipios de toda la ZMVM los recursos humanos para el Sector, tanto a nivel
       directivo como técnico y también de los operadores del servicio. Asimismo, fortalecer los recursos
       humanos disponibles y promover el desarrollo de los mismos.

- En la ZMVM, a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, establecer un sistema
        metropolitano de información sobre dichos residuos. Debe integrarse como un subsistema dentro del
       Sistema de Información Metropolitano Ambiental que se planea crear para la Zona.


bbull.gif (150 bytes) 3. Area Legal

3.1 Soporte legal del sector residuos en la ZMVM

3.1.1 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

El máximo ordenamiento jurídico nacional no contempla la expresión ‘residuos’ como tal pero existen mandatos al respecto.

El contenido constitucional que aborda el tema ‘residuos’ en forma más directa es el del Artículo 115, fracción III, inciso a; textualmente señala: "Los Estados adoptarán, para su régimen interior, la forma de gobierno republicano, representativo, popular, teniendo como base de su división territorial y de su organización política y administrativa el municipio libre, conforme a las bases siguientes: ..... III. Los municipios, con el concurso de los Estados, cuando así fuere necesario y lo determinen las leyes, tendrán a su cargo los siguientes servicios: ..... c) Limpieza .....". Además, el mismo precepto constitucional dispone que los municipios tengan a su cargo los demás servicios públicos que las legislaturas locales determinen según las condiciones territoriales y socioeconómicas de los municipios, así como su capacidad administrativa y financiera. También que los municipios de un mismo estado, previo acuerdo entre sus ayuntamientos y con sujeción a la ley, podrán coordinarse y asociarse para la prestación más eficaz de los servicios públicos que corresponda.

Del precepto constitucional transcrito se pueden derivar las siguientes afirmaciones:

a) El municipio libre es la base de la división territorial de los estados;
b) El municipio libre es la base de la organización política de los estados;
c) El municipio libre es la base de la organización administrativa de los estados;
d) Los municipios tienen a su cargo los servicios del sistema de aseo urbano;
e) Los estados cooperarán o ayudarán a los municipios en su responsabilidad respecto a los servicios del
        sistema de aseo urbano cuando así fuere necesario y lo determinen las leyes;
f) Los municipios tendrán a su cargo los demás servicios públicos que las legislaturas locales determinen;
g) Las legislaturas locales pondrán a cargo de los municipios otros servicios públicos siempre que las
        condiciones territoriales y socioeconómicas, y su capacidad administrativa y financiera, lo permitan, y
h) Los municipios de un mismo estado, previo acuerdo de sus ayuntamientos y con sujeción a la ley,
        podrán coordinarse y asociarse para la eficaz prestación de servicios públicos.

Dentro de este mismo precepto constitucional, destacan las prescripciones referentes a las cuestiones de la Hacienda Municipal (Art. 115, fracción IV) que son aplicables a la prestación del los servicios del sistema de aseo urbano. Expresamente señala: "Los municipios administrarán libremente su hacienda, la cual se formará de los rendimientos de los bienes que le pertenezcan, así como de las contribuciones y otros ingresos que las legislaturas establezcan a su favor, y en todo caso: ..... c) Los ingresos derivados de la prestación de servicios públicos a su cargo.". Sin embargo, esta atribución está sujeta a la siguiente condición: "Las legislaturas de los Estados aprobarán las leyes de ingresos de los ayuntamientos y revisarán sus cuentas públicas. Los presupuestos de egreso serán aprobados por los ayuntamientos con base en sus ingresos disponibles (Art. 115, fracción IV, último párrafo)".

Asimismo, en relación con la conurbación, característica de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), el Artículo 115, fracción VI de la Constitución Federal dispone: "Cuando dos o más centros urbanos situados en territorios municipales de dos o más entidades federativas formen o tiendan a formar una continuidad demográfica, la federación, las entidades federativas y los municipios respectivos en el ámbito de sus competencias planearán y regularán de manera conjunta y coordinada el desarrollo de dichos centros con apego a la ley federal de la materia (se refiere a la Ley General de Asentamientos Humanos)".

Sobre la misma temática, la conurbación, pero en relación con el Distrito Federal (D.F.), destaca lo ordenado por el Artículo 122, fracción IX de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que establece: "Para la eficaz coordinación de las distintas jurisdicciones locales y municipales entre sí, y de éstas con la Federación y el Distrito Federal en la planeación y ejecución de acciones en las zonas conurbadas limítrofes con el Distrito Federal, de acuerdo con el Artículo 115, fracción VI de esta Constitución, en materias de asentamientos humanos; protección al ambiente, preservación y restauración del equilibrio ecológico; transporte, agua potable y drenaje; recolección, tratamiento y disposición de desechos sólidos y seguridad pública, sus respectivos gobiernos podrán suscribir convenios para la creación de comisiones metropolitanas en las que concurran y participen con apego a sus leyes.

"Las comisiones serán constituidas por acuerdo conjunto de los participantes. En el instrumento de creación se determinará la forma de integración, estructura y funciones.

"A través de las comisiones se establecerán:

"a) Las bases para la celebración de convenios en el seno de las comisiones, conforme a las cuales se
        acuerden los ámbitos territoriales y de funciones respecto a la ejecución de obras, prestación de
        servicios públicos o realización de acciones en las materias indicadas en el primer párrafo de esta
        fracción";

"b) Las bases para establecer coordinadamente, por las partes integrantes de las comisiones, las funciones
        específicas en las materias referidas, así como para el aporte común de recursos materiales, humanos y
        financieros necesarios para su operación"; y

"c) Las demás reglas para la operación conjunta y coordinada del desarrollo de las zonas conurbadas,
        prestación de servicios y realización de acciones que acuerden los integrantes de las comisiones".

Como se puede observar, sin necesidad de referirse en forma específica al sector residuos, la Constitución Política de los Estados Unidos de México faculta a los municipios, al D. F. y, en el caso de que lo dispongan las leyes locales, a los Estados, para prestar los servicios del sistema de aseo urbano. También faculta para coordinarse, mediante la celebración de convenios, para crear comisiones dentro de las cuales se definan responsabilidades y acciones para la prestación de servicios públicos y otras actividades de interés para atender las necesidades sociales respecto de las zonas conurbadas.

El texto constitucional no precisa lo que debe entenderse por ‘servicios del sistema de aseo urbano’. Esta circunstancia y el hecho de que corresponda a las legislaturas de los estados, así como a la Asamblea Legislativa del D. F., la regulación de los términos de prestación de los servicios públicos, lleva a la conclusión que es precisamente a dichos órganos legislativos a quienes corresponde determinar los alcances de tales servicios. Esto sería, determinar qué actividades estructuran en este caso la prestación de los servicios del sistema de aseo urbano.

Y de hecho así sucede. Por ejemplo, en el Reglamento para Servicios del Sistema de Aseo Urbano en el D. F., la Asamblea de Representantes determinó que dicho servicio comprende: "1) El barrido de vías públicas; 2) La recolección de residuos sólidos; y 3) El diseño, instrumentación y operación de sistemas de almacenamiento, transporte, reuso, tratamiento y disposición final de dichos residuos".

No así en el caso del Estado de México, en donde la Ley Orgánica Municipal aunque amplía la definición del servicio hasta la disposición de desechos, no precisa cuáles son las fases o actividades que comprende.

No obstante lo anterior, cabe señalar como conclusión al respecto, que es atribución de las legislaturas estatales y la correspondiente al D. F., establecer la regulación en materia de la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, con especificación de los alcances de ésta e inclusive lo concerniente a la naturaleza y origen de los residuos. Dicha regulación sería sobre clasificación y forma diferenciada de manejo, naturalmente que dentro del contexto de la prestación de servicios públicos. Ésta se entiende como "toda actividad técnica destinada a satisfacer una necesidad de carácter general, cuyo cumplimiento uniforme y continuo deba ser permanentemente asegurado, reglado y controlado por los gobernantes, con sujeción a un mutable régimen jurídico exorbitante del derecho privado, ya por medio de la administración pública, bien mediante particulares facultados para ello por autoridad competente, en beneficio indiscriminado de toda persona" (Fernández Ruiz, Jorge. Derecho Administrativo. México, 1995).

Este argumento lo corrobora el Artículo 124 de la Constitución Federal; señala a la letra: "Las facultades que no están expresamente concedidas por esta Constitución a los funcionarios federales se entienden reservadas a los estados". De esto se desprende que el Congreso de la Unión (legislador federal), al no estar facultado de manera expresa para legislar en materia de servicios públicos municipales, se encuentra ante una atribución local.

3.1.2 Constitución Política del Estado libre y soberano de México

En la Constitución Política del Estado de México se confirman las apreciaciones señaladas en el apartado anterior respecto del sector residuos.

La Constitución también omite la expresión ‘residuos‘, y aún más, no existen referencias específicas respecto de la atribución municipal; de prestar los servicios del sistema de aseo urbano.

Sin embargo, al establecerse las atribuciones de la Legislatura del Estado, se precisa su facultad para expedir leyes en materia municipal; "teniendo presente en todos los casos, el fortalecimiento del municipio libre como base de la organización política y administrativa del Estado" (Artículo 61, fracción XXVII). También le faculta para expedir la Ley de Ingresos de los Municipios (Artículo 61, fracción XXXI) y fiscalizar la administración de los ingresos y egresos de los municipios y sus organismos auxiliares (Artículo 61, fracción XXXIV).

En cuanto a coordinación institucional y conurbaciones, la Constitución Estatal prescribe en su Artículo 126: "El Ejecutivo del Estado podrá convenir en favor de los ayuntamientos la asunción de funciones que originalmente le corresponden a aquél, la ejecución de obras y la prestación de servicios públicos, cuando el desarrollo económico y social lo hagan necesario" y que "Los ayuntamientos, con la intervención del Ejecutivo del Estado, podrán entre sí o con las de otras entidades, convenir la prestación de servicios o la realización de obras en sus territorios cuando éstos constituyan una continuidad geográfica, mediante acuerdos que establezcan instrumentos y mecanismos ágiles y sencillos para tales finalidades".

Respecto de la cuestión económica, el Artículo 125 de la Constitución Estatal prescribe: "los municipios administrarán libremente su hacienda, la cual se formará de los rendimientos de los bienes que les pertenezcan, así como de las contribuciones y otros ingresos que establezca la ley de la materia (se refiere a la Ley de Ingresos de los Municipios)".

3.1.3 Estatuto de Gobierno del Distrito Federal

Este instrumento jurídico también reproduce las prescripciones que contiene la Constitución Federal sobre el tema que estamos tratando.

En su Artículo 42, faculta al órgano legislativo local (Asamblea Legislativa o de Representantes) entre otras cosas para: "II. Examinar, discutir y aprobar anualmente la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos del Distrito Federal ....." y "Legislar en el ámbito local, en lo relativo al Distrito Federal ..... , en materias de administración pública local, .....; servicios públicos y su concesión," y "....., servicio público de limpieza, .....".

Respecto a coordinación, el Artículo 69 del referido Estatuto dispone: "El Distrito Federal participará, en los términos que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y este Estatuto, en la planeación y ejecución de acciones coordinadas con la Federación, Estados y Municipios en las zonas conurbadas limítrofes con el D.F., en materias de asentamientos humanos; protección al ambiente, preservación y restauración del equilibrio ecológico; transporte; agua potable y drenaje; recolección, tratamiento y disposición de residuos sólidos y seguridad pública".

Finalmente, respecto a los servicios públicos, el Artículo 93 del Estatuto de Gobierno del D. F. ordena: "La administración pública del Distrito Federal tendrá a su cargo los servicios públicos que la ley establezca, considerando la capacidad administrativa y financiera de la entidad". Además: "La prestación de los servicios públicos podrá concesionarse, en caso que así lo requiera el interés general y la naturaleza del servicio lo permita, a quienes reúnan los requisitos que establezcan las leyes".

3.1.4 Ley Orgánica de la Administración Pública Federal

Para conocer si alguna autoridad federal tiene facultades relacionadas con la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano o, en términos generales, con la regulación del manejo de residuos u otra materia vinculada al tema, se consideró adecuado revisar el ámbito competencial de las dependencias de la administración pública federal. Para ello, el instrumento aplicable es la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Primero, se sabe que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público está facultada para: "Proyectar y coordinar la planeación nacional del desarrollo .....", así como para "Vigilar el cumplimiento de las obligaciones derivadas de las disposiciones en materia de planeación nacional, como también de programación, elaboración de presupuesto, contabilidad y evaluación".

Cabe destacar la competencia de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL). Según el Artículo 32, fracciones I y II de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, ésta tiene la atribución para "Formular, conducir y evaluar la política general de desarrollo social para el combate efectivo a la pobreza; en particular, la de asentamientos humanos, desarrollo urbano y vivienda;", así como "Proyectar y coordinar, con la participación que corresponda a los gobiernos estatales y municipales, la planeación regional".

Esta institución también cuenta con atribución para "Promover la construcción de obras de infraestructura y equipamiento para el desarrollo regional y urbano y bienestar social, en coordinación con los gobiernos estatales y municipales y con la participación de los sectores social y privado (Artículo 32, fracción XV)". Se desprende que esta institución está facultada para apoyar a estados y municipios en obras relacionadas con la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano que, como se sabe, son parte de la infraestructura y equipamiento urbano.

Conforme al Artículo 32, Bis fracciones IV y V de la mencionada Ley Orgánica y también la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, tienen facultades relacionadas al tema ‘residuos’. En lo básico, porque disponen que corresponde a esta dependencia "Establecer, con la participación que corresponda a otras dependencias y a las autoridades estatales y municipales, normas oficiales mexicanas sobre ..... residuos sólidos y peligrosos", así como vigilar y estimular, en coordinación con las mismas autoridades el cumplimiento de las leyes, normas oficiales mexicanas y programas relacionados con el tema.

La orientación de las atribuciones de la dependencia administrativa mencionada se orienta hacia aspectos de protección del medio ambiente en general o de alguno de sus elementos en particular. Esa orientación ubica a la dependencia en estrecha relación con la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, en referencia a los impactos ambientales. Éstos generan prácticas integradas al referido servicio público. Se mencionan los casos de transporte, almacenamiento, tratamiento y disposición final de residuos, sobre todo cuando presentan alguna característica de peligrosidad.

Sin embargo, respecto a la prestación misma del servicio, carece de atribución alguna, situación que la ubica como una institución puramente normativa.

De la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, destaca sólo lo ordenado por el Artículo 34, fracción VIII, que la faculta para "Regular, orientar y estimular las medidas de protección al consumidor". Factor bastante importante si se considera que el sector residuos basa su actividad primordialmente en la prestación de un servicio público de demanda generalizada.

3.1.5 Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México

Según el Artículo 21, fracción I de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México, corresponde a la Secretaría General de Gobierno "Conducir las relaciones del Poder Ejecutivo (estatal) con los demás poderes (del Estado) y con los Ayuntamientos del Estado, así como con las autoridades de otras Entidades Federativas".

Tal como en el orden de gobierno federal, en el Estado de México, corresponde a la autoridad ambiental una participación significativa en materia de residuos. Efectivamente, según el Artículo 32, Bis fracciones V, VII, X, XI, XII y XIX de la mencionada Ley Orgánica, a la Secretaría de Ecología le corresponde: 1) establecer medidas y criterios para la prevención y control de residuos y emisiones generados por fuentes contaminantes; 2) implantar medidas y mecanismos para prevenir, restaurar y corregir la contaminación del aire, suelo, agua y del ambiente en general; 3) aplicar la normatividad para el manejo y disposición final de los residuos industriales, así como para construcción de sistemas de tratamiento de aguas residuales; 4) promover y ejecutar directamente o por terceros, la construcción y operación de instalaciones para el tratamiento de residuos industriales, residuos sólidos, tóxicos y aguas residuales; y 5) concesionar la construcción, administración, operación y conservación de las instalaciones mencionadas y emitir dictámenes técnicos para cuantificar el daño causado al ambiente.

Destaca además el ámbito competencial de la Secretaría de Ecología del Estado de México. A diferencia de otros órdenes de gobierno, la dependencia encargada de la protección al ambiente puede a su vez constituirse en prestadora del servicio de tratamiento de residuos (en donde puede caber hasta la disposición final de residuos), ubicándose así como autoridad estatal con poder de intervención en la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, cuya naturaleza en apariencia, es diferente de la que tradicionalmente se conoce como de protección al ambiente.


3.1.6 Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal

Según el Artículo 20, fracción IV de esta Ley Orgánica, corresponde a la Secretaría de Gobierno del D. F. "Conducir las relaciones del Jefe del Distrito Federal con otros Órganos de Gobierno Local, Poderes de la Unión, gobiernos de los estados y autoridades municipales".

A la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda le corresponde: 1) "Estrechar y fortalecer la coordinación del Distrito Federal con los tres niveles de gobierno que inciden en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México y Región Centro del país; 2) Coordinar la realización de la planeación metropolitana con la participación que corresponda a los gobiernos estatales y municipales limítrofes, así como a las dependencias, órganos desconcentrados y entidades de la Administración Pública Paraestatal del Distrito Federal en las materias señaladas en la Constitución y el Estatuto; y 3) Impulsar la formulación de convenios, normas y reglamentos en los que se concerte la voluntad política de los gobiernos que inciden en la Zona Metropolitana" (Artículo 21, fracciones VI, VII y VIII).

Conforme al Artículo 23, fracciones IV, V y VIII de la Ley Orgánica de la Administración Pública del D. F., corresponde a la Secretaría del Medio Ambiente: 1) "Emitir los lineamientos de prevención y control de la contaminación ambiental; 2) Establecer sistemas de verificación ambiental y monitoreo de contaminantes; y 3) En coordinación con la Secretaría de Obras y Servicios, regular y fomentar las actividades de minimización, recolección, tratamiento y disposición final de desechos sólidos, establecer los sitios destinados a la disposición final, restaurar sitios contaminados, así como establecer los sistemas de reciclamiento y tratamiento de aguas residuales y residuos sólidos".

La Autoridad Ambiental del D. F. no tiene atribuciones en lo que se refiere a la Prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. Su labor está más orientada a normatividad y fomento, lo que le permite diferenciar su ámbito de competencia respecto de las autoridades que están encargadas de dicho servicio. Situación diferente a la del Estado de México, donde las disposiciones orgánicas involucran directamente a la autoridad ambiental.

La Secretaría de Obras y Servicios del D. F. es la instancia facultada para planear, organizar, normar y controlar la prestación de los servicios públicos (Artículo 24, fracción I).

Esta dependencia tiene la responsabilidad de construir, mantener y operar directamente o por adjudicación a particulares, las obras públicas que correspondan al desarrollo y equipamiento urbano, siempre que no sean competencia de otra secretaría o de las delegaciones (Artículo 24, fracción IV).

La instancia responsable de la Prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano en el D. F., es la Secretaría de Obras y Servicios en coordinación con las Delegaciones del D. F., como se describirá más adelante.

En relación con los aspectos económicos de la Prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano en el D. F., el Artículo 25 de la Ley Orgánica, dispone que la Secretaría de Finanzas elabore el Presupuesto de Ingresos de la entidad, cobre ingresos por ese concepto y controle el ejercicio presupuestal al respecto.

La Ley Orgánica atribuye a las Delegaciones del D. F. la Prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, en sus etapas de barrido de áreas comunes, vialidades secundarias y demás vías públicas, así como de recolección de residuos sólidos (Artículo 31, fracción XX).

 

3.1.7 Ley Orgánica Municipal del Estado de México

Conforme a su Artículo 1º, esta Ley establece las bases para la integración y organización del territorio, la población, el gobierno y administración pública municipal.

Los ayuntamientos son órganos colegiados de los municipios que tienen facultad para expedir y reformar el Bando Municipal, como también los reglamentos, circulares y disposiciones administrativas de observancia general dentro del territorio del municipio, cuando sean necesarios para su organización, la prestación de servicios públicos y, en general, para el cumplimiento de sus atribuciones (Artículo 31, fracción I).

También corresponde a estos órganos colegiados celebrar convenios con las autoridades estatales competentes en relación con la prestación de los servicios públicos a que se refiere el Artículo 115, fracción III de la Constitución General, así como en lo que concierne a la administración de contribuciones fiscales (Artículo 31, fracción II).

De la misma forma destaca la facultad de los ayuntamientos para proponer a la Legislatura Local, por conducto del Ejecutivo, la creación de organismos municipales descentralizados para la prestación y operación de los servicios públicos cuando proceda (Artículo 31, fracción IV).

Los ayuntamientos tienen la facultad para convenir, contratar o concesionar en términos de ley, la ejecución de obras y prestación de servicios públicos con el Estado, con otros municipios de la entidad o con particulares, recabando, cuando proceda, la autorización de la Legislatura del Estado (Artículo 31, fracción VII).

Los ayuntamientos también están facultados para crear las unidades administrativas necesarias para el adecuado funcionamiento de la administración pública municipal y eficaz prestación de los servicios públicos (Artículo 31, fracción IX).

De relevancia es la función de los ayuntamientos consistente en la Municipalización de los Servicios Públicos (Artículo 31, fracción XIV) ; Administración de la Hacienda Municipal y Control de la Aplicación del Presupuesto de Egresos (Artículo 31, fracción XVII), así como de la Aprobación del Presupuesto de Egresos (Artículo 31, fracción XIX).

También corresponde a los ayuntamientos elaborar y ejecutar programas de financiamiento para los servicios públicos municipales, con el objetivo de ampliar su cobertura y mejorar su prestación (Artículo 31, fracción XXXII).

No obstante las anteriores facultades, para la ejecución de algunas de ellas los ayuntamientos requieren de autorización previa de la legislatura del estado. Tales como en el caso de la contratación de créditos cuando los plazos de amortización rebasen el término de la gestión municipal. También para la celebración de contratos de obras y prestación de servicios públicos cuando su término exceda de la gestión del ayuntamiento contratante (Artículo 33, fracciones III y V).

Bajo este esquema de organización municipal, corresponde al Presidente Municipal ejecutar los acuerdos del ayuntamiento (Artículo 48, fracción II).

Dentro del esquema de organización municipal se destaca la Comisión de Planeación para el Desarrollo Municipal. Ésta es un órgano auxiliar del municipio que está integrada por ciudadanos distinguidos representativos de los sectores público, social y privado. Dentro de sus funciones cuenta la formulación de recomendaciones para mejorar la administración municipal y prestación de los servicios públicos, así como proponer la creación de nuevos servicios públicos, entre otras (Artículo 83, fracciones III y VII).

La administración municipal cuenta con un Tesorero Municipal. Está facultado para proponer la Política de Ingresos e intervenir en la elaboración del Programa Financiero Municipal y glosar las cuentas del ayuntamiento (Artículo 95, fracciones XI, XII y XVI).

Respecto a la Prestación de los Servicios Públicos, la Ley Orgánica Municipal del Estado de México establece disposiciones generales aplicables a todos los servicios públicos municipales.

Es de relevancia el hecho que esta Ley faculte a los municipios para la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano y disposición de desechos, en donde a diferencia de lo que dispone la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se incluye la disposición de residuos como un servicio público municipal (Artículo 125, fracción III).

El Artículo 126, ordena que los servicios públicos municipales deben ser prestados por los ayuntamientos, sus unidades administrativas y organismos auxiliares, quienes podrán coordinarse con el estado o con otros municipios para la eficacia de su prestación.

La Ley, en la mayor parte de su contenido, se refiere a la figura de la concesión, estableciendo los casos en que procede y las condiciones a que deberá sujetarse. Sobre el particular, el Artículo 131 dispone que las concesiones procederán ante la imposibilidad determinada por el propio ayuntamiento para prestar por si mismo el servicio o la conveniencia de que lo preste un tercero. Para ello deberá expedirse una convocatoria en la que se establezcan las bases, condiciones y plazos; exige existencia de solicitudes de los interesados.

Se establecen las causales de revocación y caducidad de las concesiones (Artículos 132 y 134).

Esta Ley faculta a los ayuntamientos para municipalizar la prestación de los servicios públicos cuando ésta sea irregular o deficiente, se causen perjuicios graves a la colectividad o así lo requiera el interés público. No obstante lo anterior, una vez decretada la municipalización del servicio, si el ayuntamiento carece de recursos, podrá entregarlo en concesión (Artículos 137, 138 y 141).

A pesar de las anteriores disposiciones jurídicas, se debe señalar que esta Ley no hace mención de ciertas atribuciones. Una de estas omisiones sería sobre la determinación, por parte del ayuntamiento, de las tarifas a cobrar por los particulares que sean beneficiarios de alguna concesión para la prestación de servicios públicos. Esta situación, en la práctica puede significar una problemática si se considera el principio jurídico que determina que las autoridades sólo pueden ejecutar aquello que la ley les permite.

3.1.8 Ley Orgánica del Departamento del Distrito Federal

El Capítulo II de esta Ley está dedicado al tema de Prestación de Servicios Públicos en el D.F.

La regulación al respecto, es mucho más precisa que la contenida en las Disposiciones del Estado de México. Esta característica debe considerarse un atributo ya que de esta forma se facilita la aplicación y observancia por parte de las autoridades encargadas de la prestación de dichos servicios.

Un ejemplo de esta situación consta en el Artículo 23; define a los servicios públicos como una actividad organizada que se realiza conforme a leyes o reglamentos vigentes en el D. F., con el fin de satisfacer en forma continua, uniforme, regular y permanente necesidades de carácter colectivo. La prestación de estos servicios es de interés público.

Además, dicho precepto establece que la declaración oficial, de que determinada actividad constituye un servicio público, implica que la prestación de dicho servicio es de utilidad pública, y se faculta a la autoridad para decretar la expropiación, limitación de dominio, servidumbre u ocupación temporal de los bienes que se requieran para la prestación del servicio.

Factor relevante es el hecho de que la Ley Orgánica del Departamento del D. F. faculte a la autoridad para fijar y modificar las tarifas correspondientes a los servicios públicos entregados en concesión, así como el vigilar su cumplimiento (Artículo 26, fracción III).

A través de esta Ley se establecen tales precisiones respecto al concesionamiento de los servicios públicos que inclusive obliga al concesionario a cubrir los costos de la prestación y entregarla de modo uniforme y continuo a toda persona que la solicite (Artículo 27, fracciones III y VIII).

Así también, a diferencia de la Legislación Orgánica Municipal del Estado de México, el Artículo 30 de la Ley que nos ocupa, faculta al Departamento del D. F. para convenir con los estados y municipios la participación de prestación de los servicios en dichas entidades.

3.1.9 Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente

Esta Ley data del año de 1988; fue reformada en diciembre de 1996. Tiene por objeto propiciar desarrollo sustentable y establecer las bases sobre: 1) la preservación, restauración y mejoramiento del ambiente; 2) el aprovechamiento sustentable, preservación y, en su caso, la restauración del suelo, el agua y demás recursos naturales, de manera que sean compatibles con la obtención de beneficios económicos y actividades de la sociedad para la preservación de los ecosistemas; 3) la prevención y control de la contaminación del aire, agua y suelo; 4) el ejercicio de las atribuciones que en materia ambiental corresponde a la Federación, los estados, el D. F. y los municipios; y 5) el establecimiento de mecanismos de coordinación, inducción y concertación entre las autoridades, entre éstas y los sectores social y privado, así como con personas y grupos sociales en materia ambiental, entre otras (Artículo 1º).

Esta Ley (Artículo 3º, fracciones XXXI y XXXII) define los términos ‘residuo’ y ‘residuo peligroso’ de la siguiente forma:

Residuo.- Cualquier material generado en los procesos de extracción, beneficio, transformación, producción, consumo, utilización, control o tratamiento cuya calidad no permita su reuso en el proceso que lo generó.

Residuos Peligrosos.- Aquellos residuos que en cualquier estado físico, por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables o biológico-infecciosas, representen peligro para el equilibrio ecológico o el ambiente.

En su Artículo 5º, fracción VI, otorga el carácter de asunto de competencia federal a la regulación y control de la generación, manejo y disposición final de residuos peligrosos para el ambiente o los ecosistemas.

Faculta a los estados para regular los sistemas de recolección, transporte, almacenamiento, manejo, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos e industriales que no estén considerados como peligrosos. A los municipios, los faculta para aplicar las disposiciones jurídicas relativas a la prevención y control de los efectos sobre el ambiente ocasionados por la generación, transporte, almacenamiento, manejo, tratamiento y disposición final. También sobre los residuos sólidos e industriales que no estén considerados como peligrosos (Artículos 7º, fracción VI y 8º, fracción IV).

Al Gobierno del D. F. lo faculta para atender asuntos que esta Ley considera de competencia estatal y municipal, tales como los mencionados con anterioridad.

El Artículo 11 de esta Ley establece la posibilidad jurídica para que la Federación, los Estados y el D. F. suscriban convenios o acuerdos de coordinación a fin de que éstos dos últimos asuman órdenes de gobierno sobre el control de residuos peligrosos considerados de baja peligrosidad, así como para realizar acciones de inspección y vigilancia en esta materia.

El Artículo 13 dispone: "Los Estados podrán suscribir entre sí y con el Gobierno del Distrito Federal, en su caso, convenios o acuerdos de coordinación y colaboración administrativa, con el propósito de atender y resolver problemas ambientales comunes y ejercer sus atribuciones a través de las instancias que al efecto determinen, atendiendo a lo dispuesto en las leyes locales que resulten aplicables. Las mismas facultades podrán ejercer los municipios entre sí, aunque pertenezcan a entidades federativas diferentes, de conformidad con lo que establezcan las leyes señaladas".

Asimismo, la Ley ordena: "Las autoridades ambientales de la Federación y de las entidades federativas integrarán un órgano que se reunirá periódicamente con el propósito de coordinar sus esfuerzos en materia ambiental, analizar e intercambiar opiniones en relación con las acciones y programas en la materia, evaluar y dar seguimiento a las mismas, así como convenir las acciones y formular las recomendaciones pertinentes ..." (Artículo 14 Bis).

El Artículo 28, fracción IV de La Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente establece: "Se requiere autorización de impacto ambiental de la autoridad federal para el establecimiento y operación de instalaciones de tratamiento, confinamiento o eliminación de residuos peligrosos, así como de residuos radiactivos".

Para la prevención y control de la contaminación del suelo, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente establece algunos criterios de observancia obligatoria. Dentro de éstos destacan los siguientes: "Deben ser controlados los residuos en tanto que constituyan la principal fuente de contaminación de los suelos"; "Es necesario prevenir y reducir la generación de residuos sólidos, municipales e industriales; incorporar técnicas y procedimientos para su reuso y reciclaje, así como regular su manejo y disposición final eficientes;" y "En los suelos contaminados por la presencia de ... residuos peligrosos, deberán llevarse a cabo las acciones necesarias para recuperar o restablecer sus condiciones, de tal manera que puedan ser utilizados en cualquier tipo de actividad prevista por el programa de desarrollo urbano o de ordenamiento ecológico que resulte aplicables" (Artículo 134, fracciones II, III y V).

Según la Ley, dichos criterios deben ser considerados en los siguientes casos: "La operación de los sistemas de limpieza y disposición final de residuos municipales en rellenos sanitarios" y "La generación, manejo y disposición final de residuos sólidos industriales y peligrosos, así como en las autorizaciones y permisos que al efecto se otorguen".

El funcionamiento de los sistemas de recolección, almacenamiento, transporte, alojamiento, reuso, tratamiento y disposición final de residuos sólidos, conforme al Artículo 137, está sujeto a la autorización de los municipios o del D. F., conforme a sus leyes locales en la materia y a las normas oficiales mexicanas que resulten aplicables. Este Artículo de la Ley faculta a la autoridad federal ambiental para expedir las normas mencionadas, siendo éstas las referentes a los sitios, al diseño, la construcción y operación de las instalaciones destinadas a la disposición final de residuos sólidos municipales.

También establece la posibilidad jurídica para que la autoridad federal ambiental celebre acuerdos de coordinación y asesoría con los gobiernos estatales y municipales para la implementación y mejoramiento de los sistemas de recolección, tratamiento y disposición final de residuos sólidos e identificación de alternativas de reutilización y disposición final, incluyendo la elaboración de inventarios y las fuentes generadoras (Artículo 138).

Esta Ley establece que en ningún caso podrá autorizarse la importación de residuos para su derrame, depósito, confinamiento, almacenamiento, incineración o cualquier tratamiento para su destrucción o disposición final en el territorio nacional o en las zonas en que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción (Artículo 142), aunque sí permite dicha importación cuando el objeto sea el tratamiento, reciclaje o reuso de dichos residuos (Artículo 153, fracción II).

En el Artículo 151, la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente dispone: "La responsabilidad del manejo y disposición final de los residuos peligrosos corresponde a quien los genera. En caso que se contraten los servicios de manejo y disposición final de los residuos peligrosos con empresas autorizadas por la Secretaría (se refiere a la de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca del Gobierno Federal) y éstos sean entregados a dichas empresas, la responsabilidad de estas operaciones corresponderá a ellas, independientemente de la responsabilidad que, en su caso, tenga quien los generó".

La Ley impone la obligación de obtener autorización previa de la autoridad ambiental federal cuando se pretenda: 1) prestar servicios a terceros que tengan por objeto la operación de sistemas para la recolección, almacenamiento, transporte, reuso, tratamiento, reciclaje, incineración y disposición final de residuos peligrosos; 2) la instalación y operación por parte del generador de residuos peligrosos de sistemas para su reuso, reciclaje y disposición final, fuera de la instalación en donde se generaron dichos residuos; y 3) la instalación y operación de sistemas para el tratamiento o disposición final de residuos peligrosos, o para su reciclaje cuando éste tenga por objeto la recuperación de energía, mediante su incineración (Artículo 151, Bis).

Se destaca que la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente dispone: "Cuando la generación, manejo o disposición final de ... residuos peligrosos, produzca contaminación del suelo, los responsables de dichas operaciones deberán llevar a cabo las acciones necesarias para recuperar y restablecer las condiciones del mismo, con el propósito de que éste pueda ser destinado a alguna de las actividades previstas en el programa de desarrollo urbano o de ordenamiento ecológico que resulte aplicable, para el predio o zona respectiva".

La Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente incluye el Reglamento en Materia de Residuos Peligrosos. Éste aún no se ha actualizado en lo referente a reformas publicadas en el mes de diciembre de 1996.

 

3.1.10 Ley Ambiental del Distrito Federal

Esta Ley, publicada en el mes de julio de 1996, presenta un formato semejante al de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. En sus definiciones aborda la correspondiente a residuos peligros con la misma connotación que precisa la Ley General.

Sus referencias a la coordinación institucional son semejantes a las de la Ley General aunque la responsabilidad de su aplicación la dirige hacia toda la administración pública de la entidad (Artículos 1º, 8º y 9º, entre otros).

Conforme a la Ley del Medio Ambiente del Distrito Federal, la Secretaría del Medio Ambiente es la instancia competente en esta materia. A esta institución se le faculta para que en coordinación con la Dirección General de Servicios Urbanos, prevenga y controle la contaminación del suelo, así como la originada por la generación y manejo de residuos no reservados a la federación. Éstos son los peligrosos y los radiactivos. También se le faculta para determinar o autorizar el establecimiento de los sitios destinados al manejo de los residuos no reservados a la federación, así como proponer la expedición de las disposiciones que regulen su manejo, observando las normas oficiales (Artículo 15, fracciones XIV y XV).

En cuanto a coordinación metropolitana el Artículo 16 establece: "El Distrito Federal participará en los términos establecidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, en la planeación y ejecución de acciones coordinadas con la Federación, Estados y Municipios en la ZMVM, en materia de protección al ambiente, preservación y restauración del equilibrio ecológico, para lo cual se podrán suscribir convenios para la creación de la Comisión correspondiente, en la que concurran y participen con apego a sus leyes".

Las obras y actividades de manejo de residuos peligrosos no reservados a la Federación, según esta Ley (Artículo 27, fracción IV), requieren autorización de Impacto Ambiental. En términos de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, éstas no existen,

El Artículo 57 señala: "Están obligados a restaurar el suelo, subsuelo, acuífero y los demás recursos naturales afectados, quienes por cualquier causa los contaminen o deterioren ...".

Esta Ley obliga a: 1) prevenir la generación de residuos; 2) minimizar la generación de residuos que no puedan prevenirse; 3) reciclar o reusar los que se generen; 4) tratarlos, previa disposición final cuando no puedan reciclarse o reusarse, a fin de eliminar o minimizar su peligrosidad y volumen, y 5) disponer finalmente de los residuos tratados (Artículo 93).

La Ley prohibe depositar en las redes de drenaje y alcantarillado o cuerpos receptores del D. F., materiales, residuos o lodos provenientes del tratamiento o descarga de aguas residuales que directamente o por efecto de disolución, dilución, arrastre o filtración contaminen las aguas (Artículo 96).

3.1.11 Ley de Protección al Ambiente del Estado de México

Esta Ley también presenta un esquema semejante al de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. En ella se faculta a la autoridad ambiental del Estado de México y la Secretaría de Ecología para aplicar la normatividad para el manejo y disposición final de los residuos industriales (Artículo 4º, fracción XIX). A los ayuntamientos, para regular y controlar el manejo de los residuos sólidos municipales, así como para proteger el ambiente de los centros de población de los efectos negativos derivados de los servicios públicos municipales (Artículo 5º, fracción X y XI).

Esta Ley clasifica los residuos en: 1) sólidos de origen doméstico, comercial y de servicios; 2) hospitalarios no peligrosos; 3) de origen industrial; y 4) de origen agropecuario y de agroquímicos (Artículo 55).

También establece una función para la autoridad ambiental estatal para expedir normas en materia de: 1) racionalización de la generación de residuos sólidos; 2) separación de los residuos sólidos para facilitar su reuso y reciclaje; 3) sistemas de manejo y disposición final de los residuos sólidos en los centros de población; y 4) el uso de agroquímicos y las descargas de aguas residuales (Artículo 56).

Dispone que a través del Bando Municipal y sus Reglamentos, los ayuntamientos dicten medidas para evitar el depósito o la quema de residuos sólidos en bienes de uso común, caminos, carreteras, derechos de vía, lotes baldíos, así como en cuerpos y corrientes de agua (Artículo 58).

Finalmente, en forma muy general establece: "El manejo y la disposición final de los residuos de origen industrial, comercial, de servicios y agropecuario, estarán sujetos a la autorización correspondiente y a la normatividad aplicable (Artículo 59).


3.1.12 Reglamento de la Ley de Protección al Ambiente del Estado de México en materia de prevención y
           control de la contaminación del suelo

Este Reglamento es un instrumento normativo en materia de residuos, ya que además de establecer las facultades al respecto que corresponden a la Secretaría de Ecología y a los ayuntamientos, involucra una diversidad de temas. Tales son: 1) normas técnicas; 2) residuos sólidos domésticos o urbanos; 3) residuos sólidos industriales; 4) residuos hospitalarios; 5) residuos generados por rastros; 6) prestadores de servicios relacionados con los residuos; 7) residuos sólidos específicos; y 8) registro de generadores de residuos sólidos, entre otros.

El contenido de este Reglamento incluye aspectos reservados a las autoridades federales en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. Tal es el caso de la regulación del manejo y tratamiento de los Residuos Biológico-Infecciosos (RBI) que en el Reglamento se denominan hospitalarios.

Este Reglamento es orgánico; menciona materias para definir al órgano de autoridad competente, por lo regular la Secretaría de Ecología; define cuestiones operativas respecto del manejo de los diferentes tipos de residuos que contempla y en general se refiere a la disposición final y al tratamiento.

3.1.13 Reglamento para el Servicio Público de Limpieza en el Distrito Federal

Este Reglamento se circunscribe a regular en términos generales el barrido de vías públicas, recolección de residuos y su disposición final. No indica especificaciones técnicas respecto a la prestación del servicio ni para la organización de su prestación.

Estas características obedecen a que las cuestiones operativas son establecidas directamente por los órganos encargados de la prestación del servicio y porque la organización institucional y las reglas de intervención de los particulares al respecto están contenidas en la correspondiente legislación orgánica de la entidad.

Código Financiero del Distrito Federal

El objetivo de la revisión de este instrumento normativo es conocer si existe la facultad para cobrar por la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano en el D. F.

El Artículo 254 de este Código indica: "Por los servicios de recolección y recepción de residuos sólidos que generen los establecimientos mercantiles, industriales y similares, así como dependencias y entidades federales o locales que preste el Distrito Federal, se pagarán los derechos correspondientes ...".

La prestación del servicio a residencias particulares, al menos en lo que respecta a recolección, está exento de pago.

3.1.15 Ley de Hacienda Municipal del Estado de México

Esta Ley no prevé la posibilidad de que los ayuntamientos del Estado de México cobren por la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, lo que lo convierte en un servicio público gratuito.

3.2 Análisis legal

3.2.1 Aspectos críticos y problemas identificados

Territorialmente los términos de referencia de este Análisis Sectorial se circunscriben a lo que se denomina Valle de México. Dichos términos de referencia reclaman la consideración de los residuos sólidos, independientemente de su naturaleza, sin considerar que sean municipales o industriales, habida cuenta de que en México la regulación jurídica en materia de residuos se encuentra dividida dependiendo de la peligrosidad de los mismos. Procede entonces involucrar dentro de este estudio jurídico a los tres órdenes de gobierno; federal, estatal y municipal.

La definición de sectores de la administración pública, independientemente del orden de gobierno de que se trate, está sujeta a decisiones políticas y de gobierno. En la mayoría de los casos es adoptada por el titular del Poder Ejecutivo, llámese Presidente de la República, Gobernador del Estado o Presidente Municipal.

Como se desprende de la lectura de los Artículos 21 y 22 de la Ley de Planeación (perteneciente al orden federal de gobierno), el titular del Ejecutivo Federal deberá elaborar, aprobar y publicar, dentro de un plazo de seis meses, contados a partir de la fecha de toma de posesión de su cargo, el Plan Nacional de Desarrollo. En su contenido indicará los programas sectoriales, institucionales, regionales y especiales que deban ser elaborados por las dependencias de la administración pública federal.

Este esquema se repite tanto en el orden estatal como en el de gobierno municipal.

El Artículo 16, fracción II de la Ley de Planeación señala como atribución de las dependencias de la administración pública federal: "Coordinar el desempeño de las actividades que en materia de planeación correspondan a las entidades paraestatales que se agrupen en el sector que, conforme a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, determine el Presidente de la República". De esto se pueden inferir dos vías para la creación de sectores de la administración pública: a) por mandato de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, o b) por decisión del Presidente de la República.

En el primer caso se aprecia que la Ley Orgánica no crea expresamente sectores de la administración pública federal, sino que establece las denominaciones y facultades de las instituciones que conforman a dicha administración. Sin embargo, es evidente que en el ejercicio de planeación, cada dependencia creada por dicha Ley se constituye en cabeza de sector. Esta situación conduce, en una primera aproximación, a afirmar que cada una de las secretarías de estado y departamentos administrativos que señala el Artículo 26 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, constituye en sí un sector de la administración pública.

Se puede afirmar la inexistencia del sector residuos como tal dentro de la administración pública federal.

De acuerdo con la facultad del Presidente de la República para crear sectores de la administración pública federal, debe señalarse que la vía para implementarlos, tal como se señala en párrafos anteriores, es a través del Plan Nacional de Desarrollo en términos de los Artículos 21 y 22 de la Ley de Planeación.

Sin embargo, de dicho Plan tampoco se desprende la existencia de un sector de la administración dedicado exclusivamente a la cuestión de los residuos, por lo que se afirma la inexistencia de un sector residuos como tal.

Como se ha mencionado, el esquema de creación de sectores de la administración pública es muy semejante en los tres órdenes de gobierno. Para el caso del gobierno del Estado de México y sus municipios ubicados en el Valle de México, el sistema descansa en tres instrumentos legales: la Ley de Planeación del Estado de México, la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México y la Ley Orgánica Municipal del Estado de México.

La revisión de dichas leyes demuestra la inexistencia legal del sector residuos. La revisión de los planes de desarrollo (del estatal vigente y referencias a algunos municipales, pues no en todos los casos existen) tampoco permite apreciar la existencia de éste.

El D. F. tampoco escapa a las características manifestadas respecto al sistema de creación de sectores de la administración pública. Hasta mediados del año 1997, presenta una situación jurídica especial; su gobierno parte de la administración pública federal (aunque con un sistema de independencia en su gestión muy parecido al de un gobierno estatal o municipal). No obstante, con igual carencia de un sector específico en materia de residuos.

Sin embargo, en los tres órdenes de gobierno, la materia concerniente a los residuos es considerada en dos sectores básicos de la administración pública: a) en el de la prestación de los servicios públicos, principalmente en el Departamento del D. F. y los municipios del Estado de México y b) en el de protección al ambiente de los mismos tres órdenes de gobierno.

Esta apreciación se corrobora por los mismos instrumentos legales y administrativos antes mencionados. De ellos se desprende la existencia en los Gobiernos Federal, del Estado de México, de Municipios del Estado de México y del D. F., de instituciones dedicadas a la protección al ambiente en relación con la generación y manejo de residuos. También existen otras instituciones, básicamente en dichos municipios y el D. F., cuya función se circunscribe a la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano con carácter de manejadoras de residuos.

En consecuencia, y no obstante la existencia de instituciones relacionadas con el manejo de residuos en el Valle de México, en el sistema jurídico aplicable a esta materia, en dicha porción del territorio mexicano, la administración pública carece de un sector bien delimitado al respecto. Es recomendable estructurarlo en forma legal en los referidos tres órdenes de gobierno, con definición de estructuras y funciones precisas para lograr una adecuada administración y con miras a mejorarlo.

El análisis se realizará tomando por separado a los tres órdenes de gobierno. Comienza con las autoridades locales, considerando que la intervención en esta materia corresponde originalmente a ellas bajo el concepto de Sistemas de Aseo Urbano. Luego, se involucra a otras autoridades en el contexto de la protección al ambiente o el combate a la contaminación.

Tanto en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos como en la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México, no existen referencias expresas al término ‘residuos’, sino sólo a los Servicios del Sistema de Aseo Urbano como una obligación respecto a su prestación, la que corresponde a los municipios.

En consecuencia, ciñiéndose el mandato del Artículo 124 de la Constitución Federal, que señala: "Las facultades que no están expresamente concedidas por esta Constitución a los funcionarios federales se entienden reservadas a los Estados"; la materia ‘residuos’ puede ser considerada del ámbito local, a no ser que caiga en alguno de los supuestos de las funciones federales. Por ejemplo, en el caso de su importación, exportación, transporte por vías generales de comunicación y descarga en aguas de jurisdicción federal, entre otras.

No obstante lo expuesto, en el Artículo 115, fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se precisa que los Servicios del Sistema de Aseo Urbano son responsabilidad de los municipios, con el concurso de los estados cuando así fuere necesario y lo determinen las leyes. Deben basarse en las prescripciones que determine la legislatura correspondiente.

De hecho, se considera que lo planteado es la base constitucional principal para la regulación del manejo de residuos. Como se mencionó, no existe ninguna otra disposición del mismo nivel que haga referencia al tema. En consecuencia, se puede considerar a los municipios como la principal institución competente en esta materia.

La Constitución no precisa los alcances de la mencionada función municipal. Deja la definición de éstos a las respectivas legislaturas de los Estados, que bien se justifica por ser, como se ha indicado, una atribución de eminente jurisdicción local.

En el caso concreto de los municipios del Estado de México, legalmente, todos están regidos por la Ley Orgánica Municipal de dicha entidad.

El Artículo 31 de esta Ley, establece las atribuciones de los ayuntamientos; órganos colegiados sobre los que recaen las decisiones fundamentales de cada municipio. Dentro de las principales facultades de estos órganos, se encuentran las de expedir y reformar los reglamentos administrativos de observancia general dentro de su territorio en lo referente a su organización y prestación de servicios públicos, como lo es el de limpieza.

Invariablemente son los ayuntamientos quienes tienen la responsabilidad de tomar las principales decisiones respecto a la función de prestador de servicios que corresponde a los municipios. Sin embargo, según se sabe, son pocas las decisiones que se toman al respecto, habida cuenta de factores como la carencia de recursos económicos suficientes, desconocimiento de mejores formas de atención del servicio o la presencia de otros intereses, en apariencia más importantes que el debido manejo de residuos.

Cabe destacar que existen decisiones de los ayuntamientos que por mandato de ley están sujetas a previa aprobación de la legislación del estado. Tales como en los casos de contratación de créditos cuando los plazos de amortización rebasen el término de la gestión municipal y la celebración de concesiones y contratos de prestación de servicios públicos por un término que exceda el período de gestión del ayuntamiento, entre otras.

La responsabilidad directa de la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano en los municipios corresponde al Presidente Municipal. Éste se apoya en organismos que conforman la administración pública municipal conforme a las disposiciones que sobre el particular determine el ayuntamiento. En realidad, por tratarse de una facultad del ejecutivo municipal, no existe uniformidad en el nivel. Las atribuciones y estructura de los organismos son dedicadas a la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. Esta situación se refleja, como es de suponerse, en las condiciones de limpieza de las zonas urbanas y rurales, en el manejo de los residuos dentro de sitios de disposición final y en la respuesta ciudadana al respecto.

Un aspecto relevante en la Ley Orgánica Municipal del Estado de México es que, siendo los Servicios del Sistema de Aseo Urbano responsabilidad de los municipios en la determinación de las comisiones de los ayuntamientos, éstos son órganos de apoyo para el mejor desempeño de las funciones del propio ayuntamiento y, por supuesto, del Presidente Municipal. No se ordena la creación de una comisión para la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. Sin embargo, en el caso de otros servicios sí se hace; puede ser un indicador del nivel de importancia que ocupa dicho servicio público.

Del Artículo 125 de Ley Orgánica Municipal se desprende otro aspecto relevante. Dicho Artículo, al denominar a los servicios públicos de competencia municipal, se refiere al servicio público de ‘limpieza y disposición de desechos’. Se le puede considerar una aproximación mayor que la establecida en la Constitución Federal con el fin de identificar los alcances de la expresión ‘limpieza’ dentro del contexto de los servicios públicos.

Al interior de cada municipio también existen autoridades competentes en materia ambiental. Éstas, en algunos casos, se han desempeñado como factores de control para el manejo de residuos dentro del contexto de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. Sin embargo, en otros se han constituido como las reales prestadoras del servicio, sobre todo en lo que a la administración de sitios de disposición final se refiere.

Esta situación produce confusión respecto a la intervención que corresponde a las autoridades ambientales municipales en relación al manejo de residuos; hay puntos en donde se combina la intervención de dichas autoridades con las correspondientes a la prestación de servicios públicos.

En consecuencia, es necesario reformar y ampliar el marco normativo para la designación de autoridades municipales y así precisar quiénes intervendrán en el tema de los residuos y qué facultades detentarán.

Continuando con el aspecto de la intervención de las autoridades ambientales municipales, y aunque la regulación vigente no sea clara respecto de la denominación de dichas autoridades, cabe destacar que el Estado de México cuenta con la Ley de Protección al Ambiente, donde se definen las atribuciones de los municipios en esta materia.

El Artículo 6º de dicha Ley (fracciones X y XI), establece que es competencia de los municipios regular y controlar el manejo de residuos sólidos, así como proteger el ambiente de los centros de población de los efectos negativos derivados de los servicios públicos municipales.

Aunque dicha Ley es prolífica en la enumeración de facultades en favor de los municipios para atender la problemática ambiental, se debe reconocer que en la práctica son pocas las acciones que se desarrollan al respecto por circunstancias muy variadas.

No obstante, es evidente que corresponde a los municipios, tanto la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano como prever y controlar los efectos ambientales que se generan por la prestación de dichos servicios.

En el Estado de México las autoridades del gobierno estatal también tienen facultades en esta materia. Según el Artículo 32, Bis fracciones X y XI de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México, corresponde a la Secretaría de Ecología de dicha entidad "Aplicar la normatividad para el manejo y disposición final de los residuos industriales...", así como "Promover y ejecutar directamente o por terceros, la construcción y operación de instalaciones para el tratamiento de residuos industriales, desechos sólidos, tóxicos y aguas residuales".

Esto se corrobora con lo prescrito también en la Ley de Protección al Ambiente del Estado de México. En su Artículo 4°, fracción XX, ésta faculta a la Secretaría de Ecología para aplicar la normatividad para el manejo y disposición final de residuos industriales.

Además, el Reglamento de Prevención y Control de la Contaminación del Suelo, derivado de la mencionada Ley de Protección al Ambiente del Estado de México, faculta a la Secretaría de Ecología para normar técnicamente, se podría decir, el ciclo de vida de los residuos sin considerar su origen, siempre y cuando no estén catalogados como peligrosos por la regulación federal.

En el caso concreto del Departamento del D. F., la situación no es diferente a la del Estado de México, aunque lo cierto es que presenta algunas variantes interesantes de analizar.

Según el Reglamento Interior de la Administración Pública del D. F., existe la Dirección General de Servicios Urbanos. Ésta ostenta competencia para normar y establecer criterios relativos a la minimización, recolección, transferencia, tratamiento y disposición final de residuos sólidos. También para construir, conservar y mantener obras de infraestructura para el manejo de residuos sólidos, y realizar el tratamiento y disposición final de los mismos, entre otras atribuciones.

Así también, conforme al Artículo 30, fracción XV del referido Reglamento Interior, existe la Dirección General de Prevención y Control de la Contaminación. Está facultada para participar en el establecimiento de los sitios destinados al manejo y disposición final de residuos de la competencia del D. F.

Las delegaciones políticas del Departamento del D. F. participan en la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, básicamente mediante las actividades de recolección y limpieza de vías públicas.

En la prestación integral de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano en el D. F., se encuentran involucradas diversas autoridades cuyas naturalezas son un tanto diferentes. La Dirección General de Servicios Urbanos y las delegaciones políticas del Departamento del D. F. tienen naturaleza de prestadoras de servicios públicos. La correspondiente a Prevención y Control de la Contaminación presenta, como corresponde, una participación más controladora en lo que se refiere a los efectos ambientales que pueda ocasionar el manejo de residuos.

Tanto en el caso del Estado de México y sus municipios, como en el del D. F., dependiendo de la temática, podemos encontrar la intervención de otras autoridades. Por ejemplo, si se trata de atender asuntos sanitarios, se identificarán autoridades que desempeñen funciones en ese campo. Igual se da para los casos de asignación y ejercicio de recursos presupuestales, como también respecto a las materias de planeación y programación.

En relación al ámbito del Gobierno Federal, aunque la situación es semejante, existe un importante factor de diferencia; las autoridades federales no prestan los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, sino que su participación se concreta a expedir normas, ya sea sobre materias sanitarias o de protección al ambiente.

Esta situación se identifica en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en el Artículo 32, Bis fracción IV que señala: "corresponde a la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca establecer normas oficiales mexicanas sobre residuos sólidos y peligrosos".

La Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, recientemente reformada (13 de diciembre de 1996), faculta a dicha Secretaría para expedir las normas a que deberán sujetarse los sitios, el diseño, la construcción y operación de las instalaciones destinadas a la disposición final de residuos sólidos. Conforme a la misma Ley, todo lo que concierne al manejo de residuos peligrosos es competencia de la propia Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, a través, según su Reglamento Interior, del Instituto Nacional de Ecología, en lo que respecta a normatividad y autorizaciones, así como de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, en relación con los actos de inspección y vigilancia del cumplimiento de las normas en esta materia.

Continuando con la secuencia empleada en el anterior capítulo, iniciaremos el análisis de las disposiciones vigentes en los municipios del Estado de México asentados en lo que se conoce como Valle de México. Luego analizaremos las disposiciones vigentes en el nivel estatal de gobierno, esto es, en el Estado de México. Luego, las disposiciones que se relacionan con el tema en el D. F. y finalmente las del orden federal.

En el nivel municipal las disposiciones jurídicas aplicables son: 1) la Ley Orgánica Municipal; 2) la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México; 3) la Ley de Protección al Ambiente del Estado de México; 4) el Bando de Policía y Buen Gobierno de cada municipio; 5) el Reglamento de Limpieza de cada municipio; y 6) el Reglamento de Protección al Ambiente, también de cada municipio.

La Ley Orgánica Municipal aborda el tema para referirse a las facultades municipales para: 1) prestar los Servicios del Sistema de Aseo Urbano; 2) la coordinación que podría existir con otros municipios del Estado y con las autoridades del Estado mismo, a efecto de prestar el servicio público en forma organizada; 3) el papel de supervisores de la prestación del servicio que corresponde a los regidores; 4) las bases para concesionar la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano; 5) causales de revocación y caducidad de dichas concesiones, y 6) el procedimiento para municipalización de los servicios públicos.

Las reglas para la prestación de servicios públicos contenidas en la referida Ley son muy generales; aplicables a la prestación de cualquier servicio público.

Por esto, es conveniente que la autoridad municipal expida reglamentaciones que le permitan ir detallando la regulación. Podría efectuarse a través del Bando de Policía y Buen Gobierno o mediante una reglamentación específica. Por ejemplo, en el caso de un reglamento de limpieza o la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. Sin embargo, para el caso de los municipios de la ZMVM, la expedición de regulaciones específicas es muy pobre o definitivamente nula, a pesar de la existencia del Instrumento Normativo Municipal. Éste presenta severas deficiencias de contenido derivadas de la falta de experiencia, tanto en el diseño de disposiciones reglamentarias como en la materia que se pretende reglamentar o que ha sido reglamentada.

La Ley de Protección al Ambiente del Estado de México involucra el tema ‘residuos’ pero con una visión de protección ambiental, al margen de las disposiciones relativas a la prestación de servicios municipales.

La Ley contempla la distinción entre residuos industriales no peligrosos y residuos sólidos. La intención es lograr que la facultad para normar la generación y manejo de residuos industriales le corresponda a la Secretaría de Ecología. Actualmente, la forma en que lo realiza es ambigua, en principio porque no define los tipos de residuos que pretende sean de competencia estatal y, posteriormente, porque no establece procedimientos específicos para la intervención de la autoridad estatal en esta materia.

A consecuencia de ello, el Ejecutivo Estatal se vio obligado a expedir el Reglamento de la Ley de Protección al Ambiente en materia de prevención y control de la contaminación del suelo. Este reglamento define con mayor claridad la intervención de la autoridad ambiental en esta materia; describe el proceso para la construcción y operación de rellenos sanitarios y los procesos autorizados para el manejo de residuos especiales. Tal como es el caso de Residuos Biológico-Infecciosos (RBI), pero en esta instancia existe clara contradicción con los actuales contenidos de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y rebasa las prescripciones de la Ley Ambiental del Estado de México.

El actual contenido de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente faculta a la autoridad federal para definir, mediante normas oficiales mexicanas, lo que ya define en su propio contenido el mencionado Reglamento de Prevención y Control de la Contaminación del Suelo del Estado de México.

Esta situación denota una serie de inconvenientes para la debida regulación del sector residuos; existe duplicidad de contenidos normativos entre leyes federales y locales en el contexto de protección al ambiente.

Otro inconveniente lo constituye el hecho de que las disposiciones en materia ambiental son las que están determinando los procedimientos para el manejo de residuos, independientemente de su naturaleza u origen. Se olvida o se omite la regulación concerniente a figuras importantes, tales como el sistema de recolección, la transferencia o el barrido de vías públicas y, en el extremo de las contradicciones, aspectos como el concesionamiento de la prestación del servicio, su financiamiento y las responsabilidades y obligaciones de los generadores. Éstos, son elementos fundamentales para garantizar inclusive las posibilidades de protección al ambiente o simplemente el cumplimiento de toda normatividad ambiental.

La regulación ambiental ha evolucionado imponiendo una serie de reglas. Su principal finalidad es la protección al ambiente, sin embargo, no considera que la regulación en materia de residuos debe ser integral para poder llevarla a su adecuado cumplimiento.

El criterio a seguir es estructurar al sector residuos en forma adecuada, dotarlo de infraestructura y normatividad propia e involucrar en los contenidos y prácticas del sector la variable ambiental.

Pasando al orden de Gobierno Federal, cabe destacar que las siguientes disposiciones jurídicas están vigentes: 1) la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente; 2) el Reglamento de dicha Ley en materia de residuos peligrosos; 3) el Reglamento de la Ley de Vías Generales de Comunicación en materia de transporte de residuos peligrosos y 4) algunas normas oficiales mexicanas que enlistan a los considerados como residuos peligrosos o prevén métodos autorizados para el transporte, tratamiento y disposición final de algunos de éstos, como lo es el caso de los RBI.

La Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente tiene como una de sus principales finalidades determinar la competencia de cada uno de los órdenes de gobierno respecto al asunto de la protección al ambiente.

Dentro de este objetivo se considera que se ha incursionado en diferentes materias, algunas de ellas poco reguladas. Tal es el caso de los residuos que hacen suyos los aspectos principales.

El mejor ejemplo, en forma precisa, lo ofrece el caso de la Regulación del Sector Residuos.

Por tradición, en el Sistema Jurídico Mexicano cuando de residuos se trataba, se acudía a la regulación estatal y municipal. Sin embargo, seguramente debido al estancamiento de dicha regulación, en la actualidad se ha procedido a la clasificación de los residuos y la designación de las nuevas autoridades involucradas. Tales son los casos de las autoridades del sector Protección al Ambiente, los instrumentos jurídicos y la legislación ambiental.

En todo sistema jurídico la forma de distribuir las atribuciones entre las autoridades que el propio sistema ha creado es una inquietud importante, en este caso, la competencia. Ello obedece a la necesidad de garantizar, en favor de todos y cada uno de los miembros de la sociedad, la seguridad jurídica de que en la convivencia normal enfrentarán instituciones legalmente investidas de competencia para atender determinados asuntos relacionados directa o indirectamente con sus intereses. Este aspecto se constituye como parte fundamental de lo que se conoce como Estado de Derecho.

El Sistema Jurídico Mexicano enfatiza en especial el determinar, conforme a los Principios de la Doctrina del Federalismo, un mecanismo elemental de distribución de competencias. Este mecanismo se encuentra definido en el Artículo 124 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El mencionado Artículo Constitucional a la letra dice: "Las facultades que no están expresamente concedidas por esta Constitución a los funcionarios federales se entienden reservadas a los Estados".

Este sencillo y claro esquema de distribución de competencias, desde hace más de ciento cincuenta años, ha estado sujeto a grandes debates jurídicos, generados principalmente en los momentos en que se pretende deslindar la facultad de alguna autoridad para ejercer determinado acto.

Por supuesto que la materia de Protección al Ambiente no ha sido la excepción y por ello se esgrimen diversas ideas. Algunas de ellas van dirigidas a defender la Protección Ambiental que se encuentra contenida en la Constitución como facultad expresa de las autoridades federales y por ende sólo corresponde a ellas intervenir en la materia. Otros sostienen la idea de que en la Constitución sólo hay algunas atribuciones reservadas a las autoridades federales y por ende concluyen que la competencia real en materia ambiental la detentan las autoridades locales.

El moderado avance técnico y económico de muchos estados y municipios se constituye en impedimento para enfrentar con eficiencia la tarea de protección al ambiente. Sin embargo, no se acepta la idea de menospreciar los principios constitucionales para atender determinadas materias.

La solución del problema ambiental en México también descansa en la definición precisa de los órganos de autoridad y las atribuciones que les corresponden a cada uno de ellos.

El Artículo 115, fracción III de la Constitución Federal, dispone que corresponde a los municipios la prestación, entre otros, de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, facultando implícitamente a las legislaturas de los estados para regular dicha prestación. Bajo este esquema y considerando la concurrencia ambiental a que se refiere el mencionado Artículo 73, fracción XXIX-G de la Constitución, se debería entender que corresponderá precisamente a las legislaturas estatales regular la prestación del servicio, aún bajo criterios de protección al ambiente. Sin embargo, la realidad es distinta ya que con la expedición de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, las autoridades federales son competentes no sólo para regular el manejo de un determinado tipo de residuos, como los considerados peligrosos, sino que además para normar técnicamente la prestación del servicio. Como caso concreto, la selección de sitios para el establecimiento de rellenos sanitarios y operación de éstos.

Además, considerando que es competencia de las autoridades federales, conforme a lo dispuesto por la Ley Federal Sobre Metrología y Normalización, vigilar la observancia de las Normas Oficiales Mexicanas que se emitan, resulta que también es competencia de una de las autoridades del Sector, concretamente de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, vigilar el cumplimiento de dicha normatividad por parte de los prestadores del servicio, esto es, de los municipios.

Vale destacar que aún existe ambigüedad en el esquema de distribución de competencias.

Con el esquema jurídico planteado, las autoridades ambientales y en especial los estados y municipios, enfrentan problemas para identificar con precisión y seguridad el ámbito competencial que corresponde a los particulares.

Lo descrito sugiere la revisión y actualización de la regulación jurídica en materia ambiental con la finalidad prioritaria de precisar, no sólo el ámbito competencial de los tres órdenes de gobierno en dicha materia, sino precisar los alcances de las disposiciones jurídicas con objeto de que queden claramente identificadas las obligaciones de los particulares al respecto.

Otra situación significativa de analizar como se indicó, son los alcances de la legislación en materia ambiental. La Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente está compuesta de una enorme cantidad de disposiciones demasiado generales que originan problemas a la autoridad competente, sobre todo cuando se trata de vigilar el cumplimiento de tales disposiciones.

Basándose en lo descrito, es necesario que se revise la Regulación Jurídica del Sector, considerando no sólo las variables de ambiente y salud, sino los aspectos económicos, sociales y culturales.

Las características y deficiencias para la regulación ambiental ya indicadas, son aplicables a otros sectores involucrados con los temas que nos ocupan. Las leyes en materia de salud y asentamientos humanos que se relacionan básicamente con aspectos del manejo de residuos sólidos (infraestructura urbana) y sustancias químicas presentan el mismo esquema.

Las normas sobre aspectos financieros y económicos del Sector, en su mayoría se refieren al ejercicio presupuestal, la cuestión impositiva y el cobro de derechos. Sin embargo, no existen disposiciones que permitan destinar los recursos económicos que las autoridades ambientales aportan al erario a través de la prestación de sus servicios para el ejercicio y mejoramiento de sus funciones y, en igual proporción, a lo que logran recaudar por los conceptos que son de su competencia. Esta situación convierte en permanente la falta de recursos económicos de las instituciones involucradas, obligándolas a desempeñar exclusivamente funciones normativas pero no operativas. Por ello es necesario iniciar la revisión de dicha regulación para definir mecanismos sólidos de financiamiento para que las autoridades involucradas puedan actuar de manera sustantiva y, de ser posible, proyectarlas al autofinanciamiento.

Es notoria la falta de disposiciones jurídicas que permitan reclamar o imponer la obligación de reparación al daño ambiental y la salud. Este concepto, aunque empleado por las autoridades ambientales, todavía no ha sido regulado dentro del Sistema Jurídico Mexicano, sobre todo porque se considera que pertenece al campo de la legislación civil. Sin embargo, parece necesario que en el marco de la Legislación Ambiental y de la Salud, se contemple alguna forma de aplicación de dicho principio. Podría implementarse bajo la figura de sanción, garantizando la intervención al responsable de los daños o de ser el caso, a la autoridad competente, so pena de responsabilidad económica, apoyado en la figura del crédito fiscal.

Es necesario referirse a la Regulación Jurídica sobre intervención social dentro del Sector. Esta regulación tiene como figura principal la Denuncia Popular, prevista en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

Dicha denuncia, como se sabe, no es otra cosa que la regulación en materia ambiental del Derecho de Petición previsto en el Artículo 8º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. En la práctica, se constituye como la posibilidad con que cuentan los órganos de autoridad competentes para obtener información particular acerca de la comisión de actos ilícitos en esta materia y poder así proceder a su sanción. Sin embargo, la referida figura parece insuficiente si el objetivo es alcanzar que con la intervención de la sociedad se logre la protección al ambiente.

Para este caso se considera que la intervención social, además de requerir el cambio de pautas conductuales en el sentido de la prevención del deterioro al ambiente y la salud, requiere que la propia sociedad se constituya como factor principal de control de actos y conductas que puedan generar dicho deterioro. Es indispensable que la sociedad cuente con instrumentos de defensa jurídica respecto a esta materia. Que ésta se pueda constituir como parte demandante, ya sea para la reparación de daños perpetrados al ambiente y la salud o para impedir acciones que ocasionen tales daños.

En materia ambiental, ni la regulación jurídica como tampoco ningún otro ordenamiento jurídico del sector contemplan tales procedimientos administrativos. En la realidad, esta situación representa la marginación de la sociedad del papel que por derecho natural le corresponde; fungir como defensora del ambiente y de la salud.

Por lo tanto, resulta necesaria la revisión de la Regulación Jurídica del Sector para efecto de contemplar este tipo de procedimiento o, por lo menos, ampliar las posibilidades de intervención social en la defensa de dichos derechos.

3.2.2 Mecanismos de control y evaluación de la Regulación Jurídica del Sector

Los mecanismos de control y evaluación de los contenidos de las diferentes leyes y reglamentos que son aplicables al sector residuos en la ZMVM, no existen por mandato expreso de alguna ley, sino que son el producto de presiones sociales o decisiones políticas.

Por lo general, corresponde a cada dependencia de la administración pública de los tres órdenes de gobierno, generar propuestas de reforma a los instrumentos normativos cuya aplicación es de su responsabilidad. Por esta razón, para efecto de mejorar la Regulación Jurídica del Sector, resulta indispensable diseñar e implementar un programa de evaluación del marco normativo permanente que permita identificar sus deficiencias y, por supuesto, sus requerimientos específicos de modificación.

3.2.3 Esquema Sancionador de la Comisión de Violaciones a la Regulación Jurídica del Sector

La Regulación Jurídica del Sector, respecto al Sistema Sancionador, puede dividirse básicamente en tres partes: a) la que establece las sanciones que deberán imponerse por la violación a las disposiciones jurídicas referentes al manejo de residuos pero en el contexto de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano; b) la que dispone las sanciones aplicables por la comisión de conductas relacionadas con el manejo de residuos pero en el contexto de protección al ambiente; y c) la aplicable a los servidores públicos cuando éstos se desempeñan dentro del sector.

En el primer caso, las sanciones consisten básicamente en la imposición de multas. Por ejemplo, el Reglamento de Limpieza del Distrito Federal ordena que se imponga una sanción equivalente de 30 a 180 días de salario mínimo general vigente en la propia entidad a quien establezca depósitos de residuos sólidos en lugares no autorizados. Si el infractor fuese jornalero, obrero o trabajador, no podrá ser sancionado con multa mayor del importe de su jornal o salario de un día (Artículos 36, fracción VII, 39 y 40 fracción IV).

Otro ejemplo lo constituye el Reglamento de Operación y Disposición de Desechos Sólidos en el Municipio de Naucalpan, Estado de México. Este instrumento jurídico dispone la imposición de "230 ó más salarios mínimos ..." a quienes manejen residuos peligrosos sin sujetarse a las disposiciones del Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. Dicha multa puede permutarse por arresto administrativo de hasta 36 horas si el infractor no paga dicha multa. Igual circunstancia se presenta en el caso del D. F.; si el infractor es jornalero u obrero, no podrá ser castigado con multa mayor del importe de un día de su salario.

Como es de advertirse por los ejemplos indicados, la regulación en materia de prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano presenta serias deficiencias respecto del mecanismo sancionador ante el incumplimiento de sus disposiciones. Principalmente porque: 1) no contiene una definición precisa sobre las conductas prohibidas; 2) las conductas que pretende sancionar se confunden con otras contempladas por otros tipos de regulaciones, concretamente las referentes a las cuestiones ambientales; 3) las autoridades del gobierno municipal encargadas de la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano se encuentran ante la situación de sancionar conductas que aparentemente caen dentro de la jurisdicción de otros órdenes de gobierno, como es el caso de la regulación en materia de residuos peligrosos; y 4) las sanciones económicas establecidas son tan mínimas que para los infractores resulta más atractivo continuar con sus prácticas violatorias que prever la posibilidad de ser sancionados.

Las disposiciones jurídicas en materia ambiental también presentan problemas.

Por ejemplo, según el Artículo 73, fracción III de la Ley de Protección al Ambiente del Estado de México, está prohibido y es motivo de imposición de multa por el monto equivalente de 101, a 1.000 días de salario mínimo general vigente, según la zona económica del estado de que se trate: "No contar con la autorización correspondiente para llevar a cabo el manejo y disposición final de residuos de origen industrial, comercial, de servicios y agropecuarios".

Sin embargo, en el Artículo 74, fracción II de la misma Ley, se ordena la imposición de una multa equivalente de 1.001, a 10.000 días de salario mínimo general vigente, según la zona económica de que se trate: a "quien realice obras o actividades que causen o pudieran causar alteración significativa del ambiente, sin la autorización de impacto ambiental correspondiente".

Ambas conductas, aunque penalizadas con sanciones de diferente monto, pueden constituir una misma. Si se considera que en términos del Reglamento de Impacto Ambiental y Riesgo del Estado de México, la disposición final de residuos requiere la obtención previa de autorización en materia de impacto ambiental (Artículo 6º, fracciones VI y VII), resulta que para tal conducta está prevista la imposición de dos diferentes sanciones, ocasionándose con ello confusión.

La Ley Ambiental del Distrito Federal sanciona con multa de 20 a 60 días de salario mínimo a la persona que: "Deposite o arroje residuos en la vía pública o queme éstos o cualquier material no peligroso al aire libre" (Artículo 162, fracción IV).

Esta infracción como se podrá observar, está contenida en las disposiciones jurídicas sobre la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. Aparentemente, resultaba innecesario integrarla como parte de la Regulación Ambiental. Esta circunstancia obedece a que paulatinamente dicha regulación va integrando los contenidos que con anterioridad eran de incursión exclusiva de la regulación del los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. Esta situación, motiva de nueva cuenta a sugerir el análisis y evaluación de toda la regulación del Sector a fin de acotar lo ambiental de lo concerniente en propiedad a los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, naturalmente en beneficio de la seguridad jurídica de los particulares y un mejor desenvolvimiento de las dependencias involucradas.

Respecto de la violación a las disposiciones jurídicas del Sector por los servidores públicos responsables de su aplicación, en los órdenes de gobierno federal, estatal y municipal, existen sendas leyes denominadas ‘responsabilidades de los servidores públicos’.

En ellas se establecen las siguientes sanciones: apercibimiento, amonestación, suspensión, destitución del puesto, sanción económica e inhabilitación temporal para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público que se impondrán dependiendo de la gravedad de la infracción.

Está claro que en todos estos casos se puede configurar la comisión de delitos que son sancionables con pena corporal e imposición de multas.

Por ejemplo, las recientes reformas al Código Penal para el D. F. en Materia de Fuero Común, y para toda la República en Materia de Fuero Federal (Diario Oficial de la Federación del 13 de diciembre de 1996), establecen que: "Se impondrá pena de tres meses a seis años de prisión y multa por el equivalente de mil a veinte mil días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal al momento de cometer el delito, a quien: Sin autorización de la autoridad federal competente o contraviniendo los términos en que haya sido concedida, realice cualquier actividad con materiales o residuos peligrosos que ocasionen o puedan ocasionar daños a la salud pública, a los recursos naturales, la fauna, la flora o a los ecosistemas" (Artículo 415, fracción I).

O en el caso del Código Penal del Estado de México que dispone: "Se impondrá prisión de seis meses a seis años y de cien a quinientos días de multa, al que intencionalmente y en contravención a las disposiciones legales en materia de protección al ambiente o normas técnicas ambientales: descargue, deposite, infiltre o derrame aguas residuales, desechos o contaminantes en los suelos o agua de jurisdicción Estatal o Municipal o de Federales, asignadas para la prestación de servicios públicos que causen daño a la salud pública, la flora, la fauna o los ecosistemas" (Artículo 233-A, fracción II).

Todas estas sanciones penales presentan dificultades jurídicas para su aplicación dada la excesiva generalidad de sus supuestos. Además, como se puede observar, se confunde entre las que son de orden local y las del federal.

3.2.4 La reparación del daño ambiental

Mención especial merece la figura o principio: "el que contamina paga".

En el sistema jurídico analizado no está contemplado en forma clara dicho principio ni el que afirma que quien contamina tiene la obligación de reparar el daño causado.

Dicha Regulación Jurídica, básicamente la que se refiere a la protección al ambiente, presenta una serie de menciones respecto de la responsabilidad de reparación al daño ambiental, tales como:

- "Quien realice obras o actividades que afecten o puedan afectar el ambiente, está obligado a prevenir,
         minimizar o reparar los daños que cause ... " (Artículo 15, fracción IV de la Ley General del Equilibrio
        Ecológico y la Protección al Ambiente).

- Los ciudadanos están obligados a "Minimizar los daños al ambiente que no puedan prevenir o evitar,
       en cuyo caso estarán obligados a reparar los daños causados" (Artículo 7º, fracción II de la Ley
       Ambiental del Distrito Federal).

- O más concretamente, "Procede la reparación del daño causado al ambiente (como sanción), previo
        dictamen emitido por la autoridad competente" (Artículo 82 de la Ley de Protección al Ambiente del
        Estado de México).

Sin embargo, en los tres casos mencionados, la regulación jurídica omite los procedimientos que deberían observarse para hacer efectivo dicho principio de reparación al daño ambiental, situación que en la práctica ha convertido en inexistente tal posibilidad.

Ahora bien, se tiene conocimiento de que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, ha obligado a quienes depositan clandestinamente residuos peligrosos a retirarlos de los lugares de confinamiento ilegal. Sin embargo, no se tiene conocimiento de que esos procedimientos hayan conducido en forma efectiva a la reparación de daños al ambiente.

 3.3 Puntos críticos detectados (Análisis legal)

La Regulación Jurídica vigente es imprecisa respecto a lo que debe entenderse por ‘Servicios del Sistema de Aseo Urbano’. En algunas instancias sólo se refiere a: ‘limpieza y disposición de desechos’, como en el caso de la Ley Orgánica Municipal del Estado de México. En otras, se estructura con la mención de las actividades que lo comprenden, pero empleando expresiones como la de ‘tratamiento’ u otras más generales aún, lo que igual complica la comprensión de lo que realmente es y abarca dicho servicio público, tal es el caso del Reglamento para el Servicio de Limpieza en el D. F.

1. La Regulación Jurídica referente a los Servicios del Sistema de Aseo Urbano es limitada y poco se ajusta a los requerimientos actuales. Impone la atención de la demanda del servicio, su autofinanciamiento, programación, responsabilidades y derechos de los generadores, mecanismos de defensa jurídica para los consumidores del servicio, mecanismos de coordinación institucional a nivel regional, intervención de particulares en la prestación del servicio público, atención de otras prescripciones jurídicas derivadas de leyes sanitarias, ambientales, laborales, de planeación, de protección a consumidores, entre otras.

2. Tanto la Regulación Jurídica Ambiental como las autoridades correspondientes a este Sector, han fijado su atención sólo en algunas etapas de la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, sobre todo en lo concerniente al transporte, tratamiento y disposición final de residuos. Esta situación ubica a las autoridades encargadas directamente de su prestación, como meros obligados de la observancia de dichas disposiciones jurídicas y sujetos pasivos de los actos de inspección y vigilancia de las autoridades ambientales, las que dejan de considerar el carácter de dichos servicios conforme lo establece la Constitución Federal, así como las condiciones técnicas, económicas y de infraestructura que poseen.

3. La Regulación Jurídica Hacendaria del Estado de México no prevé en favor de los municipios la posibilidad de cobrar por la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. Esto imposibilita el programar la mejoría de dicha prestación; la carencia de recursos económicos en este rubro es constante.

4. En el sector residuos, la Regulación Jurídica no desarrolla figuras en forma eficiente. De efectuarlo, por ejemplo en lo que se refiere a concesiones, permitiría a los particulares intervenir en la prestación de servicios públicos con cierta garantía de eficiencia y permanencia.

5. La mayoría de los municipios del Estado de México, asentados en el Valle de México, carecen de reglamentos en materia de prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano y en los pocos casos en que existen son ambiguos e incompletos.

6. Tanto en el Estado de México como en el D. F., no se cuenta con sistema jurídico alguno que garantice la recuperación de recursos económicos por concepto de prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano. La existencia de un sistema jurídico apropiado, permitiría destinar los recursos que se obtuvieran al mejoramiento de la prestación de dichos servicios.

7. En la mayoría de los municipios del Estado de México, asentados en el Valle de México, se carece de disposiciones jurídicas orgánicas que definan las estructuras administrativas conforme a la demanda de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano y las características del mismo.

8. La Regulación Jurídica Ambiental aplicable a la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, rebasa con mucho las posibilidades de cumplimiento de las instituciones del Sector responsables de la prestación del servicio.

Con el objetivo responder los puntos críticos señalados, se concluyó lo siguiente:

1. La Regulación Jurídica aplicable al sector residuos en la región de la ZMVM, se encuentra dispersa en diferentes instrumentos legales y reglamentarios de los cuatro órdenes de gobierno involucrados; el Gobierno Federal, el Gobierno del D. F., el Gobierno del Estado de México y los Gobiernos de los Municipios del Estado de México asentados en la región.

2. Las disposiciones jurídicas aplicables al sector residuos se pueden clasificar de la siguiente forma: 1) orgánicas; 2) de índole económico; 3) técnicas y de operación; 4) de protección al ambiente; 5) de prestación de servicio público; y 6) reglas de conducta para los generadores de residuos.

3. La Regulación Jurídica para el sector residuos carece de sistematización y uniformidad. La mayoría de los instrumentos normativos se refieren sólo en forma parcial a las distintas materias que lo conforman; diferente tratamiento dependiendo del instrumento jurídico de que se trate o del orden de gobierno en el que se encuentren vigentes.

4. La Regulación Jurídica aplicable al sector residuos es más contundente en lo que se refiere a asuntos del ambiente.

5. La Regulación Jurídica del Sector es limitada por cuanto hace a su carácter de servicio público.

6. Las Disposiciones Jurídicas que abordan los aspectos económicos del Sector son limitadas y tienden a preservar el carácter de gratuito para el Servicio Público de Limpieza.

7. Existe imprecisión respecto a las responsabilidades que corresponden a cada orden de gobierno y dentro de éstos a cada dependencia administrativa involucrada dentro del sector residuos.

8. Aunque la casi totalidad de instrumentos jurídicos vigentes en la región sobre el Sector hacen referencias a la coordinación y cooperación institucional, la regulación en su conjunto, por ser dispar, dificulta llevar a la práctica efectiva los mecanismos de coordinación y cooperación previstos.

9. La Regulación Ambiental aplicable al Sector, no obstante su amplitud, debido a la poca evolución que presenta la prestación de los Servicios del Sistema de Aseo Urbano, en muchos casos es inobservada e inobservable.


bbull.gif (150 bytes) 4. Area Técnica

El avance de la ciencia siempre va acompañado de la transformación de la tecnología; acarrea beneficios para la población y afecta indirectamente otros rubros de la vida urbana. Es importante reflexionar sobre la importancia del aspecto técnico dentro del análisis sectorial como la ciencia aplicada en el manejo integral de los RSM; proporcionará las bases que permitirán a las demás áreas involucradas en el análisis sectorial, el poder definir estrategias a seguir en su manejo.

De lo puntualizado se desprende la importancia de conocer las características técnicas actuales de las etapas del manejo integral de RSM. No debe dejarse de considerar los avances tecnológicos que en esta materia se han logrado en la última década al definir los lineamientos para las áreas antes mencionadas. Por ejemplo, al modificar la normatividad, se debe contar con información técnica para establecer los criterios y especificaciones que deberán cumplirse. Al precisarlas, se evitará caer en errores que afecten la calidad del servicio por parte de las autoridades competentes o que se implante una sobreregulación que sea muy difícil de cumplir.

Ciclo de residuos sólidos

Los RSM conforman un ciclo compuesto por diferentes etapas estrechamente vinculadas entre si. Se inicia con la producción de bienes de consumo y continúa con la generación, almacenamiento, barrido, recolección, transferencia, tratamiento y disposición final. La interrelación de las etapas mencionadas se ilustra en la figura 4.1. El ámbito de participación de la población se realiza en las etapas de adquisición de bienes derivados de los procesos productivos, los cuales una vez que cumplen su vida útil son desechados por la población. Los residuos generados se almacenan durante un tiempo hasta entregarse al vehículo recolector. La población pierde todo contacto con las siguientes etapas del ciclo.

La prestación del servicio por parte de las autoridades demanda acciones en materia de barrido, recolección, transferencia, tratamiento y disposición final. En estas tareas participan de manera fundamental las delegaciones políticas y los municipios. En la actualidad se puede observar la participación privada incipiente en la prestación de algunos de estos servicios.

En Ciudad de México las delegaciones están a cargo de realizar el barrido y recolección. También participan en la operación de algunas estaciones de transferencia. La Dirección General de Servicios Urbanos (DGSU) realiza la limpieza en la red vial primaria, así como la recolección en tiraderos clandestinos de la vía pública. La transferencia de residuos, prácticamente en su totalidad, opera las plantas de selección y aprovechamiento y disposición final de residuos sólidos.

En el Estado de México, cada municipio es responsable de cumplir en su totalidad con las diversas actividades operativas que demanda el manejo de los RSM, apoyándose desde el punto de vista técnico, en la Secretaría de Ecología del Gobierno del Estado de México a través de la Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico

Figura  4.1
Ciclo de residuos sólidos municipales


Clasificación de residuos sólidos

La Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), en su Artículo 3° define el término ‘residuo’ de la siguiente manera:

Residuo: "Cualquier material generado en los procesos de extracción, beneficio, transformación, producción, consumo, utilización, control o tratamiento cuya calidad no permita usarlo nuevamente en el proceso que los generó".

Residuos peligrosos: "Todos aquellos residuos, en cualquier estado físico, que por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables o biológico-infecciosas representan un peligro para el equilibrio ecológico o el ambiente".

La Norma Voluntaria Mexicana NMX-AA-91-1987, referente a calidad de suelo y terminología, define:

Residuos sólidos municipales: "Aquellos residuos que se generan en casas habitación, parques, jardines, vía pública, oficinas, sitios de reunión, mercados, comercios, bienes muebles, demoliciones, construcciones, instituciones, establecimientos de servicios y en general todos aquéllos generados en actividades municipales que no requieren técnicas especiales para su control. Excepto los peligrosos y potencialmente peligrosos de hospitales, clínicas, laboratorios y centros de investigación".

Residuos peligrosos industriales: "Son los residuos generados en la industria de la transformación y su manejo es competencia de la federación".

Cabe destacar que estas son las únicas clasificaciones en materia de residuos que contempla la legislación mexicana. Sin embargo, en el manejo se ha identificado otro grupo; los residuos especiales.

En la tabla 4.1, se presentan las fuentes generadoras de los diferentes tipos de residuos antes señalados. En la tabla 4.2, se relaciona la composición física de los RSM especiales y peligrosos generados en fuentes municipales.

Fuente: Dirección de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/ Departamento del Distrito Federal 1997





III. Especiales 

Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal 1997

4.1 Sistemas de manejo de los RSM y peligrosos

4.1.1 Generación

Al contrario de lo que ocurre en la naturaleza, donde no se generan residuos pues los desechos de un proceso biológico se aprovechan en otro, el hombre ha desarrollado actividades y procesos productivos lineales que consumen grandes cantidades de energía y agua y produce residuos en la misma proporción.

Los residuos, en la mayoría de las instancias, el generador los considera como aspectos negativos, periféricos a sus actividades y como posible fuente de ingresos. Por lo general se deshace de ellos a través de su vertimiento en tiraderos. Los impactos ocasionados al ambiente y la salud humana por la eliminación inadecuada de residuos, han llevado a establecer regulaciones para su control y manejo ambientalmente idóneos. También políticas para reducir su generación, estimular su reuso y reciclado; recuperación de materiales con valor económico con el objetivo de alcanzar un desarrollo sustentable.

Los problemas que enfrenta el manejo de los RSM se han agudizado dada la transformación de la sociedad, de agraria a industrial y al elevado índice de crecimiento urbano.

Por lo tanto, el conocimiento de la cantidad y composición de la basura generada en la fuente es uno de los datos importantes para el establecimiento de un sistema integral para la gestión ambiental adecuada de los RSM.

Residuos sólidos municipales

La obtención de indicadores de generación para RSM se lleva a cabo mediante una metodología previamente establecida; la técnica de muestreo. Ésta permite efectuar una elección representativa y aleatoria del universo que deberá someterse a observación.

Es importante destacar que en ocasiones se utiliza indistintamente el indicador per-cápita domiciliario y el per-cápita municipal. Esto podría originar confusión en el cálculo de la generación, debido a que el domiciliario corresponde a la cantidad de residuos generados sólo dentro de casas habitación y no considera residuos producidos en fuentes comerciales, de servicios especiales y en la vía pública. En la tabla 4.3, se puede observar la generación per-cápita de las principales fuentes generadoras en el D.F. En la tabla 4.4, la generación per-cápita domiciliaria de algunos municipios del Estado de México donde se han realizado estudios.
                                                                                   



Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos. 1997

                                                                                        Tabla 4.4
                                            Generación per-cápita domiciliaria por estrato socio-económico

Municipio

Generación per-cápita (kg/hab/día)

alto

medio

bajo

promedio

Huixquilican 0,505 0,398 0,477 0,460
Nezahualcoyotl 0,505 0,398 0,477 0,460
Naucalpan 0,524 0,514 0,505 0,514
Tlanepantla 0,526 0,523 0,530 0,533

                          Fuente:   Plan Maestro Metropolitano. Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de
                                       Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1997


En lo que respecta a generación per-cápita municipal de los Municipios del Estado de México que conforman la ZMVM, se consideraron cuatro diferentes índices de generación per-cápita en función de las características urbanas de cada municipio (ver tabla 4.5). Esta clasificación fue establecida por la Coordinación General de Apoyo Municipal del Gobierno del Estado.

Tabla 4.5
Generación per-cápita municipal

Clasificación de municipios Per-capita
Kg/hab/día
Urbano 1,070
Metropolitano 1,070
Semiurbano 0,820
Rural 0,671

Fuente: Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico/ Secretaría de Ecología/Gobierno del Estado de México. 1997

Contar con los índices de generación de cada una de las fuentes generadoras posibilita el establecimiento de la generación de residuos sólidos municipales en la ZMVM.

En la tabla 4.6, se presentan las estimaciones de generación por delegación y por tipo de fuente en el D. F..


                                                                               

Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1997

En la tabla 4.7, se presenta la generación estimada de los municipios de la ZMVM



Fuente: Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico/Secretaría Ecología/Gobierno del Estado de México. 1997
M: Metropolitano U: Urbano SU: Semiurbano RA: Rural RB: Rural B

La determinación de indicadores volumétricos es de suma importancia para la definición y diseño de áreas de almacenamiento y contenedores para las diversas fuentes generadoras. En la tabla 4.8 se relacionan los principales pesos volumétricos obtenidos en diversas fuentes


Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1997

El peso volumétrico promedio domiciliario estimado para los municipios de Huixquilucan, Nezahualcoyotl, Naucalpan y Tlalnepantla, se determinó en 208 Kg/m3 . Presenta similitud con el peso volumétrico de los residuos domiciliarios en el D.F.

Otro parámetro de suma importancia, es la composición física que en conjunto con la caracterización físico-química determinará el mejor aprovechamiento de cada uno de los subproductos contenidos en los residuos sólidos municipales. En la tabla 4.9, se puede apreciar el promedio de la composición física de los residuos domiciliarios y el promedio ponderado de todas las fuentes generadoras.



En la tabla 4.10 se presenta la composición física domiciliaria de los municipios Naucalpan y Tlalnepantla.


Fuente: Plan Maestro Metropolitano. Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/
             Departamento del Distrito Federal 1997

El conocimiento de características físico-químicas es básico como indicador de sistemas de tratamiento.

En la tabla 4.11 se presentan los parámetros físicos-químicos de las principales fuentes generadoras


1

Fuente : Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito
             Federal 1997

Residuos peligrosos

La industria contribuye de muy diversas maneras a la generación de contaminantes dependiendo de las características de los procesos y del tipo de insumos y productos. Los residuos generados por la actividad industrial pueden considerarse ‘peligrosos’ si poseen algunas de las características CRETIB.

En la ZMVM se estima que existen 52.021 empresas. En la tabla 4.12, se relacionan de acuerdo al tipo de actividad.


Fuente: XIV Censo industrial, XI Censo comercial y XI Censo de servicios/Instituto Nacional de
Estadísticas e Informática. 1994

Uno de los puntos más importantes a cubrir para planear el manejo de residuos sólidos peligrosos es estimar su generación. Este factor ha llevado a que diversas instituciones realicen censos y cálculos sobre lo que generan las industrias de la ZMVM; uno de los corredores industriales más importantes. Sin embargo, el análisis realizado sobre las diversas estimaciones nos demuestra la existencia de divergencias considerables entre ellas. Se describen a continuación.

El Programa para la Minimización Integral de los Residuos Industriales Peligrosos 1996-2000, realizado por el INE, estimó que la generación total de residuos peligrosos de origen industrial a nivel nacional, asciende a un volumen aproximado de 8.000.000 ton/año, sin incluir los desechos mineros; residuos también peligrosos y que se producen en grandes cantidades (entre 300.000 y 500.000 ton/día). Por su parte, la infraestructura y sistemas de manejo son sumamente precarios.

Se destacan por su generación de residuos peligrosos, el D.F. y el Estado de México, con 1.839 millones de ton/año, y 1.415 millones de ton/año respectivamente para 1996. Son los mayores generadores a nivel nacional, correspondiéndoles el 40,66 % de la generación en todo el país.

El estudio de Prefactibilidad de la Gestión de los Residuos Tóxicos y Peligrosos en la Zona Metropolitana de Ciudad de México, realizado en 1992, por la empresa canadiense Le Consortium SM-Dynamis Envirotech, bajo el Acuerdo de Cooperación Internacional, indica que para la generación estimada de los residuos peligrosos de la ZMVM, el sector de la industria química está claramente en primer lugar, con 44% de las 586.879 ton/año reportadas en este estudio. Sigue la industria metalúrgica con 14% del total, y luego viene la industria automotriz con 7% del total. Estos tres sectores generan más del 65% del total de los residuos peligrosos provenientes de las 26.672 empresas que se inventariaron en 1990.

Según el mismo estudio, la generación de desechos peligrosos producidos por empresas del D. F. suman 332.551 ton/año. Las empresas ubicadas en la porción del Estado de México comprendida en la ZMVM, generan 264.328 ton/año.

Las grandes empresas (724), con más de 250 empleados, generaron en conjunto más de 337.431 ton/año de residuos peligrosos; casi el 58% del conjunto de las 586.879 ton/año. En el D. F. en 1990, se inventariaron más de 330 empresas de este tipo, las que generaron 174.071 ton/año de residuos peligrosos. En el Estado de México, incluido en la ZMVM, se registraron (para el mismo año) 394 empresas que generaron 163.359 ton/año.

Gracias a la localización de esas 724 empresas, se observa que los municipios de Naucalpan de Juárez y Tlalnepantla, son regiones en las que se genera gran cantidad de residuos peligrosos. En el D. F., las delegaciones de Azcapotzalco, Coyoacán y Miguel Hidalgo son las que registran gran generación de residuos peligrosos.

En la tabla 4.13, se presentan los principales residuos peligrosos generados en función del tipo de actividad.

Sector (CMAP)1
Residuos peligrosos
Subsector31
Industria alimenticia
-  Soluciones ácidas o alcalinas de limpieza
-  Disolventes y disolventes usados
-  Lodos de filtración de plantas de tratamiento de         
    aguas residuales y de equipo de control de emisiones
-  Alcohol y ácido acético
Subsector 32
Industria textil e industria del cuero
-  Disolventes
-  Compuestos de cromo
-  Cribados del drenaje del proceso de curtiduria
-  Lodos de plantas de tratamiento de aguas residuales
-  Materiales con metales pesados
Subsector 33
Industria de la madera
muebles y accesorios
-  Disolventes
-  Formaldehido
-  Fenol
-  Pinturas
-  Toluendiisocianato (TDI)
-  Removedores de pintura
Subsector 34
Industria del panel e impresión
-  Soluciones alcalinas
-  Sulfuros, sulfitos
-  Hipoclorito
-  Peroxidos
-  Disolventes
-  Disolventes
-  De fotoacabado, rotograbado e impresión
-  Tintes
-  Lodos de plantas de tratamiento de aguas residuos y de       equipo de control de emisiones
Subsector 35
Industria química y petroquímica
-  Catalizadores gastados
-  Disolventes (clorados, no clorados y aromáticos)
-  Carbón activado gastado
-  Cabezas y colas de destilación
-  Soluciones caústicas y ácidas
-  Materiales con metales pesados
-  De la cloración de compuestos
-  Mezcla de residuos de plaguicidas
-  Alcohol, acetona
-  Grasas y aceites gastados
-  Perioxidos orgánicos
-  Tolueno
-  Formaldehido
-  Compuestos fluorocarbonados
-  Lodos de plantas de tratamiento y de equipo de control       de  emisiones
Subsector 36
Productos minerales no metálicos
-  Materiales contenidos  metales pesados
-  Oxidos de arsénico, antimonio y plomo
-  Acido fluorhídrico
-  Disolventes
Subsector 37
Industria metálica básica
-  Lodos de lavadores de efluentes gaseosos
-  Licor de tratamiento
-  Aceites de corte
-  Materiales con pcb's
-  Soluciones ácidas y alcalinas
-  Disolventes
-  Acido fluorhídrico
-  Lodos e equipo de control de emisiones
Subsector 38
Productos metálicos,
maquinaria y equipo
- Aceite de corte
-  Materiales con pcb's
-  Soluciones alcalinas y ácidas
-  Disolventes gastados
-  Del proceso de as galvanoplastia
-  Aceites emulsionados
-  Soluciones con cianuro
-  Pinturas
-  Tetracloruro de carbono
-  Clorobromometano
-  Fluorocarbonos
-  Cloruro de metileno
-  Acido fluorhídrico
-  Catalizadores
Subsector 39
Otras industrias
-  Aceites vegetales no comestibles
-  Disolventes
-  Pinturas, lacas y esmaltes
-  De las operaciones de galvanoplastia

           Fuente : Estudio de prefactibilidadd de la gestión de los residuos tóxicos y peligrosos en la zona Metropolitana
                         la ciudad de México 1995. DDF

El Proyecto para el Desarrollo del Concepto Global de Prevención, Reciclaje, Tratamiento y Evaluación de los Residuos Especiales en el Valle de México, realizado por la Comisión Metropolitana para la Prevención y Control de la Contaminación en el Valle de México, en colaboración con TÜUArge MEX y Deutsche GesellsChaft für Technische Zusammenorbeit en 1995, determina que en toda la ZMVM se generan 556.000 ton/año.

Finalmente, el Estudio de Factibilidad y Ubicación para el Reciclaje de Residuos Peligrosos en el Valle de México, elaborado por la Secretaría del Medio Ambiente del D. F., en coordinación con Radian Corporación en julio de 1996, nos indica que la producción estimada de residuos peligrosos en el Valle de México es de 5.985 millones ton/año. De este total, 4.1 son aguas residuales diluidas que pueden manejarse como material para tratamiento de aguas, y 0,626 son chatarra metálica que no se considera peligrosa. Esto deja 1.259.000 ton. de residuos peligrosos reciclables generados en la ZMVM (tabla 4.14).

              Fuente : Estudio de Factibilidad y Ubicación para el Reciclaje de Residuos Peligrosos en el Valle de México/
                           Dirección General de Proyectos Ambientales/Secretaría del Medio Ambiente 1996

                          

Residuos especiales

En el proceso de manufactura de bienes de consumo como alimentos, cosméticos y fármacos, se elaboran productos y materias primas cuya comercialización no es posible debido a que no cumplen con las normas de calidad e higiene establecidas por la Secretaría de Salud. Entre otras causas, éstos contienen ingredientes distintos a la fórmula original y/o microorganismos patógenos, sus envases se etiquetan con errores de impresión y sufren deterioro físico o contaminación por deficiencias en su almacenamiento y/o transporte. Todo esto ocasiona que sean retirados del mercado por afectar la imagen de la empresa que los produce, convirtiéndose desde ese momento en residuos que requerirán disposición final.

En el caso de alimentos y cosméticos, es la Dirección General de Control Sanitario de Bienes y Servicios de la Secretaría de Salud quien vigila que se cumpla con las especificaciones citadas en la Ley General de Salud así como con las Normas Sanitarias correspondientes. Dicha entidad realiza visitas de inspección para asegurar que los productos no aptos para el consumo de la población lleguen al mercado.

La vía de disposición final de estos productos que hasta el momento ha resultado más viable, es la que viene desarrollando la Dirección General de Servicios Urbanos. Asegura, mediante la aplicación de sus procedimientos, la correcta disposición final, evitando riesgos de salud a la población y al medio ambiente.

De acuerdo a lo anterior, la Dirección General de Control Sanitario de Bienes y Servicios de la Secretaría de Salud, canaliza a los generadores de residuos especiales (residuos sólidos no peligrosos) hacia la Dirección General de Servicios Urbanos con el objetivo de realizar por su conducto la disposición final de los productos no aptos.

Un beneficio adicional que obtienen los generadores, es que la Dirección General de Servicios Urbanos les proporciona documentos con carácter oficial que avalan el procedimiento de disposición final (oficio de autorización, dictamen técnico y actas de embarque y disposición final). Éstos son reconocidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y permiten al generador efectuar deducciones de impuestos.

Los procedimientos diseñados para este tipo de residuos cubren aquellos productos de importación cuya vía de entrada es el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México. En este lugar, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural (SAGAR) inspecciona y analiza todos los bienes de consumo. Cuando detecta contaminación de organismos nocivos a la flora y fauna de nuestro país y por ende no aptos para el consumo humano, aplica procedimientos para eliminar impactos negativos a la salud y al ambiente. De tal manera, los productos contaminados se canalizan también a la Dirección General de Servicios Urbanos para su manejo. En la actualidad, la DGSU ha presentado propuestas ante el H. Congreso de la Unión para éstos sean incluidos en la Legislación a Nivel Nacional.

De acuerdo con las solicitudes atendidas hasta el momento, para 1995, se recibieron 424.38 ton., y para 1996, 387.32 ton. El listado de productos y sus tonelajes se presentan en la tabla 4.15.

Tabla 4.15
Ingreso de residuos especiales en los sitios de disposición final

Tipo de residuos 1995
(ton)
1996
(ton)
Alimentos 278.386 361.710
Fármacos 21.37 6.24
Cosméticos 1.0 ...
Lodos 105.633 19.210
Escombros 15.0 ...
Total 424.389 387.320

Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal


Residuos biológico-infecciosos

Los residuos sólidos generados en hospitales y establecimientos de salud presentan riesgos y dificultades especiales en su manejo, debido fundamentalmente al carácter infeccioso de algunas de sus fracciones componentes. Contribuyen también a acrecentar dichos riesgos y dificultades, la heterogeneidad de su composición, la existencia frecuente de objetos punzocortantes y la presencia eventual de cantidades menores de sustancias tóxicas, inflamables y radiactivas de baja intensidad. No obstante, la mayor parte de los residuos que produce un hospital no ofrece mayores riesgos que los asociados a los RSM comunes.

En la ZMVM, las instituciones encargadas específicamente de la atención a la salud se clasifican en tres tipos. En primer lugar, para la población abierta, están la Secretaría de Salud, la Dirección General de Servicios Médicos del D. F. y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia. En segundo lugar, para la población asegurada, se cuenta con el ISSSTE, ISSEMYM, el IMSS y otras instituciones de seguridad social (PEMEX, SDN y SM). Finalmente, la medicina privada.

Los criterios para clasificar las unidades por nivel de atención a la salud varían según las instituciones, aunque en términos generales se considera como primer nivel cuando la unidad otorga exclusivamente consulta externa; segundo nivel, cuando además de la consulta se cuenta con los cuatro servicios básicos de hospitalización (medicina interna, pediatría, cirugía y gineco-obstetricia); y tercer nivel, cuando a lo anterior se agrega cualquier servicio de hospitalización especializada, así como instalaciones para investigación.

En la tabla 4.16, se presentan las unidades médicas por nivel e institución en el D. F.

Tabla 4.16
Unidades médicas por institución en el D. F.

Institución Nivel Total
I II III
Privado 90 129 52 271
SSA 239 9 21 269
IMSS 31 25 12 68
ISSSTE 40 15 10 65
DDF 2 10 15 27
Otros 2 ... ... 2
Total 393 188 110 702

Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1995

Los 57 municipios del Estado de México que se localizan en la ZMVM cuentan con 587 unidades del sector salud. De éstas, 553 prestan servicios de consulta externa, 28 atención hospitalaria, y sólo 6 unidades ofrecen hospitalización especializada.

Las cifras promedio obtenidas en diversas instalaciones de unidades médicas para la generación per-cápita por nivel de atención se presentan en la tabla 4.17.

Tabla 4.17
Generación unitaria en unidades médicas

Fuente generadora Generación percápita
U.M. de 1er. Nivel  
- Con laboratorio 1,279 Kg/Consultorio/día
- Sin laboratorio 0,998 Kg./Consultorio/día
U.M. de 2do. Nivel 4,730 Kg/Cama/día
U.M. de 3er Nivel 5,390 kg/Cama/día
Laboratorios privados 0,580 Kg/Cama/día
Veterinarias privadas 1,700 kg/Empleados/día

Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal

Adicionalmente a los indicadores unitarios que se refieren al total generado en un hospital, como es el expresado en kg/cama/día, en la tabla 4.18, se presentan algunos índices de generación por área. En la tabla 4.19, se presentan los principales indicadores de peso volumétrico por área generadora y en la tabla 4.20, la composición física por área generadora en unidades médicas.

Tabla 4.18
Generación unitaria por área

Area generadora Percapita
Consulta externa 0,064 kg/paciente atendido/día
Hospitalización 1,165 kg/paciente hospitalizado/día
Laboratorios 0,121 kg/muestra analizada/día
Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios
            Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1997

La tasa de generación tiende a aumentar con el tiempo. Tal comportamiento coincide con la evolución demostrada en países desarrollados. Las principales causas del progresivo aumento en la tasa de generación de residuos sólidos hospitalarios, son el continuo incremento de la complejidad de la atención médica y el uso creciente de materiales desechables. En la figura 4.2, se puede observar el porcentaje de generación por área.



Fuente: Dirección de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1997


Tabla 4.19
Peso volumétrico "in-situ" por área generadora

Area

Peso volumétrico
promedio kg/m3

Asistencia Médica 99
Servicios Complementarios 83
Cuartos de Hospitalización 110
Laboratorios 68
Suministro y Preparación de Alimentos 260
Oficinas de Gobierno y División de Enseñanza 58

                            Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/
                                         Departamentos del Distrito Federal. 1996




Fuente :  Dirección Técnica de Desechos Sólidos/ Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1997

4.1.2 Almacenamiento
Una vez producido el residuo sólido, se procederá a su almacenamiento. Esta etapa se refiere a la acción de retenerlos en un recipiente seguro y adecuado hasta su recolección por el Servicio de Aseo Urbano.

Residuos sólidos municipales

Los sistemas de almacenamiento para residuos sólidos están constituidos por los recipientes donde se depositan dentro de la fuente generadora y áreas destinadas para el almacenamiento central.

Las zonas y recipientes de almacenamiento deben diseñarse de acuerdo a las características cuantitativas y cualitativas de los residuos, su producción en un determinado período, su peso volumétrico y la frecuencia establecida por el sistema de recolección.

El almacenamiento central de los residuos sólidos se encuentra reglamentado por las siguientes disposiciones:

- Reglamento para el Servicio de Limpieza en el D. F.

Artículo 9. "El departamento del Distrito Federal, por conducto de la Secretaría General de Obras y las Delegaciones, preverá la colocación adecuada de recipientes y contenedores para el depósito de los desechos".

Artículo 12. "En la construcción de edificios, conjuntos o módulos habitacionales se incluirá el establecimiento de depósitos de almacenamiento, así como de un adecuado sistema para el manejo de los residuos sólidos".

Artículo 13. "La delegación respectiva deberá exigir para fraccionamientos, hospitales, conjuntos habitacionales, centros comerciales e industrias, la colocación de contenedores que faciliten la operación de limpia en dichos lugares".

- Reglamento de Construcción para el D. F.

Artículo 86. "Deberán ubicarse uno o varios locales para almacenar depósitos o bolsas de basura, ventilados y a prueba de roedores, en los siguientes casos y aplicando los índices mínimos de dimensionamiento".

i) Conjuntos habitacionales con más de 50 viviendas a razón de 40 litros/habitante, y

ii)Otros usos no habitacionales con más de 500 m2 sin incluir estacionamientos a razón de 0,01 m2/m2 construido.

Existe enorme diversidad de recipientes que se utilizan para el almacenamiento primario de RSM. La gran mayoría no ha sido diseñado para ese fin. Las bolsas de plástico son las de mayor uso por la población; las proporcionan los comerciantes como embalaje y/o transporte de diversas mercancías.

Además de bolsas, es frecuente encontrar otro tipo de recipientes, tales como cajas de cartón, tinas de lámina o plástico, cubetas, costales, bolsas de papel y cajas de madera. Estos artículos han sido diseñados para otros usos y se utilizan de manera inadecuada para el almacenamiento de RSM.

Los recipientes inadecuados en cuanto a volumen, forma y materiales de fabricación inciden en la eficiencia del sistema de recolección. Crean un posible foco de desarrollo de fauna nociva y otras molestias sanitarias para el usuario.

Residuos peligrosos

Reglamento de Construcción para el D. F.

Artículo 87. "Las obras para almacenar residuos sólidos peligrosos, químicos tóxicos y radiactivos se ajustarán al presente reglamento a sus Normas Técnicas Complementarias y a las Leyes y Reglamentos aplicables".

El anterior Artículo se aplica por la Norma Oficial Mexicana, emitida por la Secretaría del Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca NOM-087-ECOL-95 que establece los requisitos para la separación, envasado, almacenamiento, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos biológico-infecciosos que se generan en establecimientos de atención médica. A continuación se presentan los artículos referentes al almacenamiento:


6.4 Almacenamiento

6.4.1 "Se deberá destinar un área para el almacenamiento de los residuos peligrosos biológico-infecciosos".

6.4.1.1 "Los establecimientos que corresponden al Nivel I quedarán exentos del cumplimiento de los Puntos 6.4.4, pudiendo ubicar los contenedores del Punto 6.4.2, en el lugar más apropiado dentro de sus instalaciones de manera tal que no obstruyan las vías de acceso y sean movidos sólo durante las operaciones de recolección".

6.4.2 "Los residuos peligrosos biológico-infecciosos deberán almacenarse en contenedores con tapa y rotulado con el símbolo universal de ‘riesgo biológico’, con la leyenda ‘Peligro, residuos peligrosos biológico-infecciosos’ ".

6.4.3 "El periodo de almacenamiento temporal a temperatura ambiente estará sujeto al tipo de establecimiento", como sigue:

6.4.3.1 Nivel I: hasta 7 días

6.4.3.2 Nivel II: hasta 96 horas

6.4.3.3 Nivel III: hasta 48 horas

6.4.3.4 "Los residuos patológicos, humanos o de animales deberán conservarse a una temperatura no mayor de 4°C (cuatro grados centígrados)"

6.4.4 El área referida en el Artículo 6.4.1, debe:

6.4.4.1 "Estar separada de las siguientes áreas: de pacientes, oficinas, visita, cocina, comedor, instalaciones, sitios de reunión, áreas de esparcimiento, talleres y lavandería".

6.4.4.2 "Estar techada y ubicada donde no haya riesgo de inundación y que sea de fácil acceso".

6.4.4.3 "Contar con extinguidores de acuerdo al riesgo asociado".

6.4.4.4 "Contar con muros de contención lateral y posterior con una altura mínima de 20 cm (20 centímetros) para detener derrames".

6.4.4.5 "Contar con señalamientos y letreros alusivos a la peligrosidad de los mismos en lugar y formas visibles".

6.4.4.6 "Contar con una pendiente del 2% (dos por ciento) en sentido contrario a la entrada".

6.4.4.7 "No deben existir conexiones con drenaje en el piso, válvulas de drenaje, juntas de expansión, albañales o cualquier otro tipo de comunicación que pudiera permitir que los líquidos fluyan fuera del área protegida".

6.4.4.8 "Tener una capacidad mínima de tres veces el volumen promedio de residuos peligrosos biológico-infecciosos generados diariamente".

6.4.4.9 "El acceso a esta área sólo se permitirá al personal responsable de estas actividades y se deberán realizar las adecuaciones en las instalaciones para los señalamientos de acceso respectivos".

6.4.4.10 "El diseño, construcción y la ubicación de las áreas de almacenamiento temporal destinados al manejo de residuos peligrosos biológico-infecciosos deberán contar con la autorización correspondiente por parte de la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, a través del Instituto Nacional de Ecología".

El almacenamiento de residuos peligrosos en industrias se identificó en el Proyecto para el Desarrollo Global de Prevención, Reciclaje, Tratamiento y Confinamiento de Residuos Especiales en el Valle de México. Fue realizado en 1995, por la empresa Deutsche Gesellschaft für Techische Zusammenarbeit (GTZ) mbH, para la Comisión Metropolitana para la Prevención y Control de la Contaminación en el Valle de México. Detectó también que en la industria química, el 84% de las empresas analizadas disponen de depósitos de residuos peligrosos más o menos apropiados. Sólo el 11% almacena este tipo de residuos de acuerdo con las disposiciones mexicanas (Art. 15-21 del Reglamento para la LGEEPA).

El 71% de las fundiciones no cuenta con ningún tipo de espacio para almacenamiento especialmente destinado a residuos peligrosos. La mayoría lo materializa en el mismo lugar en el que se generan. El 21% dispone de un almacén en estado relativamente aceptable. Los contenedores o lugares de almacenamiento separados están identificados (normalmente sólo se indica la denominación de la sustancia almacenada y la descripción de las características. Por ejemplo, la excepción es ‘combustible’).

En la industria metálica, el 50% de sus empresas no cuenta con lugares de almacenamiento para residuos peligrosos. Debido al desconocimiento de cuáles son peligrosos y cuáles no, los peligrosos se depositan en su mayor parte en un patio descubierto. El otro 50% dispone de almacenes de diferentes características, en parte con sistemas de carga y en parte sin ellos.

Las zonas de almacenamiento de materiales y combustibles a utilizar se encontraron por lo general, en mejor estado que las de almacenamiento de residuos peligrosos. Los contenedores se señalizan consecuentemente y se depositan en lugares de almacenamiento separados que están equipados con dispositivos de carga.

4.1.3 Barrido

Residuos sólidos municipales

Los residuos sólidos que se depositan en calles y áreas públicas presentan diferentes características, una de las más comunes es el polvo. Éste puede ser arrastrado por el viento y llantas de vehículos, por la lluvia, por vehículos que transportan material de construcción o excavación, por barrido de viviendas, por abrasión de superficies de rodamiento o partículas que son emitidas a la atmósfera y sedimentan, además de papeles, envases, colillas de cigarro, palos de paletas, excrementos de animales y en ocasiones de humanos, y ramas y hojas de árboles. Otros residuos que se presentan comúnmente son los provenientes de domicilios particulares, originando un impacto significativo en la limpieza de la vía pública.

En casi toda la ZMVM el barrido manual lo ejecutan barrenderos contratados por las autoridades. Ahora último se ha desarrollado el fenómeno de oportunidad de empleo informal. Individuos fabrican o compran un carrito de dos tambos de 200 litros, una escoba, en ocasiones un cepillo y un recogedor. Barren y recoleccionan residuos casa por casa.

Las actividades de barrido que prestan los Sistemas de Aseo Urbano (SAU) se ejecutan de forma manual en la mayoría de estos servicios. En algunos casos en la red vial primaria se ejecuta por medios mecánicos. En la última década, los programas gubernamentales de creación de empleo han reclutado personal para desarrollar esta actividad, registrándose una gran ocupación de mano de obra no calificada en el momento de la contratación.

El Programa de Limpieza Urbana en la red vial primaria a cargo de la DGSU, contempla además del barrido, el aseo del mobiliario urbano, lavado de pasos peatonales y vehiculares, retiro de propaganda, y eliminación de pintados y graffitis.

El barrido mecánico se realiza exclusivamente en la red vial primaria (Paseo de la Reforma, Insurgentes, Eje Central, Centro Histórico, entre otros). Se detectan dos tipos de barredoras:

- De cepillos con banda transportadora
- De cepillo y succión

Ambos equipos son muy similares ya que cuentan con tolva de almacenamiento (3-4 m3), aspersores de agua, cepillos laterales, además de descargar los residuos recolectados en un vehículo tipo volteo, apoyados con pipas para surtir el agua utilizada en la operación.

La diferencia en el funcionamiento de ambos equipos es fundamentalmente la forma de recolectar los residuos. En la barredora de cepillos y succión, los cepillos laterales movilizan los residuos hacia el interior de ésta y por medio de un cabezal recolector, el cual aspira los residuos no importando el tamaño, los deposita en la tolva.

La barredora de cepillos con banda transportadora que tiene dicha banda situada justamente adelante del cepillo central, moviliza los residuos y a su vez los deposita dentro de la tolva. Este tipo de barredora no puede recolectar residuos de cierto tamaño porque durante el proceso de succión se obstruye y por ende daña las tablillas de la banda. La utilización de agua por medio de aspersores evita el levantamiento de polvo. La cantidad de agua puede dosificarse dependiendo de la cantidad de polvo.

El barrido mecánico también se utiliza en empresas privadas y en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México. Se emplean barredoras de succión como las descritas anteriormente. Además cuenta con un dispositivo magnético que se coloca en la parte delantera de la barredora y permite levantar objetos metálicos.

Las empresas privadas por lo general utilizan barredoras industriales diseñadas para trabajar tanto en superficies lisas como irregulares, al igual que las de cepillos y succión. Estas barredoras también descargan en vehículos tipo volteo.

4.1.4 Sistemas de recolección

Residuos sólidos municipales

La función de los sistemas de recolección es recorrer las fuentes generadoras de residuos sólidos para recogerlos y transportarlos a los sistemas de transferencia, tratamiento o disposición final.

Los vehículos de recolección están constituidos por el chasis cabina y la caja que puede ser sin compactación, como es el caso de volteos o redilas. Cuando el mecanismo de compactación está integrado (por la forma en que los residuos son depositados en su interior), se les denomina de carga lateral, trasera o frontal; los de carga lateral por la forma de su caja pueden ser tubulares o rectangulares.

Todos los tipos de vehículos pueden ser sujetos a adaptaciones para dar servicio a contenedores. Existen otros tipos de vehículos que dan servicio exclusivo a los contenedores denominados roll-on roll-off, además de los de balancín o góndola. Estos últimos se utilizan más para la industria de construcción o residuos de gran peso volumétrico.

En algunos municipios de la ZMVM existe un servicio informal que proporciona el Servicio de Recolección por medio de camionetas pick up, redilas, carretas de tracción animal y triciclos.

Las capacidades de las cajas varían desde 7 m3 a 16 m3. Los contenedores varían de 0.5 hasta 18 metros cúbicos de capacidad. En el caso de vehículos de volteo, su capacidad varía de 6,7 a 8 metros cúbicos. Los de redilas cuentan con una capacidad de carga de 3.5 a 8 ton. En la figura 4.3, se presentan los principales vehículos recolectores utilizados en Ciudad de México.



Los vehículos rectangulares y los de carga trasera son los de mayor utilización con 28,7% y 28,1% respectivamente, adquirido en los últimos años, anteriormente se compro un gran número de vehículos tubulares que son los que ocupan el tercer lugar Los vehículos rectangulares y los de carga trasera adquiridos en los últimos años, son los que más se utilizan, con 28,7 y 28,1% respectivamente. Con anterioridad se había adquirido gran número de vehículos tubulares. Éstos ocupan el tercer lugar en el parque vehicular, con 20,8%. Posteriormente están los de volteo, con 17,6%, utilizados al igual que los minirecolectores (1,9%) para prestar servicio en zonas de difícil acceso.

En la ZMVM los métodos de recolección son variados, destacan 1) el de esquina; 2) el de acera (en ocasiones cuentan con canastillas, lo que puede considerarse de acera modificado); y 3) los de contenedores. La cuadrilla de recolección, en la mayoría de los casos, está compuesta por un chofer y dos peones. Adicionalmente se cuenta con dos o más voluntarios quienes se dedican a la pepena de materiales reciclables en la ruta.

Los vehículos son con motor a gasolina o diesel. Existe gran diversidad de marcas nacionales y extranjeras, situación que complica el ya deficiente sistema de mantenimiento de las unidades. Esta situación agrava la problemática del parque vehicular por la falta de sustitución de unidades. En la figura 4.4, se puede apreciar el estado de los vehículos. En el D.F., como se puede observar, el 29% de los vehículos no logra dar servicio constante debido a fallas o descomposturas.




Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1996

Es práctica común seleccionar los materiales susceptibles de reciclarse en el transcurso de la ruta de recolección. Los materiales más comunes son cartón, papel, botellas de vidrio, colchones, latas de aluminio y algunos otros metales. En ocasiones, esta operación la desempeña personal voluntario contratado por el chofer del vehículo recolector sin tener ninguna relación laboral formal. Una vez que terminan su ruta o el vehículo se ha copado en el camino a la estación de transferencia, tratamiento o disposición final, se desvían para vender los subproductos recuperados. Esta circunstancia, además de los trabajos de pepena en el vehículo de recolección, causan un impacto negativo en la eficiencia del sistema de recolección.

Hoy en día, en la ZMVM han surgido una serie de empresas particulares que prestan servicio de recolección a domicilio, comercio e industrias principalmente.

En las unidades habitacionales de Tlatelolco y Lomas de Plateros existen programas de recolección especial; se utilizan motonetas o carritos de tambos para recolectar residuos domiciliarios.

Residuos peligrosos

La Norma Oficial Mexicana, NOM-087-ECOL-1995, determina que los residuos peligrosos biológico-infecciosos que se generan en los establecimientos de atención médica deben ser recolectados por un vehículo destinado para ese efecto. Al respecto dicha norma establece lo siguiente:

6.5 Recolección y transporte

6.5.1 "La recolección y transporte de los residuos peligrosos referidos en el Punto 1 de esta Norma Oficial Mexicana, deberá realizarse conforme a lo dispuesto en el Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente en materia de residuos peligrosos, en el Reglamento para el Transporte Terrestre de Materiales y Residuos Peligrosos y en la Normas Oficiales Mexicanas aplicables, deberá cumplir lo siguiente":

6.5.2 "Sólo podrán recolectarse los residuos que cumplan con el envasado, embalado y etiquetado o rotulado como se establece en el Punto 6.2 de esta Norma Oficial Mexicana".

6.5.3 "Los residuos peligrosos biológico-infecciosos no deberán ser compactados durante su recolección y transporte".

6.5.4 "Los contenedores referidos en el Punto 6.4.2 deberán ser lavados y desinfectados después de cada ciclo de recolección".

6.5.5 "Los vehículos recolectores deberán de ser de caja cerrada hermética y contar con sistema de captación de escurrimientos, además de sistemas mecanizados de carga y descarga".

6.5.5.1 "Las unidades para el transporte de residuos peligrosos biológico-infecciosos deberán contar con sistemas de enfriamiento para mantener los residuos a una temperatura de 4°C (cuatro grados centígrados) cuando la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos, Naturales y Pesca lo considera necesario".

6.5.6 "Los residuos peligrosos biológico-infecciosos sin tratamiento, no deben mezclarse con ningún otro tipo de residuos municipales o de origen industrial durante su transporte".

La SEMARNAP a través del INE, es la encargada de otorgar permisos para transporte de residuos sólidos biológico-infecciosos. Las empresas autorizadas para prestar este servicio, al mes de junio de 1997, se mencionan en la tabla 4.21.

Tabla 4.21
Empresas autorizadas para el transporte de residuos peligrosos biológico-infecciosos
(junio de 1997)

- Transportes Midas, S.A. de C.V.
- REPESA, S.A. de C.V.
- SUVALSA, S.A. de C.V.
- REMSA, S.A. de C.V.
- ASEP, S.A. de C.V.
- Ruben Velazquez Martinez Sotomayor
- Apolonio Jimenez Cobian
- Muebles usados y desperdicios industriales de Ixtapaluca, S.A. de C.V.
- Jesus Rogero Gallegos
- Diseño y comunicación ambiental
- Tratamiento de desechos medicos, S.A. de C.V. (TRADEM)
- STERIMED, S.A. de C.V.
- DOFESA, S.A. de C.V.
- Desarrollo y calidad ambiental, S.A. de C.V.
- Super-LAG, S.A. de C.V.

Fuente: Dirección General de Materiales, Residuos y ActividadesRiesgosas/INE/Secretaría del Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca

4.1.5 Transferencia

‘Estación de Transferencia de RSM’ se define como el conjunto de equipos e instalaciones donde se efectúa el transbordo de carga de los recolectores a vehículos de carga de gran tonelaje para transportarlos a sitios de disposición final.

Residuos sólidos municipales

La transferencia de RSM se lleva a cabo en 13 estaciones que se encuentran distribuidas estratégicamente en el territorio del D.F. La cobertura de atención asciende a 8.500 ton/día. El resto se hace llegar directamente a los sitios de disposición final. Debido a su ubicación dentro de la ciudad, estas instalaciones incorporan medidas que se orientan a mitigar el impacto ecológico y vial, y a evitar el afectar al entorno urbano en general. Desde los procesos de construcción hasta la operación diaria, controlan el desprendimiento de polvo, malos olores, ruidos, fauna nociva, congestión de tránsito y el deterioro de la imagen urbana.

En las estaciones de transferencia se instalaron filtros para depuración del aire con la finalidad de captar el polvo y partículas que se desprenden durante la operación; mecanismos de aspersión de agua en la zona de la tolva de descarga, áreas verdes, zona de encolamiento, muros y techumbres multipanel para control del ruido y murales ecológicos como barreras visuales.

El único municipio que cuenta con estación de transferencia es el de Tlalnepantla. En la figura 5, se presenta la ubicación de la infraestructura de transferencia de la ZMVM.

Los vehículos utilizados para el transporte de residuos provenientes de las estaciones de transferencia se han adquirido en función del diseño de las estaciones. Para el sistema de la ZMVM, la caja es abierta en su totalidad; ventaja que representa el poder descargar simultáneamente cuatro vehículos de recolección con el consecuente abatimiento del tiempo de atención a recolectores. El sistema de descarga de cajas es el que marca la diferencia en los equipos. Las que se utilizan en la actualidad son de cadena y de piso móvil.

4.1.6 Tratamiento

Residuos sólidos municipales

En el D.F. a partir de 1994, se incorporó un sistema mecanizado de selección de subproductos con el propósito de reutilizar los insumos contenidos en los residuos y disminuir los volúmenes a disponer en los rellenos sanitarios. Se construyeron y pusieron en operación tres Plantas de Selección y Aprovechamiento de Residuos Sólidos, con capacidad para procesar 4.500 ton/día en conjunto. Una de ellas se localiza en el Ex-Lago de Texcoco, en los terrenos del relleno sanitario Bordo Poniente. Otra, en la Delegación Gustavo A. Madero, identificada como San Juan de Aragón. La tercera, en el sitio de disposición final denominado Santa Catarina. A mediados de 1997, por ampliaciones efectuadas, la capacidad instalada llegó a 5.500 ton/día, de las cuales se recupera alrededor de un 10% de subproductos del total de RSM que ingresa a las plantas.

A la fecha, estas plantas proporcionan empleo a más de 2.400 trabajadores que laboran en tres turnos. Recuperan gran variedad de subproductos básicos: cartón, papel, plástico, vidrio, trapos, materiales ferrosos y no ferrosos, cuero, hueso y materiales voluminosos, entre otros.

En cuanto a programas de reciclaje en fuente en la ZMVM, los municipios de Cuautitlan México y Cocotitlan, llevan a cabo un programa de separación y recolección selectiva a nivel municipal. Se realiza con vehículos específicos, tanto para la fracción de subproductos recuperados como para los residuos considerados como rechazo.

Residuos peligrosos

Respecto al tratamiento de residuos peligrosos, el conocimiento que se tiene a la fecha es limitado. Sólo se sabe que los residuos son manejados por las propias industrias. Existen 37 empresas que realizan recuperación para el reuso, tres de mezclado y recuperación de energía en hornos de clinkerización, tres de tratamiento y disposición final en celdas de seguridad de confinamiento controlado, seis empresas de recolección, exportación y destrucción de BPCs en incineradores externos, dos incineradores privados autorizados, de los cuales uno se localiza en Santa Clara, Estado de México y cuatro que ahora último han terminado el protocolo de pruebas.

De las 140 empresas de servicios autorizadas para el manejo de residuos peligrosos, 40 se dedican a la recuperación para reuso (reciclaje); 60 al almacenamiento, recolección y transporte; 21 al tratamiento físico, químico y biológico; tres a confinamiento y disposición final; tres a mezclado de disolventes para combustibles alternos; seis a recolección, transporte y exportación de Bifenilos Policlorados; dos al tratamiento de Bifenilos Policlorados y ocho al tratamiento de residuos biológico-infecciosos. Se relacionan en la tabla 4.22.

                                                                         Tabla 4.22
        Empresas autorizadas para el tratamiento de residuos peligrosos biológico-infecciosos
                                                                       (junio de 1997) 

Nombre de la empresa Tipo de tratamiento

- JOYSA, S.A. de C.V.
- ASEP, S.A. de C.V.
- STERIMED, S.A. de C.V.
- TRADEM, S.A. de C.V.
- MARAPEL, S.A. de C.V.
- Soluciones ecologicas integrales, S.A. de C.V.
- SECAM, S.A. de C.V.
- TM WINCO, S.A. de C.V.

Esterilización
Incineración
Esterilización e incineración para patológicos
Incineración
Incineración
Incineración
Incineración
Esterilización, mediante vapor

Fuente: Dirección General de Materiales, Residuos y Actividades Riesgosas/INE/Secretaría del Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca

Las 40 empresas autorizadas para recuperación y reciclaje de residuos industriales tienen como actividad preponderante la recuperación de aceites sucios, plomo y antimonio de acumuladores usados, catalizadores de níquel agotados, diferentes residuos que contienen plomo, polvo de acería que contiene zinc, plomo, cadmio, disolventes sucios varios, tambores usados vacíos, tierras de blanqueo de aceites y grasas, entre otros.

4.1.7 Disposición final

Residuos sólidos municipales

En la ZMVM, la disposición final de residuos sólidos municipales se realiza bajo las técnicas de relleno sanitario, relleno controlado y tiraderos a cielo abierto. En el D. F. funcionan: 1) el relleno sanitario Bordo Poniente ubicado en la Zona Federal del Ex-Lago de Texcoco, recibe en promedio 8.500 ton/día; y 2) Santa Catarina que se encuentra al sur oriente de la ciudad (su vida útil está próxima a concluir) recibe aproximadamente 2.500 ton/día. Para la disposición de materiales inertes se cuenta con un sitio específico localizado al oriente de Ciudad de México. La superficie útil de los sitios y tonelaje recibido se indican en la tabla 4.23.

Tabla 4.23
Infraestructura de disposición final de Ciudad de México

Sitio

Clasificación del sitio de disposicion final

Superficie hectareas

Residuos recibidos ton/dia

Bordo poniente
Santa catarina
Relleno sanitario
Relleno controlado

472,0 (4ª etapa)
34,0

8.500,00
2.700,00

Fuente: Dirección Técnica de Desechos Sólidos/Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal

En el relleno sanitario Bordo Poniente se han desarrollado obras de captación y conducción de lixiviados. También se construyó una Planta de Tratamiento de Lixiviados generados en las etapas 1 y 2 para retornar el afluente al ambiente sin provocar impactos negativos. Esta instalación produce agua tratada por mecanismos físico-químicos y se utiliza para riego de caminos y áreas verdes.

Los sitios de disposición final cuentan con un sistema de pozos de monitoreo de biogás y lixiviados. Éstos permiten evaluar, tanto las condiciones de flujo de biogás en la periferia, así como los niveles de lixiviados de ocho sitios clausurados y dos en operación.

A partir de julio de 1994, se cerró la operación del relleno controlado Prados de la Montaña. Actualmente ahí se trabaja en saneamiento y la elaboración del proyecto para la explotación de biogás con la finalidad de aprovecharlo para generar energía eléctrica.

La infraestructura de disposición final en los municipios del Estado de México en la ZMVM, se relacionan en la tabla 4.24. En esta tabla también se puede apreciar la clasificación del sitio de acuerdo a su operación. Además se presenta la superficie e ingreso diario al sitio.

                                                                                Tabla 4.24
       Infraestructura de disposición final en los municipios de la zona metropolitana del Valle de México

 

Municipio Clasificación del sitio de disposicion final

Superficie hectareas

Residuos recibidos ton/día

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

32

 

Acolman

Amecameca

Apaxco

Atenco

Atizapan de Zaragoza

Atlautla

Axapusco

Ayapango de Ramos Millan

Coacalco

Cocotitlan

Coyotepec

Cuautitlan de Mexico

Cuautitlan Izcalli

Chalco

Chiautla

Chicoloapan

Chiconcuac

Chimalhuacan

Ecatepec

Ecatzingo

Huehuetoca

Hueypoxtla

Huixquilucan

Isidro fabela

Ixtapaluca

Jaltenco

Jilotzingo

Juchitepec

Melchor Ocampo

Naucalpan

Nextlalpan

Nezahualcoyotl I

Nezahualcoyotl II

Nezahualcoyotl III

en proceso de saneamiento

sin control

sin control

no cuenta con sitio

relleno sanitario

sin control

sin control

sin control

controlado

sin control

sin control

no cuenta con sitio

en proceso de saneamiento

no cuenta con sitio

no cuenta con sitio

sin control

no cuenta con sitio

sin control

en proceso de saneamiento

no cuenta con sitio

sin control

sin control

controlado

sin control

no cuenta con sitio

sin control

no cuenta con sitio

sin control

sin control

controlado

sin control

controlado

sin control

sin control

1,00

3,00

5,00

...

45,00

2,50

1,00

7,00

8,00

0,20

1,00

...

7,00

...

...

1,00

...

2,00

3,00

...

4,00

0,80

1,00

1,00

...

1,50

...

7,00

1,00

40,00

3,00

25,00

3,00

2,00

8,00

50,00

25,00

...

750,00

7,00

28,00

2,00

130,00

3,00

10,00

...

390,00

...

...

23,00

...

43,00

1.500,00

...

20,00

2,50

150,00

4,00

...

7,00

...

20,00

30,00

1.200,00

6,00

1.000,00

400,00

200,00

33

34

35

36

37

38

39

40

41

42

43

44

45

46

47

48

49

50

51

52

53

54

55

56

57

Nicolas Romero

Nopaltepec

Otumba

Ozumba

Papalotla

La Paz

San Martin de las Piramides

Tecamac

Temamatla

Temascalapa

Tenango del Valle

Teoloyucan

Teotihuacan

Tepetlaoxtoc

Tepetlixpa

Tepotzotlan

Tequixquiac

Texcoco

Tezoyuca

Tlalmanalco

Tlalneplanta

Tultepec

Tultitlan

Valle de Chalco Solidaridad

Zumpango

controlado

sin control

sin control

sin control

en proceso de saneamiento

no cuenta con sitio

sin control

sin control

sin control

no cuenta con sitio

en proceso de saneamiento

sin control

en proceso de saneamiento

sin control

sin control

controlado

sin control

no cuenta con sitio

no cuenta con sitio

sin control

controlado

sin control

sin control

no cuenta con sitio

sin control

4,00

0,80

1,00

1,00

5,00

...

0,06

2,00

0,50

...

1,50

0,50

2,00

2,00

1,50

5,00

0,07

...

...

2,00

5,00

1,50

7,00

...

2,00

150,00

6,00

8,00

25,00

1,87

...

10,25

50,00

1,00

...

50,00

17,00

40,00

10,00

5,00

45,00

15,00

...

...

30,00

800,00

60,00

145,00

...

40,00

Fuente: Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico. Secretaría de Ecología/Gobierno del Estado de México. 1997

Los 13 municipios que carecen de sitio de disposición final propio (tabla 4.25) utilizan los sitios del D.F. y del Estado de México. abla 4.25

Tabla 4.25
Municipios que no cuentan con sitios de disposición final

Municipio Situación de la disposición
Atenco Dispone en bordo poniente del DDF
Cuautitlan de México Cuenta con patio de transferencia, dispone en el tiradero de Tultepec y Tecamac
Chalco Dispone es Santa Catarina del DDF
Chiautla No se realiza en el tiradero de Tecamac
Chiconcuac No se realiza el servicio de recolección
(dispone en tiraderos clandestinos)
Ecatzinco Dispone en Santa Catarina del DDF
Ixtapaluca Dispone en Santa Catarina del DDF
La Paz Dispone en Santa Catarina del DDF
Tamascalapa Dispone en el estado de Hidalgo
Texcoco Dispone en bordo poniente del DDF
Valle de Chalco Solidaridad Disopone en Rincón Verde de Naucalpan
Jilotzingo Dispone en Rincón verde de Naucalpan
Tezoyuca Dispone en Acolman
Fuente: Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico. Secretaría de Ecología/Gobierno del Estado de México. 1997

La mayoría de los sitios de disposición final cuenta con maquinaria pesada para las actividades de empuje y compactación de los RSM y en ocasiones para llevar a cabo la cobertura de los mismos. Esta maquinaria en algunos casos es propiedad de la autoridad y en otros es arrendada.

La maquinaria utilizada en la mayoría de los casos son equipos diseñados para el movimiento de tierra, tal como los bulldozers. En algunos casos la hoja topadora se modifica para obtener mayor superficie de contacto y empuje, aumentando así la eficiencia en la disposición final de los RSM.

Al comienzo de la década de 1990, se efectuó un programa conjunto entre las autoridades del Estado de México a través de la Secretaría de Ecología y el D. F. por medio de la Dirección General de Servicios Urbanos. En este programa se apoyaron diversas acciones de saneamiento, construcción de obras e infraestructura y asesoría técnica a los sitios de disposición final de Santa Catarina, Bordo Poniente, Prados de la Montaña, Huixquilucan, Cuautitlan Izcalli, Huilango, Tecamac, Huixquilican Palo Solo, Ecatepec, Chicoloapan, Chimalhuacan, Tultitlan, Texcoco, Coacalco, Atizapan, Villa Nicolas Romero, Naucalpan Rincón Verde y Nezahualcoyotl.

Además de los ya mencionados, existe gran cantidad de tiraderos clandestinos en toda la ZMVM. La mayoría de la veces estos sitios surgen de dos fuentes. La primera la producen los recolectores privados de residuos o cascajos domiciliarios. La otra surge en zonas donde el sistema de recolección es deficiente y los residuos son depositados en barrancas o lotes baldíos.

Residuos peligrosos

En México, en la actualidad existen tres grandes empresas (RIMSA, Química Omega y Texaco) que se encargan del confinamiento o reciclaje de residuos peligrosos.

Residuos Industriales Multiquim, S.A. de C.V. (RIMSA), opera un confinamiento de residuos con algunas instalaciones de tratamiento en Puerto de San Bernabé, es una mina a 94 km. de Monterrey, Nuevo León. El terreno disponible tiene una extensión de 1.300 ha; de ellas, el 5% está copado. Además, la instalación dispone de una planta de destilación de disolventes y presenta posibilidades para compactación de residuos. Cada año RIMSA se hace cargo de 100.000 ton. de residuos; del 60 al 70% procede de la ZMVM. Se acepta todo tipo de residuos, con excepción de pesticidas que contengan cianuro, PCB y arsénico; son infecciosos o altamente reactivos. Esto significa que actualmente en México no existe posibilidad alguna de evacuación controlada de este tipo de residuos.

Química Omega es una empresa de tratamiento. Recolecta anualmente unas 36.400 ton. de residuos; de ellos, se reaprovechan unas 5.200 ton/año en una instalación de redestilación. Los aceites usados recolectados se consumen en una fábrica de cemento como combustible adicional. Los residuos restantes se depositan en el confinamiento de residuos peligrosos de RIMSA. Los residuos peligrosos mencionados proceden en su mayor parte del Valle de México y de estados colindantes como Puebla, Tlaxcala, Morelos, Querétaro y Estado de México.

La empresa Productos Texaco, en las cercanías de Querétaro, opera una planta de refinamiento de aceites usados. La instalación dispone de una capacidad mensual autorizada de 1.718.759 lt. Esta empresa cuenta con una instalación de almacenamiento en Venta de Carpio, Estado de México.

Otro de los confinamientos en operación, con disponibilidad de 27 hectáreas en total, está ubicado en Ciudad de Hermosillo, Sonora. Dispone de sólo tres celdas de 9.000 m3 cada una para disposición final de residuos peligrosos; sus operaciones son de 700 ton/mes (8.400 ton/año), con una vida útil de seis años. El confinamiento para cenizas de un incinerador, ubicado en Atotonilco, Jalisco, es particular.

De las empresas autorizadas, el confinamiento controlado Metaldad, ubicado en Guadalcazar, San Luis Potosí, con capacidad instalada de 3.043 ton/mes, nunca ha operado.

El porcentaje de residuos peligrosos que se recuperan o utilizan en pequeñas instalaciones es muy difícil de establecer. Por ejemplo, Química Wimer explota una planta de destilación de disolventes que cuenta con una capacidad de 500 ton/año; en la actualidad utiliza sólo un 40% de su capacidad.

En la tabla 4.26, se presentan las empresas autorizadas para el tratamiento de residuos peligrosos generados en actividades petroleras.

Tabla 4.26
Capacidad mensual autorizada para plantas de tratamiento de residuos peligrosos
de actividades petroleras (Empresas autorizadas)

Empresa

Actividad

Localizacion de la planta

Capacidad mensual autorizada (toneladas y metros cubicos)

Consorcio GHES industrial,

S.A. de C.V.

Tratamiento in-situ de lodos sedimentados en tanque de almacenamiento de hidrocarburos liquidos

Saltillo, Coah.

400 ton

Habilitación petrolera integral, S.A. de C.V.

Tratamiento in-situ de lodos aceitosos acumulados en obras e instalaciones de PEMEX

Mexico. D.F.

3’000 m3

Contructora y arrendadora Gandara, S.A. de C.V.

Tratamiento in-situ de lodos aceitosos acumulados en obras e instalaciones de PEMEX

Mexico. D.F.

3,000 m3

Constructora 21 de abril, S.A. de C.V.

Tratamiento in-situ de lodos aceitosos acumulados en obras e instalaciones de PEMEX

Mexico. D.F.

3,000 m3

Ingenieria y calderas, S.A. de C.V.

Tratamiento in-situ de lodos aceitosos acumulados en obras e instalaciones de PEMEX

Mexico. D.F.

3,000 m3

Grupo PERFOTEC, S.A. de C.V.

Tratamiento in-situ de lodos aceitosos y plomizos generados en tanques de almacenamiento de hidrocarburos liquidos

Mexico. D.F.

500 m3

Geo Petrol, S.A. de C.V.

Tratamiento in-situ de residuos contaminados con hidrocarburos

Mexico. D.F.

360 m3

International enviro service, S.A. de C.V.

Tratamiento in-situ de sedimentos en tanques de almacenamiento de productos petroleros

Mexico. D.F.

3,500 m3

All waste servicios industriales de control ecologico, S.A de C.V.

Tratamiento in-situ de residuos contaminados con hidrocarburos

Mexico. D.F.

3,500 m3

Grupo ecologico MUSA, S.A. de C.V.

Recuperacion, procesamiento, limpieza de residuos y subproductos del petroleo

Mexico. D.F.

nd

Capacidad total mensual  

 

20,700 m3

760 ton

Fuente: Informe de la Situación General en Materia de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente 1993-1994/Secretaría de Desarrollo Social/ Instituto Nacional de Ecología/ D.F.

Las grandes empresas, como Bayer y Ciba Geigy, disponen de plantas incineradoras propias; están autorizadas sólo para la disposición interna de residuos peligrosos generados por ellas mismas.

Los principales residuos manejados por plantas de confinamiento controlado son los lodos contaminados con metales pesados o hidrocarburos, compuestos orgánicos e inorgánicos de la industria química básica, residuos industriales compuestos por trajes, guantes y material de protección personal y de limpieza, medicamentos caducos, tambores vacíos, residuos acuosos contaminados y materiales diversos de diferentes procesos.

El Reglamento y las Normas Oficiales Mexicanas establecen restricciones para la disposición final. Por ejemplo, prohiben depositar residuos que contengan más de un 30% de agua libre, cianuros y sulfatos en niveles de reactivos, metales que rebasen los límites permisibles, bifenilos policlorados, hexanos, dioxinas o furanos policlorados y tierras contaminadas que contengan más de un 5% de aceites. Debido a lo anterior, el confinamiento de residuos industriales y, sobre todo los peligrosos en celdas de seguridad, deben recibir tratamiento previo a su disposición final.

Según las indicaciones de la Cámara de Comercio de la Industria Química y PEMEX, en la ZMVM se venden o distribuyen anualmente 108.000 m3 de aceite. Dentro del estudio realizado por Texaco, se efectuó la siguiente división porcentual (ver tabla 4.27) de estos aceites en las áreas de utilización correspondientes y vías de disposición según el uso:

Tabla 4.27
Manejo de los aceites en la ZMVM

Porcentaje

Utilización y manejo

11%

2%

19%

15%

43%


10%

Se utilizan en diferentes areas, se recogen segun el uso y se transfieren para su refinamiento.

Se utilizan en diferentes areas, se recogen segun el uso y se depuran en diferentes empresas

Se consumen en las fabricas de ladrillos como combustible principal

Se consumen para los automoviles como sustituto del gasoleo

Se utilizan en diferentes areas, se escurren en el lugar o bien durante el uso a traves de la canalizacion

Se usan para la produccion de grasas, aglutinantes, para el proceso de endurecimiento y otras aplicaciones. No puede comprobarse la via de evacuacion posterior de estos contingentes.

Fuente: Estudio de Prefactibilidad de la Gestión de Residuos Tóxicos y Peligrosos en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México. 1995. DDF

Según esta clasificación, unos 57.240 m3 de aceite usado se pierden por caminos desconocidos, sólo 11.880 m3 se transfieren para su tratamiento. La gestión adecuada de aceites usados debería consecuentemente aumentar el porcentaje de aceites tratables.

Desde el punto de vista medioambiental, la utilización de aceites usados en las fábricas de ladrillos no es un método viable; la combustión produce gran contaminación atmosférica debido a la falta de equipamiento técnico en las empresas.

4.1.8 Control ambiental

Monitoreo ambiental

En el D. F. como acción paralela al manejo, tratamiento y disposición final se realiza el programa de monitoreo ambiental. Éste permite identificar los diferentes impactos ambientales que originan la operación de 13 estaciones de transferencia, tres plantas de tratamiento y dos sitios de disposición final en operación y los siete clausurados. Los resultados obtenidos a través de este programa permiten establecer medidas preventivas y correctivas con las que se incrementa la seguridad laboral y se reducen los impactos al entorno urbano.

El Programa de Monitoreo Ambiental se apoya en el Laboratorio Central de Biología Ambiental de la DGSU. Éste proporciona servicios de análisis bacteriológicos con resultados de alta confiabilidad en muestras de residuos sólidos, aire, agua y suelo.

4.1.9 Programas piloto

Actualmente se continúa con programas sustantivos básicos incorporando nuevos proyectos a nivel piloto, orientados a obtener resultados para una definición de mayor alcance. Dentro de estas acciones se identifican las siguientes:

- Desarrollo de Programas de Investigación Aplicada en la Planta Piloto de Estabilización Biológica Anaerobia Acelerada.

- Separación de Residuos Sólidos en el Origen. A través de este programa se pretende inducir a la población a que separe los residuos sólidos en tres tipos: reciclables, orgánicos y sanitarios. La implementación de dicho programa permitirá llevar a cabo un manejo y tratamiento adecuado para cada uno de estos residuos. Actualmente se llevan a cabo acciones en edificios gubernamentales, algunas instituciones privadas, escuelas y unidades habitacionales.

- Producción de Composta. Con el propósito de aprovechamiento de poda y desrrame, se están realizando pruebas experimentales para la producción de composta a fin de utilizarla como un mejorador orgánico de suelos. Asimismo, se iniciarán pruebas para la utilización de residuos sólidos de mercados y otros generadores masivos de materia orgánica.

- Aprovechamiento de Llantas. Se ha iniciado la recuperación de llantas para ser utilizadas como material combustible en los hornos de las cementeras de la ZMVM. Con esta acción se pretende disminuir los volúmenes a disponer en los rellenos sanitarios.

En la ZMVM existen organismos no gubernamentales que realizan constantemente programas de reciclamiento en escuelas, oficinas y centros comerciales.

4.1.10 Compendio de normatividad

El Reglamento de Residuos Sólidos se rige por disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Los Artículos 27 y 73, facultan al Congreso para expedir leyes que engloban al gobierno federal y estatal en materia de protección al ambiente y de preservación y restauración del equilibrio ecológico. El Artículo 115, establece que la federación y los estados en términos de ley, podrán llevar a cabo la ejecución y operación de obras y la prestación de servicios públicos.

De estos artículos se derivan una serie de leyes. Entre ellas, la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente; establece el manejo de residuos sólidos, otorgando a la Federación el manejo de residuos peligrosos y a los municipios el manejo de residuos sólidos no peligrosos, y La Ley General de Salud que es responsable del control sanitario, entre otras. De esta serie de leyes se derivan una serie de reglamentos federales y locales.

Las políticas de descentralización y desconcentración impulsadas por la Federación en las entidades federativas y municipios, otorgan la posibilidad de asumir responsabilidades en materia ambiental para atender de manera directa los problemas ambientales específicos de cada localidad.

Por último, se cuenta con una serie de normas que establece requisitos, especificaciones, condiciones, procedimientos, parámetros y límites permisibles que deberán considerarse en el manejo de residuos sólidos peligrosos y no peligrosos.

Dentro de este rubro tenemos las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) que son obligatorias y las Normas Mexicanas (NMX) que son voluntarias.

Estas normas se aplican en las diferentes etapas del manejo de RSM y residuos peligrosos; desde su generación, almacenamiento, recolección, transporte y tratamiento, hasta su disposición final. También se aplican a los análisis de laboratorio que se realizan en los diferentes parámetros para evaluar el adecuado manejo de residuos, tales como: la determinación de humedad, ceniza, materia orgánica y poder calorífico. Entre los principales, se puede observar con mayor detalle la reglamentación que en materia de residuos sólidos existe a nivel federal y local.

4.2 Análisis técnico de los sistemas de aseo urbano

Todos los materiales o productos cumplen un ciclo de vida que involucra varias etapas estrechamente relacionadas. Se inicia desde el momento de su concepción, como bienes consumibles a través de los diversos procesos productivos, hasta su entierro o confinamiento final. Debido a esta relación tan estrecha, cualquier cambio en alguna de las etapas afecta directamente a las demás. Cuando los cambios se producen en las primeras etapas que involucran a los procesos productivos, el impacto tendrá mayor cobertura sobre el resto de las etapas del ciclo. Por eso, cualquier variación a nivel de procesos productivos tendrá mayor repercusión en la generación de residuos sólidos y en consecuencia en el resto de las fases del ciclo de su manejo.

4.2.1 Procesos productivos

Como se ha mencionado, para control más adecuado sobre manejo de volúmenes y tipos de residuos que entran al ciclo, es necesario establecer políticas federales y estatales o municipales. Dentro de las políticas federales que están enfocadas principalmente a procesos de producción de materiales, se encuentran las siguientes:

- Eficientizar los procesos productivos (codificaciones de materiales).
- Tecnologías alternativas para disminución y minimización de uso de materias primas.
- Recuperación de materia prima en el proceso.
- Reutilización (Recuperación de materia prima).
- Sustitución de materiales.
- Reducir tintas de impresión catálogadas como peligrosas.

Las políticas estatales o municipales deben enfocarse principalmente al control de residuos y disminución de volúmenes a disponer en el relleno sanitario.

- Reducción de origen.
- Reciclaje, reutilización y reuso.
- Reaprovechamiento (incineración, compostaje, degradación anaerobia, etc.).

Todas estas opciones tornan la característica del residuo como recurso útil y no como desecho, lo que permite reincorporarlo a los procesos productivos y naturales.

La reducción involucra procesos de separación y acopio de los subproductos reciclables. Partiendo de esto, se pueden reciclar reincorporándolos como materia prima a los mismos procesos productivos para los que fueron creados. O también se les puede reutilizar como materia prima en procesos alternos para crear bienes sustitutos. El reuso se refiere al hecho de utilizar el material sin que éste entre a un proceso de transformación, sino tal cual es. El reaprovechamiento involucra un proceso de transformación; degrada el material que entra al sistema y reduce su volumen, obteniendo así un insumo que puede emplearse en otros procesos.

4.2.2 Generación

Residuos municipales

La variedad de generación y diversidad de materiales que los componen, demanda nuevas alternativas de tratamiento, equipos y tecnología, con la finalidad de establecer sistemas de manejo, control y aprovechamiento. Para lograrlo es necesario conocer las características cuantitativas y cualitativas intrínsecas de los RSM.

Los parámetros básicos obtenidos a través de estos estudios han permitido conocer los indicadores de generación global y unitaria, el peso volumétrico y la cuantificación física de los subproductos en cada una de las fuentes generadoras, así como la caracterización físico-química, bacteriológica y bromatológica.

Existe una serie de factores que influyen o afectan la generación de residuos; la crisis económica, el crecimiento poblacional y la temporalidad. Estos factores deben ser analizados por medio de estudios de generación para aportar elementos estadísticos que establezcan el comportamiento de generación de RSM. Sin duda, el continuar con estos estudios, permitirá aportar los criterios de planeación que demanda el Sector. Otro factor de vital importancia, es el hecho de que en el mercado nacional existe una dinámica por utilizar envases nuevos con materiales diversos. Éstos se deben detectar con la finalidad de cuantificarlos y conocer su composición física. A partir de la información aportada será posible plantear la vocación o su flujo de aprovechamiento.

Se detecta un rezago importante en la normatividad en materia de muestreos de campo para determinar la generación y diversas pruebas de laboratorio para determinar sus características físico químicas. Esta normatividad ha sido rebasada en algunos casos, debido a que no es posible identificar con precisión la composición física de diversos subproductos, y no permite definir con claridad el potencial de aprovechamiento que pudiera obtenerse a partir de los RSM. Por lo anterior, no sería posible contar con indicadores precisos para la implementación de programas de reciclaje en fuente o de recuperación en plantas de selección.

Residuos peligrosos

A diferencia de los RSM, en el área de residuos peligrosos la complejidad de causas de generación dificulta la correlación de la cantidad de residuos con una magnitud de determinación simple. Por lo tanto, los datos aplicables se obtienen normalmente sólo a través de consultas estadísticas de las cantidades de residuos producidos en todas las empresas de la zona sometida a examen, o mediante manifiestos de empresas generadoras de residuos y de las encargadas de transportar, tratar y confinar. En la ZMVM, a la fecha, no existe un sistema de valoración.

Para estimar la generación de residuos peligrosos, tanto en el estudio de Consortium SM-Aynamis Envrotech como en el de Morrison Knudsen, se correlacionó la cantidad de residuos con el número de trabajadores. Según los datos de Envirotech, en Ontario se confirmó este tipo de relación en algunos sectores. La experiencia demuestra que una correlación de este tipo en el área de residuos peligrosos no proporciona ninguna cifra aplicable para planificación. Sería útil una correlación de cantidades de residuos con cantidades directas específicas de producción. Por ejemplo, cantidades producidas o cantidad de sustancias utilizadas.

Dada la desproporción que guarda el volumen de residuos peligrosos generados con las capacidades existentes de manejo, vigilancia y control, con frecuencia se observa una disposición clandestina en tiraderos municipales, barrancas, derechos de vías en carreteras, drenajes municipales o cuerpos de agua. Se cree que esta última opción es la que predomina, considerando que cerca del 90% de los residuos peligrosos adoptan estados líquidos, acuosos o semilíquidos, o bien, se solubilizan y/o mezclan en las descargas de aguas residuales.

Para el manejo integral de residuos peligrosos es de vital importancia llevar un inventario de generación. La mayoría de los esfuerzos que se han hecho para elaborar inventarios de generación de residuos peligrosos, enfrenta limitaciones importantes, en la medida en que se basan en factores de generación estimados en otros países y que se aplican en su mayor parte con referencia al número de empleados por empresa. El trabajo de validación en campo es escaso. Se requiere un ejercicio de amplia cobertura sectorial y regional para obtener factores de generación más realistas acordes con las condiciones tecnológicas específicas de la industria mexicana.

Algunos de los procedimientos administrativos de control y gestión ambiental utilizados para entregar información valiosa y fidedigna que, sin duda, contribuirán a la elaboración y validación de inventarios, son los Manifiestos de Generación y Manejo de Residuos Peligrosos que exige la Legislación Ambiental a las empresas que los genera y a las que los maneja y las auditorías ambientales llevadas a cabo por la PROFEPA. Tomando en conjunto los factores de generación con la información ofrecida por el sistema de manifiestos, más datos del censo industrial, se ha elaborado un inventario preliminar, el cual se encuentra sujeto a revisión.

Para elaboración del inventario es imprescindible el procesamiento sistemático de la información proporcionada por la industria a las autoridades federales. Ésta deberá integrarse al sistema de información de la ZMVM.

Un indicador relevante en el manejo de residuos generados en unidades médicas, es el referente a la fracción de residuos catalogados como biológico-infecciosos; no fue posible cuantificarlo con exactitud. No se encontraron estudios que permitieran conocer su generación. Es de suma importancia que se realicen estas estimaciones.

4.2.3 Almacenamiento

Residuos municipales

Las implicaciones del inadecuado sistema de almacenamiento de RSM en las diversas fuentes generadoras son de carácter económico, funcional, de salud, estético, productivo y ambiental.

El sistema de almacenamiento deficiente ocasiona riesgos innecesarios. En primera instancia, a los propios generadores; no disponen del sitio ni contenedores adecuados creando potenciales focos para la proliferación de fauna nociva (moscas, cucarachas y roedores) que a su vez son transmisores de enfermedades. En lo referente a contenedores para almacenamiento primario, se detectó que en el mercado nacional prácticamente se carece de industrias que los fabriquen y las que existen no unifican criterios técnicos; en esta materia existe un rezago importante.

Los grandes generadores, como lo son los mercados, tianguis, tiendas departamentales, centros de espectáculos, de abasto, restaurantes, entre los principales, utilizan como zonas de almacenamiento sitios que no fueron diseñados y construidos con ese objetivo. Éstos por lo general acondicionan un cuarto que no cumple con lineamientos técnicos de ventilación, iluminación y drenaje. Además, los residuos se depositan a granel ocasionando riesgos ambientales, de salud, económicos y estéticos. Otra práctica es la utilización de tambos metálicos o de polietileno de 200, 150 y 100 lt. de capacidad sin tapa para almacenamiento. Los tambos metálicos una vez llenos, es muy difícil moverlos y cargarlos en el vehículo de recolección; generalmente la altura de carga es superior a un metro y en ocasiones provoca enfermedades profesionales y accidentes de trabajo. Es necesario contar con más personal operativo para la prestación del servicio.

Otro punto importante es el almacenamiento en la vía publica. No es fácil encontrar la cantidad suficiente de papeleras, y donde existen, la recolección no se lleva a cabo con la debida regularidad ocasionando problemas de olores, fauna nociva y el deterioro estético de la imagen urbana. En parques y jardines se cuenta con equipamiento para almacenamiento temporal para los usuarios que los frecuentan, sin embargo los depósitos son utilizados por vecinos del área para deshacerse de residuos sólidos generados en casas-habitación.

Debido a que las zonas o depósitos no fueron planeadas dentro del proyecto inicial, al momento de la recolección, el acceso del vehículo a dichas áreas resulta imposible. Los empleados de limpieza tienen que movilizar los tambos de 200 lt. hasta una distancia de más de 20 m. Esto origina que el vehículo recolector tenga que permanecer en algunas ocasiones hasta dos horas prestando el servicio de recolección a un solo establecimiento.

Residuos peligrosos

Las fuentes generadoras de residuos biológico-infecciosos han debido construir o adaptar las zonas y recipientes de almacenamiento para cumplir con la normatividad. Cabe señalar que la Norma 087, en lo referente a la zona de almacenamiento en unidades médicas, no detalla con precisión las características que debe tener la zona que se encuentre en posibilidad de almacenar residuos biomédicos y municipales. Es imprescindible contar con reglamentación para el almacenamiento en las diversas fuentes generadoras. La falta de control de áreas de almacenamiento origina que en algunos casos se mezclen residuos municipales con peligrosos, como es el caso de las unidades médicas e imprentas, entre otras fuentes.

Debe establecerse un nivel de prioridad más elevado para la disposición de lugares adecuados para almacenamiento. También debe concientizarse a los empresarios respecto a peligros potenciales de contaminación de aguas subterráneas como consecuencia del almacenamiento inadecuado.

4.2.4 Barrido

El sistema de barrido en la ZMVM presenta una serie de variables en los diversos municipios y delegaciones políticas. En el D. F. se realiza en tres niveles de atención.

Las calles secundarias son atendidas por barrenderos que realizan, en algunos casos, recolección de residuos en casas-habitación y comercio. En seguida los transfieren al camión recolector, al que deben pagar por este apoyo. Algunos trabajadores con carritos, por la cercanía a las estaciones de transferencia, acuden a descargar en forma directa.

El segundo nivel de atención lo representa el servicio manual que se ofrece en áreas turísticas, comerciales o de esparcimiento.

En estos dos primeros niveles la prestación del servicio se entrega a través de las delegaciones políticas. El tercer nivel se realiza en la red vial primaria. Este servicio se apoya en la utilización del barrido mecánico y además cuenta con barrido manual, el que es auxiliado por vehículos tipo volteo para la transferencia de residuos. Esta actividad se lleva a cabo en horario nocturno y es coordinada por la DGSU. Además del barrido se realizan acciones de limpieza del mobiliario urbano.

Los municipios del Estado de México ubicados en la ZMVM son los responsables del barrido en las colonias y la red vial primaria.

Un problema que ocasiona gran impacto ambiental es la proliferación de tiraderos clandestinos. Éstos deben limpiarse manualmente, originando altos gastos operativos y en algunas ocasiones no se da la posibilidad de atenderlos.

Una limitación por la que atraviesan los gobiernos municipales y delegacionales, es la imposibilidad de contar con equipo mecánico para la prestación del servicio. El costo es de aproximadamente US$ 150,000 por barredora. Además, los gastos de mantenimiento son elevados ya que requieren mano de obra especializada y repuestos importados.

La falta de programas de mantenimiento de las unidades mecánicas de los SAU ocasiona déficit al sistema. Por lo regular el mantenimiento es correctivo, y se efectúa una vez que la unidad se ha dañado. Por supuesto, esta situación eleva los costos de operación y disminuye la vida útil de las unidades.

La contratación de particulares para el servicio de barrido ha dado buen resultado. Permite a las autoridades entregar en concesión la prestación del servicio. El concesionario realiza la inversión para adquisición del equipo y también se hace cargo del mantenimiento.

El sistema de barrido de calles y banquetas siempre ha sido una tarea compartida por la autoridad y los ciudadanos de la ZMVM. Con el tiempo la participación comunitaria ha ido disminuyendo y en la actualidad es una actividad ciudadana en grave peligro de extinción. Es conveniente que las autoridades lleven a cabo programas que inviten a la comunidad a participar en estas acciones para beneficio de la imagen urbana y reducción de gastos operativos.

4.2.5 Recolección

De acuerdo a observaciones y entrevistas con funcionarios del D. F. y del Estado de México, la recolección es la etapa en que la población percibe la calidad del servicio y entabla contacto directo con los trabajadores del SAU.

Es importante señalar que esta actividad en la mayoría de los municipios y las delegaciones políticas carece de tecnificación. Esta situación origina la ineficiencia del servicio por la inexistencia de diseño de rutas, señalización de lugares y horarios de recolección. Los servicios que se prestan a particulares, tanto en ruta como fuera de ella, da lugar a una excesiva pérdida de tiempo y afecta a la población en forma negativa.

Durante mucho tiempo ha sido práctica común el realizar pepena en ruta. Esta actividad también ocasiona pérdidas de tiempo debido a la separación y venta de subproductos. El tiempo perdido, en la práctica es absorbido por los usuarios porque la atención de vehículos recolectores disminuye.

Es común observar la participación de trabajadores denominados ’voluntarios’. Éstos perciben ingresos por pepena y también propinas que es de lo que subsisten.

Por lo general, los vehículos de recolección en la ZMVM ya han rebasado su vida útil y tecnológica. Esta situación origina que parte importante del parque vehicular requiera reparación en forma continua, circunstancia que agrava la eficiencia del servicio. A esto se suman la falta de presupuesto para el mantenimiento de las unidades y la carencia de programas específicos de mantenimiento preventivo.

El hecho de que los vehículos sean tan antiguos demanda reparaciones que requieren de repuestos que se deben fabricar, o según sea el caso, adaptarlos de otros modelos originando una operación deficiente.

Una práctica común de los choferes es la operación incorrecta de los mecanismos de compactación. En muchos vehículos los residuos no se compactan en forma adecuada, dando lugar a una subutilización de las unidades recolectoras.

La intervención de la iniciativa privada en la recolección comercial e industrial se ha incrementado en los últimos tres años. Se requiriere definir con claridad su participación. Ésta resultará favorable para iniciar programas piloto de recolección nocturna.

En algunos municipios de la ZMVM la recolección se apoya con redilas, carretas, bicicletas y triciclos; estos vehículos al carecer de sistemas mecanizados, resultan obsoletos para realizar dicha actividad.

La recolección debe experimentar nuevas formas operativas. Podría materializarse con sistemas mecanizados que permitan una operación eficiente por recolección selectiva en oficinas, escuelas, mercados y comercio.

La selección del equipamiento debe realizarse con apoyo técnico que permita la selección adecuada del chassis y caja. No debe olvidarse que una selección inapropiada traerá como consecuencia el deterioro prematuro de la unidad. Como complemento, debe realizarse supervisión durante la fabricación y montaje de la caja en el chassis. Esta supervisión permitirá contar con control de calidad y garantizar que la adquisición realizada cumpla con las expectativas.

4.2.6 Tratamiento

Residuos municipales

En la actualidad es necesario enfrentar la problemática generada por los RSM con un nuevo enfoque de gestión. Se debe considerar en forma especial el tratamiento de los residuos. El objetivo sería valorarlos y manejarlos para su posterior utilización como materia prima en los siguientes procesos:

- De segregación y recuperación de materiales reciclables; pueden ser empleados como materia prima
        en los mismos procesos que los generan, o como insumos en otros procesos para elaborar bienes
        sustitutos (Plantas de reciclo).
- De transformación físico-química; para generación de energía térmica, energía eléctrica o vapor de
        agua (Incineración con recuperación de energía).
- De transformación biológica; para la obtención de composta, agregados para alimentos balanceados y
        otros compuestos orgánicos estabilizados (Plantas de composteo).
- Físico-químicos; para incineración de residuos biológico-infecciosos con cierto riesgo de afectación a
        la salud y ambiente (Esterilización de residuos biomédicos, plantas de incineración).
- Físico-químicos; para la reducción y control de residuos especiales, como cosméticos caducos y
        alimentos no aptos para consumo humano (Plantas de tratamiento y acondicionamiento).
- Para el aprovechamiento de subproductos reciclables recuperados mediante procesos centralizados de
        segregación (Plantas de reciclaje) y para fabricar entre otras cosas, bienes sustitutos y mobiliario
        urbano. También para acondicionar los subproductos de acuerdo a las exigencias de la planta
        industrial.

En la ZMVM, los sistemas de tratamiento de RSM se encuentran desarrollados de manera incipiente. Existen algunos problemas a nivel experimental para la fabricación de ciertos materiales a partir de los residuos sólidos. Sin embargo, en Ciudad de México, son a nivel micro; a partir de 1994, se inició la operación de las plantas de selección.

Con el propósito de ubicar la función que desempeñan las Plantas de Selección en el manejo de los Residuos Sólidos en Ciudad de México, es importante retomar los planteamientos establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo y en el Programa para el Desarrollo del D. F. 1995-2000. En éstos se establece la problemática del rezago para dar tratamiento adecuado a los desechos urbanos y la necesidad de "fortalecer al aprovechamiento y revalorización de los residuos generados como un requisito fundamental para dar viabilidad a un manejo adecuado a los mismos, reducir costos de producción, crear más empleos y mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad y, en especial, de quienes depende el manejo de la basura"

Las Plantas de Selección y Aprovechamiento forman parte de un sistema orientado al reciclaje y tratamiento de residuos sólidos. Su objetivo persigue: 1) recuperar materias primas para reintegrarlas al proceso productivo y economía de la ciudad; 2) prolongar la vida útil de los rellenos sanitarios, con el consecuente ahorro de gastos operativos; 3) crear fuentes de empleo; 4) mejorar la calidad de vida de quienes en ellas laboran; y 5) coadyuvar a la preservación del medio ambiente.

Dado que los RSM son una mezcla heterogénea de materiales y que presentan una variabilidad en tamaños, formas, características físicas, químicas y biológicas, se requiere una serie de procesos para aprovecharlos en forma adecuada. En estos procesos, el punto de partida es la segregación y recuperación de materiales reciclables en las plantas de separación. Esta operación permite proporcionar los insumos acondicionados para las etapas que le seguirán.

En el presente, las plantas se destinan a la recuperación de subproductos para la industria del reciclaje. Con esto se logra disminuir la superficie de relleno sanitario requerida a través de la reducción de materiales a confinar, que conjuntamente con el retiro de llantas, posibilita un mayor grado de compactación con el consecuente ahorro de espacios. Sin embargo, la función de las plantas se fortalecerá en la medida que se consoliden los sistemas de tratamiento, los cuales se encuentran en proceso de estudio y experimentación.

Estos procesos se refieren a la obtención de:
1) composta como mejorador de suelos;
2) agregados para balancear alimentos para el ganado;
3) la fabricación de bienes sustitutos y mobiliario urbano; y
4) procesos térmicos para la generación de energía eléctrica.

En conjunto, estos cuatro tratamientos permitirán reducir de manera considerable el uso de rellenos sanitarios; recibirán una proporción menor de residuos.

Cabe destacar que las instalaciones donde se ubican las plantas de selección se concibieron con el objetivo de posibilitar la construcción de plantas de tratamiento con los sistemas antes mencionados. Esto facilitaría la concentración de los residuos y permitiría la optimización de recursos y costos operativos.

Residuos peligrosos

En cuanto al tratamiento de residuos peligrosos biológico-infecciosos, es conveniente señalar que al aplicar y controlar la Norma Oficial Mexicana, NOM-087-ECOL-1995, se demanda una serie de acciones. Éstas deben ser llevadas a cabo tanto por los generadores de dichos residuos como por las autoridades responsables del control y seguimiento de la norma. En muchas ocasiones es difícil implementarlas, lo que origina una serie de problemas que se reflejan principalmente en la presencia de residuos biológico-infecciosos en el flujo de los residuos sólidos municipales.

En la gestión de residuos sólidos la principal limitante que siempre está presente, independientemente de implicaciones operativas, técnicas, ambientales y salud, es el aspecto económico.

Un último punto que es importante mencionar, es la falta de un sistema de verificación para las autoridades municipales y delegacionales en cuanto al control e identificación de residuos biológico-infecciosos que entran al flujo de los RSM. Éste aumentará si las instituciones de salud no implementan la norma adecuada. Además, debe efectuarse control y supervisión del cumplimiento de la misma por parte de las autoridades correspondientes.

4.2.7 Transferencia

Los sistemas de transferencia han demostrado a nivel mundial el efecto positivo de la eficiencia en la recolección de residuos sólidos; reduce los costos operativos de los vehículos recolectores y disminuye las emisiones que contaminan el ambiente debido al tránsito de vehículos de transferencia a los sitios de disposición final.

De acuerdo a la experiencia de operación del Sistema de Transferencia del D.F., la distancia de recorrido de los vehículos recolectores a la estación de transferencia debe ser como máximo 10 km. Esta distancia les permite cumplir con más de un viaje por jornada y así se aumenta la frecuencia de recolección.

Estudios realizados en el D. F. determinaron que las tres siguientes zonas requieren de estaciones de transferencia:

- Zona norte de la Delegación Gustavo A. Madero.
- Zona poniente de la Delegación Cuajimalpa.
- Zona oriente de las Delegaciones de Iztapalapa y Tláhuac.

Esas ubicaciones se refieren al Sistema de Disposición Final que en la actualidad opera en el D.F. Sin embargo, es prioritario realizar un análisis a nivel de la ZMVM que considere diferentes escenarios para la ubicación de sitios de disposición final, utilizando conceptos de manejo local y regional con el fin de optimizar la infraestructura a nivel metropolitano.

Las nuevas estaciones de transferencia que se diseñen en la zona metropolitana deberán considerar criterios de mitigación; reducción de riesgos al ambiente y a la salud de la población circundante.

La ubicación de estaciones se determina utilizando la metodología que considera variables geográficas, poblacional, de generación de residuos, pendientes e infraestructura vial, y además la distancia a los sitios de disposición final. También es conveniente tomar en cuenta a los grupos políticos de los diferentes municipios ya que estas instalaciones requieren de una concertación ciudadana.

En cuanto al equipamiento de transferencia, se detectó que en el mercado norteamericano y canadiense, existe la tendencia de utilizar cajas de transferencia fabricadas con aluminio de alta resistencia y piso vivo como mecanismo de descarga. Con esta combinación se logró disminuir el peso de la caja en más de cuatro toneladas, reduciendo así las descargas al pavimento. En la ZMVM, este equipo presenta limitaciones para su utilización, debido principalmente a la falta de control por parte de las autoridades delegacionales. Se recolectan materiales de construcción que luego se descargan en las estaciones. Además las cajas de aluminio pueden sufrir deformaciones cuando el vehículo queda obstruido por mal estado de los caminos y/o en la zona de descarga. Ante esta eventualidad, habría que empujarla con maquinaría pesada.

Se identificó un sistema donde la puerta trasera se encuentra dividida en dos hojas, por lo tanto su abatimiento se puede realizar de forma manual, disminuyendo así de manera considerable los riesgos para el personal.

Es conveniente que las cajas de transferencia cuenten con defensa apropiada para soportar el empuje de la maquinaria pesada en caso de obstrucción. También se recomienda que la señalización de seguridad esté protegida para que no sufra daño. Además, es necesario probar nuevos sistemas para la colocación de la cubierta superior de la caja; la que se utiliza en la actualidad origina pérdidas de tiempo de más de 10 minutos.

Como resultado de la Investigación de Mercado se determinó que se distribuyen cinco marcas de tracto-camiones. Se verificó que éstas cuentan con servicio y refacciones en la ZMVM. De acuerdo a los análisis de descargas realizados, se concluye que cualquiera de estas marcas cuenta con capacidad suficiente para transportar una caja de transferencia con RSM de aproximadamente 65 a 70 m3 de capacidad.

En las estaciones de transferencia se observa la falta de báscula para realizar control. Por último, es conveniente señalar que las estaciones de transferencia deben ser construidas en las zonas de poca densidad poblacional y que en la ZMVM estos espacios se agotan día a día. Por lo tanto, la ubicación de estas instalaciones debe incluirse en los programas de desarrollo urbano de la ZMVM y en la medida de lo posible iniciar su construcción.


4.2.8 Disposición final

En la ZMVM, la disposición final atraviesa por un período crítico; faltan sitios que cuenten con ubicación e infraestructura segura y adecuada para evitar daño al ambiente. También existe déficit de personal técnicamente capacitado para dirigir la operación. Asimismo la participación de la iniciativa privada es incipiente.

Otro factor que deberá preverse en la planeación para ubicación de sitios es el político. No hay que dejar de considerar que cada municipio cuenta con gobierno independiente. Este factor podría complicar la concertación si se pretendiera ubicar sitios que operaran regionalmente, sin embargo, esta situación no debe ser limitativa.

En el Estado de México, en la actualidad existen municipios que depositan sus residuos en sitios de disposición final que pertenecen a Ciudad de México e inclusive en municipios del Estado de Hidalgo. Esto indica claramente que en algunas regiones podrían manejarse esquemas regionales, definiendo con claridad los ámbitos de participación y responsabilidad.

Otro aspecto por sortear, es el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-AA-083-ECOL-1996, para la ubicación de sitios de disposición que, ante el sinfín de requisitos técnicos solicitados, origina que sólo exista un número reducido de zonas para ubicar rellenos sanitarios.

Esta situación puede revertirse en contra de las autoridades municipales. Éstas tendrían que pagar a los propietarios un elevado costo por los predios. Además del costo que implicaría en la mayoría de los casos la construcción del acceso vial. Por el tipo de camiones a transitar por dichos accesos, éstos deben construirse sujetos a ciertas características técnicas que por supuesto los encarecen.

Como puede observarse en la figura 4.5, en la actualidad los municipios no disponen de recursos suficientes para realizar este tipo de obras.

En la ZMVM existen sólo dos rellenos sanitarios, ocho sitios controlados, seis en proceso de saneamiento y 32 fuera de control. Se identifican 13 municipios que no cuentan con sitios de disposición final en su territorio.

La superficie de los sitios de disposición final presenta una gran diversidad. En la figura 4.6, se observa el número de sitios de acuerdo al rango de superficie con la que cuentan. Es importante destacar que el 66% del total de los sitios son menores de tres hectáreas.

De las tablas 4.28, a la 4.32, se presenta un análisis de las principales características de los sitios de disposición final de la ZMVM.

En la mayoría de los sitios de disposición final se carece de infraestructura de pozos de captación, extracción y monitoreo de biogás y lixiviados. Prácticamente en todos los sitios, a excepción de la Primera Etapa de Bordo Poniente, se carece de plantas de tratamiento de lixiviados. En algunos sitios se han desarrollado programas experimentales de aprovechamiento de biogás para generación de energía eléctrica, como es el caso del ex-tiradero de Santa Cruz Meyehualco.

En la mayoría de los sitios de la ZMVM existen pepenadores que recuperan diversos subproductos para comercializarlos. Los pepenadores representan un obstáculo en la operación de compactación y cobertura de residuos. Los rendimientos disminuyen con la consecuente pérdida económica para la entidad operativa.





Tabla 4.28
Rellenos sanitarios en la ZMVM

Problemática Recomendaciones
A la fecha el sitio no ha tenido problemática debido a la buena operación Utilizarlos para capacitar al personal responsable de los sitios de disposición final de otros municipios
Dependencia operadora
Ayuntamiento a través de la Dirección de Servicios Públicos y Ecología

Fuente: Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico/Secretaría de Ecología/Gobierno del Estado de México. 1997
Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del distrito Federal. 1997


Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico/Secretaría de Ecología/Gobierno del Estado de México. 1997
Dirección General de Servicios Urbanos/Departamento del Distrito Federal. 1997


Tabla 4.30
Sitios en proceso de saneamiento en la ZMVM

Problemática Recomendaciones
-  Se realiza laselección de residuos recilables de manera
   rudimentaria con prepenadores que entorpecen la  
   operación del sitio
-  Los residuos no son conformados, compatados y
    cubiertos al día lo que ocasiona proliferación de fauna
    nociva, malos olores y disposición de residuos por la
    acción del viento
-  Falta de personal que dirija la operación del sitio por
    parte del ayuntamiento
-  Falta de obras complementarias pozos de biogas,
   canaletas, cerca perimetral, señalamientos, caseta
   de vigilancia)
-  Quema de residuos
-  El ayuntamiento no cuenta con recursos necesarios
    para la operación del sitio con maquinaria pesada
-  Construcción de obras complementarias como son 
    canaletas, pozos de biogas, cerca perimetral
-  Asignación y capacitación técnica del personal para la
   operación del sitio.
-  Supervisar y asesorar las acciones propuestas, de
    manera permanente
-  Que el ayuntamiento proponga, predios factibles de ser
    utilizados como rellenos sanitarios para su evaluación.
-  Controlar la pepena en el sitio
-  Cubrir diariamente
-  Algunos sitios requieren ser clausurados y saneados
-  Arrendamiento de equipo o maquinaria en buenas
    condiciones.
-  Sensibilizar a las autoridades, acerca de la importancia
    social y para la salud que representa la prestación de
    este servicio.
Dependencia y empresas operadoras
-  Ayuntamiento a través de una regiduría
-  Ayuntamiento a través de la dirección de obras públicas
-  Ayuntamiento a través de la dirección de desarrollo urbano, servicios públicos y ecología
-  Ayuntamiento a través de la coordinación administrativa
-  Ayuntamiento de Toluca
-  Ayuntamiento a través de la dirección de administración
-  Ayuntamiento a través de la dirección de planeación y ecología
-  Ayuntamiento a través del departamento de limpia
-  DRIMSA

Fuente: Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico/Secretaría de Ecología/Gobierno del Estado de México. 1997




Tabla 4.32
Municipios sin sitios de disposición final en la ZMVM

Problemática Recomendaciones
Disponen sus residuos en sitios de disposición
   final de municipios vecinos
-  Realizan grandes recorridos, repercutiendo
    directamente el servicio de recolección
-  Se condiciona el acceso al sitio de disposición
   final, si durante la recolección se realiza la selección
   de residuos reciclables
- Que el ayuntamiento proponga predios sean factibles
   de ser utilizado como rellenos sanitarios y para su
   evaluación




Fuente : Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico/Secretaría de Ecología/ Gobierno del Estado de México.
             1997

Residuos peligrosos

Se requiere contar con infraestructura para tratamiento y confinamiento de residuos peligrosos. En la actualidad sólo se dispone de alrededor de 50.0000 ton/año, manejadas por RIMSA en Nuevo León. Está situado a 900 km. de la ZMVM.

4.2.9 Normatividad

Del análisis de la normatividad existente se detectó que es necesario actualizar y modificar algunas normas y reglamentos que regulan el manejo de los residuos sólidos municipales y peligrosos en la ZMVM. A continuación se enlistan los principales puntos a considerar.

- Actualizar las Normas Técnicas o Normas Oficiales Mexicanas en lo referente a la
        clasificación y composición física de los residuos.

- Elaboración de normas de almacenamiento, recolección, control de contaminantes e
        infraestructura de manejo de residuos sólidos.

- Norma de codificación para identificación y facilidad de aprovechamiento de los
        productos.

- En el Reglamento de Construcción incluir zona de almacenamiento y recipientes de
        almacenamiento.

- Reglamentar la participación privada en el manejo y disposición final de residuos sólidos
        y peligrosos.

- Reglamentación referente a limpieza de excretas de animales en la vía pública.

- Definir la responsabilidad legal de la recolección municipal.

- Complementar la reglamentación de los residuos peligrosos.

Es conveniente señalar que el contar con estas modificaciones propiciará un manejo óptimo en los SAU.

4.3 Puntos críticos








bbull.gif (150 bytes) 5. Area Económico-Financiera


En los últimos años la región latinoamericana ha sufrido recesión económica. Como consecuencia, los gobiernos de estas naciones han registrado importantes reducciones en asignación de recursos para gasto e inversión pública. Esta situación ha impactado negativamente el desarrollo urbano de la zona por rezago en la prestación de servicios básicos. El manejo inadecuado de residuos sólidos puede significar graves riesgos a la salud pública por los efectos de la contaminación de suelos, aire y agua.

En términos generales, en la mayoría de los países de América Latina el manejo de residuos sólidos depende, es su aspecto financiero, de los presupuestos oficiales y por ende de decisiones políticas que con frecuencia dificultan la planeación adecuada. En el caso de la Zona Metropolitana del Valle de México (MZMVM), el pago del servicio domiciliario de recolección y gran parte del comercial e industrial, está supuestamente incluido en el impuesto predial y declarado en forma explícita como gratuito en el Artículo 10º del Reglamento para el Servicio de Limpieza en el Departamento del Distrito Federal (D.F.). El usuario percibe que se trata de un servicio público gratuito y por ello no se genera la necesaria vinculación usuario-servidor que impulse al mejoramiento de la eficiencia en la prestación del servicio. Tampoco existe participación ciudadana en los programas para disminuir la generación y reciclaje de residuos. Un elemento adicional es que los ingresos provenientes de esta cuota dentro de los impuestos, por lo general ingresan a un fondo común y no se garantiza su reinversión para mejorar el servicio. Al final, éste funciona bajo un esquema subsidiario cuyo financiamiento depende fundamentalmente del gasto presupuestal.

Esta situación podría resolverse con regulación adecuada. Sin embargo, en las grandes metrópolis que se caracterizan por gran cantidad de usuarios y generación de residuos acorde, los instrumentos regulatorios deben aplicarse conjuntamente con los económicos para alcanzar mayor eficiencia en sus objetivos.

En el presente análisis, previa revisión de la situación económico-financiera actual del manejo de residuos sólidos en la ZMVM, se propondrán aquellos instrumentos financieros que se consideren adecuados al desarrollo del sector.

 
5.1 Características del Sector

5.1.1 Aspectos institucionales del área financiera

En México, el manejo de residuos sólidos de acuerdo a la Constitución es responsabilidad de los municipios. En la actualidad, la competencia en materia de residuos tóxicos y peligrosos es ejercida por el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP).

En 1996, atendiendo a la necesidad de establecer un programa para el desarrollo de este sector, se realizó con apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), algunos organismos y otras instituciones nacionales vinculadas al Sector (SEMARNAP, SEDESOL, INE, SSA y AMCRESPAC), un análisis sectorial para todo el país. En dicho análisis se concluye la necesidad de asociar las soluciones a la problemática económico financiera del servicio a sus aspectos institucionales. En efecto, una revisión de la institucionalidad vigente, permite apreciar un gran número de actores y una mezcla poco coherente entre las actividades de prestación, regulación y financiamiento del servicio.

La ZMVM agrupa 16 delegaciones del D.F. y 57 municipios conurbados del Estado de México. En este último, son las municipalidades las instituciones que participan directamente en la prestación del servicio. Se encargan del barrido de calles y recolección de desechos, así como de la disposición final en el caso de municipios conurbados. En el caso del D.F., las delegaciones políticas son responsables de la fase de recolección y barrido de la red vial secundaria. Por su parte, la Dirección General de Servicios Urbanos se ocupa de las fases de transferencia y disposición final de residuos; realiza limpieza urbana en la red vial primaria del D.F. Dentro de sus tareas de coordinación, la DGSU establece criterios y normas técnicas para recolección de desechos por parte de las delegaciones.

Como ya señalamos, SEMARNAP se ocupa de todo lo relativo a desechos tóxicos y peligrosos. Esta función se ejecuta a través de empresas privadas fundamentalmente, ejerciendo SEMARNAP, a través del Instituto Nacional de Ecología (INE), la respectiva normalización y regulación. La DGSU se encarga del transporte y disposición de los residuos hospitalarios, manejando por este concepto 9.1 ton/día.

La Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) coordina las solicitudes presupuestarias de municipios a través de COPLADEMUN (Comisión de Planificación y Desarrollo Municipal) y de COPLADE (Comisión de Planificación y Desarrollo Estatal) y solicita los recursos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Luego, a través del Estado y algunas veces en forma directa, SEDESOL transfiere los recursos aprobados a los municipios y otorga asistencia técnica para definición y ejecución de inversiones. Estas transferencias se apoyan legalmente en el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal y Ley de Coordinación Fiscal del Estado de México y su ejecución es supervisada por SEDESOL.

En el ámbito financiero del servicio actúan adicionalmente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del Gobierno Federal, la Secretaría de Finanzas del D.F. y del Estado de México así como las respectivas haciendas públicas de los municipios. Otra institución que participaría, en caso de financiamiento con crédito público interno o externo es BANOBRAS, quien actúa como banca de desarrollo nacional y tiene por objeto promover y financiar actividades de las entidades estatales, municipales e inclusive del sector privado, en el ámbito de las áreas de desarrollo urbano, infraestructura, servicios públicos y otras actividades afines.

5.1.2 Aspectos socioeconómicos

Ciudad de México registró un importante crecimiento poblacional entre 1940 y 1980. Pasó de 1.65 millones de habitantes a 12.81, proceso de construcción que hoy conocemos como ZMVM. Se inició la aplicación de un nuevo modelo económico donde se sustituyeron las importaciones y se estimuló el desarrollo industrial. Gran parte de las industrias se establecieron en las ciudades y muy especialmente en la capital, donde la infraestructura existente favorecía su instalación. Esto trajo como consecuencia que la mano de obra que venía del campo buscando nuevas oportunidades, se concentrara en la ciudad y sus alrededores ampliando las zonas urbanas, que pasaron de 26.000 hectáreas en 1950 a 89.000 en 1980. La industria manufacturera se triplicó y el personal empleado por ella pasó de 157.000 a 1.06 millones en el mismo período. A partir de allí comenzó un proceso de disminución importante en la tasa de crecimiento de la ZMVM, especialmente en la región comprendida en el D. F., posiblemente debido a la recesión económica de la época que provocó el cierre de muchas fábricas al inicio del proceso de descentralización de empresas y a elementos ambientales y sociales como la contaminación, el terremoto de 1985 y la inseguridad pública.

De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), para 1995, la ZMVM tenía 17.219.536 habitantes; equivalente al 18,9% del total nacional, de los cuales 8.483.623 corresponden al área del D.F. y 8.735.913 al Estado de México. A pesar de disminuciones considerables en las tasas de incremento poblacional, los aumentos en términos absolutos son de 386.386 hab/año. Este factor debe ser considerado para articular un programa sectorial de residuos sólidos con la dinámica de población presente en la ZMVM.

Para los fines de este análisis, otros aspectos demográficos interesantes de destacar son los siguientes: la densidad de población medida en hab/km2 para el D.F. fue la más alta del país, con un valor de 5.660. El Estado de México es la segunda con 545, ambas muy elevadas si se considera que el promedio nacional es de 46 hab/km2. El valor promedio de densidad para la ZMVM alcanza 3.746 hab/km2. El parámetro relativo al número de habitantes promedio por vivienda presentó valores muy similares al promedio nacional (4,65 hab/viv.), con 4,21 y 4,78 para el D.F. y el Estado de México respectivamente.

En relación al desempleo para 1996, la tasa general de desempleo abierto fue de 5,6%, para una población económicamente activa del 54,9% (porcentaje con respecto a la población de 12 años). De la población activa el 40,7% corresponde al área de servicios. De acuerdo al nivel de ingresos, 73,9% reciben uno o más salarios mínimos, 12,2% menos de un salario, 5,3% no reciben ingresos y el 8,6% no lo especificó.

Los empleos directos e indirectos generados por el manejo de residuos sólidos se indican en la tabla 5.1 (Se asume que para toda la ZMVM los vehículos recolectores tienen dos empleados fijos y tres operadores voluntarios como promedio).



                                                                Tabla 5.1
                            Empleos directos e indirectos generados en la ZMVM

                                                         Empleos directos Empleos  indirectos Total
Barrido de calles y recolección 18.875 5.000 23.875
Transporte y transferencia 16.061 8.187 24.248
Separación y tratamiento 3.475 2.864 6.339
Disposición 3.897 600 68
Transporte Resuduos Peligrosos 68 ... 74
Tratamiento Residuos Peligrosos 74 ... 74
Total 42.450 16.651 59.101

 

5.1.3 Aspectos de planificación

El Programa Nacional de Desarrollo Urbano 1995-2000, se enmarca en el Sistema Nacional de Planeación Democrática establecido en la Ley de Planeación en sus Artículos 16º, 20º y 23º. Entre sus premisas incluye la interrelación de planeación e inversión, la eficiencia económica con equidad y la sustentabilidad del desarrollo urbano.

Sus estrategias plantean la necesidad de ampliar la cobertura y mejorar la calidad de los servicios, así como privilegiar la atención a la población con mayor desventaja económica y social. Para ello, en uno de sus cuatro programas estratégicos, en lo que se refiere a consolidación de las zonas metropolitanas, establece en las líneas de acción el mejoramiento urbano de las áreas marginales a través de la infraestructura y servicios básicos. Por otra parte, introduce criterios de sustentabilidad en el reordenamiento metropolitano en diversos aspectos; entre ellos, la dotación de servicios públicos.

Sin embargo, la planificación metropolitana esbozada para el Sector, a excepción de un proyecto de Plan Maestro preparado por la DGSU para el D.F., no considera del todo dentro de sus requerimientos y lineamientos de instrumentación, las variables financieras ni el establecimiento de políticas al respecto. Éstas permitirían plantear planes y programas sujetos a la medición del cumplimiento de metas de eficiencia.

Para atender los planteamientos del Programa Nacional de Desarrollo Urbano, las propuestas del presente trabajo se orientarán hacia la consecución de estos objetivos de equidad social y autosuficiencia financiera.

5.1.4 Aspectos macroeconómicos

Los aspectos macroeconómicos donde pudiese influir el desempeño financiero del Sector son fundamentalmente el PIB y la inversión pública. Como comentaremos más adelante, el servicio no ha utilizado recursos provenientes del crédito interno o externo (al menos en la ZMVM); esto no incidiría en los montos de deuda externa del país.

El análisis del PIB sectorial presenta dificultades porque éste no se desagrega como actividad económica, tal como ocurre en los sectores agua, electricidad y gas, para nombrar otros servicios, sino que se consolida en el aspecto denominado Servicios Comunales, Sociales y Personales. Sin embargo, tampoco las variaciones de estos valores son representativas de la actividad económica desarrollada por el Sector, por las siguientes razones:

Dado que el servicio no recibe ingresos formales por la venta de productos que realizan los trabajadores y pepenadores, requiere de transferencias de organismos públicos bajo las figuras de aportes y subsidios, aunque estos últimos no estén en forma explícita. En las cuentas de producción, las transferencias estarían referidas en los estados contables y los subsidios en los cálculos complementarios. Sin embargo, la falta de control en las asignaciones y uso de las mismas, tanto a nivel federal como local, hace imposible cuantificar en forma real estos valores.

El otro factor importante a considerar es el volumen informal de ingresos del servicio. Si bien el usuario no paga una tarifa al ente prestador del mismo, existe una práctica generalizada de pago de propinas a los empleados y ‘voluntarios’. Además, todos los ingresos asociados a actividades de pepena o clasificación de basura son importantes y no aparecen contabilizados por ninguna de las instituciones que actúan en la prestación del servicio. Resulta obvio que el valor agregado bruto o producto real del Sector es prácticamente imposible de calcular si no se ordenan y contabilizan los aspectos antes señalados.

Lo relacionado a la incidencia del Sector en la inversión pública no pudo analizarse ya que sólo se obtuvo información de las inversiones realizadas en el D.F., específicamente por la DGSU; las comparaciones porcentuales no aportaron ningún valor representativo.


5.2 Origen y aplicación de recursos

El análisis del comportamiento histórico del financiamiento del Sector es de suma importancia para revisar las políticas aplicadas hasta ahora y sus consecuencias positivas o negativas en el desenvolvimiento institucional y financiero de las instituciones y empresas prestadoras del servicio. Las propuestas que surjan de este análisis permitirán plantear soluciones a los puntos críticos y corregir tendencias que se consideren negativas para los objetivos de modernización del Sector. Para ello se revisará el origen, aplicación y utilización de fondos dentro del modelo institucional aplicado.

5.2.1 Origen de los recursos

Como ya se mencionó, los fondos aplicados en el financiamiento del servicio, tanto para operación como inversiones, provienen fundamentalmente de asignaciones presupuestales así como de ingresos propios por concepto de derechos, de acuerdo a lo siguiente:

a) Las asignaciones presupuestales, tanto federales como estatales y municipales para gastos corrientes y capital para el manejo de residuos sólidos constituyen prácticamente la totalidad de los fondos aplicados. No están condicionadas al desempeño del operador ni obedecen a criterios de eficiencia.

El comportamiento de dichas asignaciones no pudo analizarse porque no se obtuvo información del Estado de México ni de las Delegaciones del D.F., sólo se consiguió información para 1996 y 1997. El gasto de la DGSU durante 1994-1997, muestra un comportamiento decreciente en términos reales; se asume que debe ser por comportamiento del resto del Sector dadas las condiciones macroeconómicas del país en este período.

El procedimiento para asignación de dichos presupuestos difiere en cada caso:

En la Dirección General de Servicios Urbanos, se prepara la solicitud de presupuesto de acuerdo a los requerimientos de los programas que maneja (residuos sólidos, conservación y mantenimiento del alumbrado público y obras viales), y la somete a la Secretaría de Finanzas del D.F. a través de la Secretaría de Obras y Servicios, de quien depende funcionalmente. La solicitud se consolida en el presupuesto general, el cual es a su vez sometido a la consideración de la Asamblea de Representantes del D.F.

Luego de aprobados, los recursos presupuestarios son ejecutados por la DGSU a través de la Dirección de Servicios de Apoyo Urbano, quien sigue los lineamientos de la Oficialía Mayor y la Secretaría de Finanzas. En el caso de requerir fondos adicionales por ajustes presupuestarios durante el ejercicio fiscal, producto de variaciones de precios de los insumos u otros imponderables, se solicitan dichos recursos ante la Dirección General de Política Presupuestaria y éstos mismos son financiados con recursos propios del D.F. Para 1996, el presupuesto del Programa de Residuos Urbanos representó el 10,96% del total asignado a la Secretaría de Obras y Servicios, y el 3,85% del presupuesto total del D.F. Internamente representó el 49,8% del presupuesto de la Dirección General de Servicios Urbanos.

En el caso de las delegaciones, el procedimiento es el mismo que para la DGSU hasta su aprobación por la Asamblea de Representantes del D.F. De allí, una vez aprobado el presupuesto, los fondos se transfieren a la Subdelegación de Administración, quedando la ejecución a cargo de las áreas operativas.

Las transferencias para inversión de los municipios conurbados del Estado de México siguen un procedimiento diferente. Los Comités de Planeación del Desarrollo Municipal (COPLADEMUN), analizan las necesidades de inversión en cada municipio y las manifiestan debidamente justificadas a su respectivo Comité de Planeación de Desarrollo Estatal (COPLADE). Este último analiza los planteamientos y los envía a SEDESOL, (para el caso de inversiones en residuos sólidos), quien somete la solicitud a la consideración de la Secretaría de Hacienda. Desde 1995, los recursos provenientes de la partida presupuestaria denominada Ramo XXVI, y que atiende los aspectos de inversión antes señalados, son transferidos desde SEDESOL a los estados y de éstos a los municipios. Adicionalmente, existe otra partida para inversión en los municipios (Ramo XX) que es transferida directamente por SEDESOL a los mismos.

En términos generales, podemos desagregar la composición de ingresos municipales de acuerdo a su origen en participaciones, derechos, aprovechamientos, productos e impuestos. Los primeros corresponden a los recursos federales y estatales recibidos y alcanzan en promedio a un 50% del total de los fondos municipales. Los recursos para operación y mantenimiento del servicio provienen, en el caso de los municipios, de fondos comunes de sus presupuestos. No se obtuvo información sobre recursos específicos aplicados al servicio porque no existen contabilidades separadas dentro de las cuentas municipales.

b) Los ingresos propios se originan de cobranzas realizadas a aquellos usuarios que generan más de 200 kg. de desechos diarios. Está circunscrito a un pequeño universo de usuarios comerciales e industriales. Es importante resaltar que el cobro de estos derechos, como se les denomina, sólo está establecido en el D.F. Las tarifas a pagar se especifican en el Código Financiero del D.F. en su Artículo 254. Se indican a continuación:

1. Servicio de recolección por cada 10 kg. o fracción.................. 3,60 pesos (US$ 0,46)
2. Servicio de recepción en estaciones de transferencia por cada 10 kg. o fracción
       .................................................................................................1,20 pesos (US$ 0,15)
3. Servicio de recepción en sitios de disposición final por cada 10 kg. o fracción
       ..................................................................................................0,40 pesos (US$ 0,05)

Estas tarifas comenzaron a pagarse formalmente a partir de 1995. Los usuarios las cancelan en forma previa a la prestación del servicio en las oficinas de la Tesorería del D.F. Éstas han representado ingresos de 89.951.75 pesos (US$ 11,744) y 29.692.57 pesos (US$ 3,951) para los años 1995 y 1996 respectivamente. Estos fondos no tienen ninguna diferenciación contable dentro del volumen total de ingresos del D.F, lo que no permite su aplicación específica en el servicio.

No existen otros ingresos propios identificables para este tipo de residuos. En el D.F. se establece el servicio como gratuito, a excepción de los casos antes señalados. En los municipios conurbados del Estado de México el pago está supuestamente incluido en el impuesto predial. Al igual que en el caso anterior, no se diferencia contablemente en las arcas municipales, por lo que no se conoce cuánto es el ingreso correspondiente.

En el caso de desechos peligrosos, la información disponible señala la existencia de 10 empresas privadas ya autorizadas por el INE, con una capacidad instalada de manejo de 4.189 kg/hr.

De lo anterior puede deducirse que en el servicio, al menos desde el punto de vista financiero, prevalece un modelo altamente centralizado, por cuanto el manejo de aportaciones de recursos se realiza en su mayoría directa o indirectamente a través del Gobierno Federal.

Existe una serie de ingresos propios de tipo ‘informal’. Por su importancia merecen destacarse en el contexto del presente análisis; aquellos provenientes del sistema de propinas instituido a nivel de usuarios, quienes pagan al empleado que realiza el servicio de recolección de basura en su domicilio (sea el barrendero o directamente un ‘voluntario’ del camión recolector).

Otra fuente importante de fondos informales derivada del ciclo basura es la proveniente de la actividad de separación denominada pepena. De ésta se genera actividad comercial en 290 puntos de comercialización en el D.F.

5.2.2 Aplicación de los recursos

Los fondos para el servicio se aplican fundamentalmente a la operación y mantenimiento del mismo y en un menor porcentaje a inversiones, a excepción de los fondos del Ramo XX y Ramo XXVI transferidos por SEDESOL, los cuales se aplican exclusivamente a este último aspecto. No fue posible analizar las variaciones de aplicación de recursos a la inversión y operación; no se obtuvo información de las delegaciones ni del Estado de México. Para el caso de la DGSU, la participación porcentual de inversiones en el total del presupuesto fue bastante variable durante el período 1995-1997. Esta situación se explica por la construcción, en 1995, de la Estación de Transferencia de Azcapotzalco y la Planta de Lixiviados de Bordo Poniente, así como por otras inversiones significativas realizadas durante ese mismo año para rehabilitar otras fases del servicio. El gráfico 5.1 muestra la variación de las inversiones en relación al total del presupuesto para la DGSU.

              

Como puede observarse, para el caso del D.F., las inversiones constituyen un porcentaje muy pequeño del total de los recursos y se orientan fundamentalmente a adquisición de equipos, atención del tratamiento y disposición final. En la actualidad, la vida útil de los equipos de recolección está prácticamente agotada y se requiere la reposición del 52% de las unidades. Los sitios de disposición y tratamiento de residuos tienen una vida útil limitada de siete años. Deberá planearse el acondicionamiento de un nuevo espacio en un plazo no mayor de un año y también de las respectivas inversiones.

El comportamiento de estas inversiones ha generado una cobertura promedio del servicio de 85% en el D.F. y 70% en el Estado de México. Estos valores y los aspectos señalados en el párrafo anterior conducen a la necesidad de orientar las inversiones hacia la adquisición de equipos para recolección y transferencia, así como la adquisición de terrenos y mejoramiento tecnológico.

5.2.3 Uso de los fondos

Dado que el Sector carece de un programa de obras que vaya más allá de la ejecución anual y que ésta última obedece a asignaciones presupuestarias, puede suponerse una ejecución de prácticamente el 100% de los recursos, salvo en aquellos casos en que por ajustes presupuestarios intermedios, motivados por la falta de recursos, se hayan disminuido las asignaciones iniciales.

En términos generales puede señalarse que existe capacidad técnica de ejecución de presupuestos. El Sector se apoya bastante en los servicios de empresas privadas. Éstas ejecutan la totalidad de las inversiones y el 80% de la operación. Dado que el Sector no ha sido objeto de operaciones de crédito interno o externo, se carece de información sobre su posible capacidad de ejecución de fondos de inversión provenientes de préstamos, en caso de que los mismos superaran (como de hecho es de suponerse) los montos anuales que usualmente se manejan a través de los presupuestos ordinarios.


5.3 Situación financiera del Sector

5.3.1 Costos del servicio

En el D.F. los costos actuales del servicio indican un valor de US$ 27 por tonelada de basura recolectada, dispuesta y tratada adecuadamente, es decir, unos 212 pesos/ton. Estos costos desglosados corresponden al barrido, recolección, limpieza urbana especializada en vías principales, transferencia, tratamiento, disposición final y monitoreo. Los porcentajes de estas fases en el costo total se indican en el gráfico 5.2.

Gráfico 5.2
Evolución de los valores porcentuales de los costos de los componentes
del servicio para el período 1995-1997

Fuente: DGSU. Distrito Federal

Para el Estado de México es importante destacar que los costos actuales del servicio sufrirán incrementos en la medida en que se incorporen las actividades de tratamiento y adecuada disposición final para desechos generados por la población actualmente servida.

5.3.2 Pasivos y activos

Este factor no pudo analizarse por falta de información. El único dato obtenido fué el valor actualizado de los pasivos de la DGSU; ascienden a 63.671.800 pesos (US$ 8.098.883) y representan el 6% del presupuesto para 1997.


5.3.3
Déficit operativo

Considerando la circunstancia de que el servicio funciona bajo esquema de subsidio, no existe déficit operativo apreciable en el mismo, salvo algunas insuficiencias presupuestarias que pasan de un ejercicio a otro pero no representan mayor problema desde el punto de vista financiero. Sin embargo, existen algunos aspectos operativos del servicio que generan gastos a las administraciones y deben subsanarse para lograr la salud financiera del Sector.

Uno de estos problemas lo constituye la práctica de pre-pepena en los camiones recolectores. Estos vehículos tienen una capacidad promedio de carga de siete toneladas si la basura se compacta de acuerdo a su esquema operativo. Sin embargo, con miras a vender algunos residuos recuperables en las estaciones de transferencia y otros puntos durante la recolección, los operadores del vehículo no compactan la basura, lo cual disminuye la capacidad operativa del camión en un 30% en cada viaje. Esto trae como consecuencia un incremento similar de recorridos con el consiguiente aumento en gastos de combustible, lubricantes, neumáticos, etc. Estos gastos son asumidos por la administración del servicio para que los operadores logren un beneficio personal adicional a su salario. Considerando los valores actualizados de los gastos operativos anuales de un vehículo recolector, este incremento del 30% del recorrido significa 33.517 pesos anuales por vehículo (US$ 4.263). Estos montos, para el parque vehicular del D.F. representarían 67.2 millones de pesos anuales (US$ 8.55 millones), y para el Estado de México, (asumiendo iguales costos de operación promedio) 34.5 millones de pesos al año (US$ 4,39 millones).

Otra ineficiencia asociada a las actividades de pre-pepena se produce por la disminución de kilómetros al día que atiende un barrendero. Éste dedica parte de su tiempo laborable a recolección de basura en domicilios para obtener propinas e incrementar sus ingresos. Se ha estimado que invierte el 50% de sus horas de trabajo.

De acuerdo a lo señalado en el punto 5.2, existe un desfase en las inversiones del Sector, las cuales han disminuido en términos reales en los últimos años. Esto obviamente disminuye los porcentajes de cobertura del servicio, por cuanto no se pueden atender las expansiones mínimas requeridas por el crecimiento interanual de población.

Existe además un rezago en las inversiones para disposición y tratamiento de residuos tanto residenciales como peligrosos; esto produce consecuencias sanitarias y ambientales que ocasionan costos marginales a la operación del servicio.

Para cuantificar el déficit de recursos de inversión, se analizaron escenarios con distintas alternativas en cuanto al incremento de cobertura del servicio y acciones de rehabilitación. De dicho análisis se obtuvieron las necesidades de recursos para el período 1997-2002. Los detalles del cálculo de escenarios se incluyen en el anexo del presente análisis sectorial.

5.4 Puntos críticos

Del análisis de la información suministrada, se indican a continuación los principales puntos críticos en lo relativo a aspectos económico-financieros detectados para el servicio. En cada uno de ellos, luego de su caracterización, se señalan los impactos que ocasionan y las situaciones o hechos considerados como oportunidades para el momento del análisis y que pueden viabilizar las posibles soluciones.

1. El servicio no cuenta con un sistema de recuperación de costos

Legalmente no existe autorización en forma explícita para la cobranza del servicio. En los municipios del Estado de México, esta situación obedece a una supuesta inclusión del pago del mismo en el impuesto predial. Sin embargo, la revisión de Ley de Hacienda Municipal de dicho Estado, donde se establecen los impuestos, derechos, aportaciones, productos y aprovechamiento del municipio, sólo señala en su Artículo 4°, la determinación del impuesto, que "el indicador diferencial del sector para el terreno, es el índice determinado para cada sector tipo, ponderando el nivel de infraestructura, equipamiento y servicios públicos con los que cuenta....". De esto puede deducirse que el impuesto predial sólo considera la plusvalía del terreno dada la existencia de una infraestructura de servicio disponible para su uso. Sin embargo, la prestación propiamente dicha del servicio no está incluida en este valor. Esto lo refuerza el hecho de que por servicios como el agua potable y alumbrado público, que igualmente poseen infraestructura para su prestación que revalorizan el precio de una determinada propiedad, si se cobra.

En el caso del D.F., existe una afirmación explícita en el Artículo 10° de su Reglamento de Limpieza: "el servicio es gratuito, a excepción de aquellos usuarios que produzcan 200 kg. de desechos diarios o más, lo cual reduce el universo de aportantes a los usuarios industriales y algunos comerciales".

Tampoco existe ningún otro mecanismo que genere ingresos al operador del servicio.

Como consecuencia de lo anterior se deriva que:

- No hay recuperación de los costos del servicio. Las administraciones no perciben prácticamente ninguna retribución monetaria por la prestación del mismo.

- Obviamente, no puede lograrse autosuficiencia financiera si el servicio continúa manejándose bajo un modelo subsidiado sin ninguna autonomía financiera ni operativa, pues siempre estaría dependiendo de transferencias federales y locales. Esta situación, de alguna manera, dificulta los procesos de descentralización administrativa y por lo tanto no refuerza las capacidades municipales de autogestión.

- No se incentiva la participación privada bajo la figura de concesiones porque no se puede cobrar a los usarios por la prestación del servicio. Si se mantiene la actual figura de contratación de empresas para la prestación del servicio o parte de él y la carga financiera recae en la municipalidad o el D.F., no se incentiva la eficiencia ni se logra la participación del área privada en las inversiones, siendo que lo que se busca en último término es liberar al Estado de este tipo de erogaciones que bien podrían dirigirse a otras áreas sociales, tales como educación, atención social y hospitalaria y seguridad.

- El subsidio del sector público está mal dirigido. Los beneficiarios del servicio pasan a ser los operadores que controlan el negocio de la pepena e inclusive los mismos industriales del reciclaje. El Estado paga para recolectar materia prima y luego son los pepenadores los que aprovechan el producto de la venta. Por otra parte, sectores que usualmente no reciben servicio, en el sentido económico, son los más deprimidos y como consecuencia de esta situación no logran beneficiarse del subsidio del gobierno.

- Con el sistema de propinas la ‘fijación’ de precios no es equitativa ni eficiente. Se incrementa el deterioro de los activos y calidad del servicio. Los fondos no los perciben quienes financian los costos del mismo y las ineficiencias de empresas y operadores se traspasan a los usuarios.

- No existen penalidades por producción de desechos, cuya cantidad o calidad dificulta y encarece su recolección, tratamiento y disposición final. Es decir, no se aplica la norma de que ‘quien contamina paga’.

Esta situación presenta los siguientes impactos institucionales: dificultad de acceso a fuentes financieras e incorporación del sector privado a la prestación y financiamiento del servicio; las inversiones no responden a una disciplina de evaluación económica, financiera e institucional, lo cual profundiza el deterioro de calidad de servicio.

Los procesos de descentralización administrativa que se adelantan constituyen una oportunidad para implantar nuevos arreglos institucionales. Por otra parte, las posibilidades de financiamiento a través de la banca multilateral y la necesidad de atraer al sector privado como fuente de recursos, pueden contribuir a impulsar esquemas institucionales modernos para la prestación del servicio.

2. No hay políticas de financiamiento del servicio

De los niveles de la administración que intervienen en el Sector, ninguno ha establecido en forma clara las políticas financieras para el mismo, lo cual trae como consecuencia:

- Que no existan criterios de eficiencia asociados a la transferencia de recursos, lo cual se hace sin poner condiciones. De hecho, las asignaciones se realizan en base a solicitudes que no están apoyadas en programaciones que atiendan a planes de desarrollo urbano y criterios eficientes, ni para la prestación del servicio ni para las inversiones requeridas por el mismo y que finalmente atienden más a criterios políticos que técnicos.

- No se realiza seguimiento a la ejecución de recursos financieros transferidos desde la administración federal o estatal. Éstos ingresan a un fondo común del municipio, entidad que resuelve todos los problemas financieros que se presentan en su administración. Por último, los recursos por lo general se utilizan para atender otras necesidades locales.

- No hay incentivos a las mejoras en la gestión; no se ‘premia’ la administración eficiente, lo cual se traduce en deterioro y mala calidad del servicio.

Por otra parte, la insuficiente información para definir los criterios antes señalados y la inexistencia de un programa de origen y utilización de recursos dificulta aún más la eficiencia en la gestión; tampoco se cuenta con políticas financieras.

Los impactos de esta situación se traducen en utilización ineficiente de los recursos; déficit de inversión, inexistencia de responsabilidades establecidas en forma clara para la ejecución de recursos transferidos e inexistencia de un instrumento que permita cumplir con las metas sectoriales. Todo ello deriva en desincentivación de esfuerzos para adelantar una gestión adecuada y los procesos de transferencia administrativa del servicio a los municipios y delegaciones.

Existen oportunidades que en este momento pueden favorecer la legitimación de un conjunto de políticas financieras para el Sector. Por ejemplo, la creación de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos que constituye la instancia adecuada para lograr decisiones importantes al respecto.

3. La información financiera del Sector no está organizada

La información contable y financiera del servicio o no existe o se encuentra dispersa en diferentes instituciones, lo cual ocasiona que:

- No se puedan establecer costos eficientes del servicio que son básicos para la implementación de un sistema tarifario y subsidios justos. La contabilidad de costos es un elemento fundamental para control de eficiencia y detección de irregularidades en la administración.

- Se desconozcan los ingresos y egresos reales del servicio y por lo tanto los recursos financieros disponibles. No existe separación contable ni administrativa de los ingresos propios y transferencias en las tesorerías municipales y del D.F. y tampoco de gastos generados por la prestación. En este último punto puede destacarse que los gastos de la DGSU para el servicio, sí se llevan contablemente por separado. En el caso de las transferencias que realiza la Federación y el Gobierno del Estado de México, sólo se lleva una guía indicativa de su utilización pero luego no se mantiene dicha desagregación en las arcas municipales.

- Exista desventaja para el sector público ante negociaciones contractuales con terceros por la falta de referencias sobre costos eficientes y otros aspectos financieros; negociaciones posibles para obras o servicios específicos o futuras concesiones de la prestación con el sector privado.

- No se implemente la función de control.

Los impactos de esta situación se reflejan en los elevados costos del servicio, la falta de control y la utilización ineficaz de recursos financieros, técnicos y humanos.

La posibilidad de desarrollar un plan metropolitano para el servicio vuelve a presentarse como oportunidad para lograr implantar un banco de datos contable-financieros para el Sector que facilite las mejoras de gestión en todo el ámbito de la ZMVM.

4. El marco legal no facilita acciones de modernización financiera para el Sector

Existen indefiniciones legales por una parte y leyes y reglamentos por otra. Esto impide la implantación de muchas de las medidas financieras que se requieren para la mejora y desarrollo del servicio de aseo urbano. Entre otras cosas, esta situación no permite:

- El establecimiento de un sistema de tarifas aplicable a todo el universo de usuarios para poder cobrar en forma directa y proporcional a la cantidad y calidad del servicio. Esto limita la participación del sector privado bajo la figura de concesiones ya que éste no podría cobrar en forma directa por la contraprestación de sus servicios.

- Contar con un marco regulador que establezca en forma clara las reglas de juego entre operadores (sean públicos o privados), usuarios y responsables del servicio (municipios). Esto dificulta la aplicación de los sistemas de regulación, fundamentales para lograr la participación privada y mejorar la gestión en general. Los niveles regulatorios constituyen una instancia de apelación, tanto de usuarios como de operadores, para dirimir posibles conflictos derivados de la prestación.

- La existencia de competencias definidas en algunos aspectos, como la regulación y prestación del servicio, en el caso de los residuos peligrosos, donde el sector privado está actuando en forma bastante amplia. De presentarse conflictos en la gestión y prestación podría generarse un clima de inseguridad para la inversión privada.

Las características propuestas para un sistema de regulación son:

a) Regular los siguientes aspectos del servicio:

- El desempeño de los prestadores
- La calidad del servicio
- El precio al que se presta el servicio

b) Regular los deberes, derechos y competencias de los siguientes actores:

- Las empresas prestadoras
- Los usuarios
- El Gobierno Federal
- Los municipios
- Los estados

c) Regular a través de los siguientes mecanismos:

- El desempeño a través de:

1) promoción de modelos institucionales dinámicos que abarquen la participación de gobiernos locales, comunidades (descentralización) y sector privado (nuevas modalidades de gestión); y

2) planes de gestión y resultados.
- La calidad del servicio a través de normas y estándar establecidos por organismos
   competentes.
- El precio al que se presta el servicio a través de esquemas tarifarios que garanticen la
   viabilidad financiera de las empresas y establezcan de forma transparente y explícita el
   régimen de subsidios.

El impacto de la situación legal, en lo que concierne a los aspectos financieros del servicio, se refleja en la falta de interés de participación del sector privado. También, en la indefinición de responsabilidades de gestión del servicio dado el amplio universo de instituciones que tienen injerencia en el mismo.

Las reformas políticas, institucionales y económicas que se están llevando a cabo en el país, así como la intención de modernizar el sector público, se presentan como oportunidades para proponer las reformas legales necesarias para el desarrollo del Sector y avanzar en la aprobación de las mismas.

5. Falta de decisiones políticas sobre la autosostenibilidad del servicio

- La implantación de un sistema de tarifas que no elevaría mucho el monto de lo que en la actualidad la población paga a través del sistema de propinas, genera impactos negativos si no se concientiza previamente al usuario sobre los beneficios y la necesidad de estas medidas. Sin embargo, el costo político que esto representa, sobre todo con una visión de imagen de corto plazo, ha impedido que los políticos apoyen este tipo de acción que es indispensable para desarrollar adecuadamente el Sector.

- Otro aspecto fundamental para lograr la concreción de la mayor parte de las medidas propuestas, es enfrentar el problema de los pepenadores. Especialmente a sus líderes sindicales que abusan de las prácticas proselitistas. Demostrarles que representan un sector marginal que obtiene prebendas personales a costas del Estado, drenándolo de recursos importantes y que paradójicamente impiden la mejora real de las condiciones de vida de estos grupos.

Este crítico problema conlleva importantes impactos. Mientras no se solucione, será imposible avanzar en la implantación del sistema de tarifas y gestión basada en sistemas de costos eficientes.

Al igual que en el punto anterior, los actuales cambios políticos e institucionales que el país está experimentando, se presentan como oportunidades para lograr enfrentar con éxito esta problemática.

5.5 Acciones propuestas

La recomendación básica que se deriva del análisis económico-financiero es pasar, en un período muy breve de tiempo, de un modelo subsidiado a un modelo autosustentable. Se plantea como estrategia principal, la conformación y aplicación progresiva de un sistema de tarifas que permita inicialmente establecer una cultura de pago entre los usuarios y que a la vez logre cubrir costos de operación, depreciación e inversión en plazos y condiciones que se analizarán debidamente en el estudio respectivo. Este sistema deberá tener incorporado un esquema de subsidios transparente que permita concientizar al usuario sobre el valor del servicio recibe.

La implantación del sistema de tarifas es una oportunidad importante. Se conoce que los usuarios en su mayoría pagan una cantidad mensual a los operadores del servicio bajo la figura de propinas, cuyo monto no mantiene un rezago muy alto en relación a lo que pudiese ser el total de una factura formal mensual. Esto, obviamente implica una serie de medidas de tipo socioeconómico hacia los operadores; la mejora de sus condiciones de trabajo y salarios para eliminar el ‘vicio’ de la propina.

El tránsito del actual modelo subsidiado hacia un modelo autosustentable implica, además de la implantación del sistema tarifario, la incorporación de recursos de inversión que permitan mejorar la calidad e imagen del servicio ante un usuario que comenzaría a pagar formalmente por el mismo y una disminución progresiva y muy bien diseñada de las transferencias fiscales. En este sentido, se propone un Plan de Inversiones con miras a mejorar la infraestructura actual a través de un programa de rehabilitación física e institucional del servicio, y por otra parte a incrementar los niveles de cobertura. Este Plan de Inversiones requiere diversificar las fuentes de financiamiento, lo cual podría lograrse a través de un Fondo de Financiamiento Metropolitano o alguna figura similar que permita organizar el flujo de fondos aplicados al Sector, y especialmente elaborar e instrumentar algún tipo de mecanismo de control de eficiencia para condicionar la transferencia de recursos a las mejoras en la gestión.

Para que el modelo autosustentable pueda ser exitoso y sobre todo duradero, deben también iniciarse procesos de control de gestión a través de Planes de Gestión y Resultados obligatorios para todas las empresas operadoras, con establecimiento de metas, compromisos gerenciales del operador y sistemas de incentivos. Todo esto redundará en mejor calidad del servicio y la ampliación de su cobertura hacia los sectores que actualmente no lo disfrutan. Para la operación del servicio, se debe destacar también la necesidad de utilizar algún tipo de figura empresarial, sea pública, privada o mixta, considerando que ello es indispensable para el manejo adecuado del mismo.

Otros planteamientos o recomendaciones derivadas del análisis son: asociar el Plan de Financiamiento del Sector a un Plan Maestro y la preparación de los proyectos de inversión respectivos para cada una de las localidades. Estos planes deberán elaborarse revisando las metas y niveles de calidad del servicio a la luz de las necesidades financieras. También es importante estudiar, dentro de las reformas sectoriales propuestas, qué figuras, institucional y comercial, serían más conveniente para darle agilidad administrativa a la gestión de las empresas operadoras, considerando inclusive algunas formas de participación del sector privado.

De todo esto puede concluirse la necesidad perentoria de formular y legitimar un conjunto de políticas financieras que permitan alcanzar los objetivos de modernización del Sector, y por supuesto de diseñar el mecanismo que permita implementar dichas políticas.


6. Area Ambiental

El presente capítulo se orienta a identificar los puntos críticos o principales efectos sobre el ambiente asociados al manejo de residuos sólidos en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM). También las acciones que deben emprenderse para evitar o disminuir estos impactos ambientales, identificar a los entes responsables y las líneas de acción que deben aplicarse.

Inicialmente se identifican los efectos ambientales, las acciones a realizar y los responsables de llevar a cabo programas de acción relacionados con el manejo de RSM. Dentro de esta denominación se consideran prácticamente todos los residuos sólidos y semisólidos no peligrosos que, de acuerdo con la normatividad vigente y por consenso del grupo de trabajo, incluye residuos de casas-habitación, comercio, oficinas públicas y privadas, residuos generados en la prestación de servicios públicos, residuos de actividades industriales certificados como no peligrosos o potencialmente peligrosos de acuerdo con la normatividad aplicable, y desechos que por sus características y condiciones de generación puedan y deban ser manejados por el sistema de recolección y transporte municipal o delegacional, en el caso del D.F.

Asimismo, en relación con residuos de actividades industriales, se quiere destacar que se consideran no peligrosos y susceptibles de ser transportados a los sitios de disposición de residuos municipales, cuando así lo certifican la Secretaría de Salud (SSA) o la Secretaría del Medio Ambiente, Recurso Naturales y Pesca (SEMARNAP). También cuando puede ser demostrado por el usuario, y eventualmente comprobado por las autoridades que prestan y controlan los servicios de aseo urbano en el área en que se originan. Los lodos de plantas de tratamiento de agua y aguas residuales representan una problemática especial que debe ser estudiada y normada en forma individual con criterios adecuados que apoyen la toma de decisiones de los encargados del manejo de residuos sólidos.

A continuación se proponen esquemas de solución e identificación para las entidades responsables del control de residuos sólidos y semisólidos peligrosos o potencialmente peligrosos de acuerdo con lo establecido en el análisis CRETIB (corrosivo, reactivo, explosivo, tóxico, inflamable o biológico-infeccioso). Existen residuos que por sus condiciones de generación y características propias no pueden ser manejados por el sistema de aseo urbano del área en que se originan.

Finalmente se presentan en forma general los principales programas de acción.


6.1 Efectos o impactos ambientales del manejo de residuos municipales

En general, en la ZMVM los principales efectos ambientales en el manejo de los RSM están asociados con la disposición final de los mismos ya que es el inadecuado retorno al ambiente de estos materiales lo que provoca impactos adversos. Sin embargo, se considera que varios factores asociados con las demás etapas dentro del manejo integral de los residuos tienen un impacto en mayor o menor escala sobre la disposición final. A continuación se presenta la identificación de estos aspectos para cada una de las etapas en que generalmente se divide el manejo de los residuos.

Generación

La generación de materiales que se convertirán en residuos tiene efectos directos sobre la disposición final y por lo tanto sobre el ambiente. Se señala que la producción de materiales reciclables, principalmente envases y embalajes, promueve la recuperación de subproductos, la disminución de residuos a disponer y el incremento en la vida útil de los sitios de disposición. De igual forma, la producción de materiales peligrosos o potencialmente peligrosos de uso cotidiano, especialmente dentro de casas-habitación, incrementa el riesgo de que éstos se incorporen a los RSM y creen peligro potencial al ambiente.

Almacenamiento

El almacenamiento insuficiente o defectuoso puede impactar al ambiente y la salud de la población. Si es insuficiente, se puede provocar desborde de residuos con un impacto negativo directo sobre el ambiente, en especial en la generación de fauna nociva y posibles patógenos; e indirecto por la necesidad de evacuar los residuos con mayor frecuencia que lo considerado en el programa de recolección y por lo tanto se promueve la disposición inadecuada a cielo abierto en cualquier espacio factible. El almacenamiento inadecuado crea condiciones semejantes al promover el desarrollo de fauna nociva y posiblemente patógenos, también el desprendimiento de malos olores con la consecuente necesidad de alejamiento por disposición inadecuada.

Recolección y transporte

La recolección deficiente, tanto en frecuencia como en infraestructura, provoca impactos ambientales. La recolección inoportuna obliga a los usuarios a deshacerse de los residuos y disponerlos inadecuadamente, en especial cuando el contenido de material degradable es elevado.

La infraestructura deficiente puede provocar disminución en la capacidad de recolección y por lo tanto en la frecuencia de ésta. También posibilita la dispersión, incluyendo líquidos contenidos u originados en la lixiviación de residuos con su consecuente inadecuada disposición.

En este punto se desea destacar el impacto ambiental indirectamente asociado con los residuos; la emisión de contaminantes a la atmósfera por los vehículos de recolección y transporte. Por lo general, el parque vehicular por falta de financiamiento para renovación y mantenimiento, presenta condición de obsolescencia y mal estado mecánico.

Transferencia

El transbordo de residuos sólidos de los vehículos de recolección a unidades de transferencia de mayor capacidad puede provocar el desprendimiento de residuos líquidos; lixiviación y malos olores, fauna nociva y partículas viables que afectan negativamente al ambiente si no se cuenta con infraestructura adecuada para su control. Las estaciones de transferencia pueden provocar efectos ambientales no directamente asociados con los residuos; generación de ruido, vibraciones, incremento de tránsito de vehículos en la zona y algunas actividades requeridas por los operarios de la propia estación y los vehículos de recolección y transporte.

Tratamiento

En general, el objetivo del tratamiento de residuos municipales es disminuir su volumen y tornar más eficientes las actividades de transporte y disposición final. En este sentido se consideró la recuperación y aprovechamiento de los subproductos. Las plantas de selección y aprovechamiento deben formar parte de un sistema orientado al reciclaje y tratamiento de residuos sólidos, cuyo objetivo es recuperar materias primas para integrarlas al proceso productivo y prolongar la vida útil de los rellenos sanitarios. Como consecuencia se ahorra en gastos operativos, se crean fuentes de trabajo, se mejora la calidad de vida de los operarios y coadyuva a la preservación del medio ambiente.

Dado que los residuos sólidos son una mezcla heterogénea de materiales y que presentan gran diversidad en tamaños, formas y características físico-químicas y biológicas, se requiere de ciertos procesos para aprovecharlos en forma adecuada. El punto de partida es la segregación y recuperación de materiales reciclables en las plantas, cuya operación permite proporcionar insumos acondicionados para las siguientes etapas.

Estos procesos se refieren a:

1) la obtención de composta como mejorador de suelos;
2) los balanceadores de alimentos para ganado;
3) la fabricación de bienes sustitutos y mobiliario urbano; y
4) los procesos térmicos para la generación de energía eléctrica. En conjunto, estos tratamientos permitirán reducir de
     manera considerable el uso de los rellenos sanitarios donde llegará una proporción menor de residuos. La incineración
     se considera como una posibilidad a futuro. Existen otras opciones de tratamiento pero su aplicabilidad en el D.F. se
     considera remota y en algunos casos poco factible.

La recuperación y reaprovechamiento de subproductos es la actividad de mayor impacto benéfico en el manejo de residuos sólidos y la conservación de recursos naturales; a pesar de la limitada rentabilidad que provocan los negativos esquemas de pepena.

La industrialización o separación controlada de subproductos es el esquema que presenta mayores beneficios, aunque se identifican efectos negativos al ambiente similares a los descritos para las estaciones de transferencia.

La pepena sin control, a pesar de sus beneficios económicos; disminución en el volumen de residuos y conservación de recursos naturales, es una práctica que provoca efectos ambientales negativos debido a la alteración de actividades en sitios de disposición y al peligro potencial asociado con el manejo directo de residuos que pueden originar problemas de salud en los pepenadores.

En este sentido, la carencia de centros de acopio de materiales y en general de programas de reciclaje y aprovechamiento, originan disminución en la vida útil de los sitios de disposición final, y el requerimiento de otros sitios con sus efectos ambientales asociados.

Disposición final

Como se mencionó en la sección del manejo de residuos sólidos, la disposición final es la acción con mayores efectos ambientales, Aún bajo las mejores condiciones de infraestructura y operación, se requerirán varios años para que los residuos sean asimilados por el entorno ambiental.

La alta concentración de materiales de desechos en sitios específicos puede provocar la migración de contaminantes con los consecuentes impactos ambientales. Se señalan a continuación:

- Contaminación de aguas superficiales y subterráneas con la consecuente limitación en su
   aprovechamiento.
- Deterioro del paisaje.
- Posibles incendios y contaminación atmosférica por emisión de partículas y gases.
- Malos olores.
- Partículas y potencial foco de agentes insalubres.

La operación deficiente de los sitios para residuos puede provocar:

- Fauna nociva.
- Dispersión de residuos por efecto del viento.

La falta de un proceso de clausura adecuado puede originar incremento y migración de contaminantes y emisiones descontroladas de biogás.

La demanda de espacio para estas instalaciones afecta áreas que podrían destinarse a otros usos, especialmente áreas naturales protegidas que en algunos casos pierden atractivo comercial para sus dueños o son propiedad federal, estatal o municipal.

Esta situación en su totalidad refleja las condiciones actuales de la mayoría de los sitios de disposición final en la ZMVM.

Los residuos sólidos generados en el D.F. se trasladan a los sitios de disposición final de Santa Catarina y Bordo Poniente.

Contenido de residuos peligrosos en los residuos sólidos

Por desconocimiento del público, deficiencias en la normatividad e infraestructura para manejo de residuos peligrosos, se ha podido identificar la presencia de materiales peligrosos o potencialmente peligrosos en los residuos municipales.

En un estudio coordinado por la DGSU, se determinó la presencia de estos materiales en residuos sólidos transportados a la planta de recuperación de subproductos en San Juan de Aragón, muestreo que se considera representativo de los residuos sólidos generados en la ZMVM.

De este estudio se obtuvieron los siguientes resultados:

- Los envases asociados con productos peligrosos o potencialmente peligrosos representan aproximadamente el 1% del total de residuos generados a nivel municipal. Cabe destacar que si bien es una fracción reducida, en Ciudad de México se esperaría una producción cercana a 120 toneladas de este tipo de residuos.

- Las sustancias remanentes dentro de contenedores representarían, de acuerdo con datos limitados evaluados, el 11% del total de envases de residuos peligrosos. Por lo tanto, se calcula que a Ciudad de México ingresarían al sistema de recolección y transporte de residuos sólidos 13,2 toneladas/día aproximadamente. Esto para los productos en su totalidad y no para sustancias tóxicas.

- Después de la selección en bandas, los envases de residuos peligrosos representan el 0,3% del total. Quiere decir que se tiene una remoción del 70% de estos envases. Esto implica que si todos los residuos generados en Ciudad de México se procesaran en plantas recuperadoras de subproductos, a los sitios de disposición final llegarían 36 toneladas de envases de productos peligrosos o aproximadamente cuatro toneladas de sustancias que contienen compuestos peligrosos.

Se considera que el contenido de residuos peligrosos o potencialmente peligrosos en los RSM se incrementará con el tiempo, aunque no existen bases para establecer la tasa de crecimiento.

En estas condiciones el efecto se incrementa. La contaminación es factible cuando los residuos entran en contacto con estos materiales. En los sitios de disposición final no se prevén condiciones apropiadas para controlar su efecto sobre el ambiente. En los sitios de disposición municipales, por desconocimiento, pueden introducirse residuos potencialmente peligrosos provenientes de industrias, principalmente de las de alimentos y las farmacéuticas.

Además, se identifica la falta de desarrollo de tecnologías adecuadas de costo reducido para el tratamiento de los residuos peligrosos.

Problemas culturales y normativos

El desconocimiento de la problemática asociado al manejo de residuos sólidos, incluyendo los peligrosos, aún por parte de las autoridades, incrementa el potencial efecto ambiental. De igual forma, las deficiencias normativas pero principalmente su falta de aplicación, promueven efectos negativos sobre el ambiente.


6.2 Análisis ambiental

En la ZMVM, la problemática del impacto ambiental originada por el manejo de los RSM está bien identificada. Se recomienda que se opere en forma integral, obedeciendo los estudios de planeación de todos sus componentes sustentados en la evaluación y análisis de alternativas y utilizando metodologías apropiadas a las actuales condiciones de control ambiental. Es necesario establecer un sistema de vigilancia apoyado en infraestructura adecuada que incluya los mecanismos para muestreo, análisis y evaluación de resultados, y esquemas de sanciones efectivos.

Generación

Debe incentivarse a largo plazo, vía impuestos y sanciones, la producción de materiales reusables y reciclables dentro de un esquema de racionalización de los residuos incluyendo reducción y minimización.

Estas acciones deben obedecer a los serios estudios realizados por instituciones de investigación.

Almacenamiento

Informar a largo plazo, en medios de comunicación masiva, principalmente radio y televisión, los problemas asociados al almacenamiento deficiente y las características de selección. 

Recolección y Transporte

Intensificar a largo plazo el sistema de recolección, bajo esquemas eficientes de diseño de rutas y formas de operación, con frecuencias y horarios de atención definidos para minimizar el riesgo de depósito de residuos en tiraderos clandestinos.

Empleo de vehículos de recolección que contengan de forma adecuada los residuos y malos olores para evitar su dispersión.

Todos los nuevos vehículos de recolección y transporte deberán seleccionarse; que sus motores minimicen la emisión de contaminantes a la atmósfera. 

Transferencia

Las estaciones de transferencia a largo plazo deberán diseñarse y construirse para minimizar emisiones de contaminantes al ambiente; semejantes a las instalaciones edificadas recientemente por el GDF. Deberán realizarse campañas permanentes de erradicación de fauna nociva. 

Tratamiento

Se debe intensificar la creación de infraestructura para recuperación y reciclaje de subproductos con el objetivo de reducir el volumen de residuos que se recibe en los rellenos sanitarios. Es necesario establecer un programa para evaluar procesos de tratamiento que disminuyan el volumen y reduzcan los efectos contaminantes de los residuos. Debe estudiarse la factibilidad de incineración con sistemas de control de emisiones a la atmósfera.

Disposición final

Por ser el factor de mayor importancia en impacto al ambiente, el manejo integral de residuos sólidos y los sitios de disposición final deben ser seleccionados, diseñados y operados bajo estrictas normas de seguridad.

Es conveniente destacar en este punto que uno de los fundamentos del ejercicio prospectivo para el manejo de residuos sólidos es el aspecto de sustentabilidad. Esto implica que el desarrollo de actividades de una zona o región determinada, incluya aspectos relacionados con los efectos ambientales que puedan originarse. Es necesario que en desarrollos urbanos, como los que se identifican en varias delegaciones políticas del D.F., se contemplen procesos de mayor eficiencia en reducción del volumen de residuos para evitar impactos ambientales severos.

Debe establecerse un programa permanente para selección de sitios basado en el estudio de sus condiciones físicas y evaluaciones serias de impacto ambiental. Deben sobreponerse los criterios técnicos a los políticos y sustituirse los tiraderos en zonas no adecuadas por rellenos sanitarios apropiados.

Los rellenos sanitarios deberán contar con sistemas adecuados para la captación y tratamiento de gases y lixiviados que se generen. Debe darse especial atención al aprovechamiento de biogás generado en los sitios de disposición final clausurados.

Debe fortalecerse una infraestructura que permita establecer programas permanentes de monitoreo en los sitios de disposición final, así como en los demás componentes del sistema de manejo integral de residuos sólidos para controlar los impactos sobre el ambiente.

De comprobarse que los sitios de disposición final originan efectos negativos al ambiente, debe procederse a su modificación en caso de ser factible o a su clausura definitiva al margen de problemas sociales y políticos.

Deberá existir un programa definido que cuente con recursos para realizar actividades de saneamiento y clausura de tiraderos contemplando su destino final, en especial en las áreas verdes recreativas.

Sin eludir la responsabilidad de que cada municipio o delegación política debe resolver su problemática en forma individual, es conveniente evaluar la posibilidad de establecer convenios intermunicipales para construcción y operación de rellenos sanitarios regionales. 

Residuos peligrosos o potencialmente peligrosos

Aunque éste es el tema central de análisis del capítulo siguiente, se consideró conveniente plantear aquí algunas acciones que minimicen la problemática del manejo de residuos peligrosos o potencialmente peligrosos conjuntamente con RSM. En este sentido, se sugiere incrementar la infraestructura de tratamiento en la ZMVM; ofrecer a los generadores de residuos soluciones de costo accesible. Es necesario que éstos identifiquen sistemas de tratamiento para sus residuos potencialmente peligrosos.

Se recomienda promover y evaluar bajo estrictos esquemas operativos la concesión de las diversas etapas involucradas en el manejo de residuos sólidos, incluyendo la disposición final.

6.2.1 Responsables de acciones correctivas

Una vez identificadas las acciones para prevenir el deterioro ambiental que pueda originarse por el manejo inadecuado de residuos sólidos, se proponen las instituciones responsables de coordinar o llevar a cabo dichas acciones. A continuación se presentan algunos de los principales aspectos considerados; es necesario asociarlos tanto con la problemática observada como con las opciones de solución propuestas.

Generación

Se considera recomendable realizar estudios de investigación para determinar las ventajas y desventajas en la utilización de los distintos materiales en función de sus efectos sobre el ambiente. Estos estudios deberán canalizarse hacia instituciones de educación superior e institutos de investigación. Todas las actividades deberán estar coordinadas por la SEMARNAP a través del Instituto Nacional de Ecología.

Con los resultados de estas investigaciones, el INE podrá sustentar la toma de decisiones en cuanto al apoyo o restricción de producción y comercialización de diversos materiales. La tarea de promover el uso de materiales con menor efecto ambiental cuando éstos se conviertan en residuos, corresponderá a la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (SECOFI) que también deberá atender las necesidades regionales de la ZMVM.  

Almacenamiento

Es conveniente que se lleven a cabo campañas de información general sobre los beneficios y desventajas asociados con el almacenamiento de residuos sólidos en casas-habitación, comercio y oficinas. Esta campaña enfatizaría la necesidad de contar con recipientes tapados y bolsas plásticas de un volumen que no permita el desbordamiento de sólidos o fluidos. Estaría a cargo de la Secretaría de Salud.

En este aspecto existe otro nivel de aplicación de recomendaciones para almacenamiento de residuos sólidos en los sitios que se generan. Las características adecuadas de un contenedor dependerán del volumen de residuos generados, frecuencia de recolección, condiciones ambientales y características propias de los residuos. Por lo tanto, se considera necesario que los sistemas de aseo urbano, tomando en cuenta las características de recolección, proporcionen información específica a los usuarios que será diferente para los distintos sectores que cubra este servicio. La posibilidad de información más viable sería a través de material impreso distribuido en las diversas secciones de la entidad federativa. Esta acción estaría a cargo de las delegaciones en el caso del D.F. y de los municipios en el Estado de México. 

Recolección

La recolección juega un papel predominante cuando se desea que los residuos sólidos lleguen a una disposición final adecuada. En la mayoría de los casos, las autoridades delegacionales y municipales intentan cubrir prácticamente todos los servicios de recolección. A menudo éstas no cuentan con infraestructura adecuada para lograr sus objetivos.

Será entonces responsabilidad de estos niveles de gobierno, apoyados en programas de tecnología adecuada, la creación de nuevas rutas de recolección. Es evidente que el incrementar la cobertura del servicio y tornar la recolección en un sistema eficiente, no sólo depende de definir rutas y contar con vehículos en buen estado, sino que también debe contemplarse el pago adecuado a operadores y equipos de apoyo, así como concientizarlos para que realicen estas tareas de manera efectiva.

Considerando que los niveles operativos en el sistema de recolección requieren asesoría para seleccionar los equipos en forma más eficiente en el transporte de residuos hasta los sitios de transferencia o disposición final, se recomienda que se realicen estudios de investigación y se proporcionen las mejores opciones disponibles en el mercado. Esta tarea deberá ser realizada por la DGSU en el caso del D.F. y por la Secretaría de Ecología en el Estado de México.

En la ZMVM también se consideró el impacto ambiental que originan las emisiones de contaminantes atmosféricos; la operación de motores de los vehículos de recolección y transporte. Se recomienda que la Secretaría del Medio Ambiente en el caso del D.F. y la Secretaría de Ecología en el caso del Estado de México, definan las mejores opciones en este sentido y que éstas se presenten a las autoridades delegacionales y municipales para su observación. 

Estaciones de transferencia

En los municipios de la ZMVM se identificó la tendencia orientada a que cada municipio cuente con su propio sitio de disposición final. No existe ninguna observación en contra de esta práctica aunque es posible que se puedan establecer rellenos sanitarios regionales que sirvan a distintos municipios. Esto implica que en la mayoría de los casos no serán indispensables las estaciones de transferencia. Sin embargo, en caso que fuese necesario tenerlas, éstas deberán construirse basadas en una tecnología que disminuya, y en condiciones óptimas, elimine la emisión de contaminantes al entorno ambiental. La ubicación de sitios para estaciones de transferencia se coordinará a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la ZMVM. En el caso de los municipios del Estado de México, es conveniente que la Secretaría de Ecología establezca las condiciones para la construcción de éstas cuando sean necesarias. En el caso del D.F., el actual esquema operativo se considera adecuado; la DGSU proyecta y supervisa la construcción de estaciones de transferencia evitando emisiones al ambiente.

Para este efecto deben efectuarse campañas de erradicación de fauna nociva en las estaciones de transferencia. Los aspectos operativos de estas campañas estarían a cargo de las delegaciones. Las recomendaciones y supervisión, a cargo de la Dirección General de Servicios Urbanos en el D.F. y de la Secretaría de Ecología en el Estado de México.

Tratamiento

Se considera de suma importancia que el Departamento del D.F. y la Secretaría de Ecología del Gobierno del Estado de México reactiven y den seguimiento a estudios que permitan la evaluación de diversas opciones de tratamiento que tiendan a disminuir en forma significativa los requerimientos de disposición final. Por lo tanto, es necesario que se continúe con la evaluación de procesos que disminuyan al máximo el volumen de residuos a disponer. Es evidente que todas estas consideraciones deberán tomar en cuenta el control de emisiones de contaminantes atmosféricos.

Es recomendable que se continúe e intensifique el establecimiento de instalaciones para recuperación y reciclaje de subproductos contenidos en los residuos. Se sabe que ésta es una práctica que sólo prosperará con subsidios gubernamentales ya que la comercialización de subproductos en condiciones adecuadas no permite en muchos casos la recuperación económica completa. Se recomienda por lo tanto que se identifiquen mecanismos que incluyendo incentivos fiscales y algunas otras formas de apoyo, permitan la participación de la iniciativa privada en estas tareas. 

Disposición final

Como ya se comentó, la disposición final de residuos sólidos, adecuada o inadecuada, es el factor con mayor influencia en el impacto ambiental. Se consideran por lo tanto varias acciones de solución y las entidades que deben realizarlas. Se recomienda que los estudios para seleccionar sitios óptimos para el establecimiento de rellenos sanitarios se lleven a cabo en forma efectiva y eficiente con el espíritu de demostrar la posibilidad de su desarrollo. También la necesidad de ubicar estos sitios fuera de los límites de las entidades federativas.

Para la ZMVM, la ubicación de sitios para disposición final se coordinará a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de dicha repartición. Los estudios para la selección de sitios deberán realizarse con la participación coordinada de la DGSU, la Secretaría de Ecología del Estado de México y autoridades municipales.

Todos los estudios de selección de sitios y diseño de rellenos sanitarios deberán prever la minimización o eliminación de efectos ambientales. Por lo tanto, deberán realizarse estudios geohidrológicos, climatológicos y socioeconómicos en las diferentes regiones de la ZMVM que sirvan de base para dichos estudios.

Es necesario que la selección de los lugares más adecuados para disposición final obedezca esencialmente a consideraciones técnicas y se limite al máximo la influencia política. En muchos casos los políticos no toman en cuenta los daños a futuro originados por disposición inadecuada de residuos. Se recomienda que para los diseños ejecutivos de rellenos sanitarios se contraten empresas de ingeniería especializadas.

Toda operación de relleno sanitario deberá contar con programas de monitoreo permanente a cargo de la Dirección General de Servicios Urbanos en el D.F. y de la Secretaría de Ecología en el Estado de México.

Deberá elaborarse un inventario de los sitios de disposición final que se encuentren en operación para identificar aquellos que estén afectando o puedan afectar el entorno ambiental. En caso de identificarse opciones de mejoramiento se procederá a rediseñar el sitio, procurando recursos económicos para el establecimiento de dichas modificaciones y se exigirá la operación en forma efectiva. En caso de no identificarse la solución adecuada, es necesario que las entidades gubernamentales encargadas de estas actividades cuenten con la infraestructura apropiada para realizarlas. Por lo tanto, se recomienda apoyar los programas de toma de muestras y la disponibilidad de laboratorios adecuados para las determinaciones requeridas.

La clausura de sitios de disposición final obedecerá a un proyecto ejecutivo. Dicho proyecto deberá ser realizado o contratado por la Dirección General de Servicios Urbanos o los propios municipios en el caso del Estado de México. Será necesario contar con recursos económicos suficientes para el desarrollo de proyectos de clausura y evitar impactos ambientales de largo plazo.

En la ZMVM, una posibilidad que se considera adecuada para el manejo de residuos sólidos, es a través de convenios intermunicipales o entre municipios y delegaciones políticas. Estos convenios no deben contemplarse como la posibilidad de que cada municipio o delegación cuente con disponibilidad de sitios cuando las presiones sociales y políticas no permitan su instalación en terreno propio. El establecimiento de los convenios se coordinará a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la ZMVM.

a) Residuos peligrosos o potencialmente peligrosos contenidos en los residuos municipales

Existen varios materiales y productos que se utilizan en forma normal en casas- habitación, comercio y oficinas. Por su potencial peligro a la salud y al ambiente están catalogados como peligrosos de acuerdo a la normatividad vigente, tanto nacional como internacional. Entre los más comunes se cuentan los blanqueadores, los biocidas como insecticidas, los raticidas, etc., Además los cosméticos, los solventes, las pilas alcalinas, principalmente las de mercurio, las lámparas fluorescentes, etc.

Tomando en cuenta las características normales de los sitios de disposición final, principalmente en municipios y delegaciones de la ZMVM, se recomienda la exclusión de estos materiales en dichos sitios. Por lo tanto, se ha considerado necesario desarrollar una campaña, apoyada por la infraestructura requerida, para que los materiales sean separados ya sea en los sitios de generación o en las plantas de recuperación de subproductos. Se ha identificado el problema de que una vez separados estos materiales, se tendrá un volumen de residuos peligrosos que de acuerdo con la normatividad ambiental presentarían dificultades para su manejo.

Como conclusión de la problemática descrita; el manejo de residuos peligrosos en la ZMVM, se considera recomendable abordar el problema en dos etapas:

1) Debe desarrollarse la infraestructura necesaria para poder manejar los residuos peligrosos con un mínimo de problemas, incluido su tratamiento.

En esta etapa deberá analizarse la normatividad vigente y adecuarla a las nuevas condiciones operativas involucrando la responsabilidad de autoridades estatales y municipales.

Para esta primera etapa, es conveniente realizar proyectos de investigación sobre el sistema más conveniente de manejo de algunos residuos peligrosos desde el punto de vista de control de contaminación ambiental en relación con la disposición final. En muchos casos el procesamiento recomendado para residuos peligrosos se ha establecido con el propósito de reducir al máximo los riesgos a la salud de los individuos que pudieran entrar e contacto directo con ellos. Sin embargo, estos procedimientos no siempre logran asegurar un efecto mínimo al ambiente, sobre todo si se considera la disposición en rellenos sanitarios adecuados y bien operados.

Será conveniente también definir el sistema más adecuado de captación y separación de estos materiales.

2) Se procurará la separación de estos residuos desde su fuente de generación; las casas-habitación, comercio y oficinas, y hasta en las plantas de recuperación de subproductos.

Esta segunda etapa podrá implementarse con carácter de largo plazo si los objetivos planteados en la primera se cumplen satisfactoriamente. Hasta este momento se prevén como convenientes las campañas de información y el establecimiento intensivo de centros de recepción de estos productos. 

b) Residuos industriales no peligrosos de generación constante

Se recomienda un apoyo decidido para recuperar e intensificar la comercialización y aprovechamiento de residuos industriales no peligrosos de generación constante a través de la denominada bolsa de residuos industriales. Ésta es una actividad que tuvo gran éxito hace aproximadamente 10 ó 12 años y en apariencia sigue vigente pero a un nivel mucho más limitado. En esencia, es un esquema informativo que permite identificar residuos industriales aprovechables en otros procesos, evita su disposición final y permite la recuperación de recursos naturales.

En caso de no existir posibilidad de recuperación y reuso de residuos, se recomienda que los organismos operadores de rellenos sanitarios en la ZMVM, establezcan un esquema simple que permita su disposición en estos sitios. Este sistema puede implementarse a nivel regional; identificar sitios de disposición que tengan capacidad suficiente para recepción de residuos.

Los residuos no peligrosos no provocan problemas severos en los rellenos sanitarios bien operados pero si podrían representar peligro potencial de deterioro ambiental si se manejan en forma inadecuada y se conducen a disposición final sin control.

Si los esquemas son suficientemente ágiles y cumplen con la normatividad ambiental vigente, la recepción de este tipo de residuos puede significar un ingreso adicional directo a las actividades de operación de los rellenos sanitarios. Es evidente que será necesario que periódicamente se compruebe la no peligrosidad de los residuos de acuerdo con lo establecido en los criterios CRETIB.

En cuanto a residuos industriales no peligrosos generados eventualmente, en la actualidad, el GDF a través de la DGSU está capacitado para manejar este tipo de residuos una vez que la Secretaría de Salud o la SEMARNAP haya emitido el certificado de no peligrosidad. Existe la posibilidad de llevar a cabo este manejo mediante un procedimiento de certificación de no peligrosidad a partir del análisis CRETIB en laboratorios certificados.

En este caso la DGSU establece las condiciones para el manejo, transporte y disposición de residuos y supervisa en forma individual que se lleven a cabo correctamente. De acuerdo con la experiencia en el manejo de este tipo de residuos, la DGSU recomienda que su recolección y transporte sea supervisada en forma individual y que se les someta a un proceso de tratamiento con el objetivo no sólo de reducir su potencial peligro contaminante, sino también para eliminar su posible recuperación a través de la pepena y comercialización clandestina.

Las autoridades municipales de la ZMVM, incluyendo las encargadas de los sitios de disposición final, pueden también estar capacitados para aceptar residuos industriales no peligrosos. Sin embargo, no existen mecanismos bien definidos para evaluar estas acciones ni tampoco los reglamentos correspondientes para dicho manejo.

En todo caso, se recomienda que en el D.F. y en los rellenos sanitarios bien establecidos de los municipios de la ZMVM, se definan las condiciones para permitir el ingreso de este tipo de materiales con un esquema relativamente simple y costos razonables para canalizarlos adecuadamente y prevenir impactos ambientales negativos. 

c) Residuos peligrosos o potencialmente peligrosos

De acuerdo con la normatividad vigente, todo lo relacionado con el manejo de residuos peligrosos o potencialmente peligrosos, compete en forma exclusiva al Gobierno Federal a través de la SEMARNAP, y en forma específica a través del INE y PROFEPA.

En muchos casos esta compleja problemática conduce a que los generadores de residuos los maneje en forma inadecuada y los canalice a su disposición final en los sitios menos apropiados para ello, creando así peligros de deterioro ambiental significativos. Si bien este es un problema de aplicación de la normatividad, la realidad indica que se requiere solución inmediata.

La recomendación se orienta a la inclusión dentro de los sistemas de aseo urbano, de la responsabilidad de contar con infraestructura adecuada para realizar o supervisar el manejo apropiado de residuos peligrosos y evitar deterioro ambiental. Por lo tanto, se recomienda que se proceda en forma similar a lo comentado para residuos peligrosos contenidos en los residuos municipales.

6.3 Puntos críticos

1. En la ZMVM, el principal problema ambiental asociado con el manejo de residuos sólidos es la disposición final de éstos. Son materiales presentes en la vida cotidiana pero pueden originar problemas ambientales cuando se les retorna al ambiente en forma inadecuada. La gran mayoría de los sitios de disposición final se manejan como tiradero a cielo abierto sin protección, originando potenciales problemas de contaminación ambiental. Sin embargo, se considera que varios de los factores asociados con las demás etapas que incluye el manejo integral de residuos tienen impacto, en mayor o menor escala, sobre la disposición final.

2. Se considera fundamental el establecimiento de una tecnología adecuada para el manejo de los residuos. Sin embargo, la normatividad ambiental vigente no se aplica en su totalidad ni con la debida precisión, factor que permite el aumento significativo de los problemas ambientales.

3. La recolección deficiente de residuos sólidos generados por la población conduce a su disposición en sitios inadecuados. Probablemente, éste es uno de los mayores problemas con que se enfrenta la población alrededor de los grandes centros urbanos. En general, es un aspecto que las autoridades delegacionales y municipales tratan de cubrir en su totalidad. Sin embargo, la carencia de recursos económicos provoca que esta actividad no sea todo lo efectiva y eficiente que debiera ser.

4. En este mismo aspecto de transporte de residuos, se identifica un efecto negativo indirecto originado por la emisión de contaminantes atmosféricos de vehículos con motores de combustión interna. Por lo general el parque vehicular, por falta de financiamiento para su renovación y mantenimiento, presenta condiciones de obsolescencia y mal estado mecánico.

5. El problema principal se identifica en los sitios de disposición final, tanto en los municipios del Estado de México como en el D.F.

6. En 1982, el sitio de disposición final Santa Catarina inició su operación como tiradero a cielo abierto. A partir de 1985, comenzó a operar de manera controlada; el Departamento del D.F., a través de la DGSU, implementó diversas medidas para mitigar los impactos al medio ambiente, disminuir los riesgos y alargar su vida útil. Se aplicaron acciones de captación de biogás y lixiviados, así como la colocación de geomembranas en las zonas o frentes de trabajo. Sin embargo, la vida útil de este sitio está limitada y se recomienda su clausura para evitar riesgos.

7. Respecto a los municipios del Estado de México, se identificó que la casi totalidad de sus sitios de disposición final presentan condiciones inadecuadas y son un peligro potencial de contaminación ambiental.

8. Finalmente, se destaca que los residuos especiales, aquéllos que no deben ser recolectados por el sistema de aseo urbano, tanto peligrosos como no peligrosos, no cuentan con procedimientos adecuados para su manejo. En algunos casos los costos para su tratamiento y disposición son elevados en extremo. Existe la tendencia a depositarlos de forma clandestina en los sitios más inapropiados con el consecuente peligro para el medio ambiente.

6.3.1 Políticas, estrategias y acciones

1. Perseguir la observancia eficiente de la legislación ambiental vigente. Se identifican acciones específicas:

- Crear la infraestructura necesaria para poder evaluar sitios de disposición final actualmente en operación; modificarlos o proceder a su clausura definitiva en caso que se identifiquen problemas de afectación ambiental. Dotar de recursos, tanto para los estudios mismos como para acciones de clausura. Evidentemente deberá contarse con sitios alternativos adecuados. Revisar la normatividad ambiental vigente, contemplando con mayor definición las posibilidades de que los sistemas de aseo urbano puedan manejar residuos especiales, tanto no peligrosos como peligrosos. Esta acción se considera factible de realizar en dos etapas:

a) Desarrollar la infraestructura necesaria para poder manejar sin problemas ambientales los residuos peligrosos, incluyendo su tratamiento y disposición final. En esta etapa deberá analizarse la normatividad ambiental vigente y adecuarla a las nuevas condiciones operativas involucrando la responsabilidad de autoridades estatales y municipales. Durante esta misma etapa, es conveniente realizar proyectos de investigación sobre la mejor forma de manejar algunos residuos peligrosos desde el punto de vista de control de contaminación ambiental en relación con la disposición final. (En muchos casos, el procesamiento recomendado para residuos peligrosos se ha establecido con el propósito de reducir al máximo los riesgos a la salud de individuos que pudieran entrar e contacto directo con ellos. Sin embargo, estos procedimientos no siempre pueden asegurar que el efecto al ambiente se minimice, sobre todo si se considera la disposición en rellenos sanitarios adecuados y bien operados). Será conveniente también definir el sistema más adecuado para captación y separación de estos materiales.

b) Procurar la separación de residuos sólidos en las fuentes de generación; casas-habitación, comercio, oficinas y plantas de recuperación de subproductos. Esta segunda etapa podría iniciarse dentro de unos tres años si los objetivos planteados en la primera se cumplen satisfactoriamente. Hasta este momento se prevén como convenientes las campañas de información y el establecimiento intensivo de centros de recepción de estos productos.

2. Incrementar la infraestructura apropiada para disposición final. Se requiere continuar apoyando el desarrollo de estudios orientados a identificar nuevos sitios adecuados para este efecto.

3. Reducir el volumen de residuos a disponer, contemplando siempre la modificación de sus características para que resulten menos agresivos al ambiente. Se identifican las siguientes acciones específicas:

- Incentivar a nivel nacional la utilización de materiales para envase y embalaje de vidrio o plástico que puedan ser reutilizados y reduzcan la explotación de recursos naturales y el volumen de residuos que van a disposición final.

- Incrementar centros de acopio y recuperación de subproductos aún en condiciones económicas desventajosas.

- Intensificar estudios que permitan aplicar procesos de tratamiento cuya implementación en desarrollos urbanos importantes se considere conveniente.

4. Elaborar un inventario ambiental de sitios de disposición final actualmente en operación que permita identificar aquéllos que están afectando o puedan afectar el entorno ambiental. Identificar opciones de mejoramiento y rediseño del sitio, procurándose financiamiento para establecer dichas modificaciones y exigir la operación en forma efectiva. De no identificarse solución adecuada, proceder a la clausura de estos sitios limitando las presiones de tipo político. Dotar a las entidades gubernamentales pertinentes de infraestructura necesaria para realizar estas funciones. Por lo tanto, se recomienda la dotación de laboratorios adecuados para las determinaciones requeridas.


bbull.gif (150 bytes) 7. Area de Salud

7.1 Los residuos sólidos y las enfermedades

Residuos municipales

Los agentes etiológicos causantes de enfermedades pueden ser transportados por medios mecánicos o por vectores; moscas, cucarachas, piojos, pulgas y roedores. Los microorganismos pueden transmitirse no sólo a través de las partes externas de los vectores sino también a través del vómito, heces o fluidos de los mismos. Estos agentes incluyen a todos los grupos patógenos; virus, bacterias, hongos y parásitos. Se ha comprobado la transmisión mecánica del virus de poliomelitis, hepatitis, salmonella, shigela, estafilococo, espergillus, amebas, helmintiasis, tifo, fiebre recurrente, yersinia pestis, ricketsias y cólera. Los variados problemas que origina la gestión inadecuada de los residuos sólidos repercuten en la salud de la comunidad. Además, pueden mencionarse el deterioro del suelo y la contaminación de las aguas subterráneas y superficiales. Es también grave la generación de emisiones; da lugar a la contaminación atmosférica y afecta al sistema respiratorio de la comunidad expuesta a los humos generados por su combustión (algunas veces por autocombustión de residuos y otras porque se les quema para reducir su volumen). Otras consecuencias de la gestión inadecuada de los residuos son la generación de olores molestos, de roedores, de insectos y animales domésticos que se comportan como agentes portadores de enfermedades. Por último, las partículas de polvo, papeles y plásticos en el sitio de disposición y sus alrededores.

La falta de control y tratamiento adecuado durante la disposición final de residuos sólidos permiten la generación de fluidos que ocasionan contaminación; éstos terminan su recorrido en cuerpos de aguas superficiales o subterráneos. Aguas que pueden ser fuente de abastecimiento para alguna comunidad o simplemente utilizarse para pesca y agricultura cuyos productos serán consumidos por otras poblaciones con el riesgo consiguiente de contraer enfermedades. Esta situación también se relaciona con el nivel cultural de la población y sus condiciones de salud, el entorno físico y el nivel de atención y tratamiento médico disponible. Estos factores pueden contribuir a agravar riesgos y ocasionar en muchos casos, la muerte de algunos miembros de la comunidad.


Residuos industriales y hospitalarios

Los residuos industriales están compuestos por sustancias de variadas características químicas y propiedades físicas. Su adecuado manejo dependerá en cada caso del tipo de éstos. Hay una alta probabilidad de ocurrencia de desastres cuando los residuos contienen materias que por poseer características especiales generan riesgos de accidentes, daño a personas o al medio ambiente. De estas características se mencionan las siguientes: explosivas, comburentes, inflamables, irritantes, tóxicas, cancerígenas, corrosivas e infecciosas. Además deben mencionarse las liberadoras de: gases inflamables en contacto con el agua, de humo ácido en contacto con el aire o agua, gases tóxicos en contacto con el aire o agua y las radiactivas. Existe evidencia epidemiológica que los residuos de hospitales y establecimientos afines juegan un importante papel en la transmisión de los virus del SIDA/VIH y hepatitis B ó C (BVH) a través de lesiones causadas por agujas hipodérmicas contaminadas con sangre humana. El grupo de mayor riesgo está compuesto por los trabajadores de la salud; enfermeras, empleados de hospitales y operarios que manejan residuos, tanto al interior como exterior de instituciones hospitalarias, incluyendo a los segregadores (pepenadores).

Con relación a factores de riesgo químico se han identificado algunos agentes que predisponen la generación de enfermedades (tabla 7.1).


Tabla 7.1
Efectos en la salud según órgano afectado y agente causal

Organo o sistema Efectos en la salud Agente químico
Sistema nerviosos Encefalopatia, degeneración
axónica narcosis, convulsiones, efectos
piramidales.
Disolventes orgánicos, monoxido de carbono metales pesados, plaguicidas
Hígado Colestasis, lesión hepacelular, cirrosis,
esteatosis, carcinoma, hepatocelular
Bifemilos policlorados, disolventes orgánicos, metales pesados, silicatos, nitratos orgánicos
Riñón Disfunsión renal aguda y crónica Hidrocarburos, metales pesados, silicatos, plaguicidas, compuestos arsenicales.
Cardio Vascular Arritmias cardiacas, enfermedad coronárea y de arterias periféricas, hipertensión,lesión miocárdica Propelentes, disulfuro y monoxido de carbono, metales pesados, silicatos, nitratos orgánicos
Organos reproductivos Transtornos menstruales, infertilidad, aborto espontáneo, mortinato, malformaciones congénitas, efectos postfecundación Metales pesados, disolventes orgáncos, anilinas, monóxido de carbono, plaguicidas, bifenilos, policlorados, gases anestésicos


Vectores

Los procesos de degradación de los residuos sólidos municipales están mediados por organismos (vectores) que se identifican como fauna nociva por su capacidad para trasmitir enfermedades. Los sitios con mayor presencia de vectores están relacionados con sitios de acumulación de RSM ocasionalmente peligrosos. En la tabla 7.2, se ilustra la vinculación de vectores de enfermedades por exposición a residuos sólidos.


                                                                               Tabla 7.2
                                         Vectores de enfermedades por exposición a residuos sólidos

Vector Enfermedad Vector Enfermedad
Mosca común Fiebre tifoidea
Salmonellosis
Shigelosis
Disentería
Diarrea infantil
Mosquitos Paludismo
Dengue
Tripanosomiasis
Encefalitis viral
Fiebre amarilla
Cucaracha Cólera
Fiebre tifoidea
Disentería
Lepra
Intoxicación alimentaria
Gastroenteritis
IInfecciones intestinales
Ratas Peste bubónica
Rabia
Ricketsiosis vesiculosa
Disentería
Leptospirosis
Enfermedades diarréicas
Fiebre de Harverhi

Fuente: OPS/OMS. Análisis sectorial de residuos sólidos en México 1996


7.2 Residuos sólidos y salud en México y la ZMVM

Los daños a la salud se identifican como enfermedades reconocidas. Como ya se mencionó, algunas de éstas se relacionan directa o indirectamente con factores de riesgo ambiental, como lo es la gestión inadecuada de residuos sólidos . Del "Análisis Sectorial de Residuos Sólidos en México" realizado por OPS/OMS, AMCRESPAC, INE/DGMAR y SSA en 1996, se entregan las siguientes conclusiones del Análisis del Área de Salud, complementadas con información recolectada en el presente Análisis Sectorial.

Basados en la información obtenida, se puede concluir que a nivel nacional existen deficiencias en los registros y estudios para identificar la influencia de los factores de riesgo ambiental en general, y en particular, los relacionados con residuos sólidos en la salud de grupos específicos de la población. Sin embargo, para efectos del Análisis Sectorial, tanto a nivel nacional como en la ZMVM, en las estadísticas de morbilidad y mortalidad de la población en general, se identifican enfermedades infecciosas (causas seleccionadas) que pueden evitarse con un saneamiento ambiental adecuado que incluya la gestión apropiada de residuos sólidos (tabla 7.3 y figura 7.1). Estos datos permiten examinar sólo indirectamente la problemática del Sector y su relación con la salud en la zona metropolitana.

Tabla 7.3
Tasas de mortalidad poblacional general por causas seleccionadas
México 1993-1994

Enfermedad Tasa
Infecciones e infestaciones intestinales 14,96
Infecciones de vías respiratorias 2,90
Hepatitis viral 0,74
Intoxicación alimentaria bacteriana 0,35
Cólera 0,21
Infecciones de la piel 0,18
Rabia 0,02

Fuente: OPS/OMS. Analisis sectorial de residuos solidos en México 1996
Tasas por 100,000 habitantes



Las causas seleccionadas son: las infecciones e infestaciones intestinales, las infecciones de vías respiratorias, la hepatitis viral, la intoxicación alimentaria bacteriana, el cólera, las infecciones de la piel y la rabia. A nivel nacional, como se ilustra en la tabla 7.3 y figura 7.1, estas causas presentan tasas de mortalidad poblacional general de 14,96, 2,90, 0,74, 0,35, 0,21, 0,18 y 0,02 respectivamente.

En relación con la ZMVM, la DGSU/DDF realizó un estudio microbiológico de cadenas de transmisión. Éste permitió vincular la presencia de cucarachas (periplaneta americana) como vector de vibro cholera 01 enterotoxigénico. Como ya se ha mencionado, este vector se identifica como fauna nociva en los procesos de degradación de residuos sólidos municipales.

En las tablas 7.4 y 7.5 se ilustran las tasas de las principales causas de mortalidad en la ZMVM, considerando al D.F. y municipios. Las estadísticas identifican las principales causas de enfermedades infecciosas (causas seleccionadas) en la ZMVM. Se pueden evitar con saneamiento ambiental que incluya la gestión adecuada de residuos sólidos (figura 7.1). En el Estado de México, la tasa de mortalidad por enfermedades infecciosas intestinales es de 19.2. La tasa de mortalidad infantil por la misma causa en el D.F. y en el Estado de México es 156,7 y 450,0 espectivamente. Para el mismo grupo poblacional, las tasas de mortalidad por infecciones respiratorias agudas en el D.F. y en el Estado de México son 63, y 101, respectivamente.


                                                                            Tabla 7.4
                                         Principales causas de mortaliad en la ZMVM, 1991

Causa Tasa DF Tasa Estado de México
Enfermedades del corazón 73,2 37,6
Tumores malignos 51,3 29,5
Accidentes 28,0 28,0
Cirrosis y otras crónicas del hígado 26,9 29,2
Cerebrobasculares 24,2 16,4
Infecciones intestinales* ... 19,2
Afecciones de origen perinatal 22,0 27,9
Diabetes Mellitus 42,4 24,6
Influenza y neumonías 18,9 30,3
Homicidio ... 27,0
Nefritis, síndrome nefrótico y nefrosis 10,4 ...
Anomalías congénitas 9,9 ...


                                                                                Tabla 7.5
                                Principales causas de mortalidad infantil en la ZMVM, 1991

Causa Tasa DF Tasa Estado de México
Enfermedades del corazón 16,2 ...
Afecciones de origen perinatal 1.043,2 1.119,9
Accidentes 35,1 68,0
Infecciones intestinales* 156,7 450,0
Influenza y neumonías 275,1 679,0
Homicidio ... 22,5
Anomalías congénitas 393,1 312,4
Infecciones respiratorias agudas* 63,0 101,1
Septicemia 35,1 44,6
Deficiencias nutrición 31,5 113,9
Bronquitis crónica 16,2 43,7

Fuente : SSA
Tasa por 100,000 habitantes  (*) Causas Seleccionadas


En la ZMVM, a pesar del mejoramiento logrado en condiciones de saneamiento ambiental, se identifica un patrón de morbilidad en el cual predominan las enfermedades infecciosas, las respiratorias agudas, la enteritis y los padecimientos diarreicos (tabla 7.6).

Tabla 7.6
Principales causas de morbilidad en la ZMVM, 1995

Causa Tasa ZMVM
Enfermedades respiratorias agudas (*) 8.279,6
Enteritis y padecimientos diarréicos (*) 2.402,7
Parasitosis intestinal 1.415,9
Amibiasis 875,9
Accidentes por traumatismo 355,5
Fuente: FSSA
Tasa por 100,000 habitantes

 La información de la SSA y de la DGSU incluida en el documento "Relevancia de los Residuos Sólidos Municipales en la Salud Pública" de 1996, registra datos de atención en consulta externa según causa en muestras de segregadores de residuos sólidos municipales en el D.F. (figuras 7.2 y 7.3). En el grupo ilustrado en la figura 7.2, las infecciones respiratorias (36,1%) y las enfermedades diarreicas (12,4%) constituyen las principales causas de atención en consulta externa. En los grupos ilustrados en la figura 7.3, según causa y sexo, se presentan también las infecciones respiratorias y las enfermedades diarreicas como las de mayores casos de atención en consulta externa. Los datos para segregadores de RSM confirman una tendencia semejante a la presentada por la población general de la ZMVM. Esta problemática en torno a las enfermedades infecciosas como principales causas de morbilidad, podrá disminuirse con saneamiento ambiental adecuado que incluya la apropiada gestión de residuos sólidos.

Figura 7.2
Atención en consulta externa según causa en segregadores
de residuos sólidos municipales (%) - México D.F., 1995


Fuentes S.S.A., Dirección de Transferencia y Disposición Final, Dirección General de Servicios Urbanos/D.D.F
Procesos y Análisis: Dirección General de Salud Ambiental/SSA

Figura 7.3
Atención en consulta externa según causa y sexo en segregadores
de residuos sólidos municipales, México, D.F., 1995

Fuentes: S.S.A., Dirección de Transferencia y Disposición Final
Dirección General de Servicios Urbanos/DDF
Fuentes: Dirección General de Salud Ambiental

- A nivel nacional, la educación de la población general en materia de salud ambiental es mínima, limitándose en los niveles educativos elementales a higiene personal y vivienda. En el nivel de secundaria los contenidos se amplían a prevención de enfermedades transmisibles, pero la información en aspectos de salud ambiental, laboral y prevención de riesgos por exposición a agentes nocivos es limitada. La educación sanitaria a poblaciones específicas ha sido también limitada.

- En algunos sitios se presenta el consumo humano de restos de alimentos extraídos de los residuos y también la utilización de éstos para alimentar animales de crianza en general.. El fenómeno se presenta en los sitios de disposición final de residuos municipales que pueden estar contaminados con residuos especiales (hospitalarios) peligrosos, lo cual puede contribuir a mayor daño en la salud afectando la cadena alimenticia. Sin embargo, este problema no se ha sistematizado ni documentado suficientemente ni existen reportes al respecto. De otra parte, la utilización de todo tipo de residuos para la elaboración de compostas implica el riesgo de incluir residuos peligrosos en su composición. Es conveniente también considerar la presencia de residuos de plaguicidas en cultivos comestibles que pueden ser acumulativos.

- A nivel nacional, no existen registros de accidentes o enfermedades laborales para el grupo específico de trabajadores de residuos sólidos. Los registros estadísticos del Instituto Mexicano del Seguro Social, en relación a accidentes y enfermedades del grupo de trabajadores del Sector, sólo citan intoxicaciones agudas en el rubro accidentes. El resto de la patología queda incluida en los datos de enfermedades de trabajo; sólo del 1% con relación a accidentes. La deficiencia del registro de daños es evidente, como también la dificultad para definir poblaciones expuestas a riesgos de accidentes o morbilidad.

- En el país, debido a la necesidad de desarrollar actividades de prevención y control de condiciones riesgosas, han surgido organizaciones de protección civil que registran factores ambientales e industriales para elaboración de planes preventivos en caso de desastre. Sin embargo, estas organizaciones no presentan ninguna actividad en lo referente a RSM.

- En la tabla 7.7, se incluye información de morbilidad y mortalidad por enfermedades diarreicas en la ZMVM.


Fuente : SSA
Tasas por 100,000 habitantes

7.3 Puntos críticos identificados

- Carencia de sistemas de información adecuados y específicos que permitan disponer de
        ésta en lo relacionado con residuos sólidos y salud.

- No existe capacitación sanitaria integral ni políticas educativas sobre el manejo de
        residuos sólidos.

- No existen estudios oficiales ni investigaciones sobre efectos en la salud relacionados con
       el sector de residuos sólidos.

- Carencia de programas de vigilancia epidemiológica en poblaciones expuestas en la
        ZMVM.

- Escasez de profesionales capacitados para realizar evaluaciones de riesgo y efectuar
        cambios cualitativos en el manejo de residuos sólidos.

- No existe una política específica para prevención de desastres ambientales
       antropogénicos ni tampoco estudios en caso que éstos se presenten.

- Carencia de criterios sanitarios en relación con la gestión de residuos sólidos.

- Deficiencia en organización y capacidad de respuesta social e institucional ante
        emergencias y desastres sanitarios y ambientales relacionados con el sector de residuos
        sólidos.


8. Area Socio-Comunitaria

8.1 Características

Tradicionalmente, en la ZMVM los residuos sólidos se han considerado basura; desechos sin valor. El almacenamiento, recolección y disposición final se realizan en en su mayoría de forma asistemática. Sin embargo, cabe señalar que siempre se han practicado actividades de selección y recuperación de materiales reciclables a través de la participación de pepenadores que incorporan lo recuperado como materia prima a los procesos productivos. Para el análisis socio-comunitario del sector residuos sólidos los pepenadores constituyen un factor relevante a considerar.

En nuestro país, la práctica histórica de mezclar o depositar todo tipo de desechos sólidos en un mismo recipiente y después separarlos, antes de su llegada al destino final, ha dado lugar al desarrollo de un sistema de manejo de residuos técnicamente contradictorio y poco rentable en términos económicos. El proceso que conlleva el manejo de residuos, desde su generación hasta el sitio de disposición final, presenta como uno de sus ejes centrales la separación o clasificación para su posterior reciclaje.

Por tradición, las entidades de la ZMVM han invertido recursos para deshacerse de los residuos y destinan parte del presupuesto para su manejo, de tal forma que al incrementarse los volúmenes su costo se torna cada vez más elevado.

Bajo este contexto, se han instrumentado acciones orientadas al reciclaje de residuos fortaleciendo la infraestructura de las plantas para separación mecanizada; esquema de beneficio social y ecológico más que económico.

Por otra parte, en la ZMVM la disposición final de la basura, hasta 1985, se realizó en de tiraderos a cielo abierto seleccionando los subproductos en el sitio, particularmente para el caso del D.F. Esta situación aún predomina en la mayoría de los municipios del Estado de México.

A partir de 1983 y hasta 1985, se clausuraron siete tiraderos a cielo abierto. Se destacan por su importancia Santa Fe, Santa Cruz Meyehualco y Bordo Xochiaca.

Paralelamente a la clausura de los tiraderos, se construyó el relleno sanitario Bordo Poniente que había iniciado su operación en 1985. Cabe destacar que en este sitio se prohibió la pepena. Por otra parte, en 1988, se construyó e inició la operación del relleno sanitario Prados de la Montaña. Los pepenadores del ex-tiradero de Santa Fe se trasladaron a este nuevo relleno sanitario para realizar sus acciones de selección de subproductos de manera controlada. Éste se clausuró en 1994; en la actualidad en ese sitio se realizan trabajos de saneamiento y pastización.

A partir de 1985, la disposición final de residuos sólidos en el D.F. registró un cambio en lo referente al sistema de trabajo en los rellenos sanitarios. Se puso fin al proceso tradicional de separación de residuos en el sitio.

 Respecto al sistema de transferencia, a partir de 1992, se cuenta con instalaciones para el manejo de residuos sólidos más seguras desde el punto de vista ambiental; se incorporan a las estaciones de transferencia conceptos que reducen los impactos ambientales negativos por su operación.

Por lo que respecta a sistemas de tratamiento, a partir de 1994, se incorpora la operación de plantas de selección y aprovechamiento de residuos sólidos. Se fortalece la separación de residuos reciclables y disminuyen los volúmenes a confinar en los sitios de disposición final. En estas instalaciones desarrollan sus actividades los grupos de pepenadores que en el pasado las efectuaban en tiraderos a cielo abierto. Se han registrado avances en su desarrollo social y condiciones laborales.

Estos avances se han logrado por iniciativa institucional y dentro del esquema que prevalece en la ZMVM. Sin embargo, este esfuerzo no ha considerado suficientemente la fase de generación de residuos. La población no se ha incorporado de manera adecuada a la solución del problema desde sus inicios; lo que significa la separación en el domicilio para incrementar el aprovechamiento de la materia orgánica y los residuos reciclables a fin de disminuir el volumen de basura que irá a los sitios de disposición final.


8.2 Análisis socio-comunitario

La comunidad como generadora de residuos

La participación de la población es clave para lograr un mejor manejo de los residuos sólidos. La separación domiciliaria, implementada paulatinamente, debe ser parte de un programa integral que aplicado en forma progresiva coadyuve a prolongar la vida útil de los rellenos sanitarios.

Un sistema de manejo integral de residuos que incluya reciclamiento y reutilización, requiere amplia participación comunitaria y desarrollo de cultura ambiental.

La poca información sobre el tema del manejo de residuos sólidos es una limitante en la mayor parte de la población. Se desconocen las dimensiones reales de los problemas respecto a: volúmenes generados, destino final, formas de procesamiento, problemas ambientales, contaminación del medio ambiente y daño a la salud. El desconocimiento conduce a menor participación.

La población mexicana puede ser participativa especialmente en asuntos que le atañen de manera directa, tal es el caso del manejo de residuos. Como ya se mencionó, a mayor información mayor participación; es necesario informar más a la comunidad. Dicha información debe incluir lo relativo a los aspectos técnicos del manejo, de lo que depende el mejoramiento del ambiente y la salud. También lo relativo a finanzas, de donde derivan los recursos para operación y mantenimiento, y los ingresos que por la venta de materiales reciclables se puedan obtener para financiamiento del propio Sector.


En 1996, la DGSU con la participación de unidades habitacionales, escuelas y oficinas de gobierno, inició un programa piloto de separación de residuos domiciliarios. Para este efecto se presentaron tres tipos de bolsas; orgánicos-verde, sanitarios-naranja y reciclables-transparente. Se utilizan vehículos prototipo especializado con tres compartimientos diferentes.

Debe buscarse un mecanismo para que los residuos separados se comercialicen y el producto recuperado utilizarlo para mejoramiento del sistema. Esto sería un incentivo para que el ciudadano participe más en programas de separación.

En dichos programas se espera mayor participación ciudadana a medida que se vaya conociendo la problemática ambiental que se deriva del sector residuos sólidos y la recuperación monetaria por concepto de venta de material reciclable que previamente ha separado en su domicilio.

La propina en el servicio de recolección

El contacto de los ciudadanos con el prestador del servicio se da principalmente en la fase de recolección. Es esta etapa donde se solicita mayor frecuencia y horarios más apropiados. En algunos casos se paga propina para poder acceder al servicio.

En la actualidad la comunidad paga una tarifa por el servicio. Sin embargo exige mejoras, para lo cual efectúa pago informal de propinas. En ocasiones es voluntaria, en otras aparece forzada y como la única vía de acceso. Se estima que de la población atendida en la ZMVM, el 41% paga propinas.

Establecer tarifa por este servicio, agregándola a otras que la ciudadanía debe cubrir por servicios públicos básicos, parece difícil debido a la crisis actual que afecta al empleo e ingreso. Sin embargo, el pago de propina abre la posibilidad para que una decisión política de este tipo tenga buena acogida a nivel social. La implantación de tarifa debe estudiarse y relacionársele con la calidad del servicio. De este modo puede obtenerse una respuesta positiva por parte de la comunidad.

En la ZMVM, la implantación de tarifa específica para el manejo de residuos (que podría ser diferencial de acuerdo al tipo de fuente y sector social) tendría los siguientes efectos colaterales positivos:

1. Hacer a la ciudadanía partícipe del manejo eficiente.
2. La tarifa sustituye a la propina y este ingreso económico se recuperará para el Sector.
3. Con estos recursos y otros que el Sector puede recuperar por venta de materiales
        reciclables, se favorece la autosuficiencia financiera.

El manejo de residuos sólidos en la ZMVM

La fase de recolección de residuos sólidos que incluye la limpieza de áreas públicas y recolección domiciliaria, constituye un factor relevante en el buen funcionamiento del sistema. El elevado volumen de basura que se maneja; 11.424 ton/día en el D.F. y 9.735 ton/día en los municipios, demuestra las necesidades del Sector para satisfacer la demanda.

En el Estado de México las funciones las realiza cada municipio con camiones propios y vehículos particulares de diferentes tipos y capacidades. La planta vehicular es de 2.550 unidades y el número de empleados asciende a 5.200. En algunos municipios existe vocación rural; sistemas de transporte movido por tracción animal a los que se les entrega el servicio en concesión.

En la ZMVM, la falta de información sobre la problemática que representa el manejo de residuos a todos los niveles, incluyendo el comunitario, es generalizada. Los tiraderos estaban ubicados en lugares alejados de la población pero el acelerado proceso de urbanización en el Valle de México los ha rodeado y en muchos casos han quedado en el centro de los poblados, colonias y barrios. La historia de los tiraderos en los municipios y las condiciones de vida de los pepenadores que en ocasiones viven dentro de ellos, es similar a la ya descrita. En la mayoría de los sitios de disposición final se realiza separación en el lugar mismo.

En el D.F., para eficientar la recolección se abocaron al incremento y modernización del parque vehicular; extendiendo el servicio hacia nuevas áreas y aumentando la capacidad de carga por unidad. Se establecieron rutas de recolección por sector y estaciones de transferencia. Se basaron en un programa de optimización de tiempo y distancia desde los puntos de generación a las estaciones de transferencia y de éstas a los sitios de disposición final.

En el servicio de recolección existe un subsistema de carácter informal. Su función consiste en realizar prepepena de materiales recuperados en la ruta susceptibles de comercializarse. Dichos materiales, una vez acumulados se procede a venderlos en depósitos cercanos a las mismas; en la práctica reduce la eficiencia del recorrido e incrementa los costos de operación.

La situación anterior se presenta también en la fase de barrido manual de calles; los barrenderos utilizan un porcentaje de su tiempo de trabajo en la recolección y separación de residuos desmejorando la calidad del servicio. Aunque este tipo de prepepena se limita a los recipientes, su efecto se incrementa por el número de barrenderos que la practican. En la ZMVM, 19.000 barrenderos aproximadamente participan del comercio de reciclables; les produce ingresos extranómina por concepto de propinas y venta. En el D.F., un estimado de ingresos obtenidos por venta de materiales reciclables en todo el ciclo refleja el problema sectorial descrito.

En el sistema de recolección de residuos sólidos de la ZMVM existen intereses grupales que influyen en su desempeño. Estos grupos argumentan que la separación es necesaria y que la realizan trabajadores voluntarios sin cargo al erario público. Sostienen que los materiales recuperados no tienen mercado y su valor es bajo. Sin embargo, dichos argumentos sólo son válidos para algunos casos específicos y no aplicables a la generalidad del proceso.

Desarrollo social de los pepenadores

El manejo y disposición final de los residuos sólidos es una manifestación del proceso de urbanización que se presenta en Ciudad de México. La calidad y cantidad de éstos ha sufrido importantes cambios. Los primeros tiraderos a cielo abierto surgieron al oriente y poniente de la ciudad. Se constituyeron en lugares propicios para realización de pepena y se incorporaron a ellos familias que viven con y de la basura; ésta es su fuente de trabajo.

La forma de vida de este grupo humano no contó con infraestructura de servicios públicos (agua, luz, drenaje y energía eléctrica). Como resultado de esta situación se produjeron graves problemas de salud, de tipo familiar y comunitarios (promiscuidad, alcoholismo y drogadicción).

La magnitud de la problemática social en estos tiraderos condujo a las autoridades a plantear acciones encaminadas a solucionarlas. Se iniciaron con la clausura y saneamiento de estos sitios. Se construyeron rellenos sanitarios como una alternativa más viable para el manejo de desechos.

A través de la implementación de la técnica de relleno sanitario y concertación con los gremios de pepenadores, fue posible clausurar los tiraderos de Milpa Alta, Bordo Xochiaca, Tlalpan, Tláhuac, San Lorenzo y Santa Fe.

La clausura del tiradero de Santa Fe, localizado en el poniente de la ciudad, demandó la construcción y operación de otro sitio de disposición final; el relleno sanitario Prados de la Montaña (ahí se permitió la pepena controlada). También se construyó la unidad habitacional provisional Tlayapaca para la reubicación de 511 familias de pepenadores.

Durante el proceso de clausura del tiradero de Santa Cruz Meyehualco se constituyeron dos grupos de pepenadores. Uno se estableció en el tiradero Santa Catarina en condiciones insalubres, originando las problemáticas sociales ya descritas. El otro grupo se trasladó a la zona de Santa Fe.

El trabajo del pepenador es una labor realizada en condiciones insalubres, con riesgos de accidentes y enfermedades diversas (respiratorias, amibiasis, infecciones a la piel e intestinales).

A partir de 1988, como paliativo al problema social para este núcleo se desarrollaron programas comunitarios. Se les dio atención de salud, educación, integración familiar y comunal y actividades culturales y recreativas. Estas acciones permitieron comunicarse y acercarse gradualmente a los gremios de pepenadores.

Plantas de selección de residuos sólidos

Al sistema de manejo de residuos ya existente se le dotó de infraestructura complementaria. Después de la clausura del relleno sanitario Prados de la Montaña, en julio de 1994, dos plantas de selección y aprovechamiento de residuos sólidos iniciaron sus operaciones; San Juan de Aragón y Bordo Poniente. A partir de febrero de 1996, inicia su operación la Planta de Santa Catarina. En estas plantas se reubicaron 1.200 pepenadores para separación de subproductos en condiciones adecuadas y bajo lineamientos de seguridad laboral. Este proceso de cambios requirió inducción y capacitación, a la vez demandó la reubicación de viviendas en dos unidades habitacionales construidas en las delegaciones Iztapalapa y Tláhuac.

La organización y operación de las plantas la realizan en conjunto la DGSU y los gremios de pepenadores. El mantenimiento de equipos e instalaciones, recepción de residuos y coordinación general de la planta está a cargo la DGSU. Las tareas de selección, acondicionamiento y comercialización de subproductos la realiza cada uno de los grupos.

Estos gremios se integraron en sociedades mercantiles con el propósito de operar plantas y comercializar subproductos. A la fecha, aún no se ha formalizado la ocupación de las plantas por parte de los gremios de pepenadores; cada uno presenta una problemática particular.

Concertación social

En el Estado de México en los últimos años, a raíz de la clausura de varios tiraderos en municipios de alta densidad poblacional, se ha evidenciado el rechazo a la apertura de nuevos sitios de disposición final. Ningún barrio, colonia o poblado quiere tener en sus cercanías depósitos de residuos y ningún municipio admite que otro los deposite en sus terrenos. La precaria situación de muchos tiraderos origina el rechazo generalizado de la población. Este problema se complica porque además de los ayuntamientos o cabildos, existen otras instancias de gobierno con las que se debe concertar sobre la disposición final. Éstas incluyen autoridades agrarias, ejidales y comunales que en muchos de los casos son propietarios de las tierras.

Un alto porcentaje de sitios municipales de disposición final se encuentran en el límite de su vida útil. Se deben adquirir otros. En la ZMVM en este contexto, existe una diversidad de intereses y grupos sociales con los que es necesario concertar soluciones.

8.3 Puntos críticos

- En la ZMVM, el sistema de manejo de residuos sólidos responde a la práctica tradicional
        de mezclar todos los desechos en un mismo recipiente para después separarlos antes de
        su llegada al sitio de disposición final. Esto implica una enorme utilización de fuerza de
        trabajo.

- El sector de trabajadores de residuos conocidos como pepenadores, continúa realizando
        sus prácticas en diferentes municipios de la ZMVM.

- El manejo de residuos sólidos, desde la recolección hasta su disposición, tiene un costo
        que asume el organismo que tiene la responsabilidad técnica y administrativa de cada una
        de las fases del ciclo; se sacrifica el aspecto económico por los sociales y ecológicos.

- En la fase de recolección, aparte del ingreso que se obtiene por venta de materiales
        reciclables, se suma lo que ingresa por concepto de propinas que pagan los usuarios.

- En la ZMVM el manejo de residuos no es integral ni eficiente.

- La comunidad carece de información sobre la problemática que se presenta en el manejo
        de residuos sólidos.


9. Proyectos prioritarios

Área institucional
Proyecto Plazo de ejecución

Costo

(miles de US$)

Comisión Metropolitana de residuos sólidos para la ZMVM 6 meses-1 año 100
Programa Metropolitano de Residuos Sólidos ZMVM 6-12 meses 500
Sistema Metropolitano de Información sobre Residuos sólidos 1 año 400
Desarrollo de recursos Humanos a Nivel Metropolitano 3 años 300


9.2 Área legal
Proyecto Plazo de ejecución (miles de US$)
Diseño y creación de una comisión metropolitana para el control de los resiudos en la ZMVM 6 meses 100
Ley para la prestación de los servicios del Sistema de Aseo Urbano del Estado de México 6 meses 100
Reformas al Código financiero del distrito Federal 6 meses 100
Programa para la previsión y actualización del Marco Normativo vigente en la región ZMVM, en materia de residuos 6-12 meses 300
Reformas al reglamento para los servicios del Sistema de Aseo Urbano del Distrito Federal 6 meses 100


9.3 Area Técnica
Proyecto Plazo de ejecución Costo (miles de US$)
Inventario de generación y composición de los RSM y peligrosos RSM 1 año RSM 50
Identificación de la variación de la composición física de losresiduos sólidos en las diferentes faces del ciclo RP 2 años RP 1000
Análisis para la identificación de factores que impactan la minimización de los residuos 1 año 100
Estudio para determinar el impacto de los envases y embalajes en la generación de los RSM 6 meses 100
Desarrollo de programas de difusión y concientización para mejorar los sistemas de almacenamiento Permanente 50 al año
Almacenamiento separado de reciclables y no reciclables Permanente 100 al año
Separación de los residuos peligrosos de los no peligrosos y su almacenamiento Curso de 3 días 5/ curso
Estudio de factibilidad de barrido mecánico 6 meses 150
Campaña de concientización para que la población colabore en la limpieza Permanente 100 al año
Evaluación técnica de las actividades desarrolladas por personal asignado al barrido manual 6 meses 50
Programas de adquisición y sustitución del parque vehicular 18 meses 2000
Establecer programas de recolección especializada de RSM 1 año 300
Análisis de factibilidad para la recolección nocturna 3 meses 30
Análisis para la recolección intermunicipal o regional 6 meses 100
Análisis de factibilidad para la recolección de residuos peligrosos municipales 1 año 150
Análisis de factibilidad para la recolección selectiva 1 año 100
análisis de factibilidad para la ubicación de centros de acopio y transferencia de resiudos sólidos y peligrosos 1 año 100
Análisis de factibilidad para la ubicación de estaciones de transferencia de los RSM 1 año 400
Análisis de factibilidad para instalar sistemas de separación en las estaciones de transferencia 1 año 100
Evaluación técnica económica de reciclaje en fuente y en planta 6 meses 100
Estudio para determinar la factibilidad de los diferentes sistemas de tratamiento 1 año 400
Estudio sobre la oferta y demanda de subproductos reciclables 6 meses 50
Estudios de factibilidad para la ubicación del Sistema Integral de Manejo de Residuos Industriales (SIMARI) 1 año 400
Reactivar el proyecto de la bolsa de residuos industriales 6 meses 150
Evaluación técnica económica de la operación de las plantas de selección de Ciudad de México 6 meses 150
Prueba piloto para la fabricación de composta a partir de residuos orgánicos 18 meses 300
Análisis de factibilidad para ubicar sitios para la disposición final de los RSM 1 año 400
Identificación de factores técnicos económicos para el control y aprovechamiento de biogas 1 año 200
Identificación de factores técnicos para el control y tratamiento de lixiviados 1 año 200
Estudio para el saneamiento, restauración ecológica y conversión de los tiraderos a cielo abierto a rellenos sanitarios o rellenos controlados 2 años 2500
Diseño de programas para minimizar el ingreso de residuos peligrosos a los sitios de disposición final 6 meses 100
Programa piloto para recuperación de sitios que fueron utilizados como tiraderos sin control 3 años 1500
Análisis de factibilidad de la operación del relleno sanitario con pepena 6 meses 100
Análisis de factibilidad parra la utilización de materiales alternativos para cobertura 18 meses 150
Estudio para determinar la contaminación del subsuelo y acuíferos por los sitios de disposición final 1 año 200
Planeación de un centro de capacitación y adiestramiento en el área de los resiudos sólidos 6 meses 200
Programa de difusión de las acciones de residuos sólidos Permanente 1000/año
Programa de monitoreo en instalaciones de transferencia, tratamiento y disposición final de RSM Permanente 2000/año
Estudio para la determinación de índices de inversión y costos de operación 6 meses 150
Manual de diseño y operación de los SAU 10 meses 200
Estudio para generar índices de operación en los SAU 1 año 200
Manual de procedimientos administrativos de los SAU 6 meses 150
sistematización del inventario de los prestadores de servicios de manejo, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos peligrosos y no peligrosos 3 meses 50
Fomentar la participación de la iniciativa privada en los SAU 1 año 250
Priorizar el manejo, tratamiento y disposición final de los resiudos peligrosos de acuerdo a su impacto al ambiente 2 años 1000
Evaluación técnica económica del control de los resiudos biológico infecciosos 1 año 500
Evaluar el otrogamiento de incentivos para prestadores de servicios que manejan los residuos sólidos y peligrosos 6 meses 100
Determinación de tarifas para los SAU 6 meses 100


9.4 Area económico-financiera
Proyecto Plazo de ejecución Costo (miles de US$)
Sistema de Información de Datos Financieros 10 meses 290
Modelo de Plan de Gestión y Resultados para las Empresas Operadoras 6 meses 80
Diseño del Sistema de Recuperación de Costos para el Servicio de Aseo urbano 8 meses 120
identificación del Mecanismo de subsidios para el Servicio de Aseo urbano 5 meses 50
Estructura y funcionamiento del Fondo de Financiamiento Metropolitano 10 meses 250


9.5 Area ambiental


9.6 Area de salud



9.7 Area socio-comunitaria
Proyecto Plazo de ejecución Costo (miles de US$
Programa de Educación Ambiental 1 año 100
Programa de Separación Domiciliaria de Residuos Sólidos 1 año 800

9.8 Perfiles de proyectos prioritarios

-  Area institucional
-   Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos para la ZMVM.
-   Programa Metropolitano de Residuos Sólidos en la ZMVM.
-   Sistema Metropolitano de Información sobre Residuos Sólidos.
-   Desarrollo de Recursos Humanos a Nivel Metropolitano.


    Area Legal
-   Diseño y creación de una Comisión Metropolitana para control de residuos en la ZMVM.
-   Ley para prestación de servicios del Sistema de Aseo Urbano del Estado de México.
-   Reformas a la Ley de Hacienda Municipal del Estado de México.
-   Reformas al Código Financiero del Distrito Federal.
-   Programa para la previsión y actualización del Marco Normativo vigente en la región de la ZMVM, en materia de
     residuos.
-   Reformas al Reglamento para los Servicios del Sistema de Aseo Urbano del Distrito Federal.

     Area Técnica
-   Inventario de generación y composición de los RSM y peligrosos.
-   Identificación de variación de la composición fisica de residuos sólidos en diferentes faces del ciclo.
-   Análisis técnico-econón-úco para identificación de factores que impactan la minimización de los residuos.
-   Estudio para determinar el impacto de envases y embalajes en la generación de los RSM.
-   Desarrollo de programas de difusión y concientización para mejorar los sistemas de almacenamiento.
-   Almacenan-úento separado de reciclabas y no reciclables.
-   Separación y almacenamiento de los residuos peligrosos de los no peligrosos.
-   Estudio de factibilidad del barrido mecánico.
-   Campaña de concientización para que la población colabore en la limpieza.
-   Evaluación técnica de actividades desarrolladas por personal asignado al barrido manual.
-   Programas de adquisición y sustitución del parque vehicular.
-   Establecer programas de recolección especializada de RSM.
-   Análisis de factibilidad para recolección nocturna.
-   Análisis de factibilidad para recolección intermunicipal o regional.
-   Análisis de factibilidad para recolección de residuos peligrosos municipales.
-   Análisis de factibilidad para recolección selectiva.
-   Análisis de factibilidad para ubicación de centros de acopio y transferencia de residuos sólidos y peligrosos.
-   Análisis de factibilidad para ubicación de estaciones de transferencia de los RSM.
-   Análisis de factibifidad para instalar sistemas de separación en las estaciones de transferencia.
-   Evaluación técnico-econónúca del reciciaje en fuente y planta
-   Estudio para determinar la factibilidad de los diferentes sistemas de tratamiento.
-   Estudios sobre la oferta y demanda de subproductos reciclables.
-   Estudio de factibilidad para ubicación del Sistema Integral de Manejo de Residuos Industriales (SIMARI).
-   Reactivar el proyecto de la bolsa de residuos industriales.
-   Evaluación técnico-económicaca de la operación de plantas de Selección de Ciudad de México Prueba piloto para
     fabricación de composta a partir de residuos orgánicos.
-   Análisis de factibilidad para ubicar sitios para disposición final de los RSM.
-   Identificación de factores técnico-económicos para control y aprovecharniento de biogás.
-   Identificación de factores técnico-económicos para control y tratamiento de lixiviados.
-   Estudio para saneamiento, restauración ecológica y conversión de tiraderos a cielo abierto a rellenos sanitarios o
     rellenos controlados.
-   Diseño de programas para minimizar el ingreso de residuos peligrosos a sitios de disposición final.
-   Programa piloto para recuperación de sitios que fueron utilizados como tiraderos sin control.
-   Análisis de factibilidad de la operación del relleno sanitario con pepena.
-   Análisis de factibilidad para utilización de materiales alternativos para cobertura.
-   Estudio para determinar la contaminación del subsuelo y acuíferos por los sitios de disposición final.
-   Planeación de un centro de capacitación y adiestramiento en el área de residuos sólidos.
-   Programa de difusión de acciones de manejo de residuos sólidos.
-   Programa de monitoreo en instalaciones de transferencia, tratamiento y disposición final de RSM.
-   Estudio para determinación de índices de inversión y costos de operación.
-   Manual de diseño y operación de los SAU.
-   Estudio para generar índices de operación en los SAU.
-   Manual de procedimientos administrativos de los SAU.
-   Sistematización del inventario de los prestadores de servicios de manejo, tratamiento y disposición final de residuos
     sólidos peligrosos y no peligrosos.
-   Fomentar la participación de la iniciativa privada en los SAU.
-   Priorizar el manejo, tratamiento y disposición final de residuos peligrosos de acuerdo a su impacto al ambiente.
-   Evaluación técnico-económica del control de residuos biológico-infecciosos.
-   Evaluar el otorgamiento de incentivos para prestadores de servicio que manejan residuos sólidos y peligrosos.
-   Determinación de tarifas para los SAU.

    Area económico-financiera
-   Sistema de Información de Datos Financieros.
-   Modelo de Plan de Gestión y Resultados para las empresas operadoras.
-   Diseño del Sistema de Recuperación de Costos para el Servicio de Aseo Urbano.
-   Identificación de un Mecanismo de Subsidios para el Servicio de Aseo Urbano.
-   Estructura y Funcionanúento del Fondo de Financiamiento Metropolitano.

    Area ambiental
-   Evaluación ambiental de los sitios actuales de disposición final en la ZMVM.
-   Proyectos de clausura y saneamientos de sitios de disposición final de la ZMVM.
-   Estudios generales para indentificación de zonas adecuadas para el establecimiento de rellenos sanitarios en la
     ZMVM.
-   Desarrollo de proyectos ejecutivos de rellenos sanitarios con criterio metropolitano.
-   Estudio de factibifidad para la recuperación de subproductos contenidos en residuos sólidos.
-   Estudio de factibilidad de incineración de residuos sólidos en la ZN".
-   Estudios para el manejo adecuado de residuos peligrosos en la ZMVM.
-   Estudios de evaluación de envases y embalajes con el objetivo de protección al ambiente y conservación de recursos
     naturales.

    Area de Salud
-   Control de información toxicológica y ambiental.
-   Unidad de tratamiento por daño agudo en servicios de urgencias en el sector salud.
-   Unidad de investigación para afecciones crónicas y efectos a largo plazo.
-   Unidades de remediación para evitar la exposición y afectación a poblaciones humanas.

    Area socio-comunitaria
-   Programa de Educación Ambiental.
-   Programa de Separación Domiciliaria de Residuos Sólidos.

9.8.1 Área institucional

Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos para la ZA"           

Justificación
-  Los resultados del presente análisis sectorial indican que en la ZMVM existe la necesidad de implementar la coordinación interinstitucional de las políticas, planes y programas en relación con los residuos sólidos peligrosos y no peligrosos y debe crearse la instancia que asegure dicha coordinación entre las diferentes instituciones del Sector.

-  La Constitución Política de México establece la recolección, tratamiento y disposición de desechos sólidos como una de las materias específicas que debe atender cada una de las comisiones que se constituyan como órganos de coordinación entre la Federaciór4 las entidades federativas Y los municipios en las áreas metropolitanas.

Objetivo general
-  Crear una instancia que asegure la necesaria coordinación entre las diferentes instituciones del sector en el D.F., Estado
    de México y Ejecutivo Federal para implementar las políticas, planes y programas en materia de residuos sólidos en la ZMVM.

-  Mantener un sistema de coordinación permanente entre las entidades responsables de la prestación de servicios, y de éstas con las entidades de control ambiental en la ZMVM para establecer políticas, estrategias y acciones para el Sector debidamente coordinadas.

    Objetivos específicos
-  Confirmación en la ZMVM de un espquema de interacción interinstitucional que formalice las actividades desarrolladas
-  Fortalecimiento de las unidades dedicadas específicamente a gestión de residuos sólidos en municpios de la ZMVM.
-  Coordinar acciones, compatiblizar sistemas y métodos, adoptar criterios comunes, homologar la normatividad y
    prácticas administrativas en relación a los servicios en la ZMVM.
-  Precisar las responsabilidades que corresponden a cada una de las autoridades del D. F. , Estado de México y
    sus municipios y autoridades federales para la atención del servicio de limpieza en la ZMVM.
-  Acceder a criterios compatibles y procedimientos homologados entre el D.F., Estado de México, Ejecutivo Federal y
    municipios de la zona metropolitana en conformidad con la nonnatividad vigente.

    Logros esperados
-  Se espera que la coordinación de las distintas entidades y unidades involucradas promoverá la consolidación del sector
    en la ZMVM. Esta consolidación permitirá la jerarquización del Sector dentro de las acciones de los gobiernos,
    facilitará particularmente la asignación de partidas presupuestales específicas que permitirán la progresiva mejora de la
    situación actual en el manejo de residuos sólidos urbanos

    Entidad ejecutora
-  Las entidaes ejecutoras más adecuadas para llevar a cabo este proyecto son el Gobierno del D.F., el Gobierno del
    Estado de México y el Ejecutivo Federal (principalmente SEMARNAP, SSA y SEDESOL).

    Plazo de ejecución       Seis meses-un año
    Costo                           US$ 100.000

Programa metropolitano de residuos sólidos en la ZMVM

   Justificación
-  Los resultados del presente análisi sectorial demuestran que por una serie de problemas relacionados con el altísimo
   crecimiento de la población que se asienta en la ZMVM y sin la necesaria dotación de adecuado servicio de aseo
    urbano, principalmente en lo que se refiere a la disposición final, han creado impactos ambientales negativos.
-  En particular se destaca:  a) necesidad de mejorar la eficiencia de los servicios ; b) capacitar al personal del Sector;
    c) programar las inversiones sectoriales necesarias; y d) solucionar los problemas ambientales que ocasionan los
    tiraderos a cielo abierto. Deben establecerse acciones coordinadas entre GDF, el Estado de México y Ejecutivo
    Federal.
-  En algunos municipios del Estado de México no se cuenta con servicio adecuado para disposicion final

   Objetivo general
-  Creación de ámbitos formales de acción y operación coordinada entre el GDF, el Estado de México y
    el Ejecutivo Federal. Establecimiento del marco dereferecnia de acciones con base en su institucionalización.
-  Racionalizar el manejo de residuos sólidos urbanos en la ZMVM para controlar los impactos negativos generados al medio ambiente y salud.
-  Contribuir a la formación de recursos humanos para implementación de acciones que se deriven del estudio Y crear las capacidades técnicas requeridas a nivel de municipios.
-  Elaborar un plan de acción en todas las áreas del servicio cuya aplicación permita mejorar la eficiencia del servicio de limpieza e incrementar así su cobertura.
-  Implementar procesos presupuestarios con el objetivo de establecer un sistema de manejo de residuos que la ZNWM pueda autofmanciar.

Objetivos específicos
-  Ubicación de sitios de disposición final de residuos sólidos considerando soluciones regionales e incluyendo estaciones de transferencia.
-  Saneamiento de sitios de disposición final con problemas ambientales, incluyendo procesos típicos de clausura (cobertura, manejo de lixiviados y blogás y monitoreo de aguas).
-  Mejorar sistemas de almacenamiento y recolección.
-  Formación de recursos humanos en todas las áreas del servicio.
-  Análisis detallado de los costos involucrados en todas las fases del manejo de residuos sólidos.
-  Caracterizar los residuos sólidos generados en toda el área metropo litana.
-  Analizar los costos del sistema de manejo de residuos sólidos en la ZMVM y utilizar los resultados para la toma de decisiones sobre el establecin-úento de tarifas que reflejen los costos reales para lograr la sostenibilidad financiera del sistema. Logros esperados
-  Disponer de un programa maestro integral para manejo de residuos sólidos en la ZMVM con el fin de mejorar la eficiencia en la prestación del servicio y reducir impactos negativos a la salud y rnedio ambiente
   Entidad ejeutora
-  El programa metropolitano deberá elaborarse y ejecutarse a través de la Comisión Metropolitana de residuos Sólidos de la ZMVM

    Plazo de ejecución
-  Para este proyecto se prové una duración de seis a doce meses. Por la extrema prioridad relacionada con la
   disposición final de residuos sólidos en municipios del Valle de México y D.F., se recomenda que se realice a corto
    plazo

   Costo US$ 500.000
Sistema metropolitano de información sobre residuos sólidos

   Justificación
- En la ZMVM  se carece de un sistema de información a nivel metropolitano que integre datos relacionados con
   residuos sólidos. El Sector dispone de escasa información técnica y financiera; esto no permite realizar planificación
   estratégica para establecer indicadores de gestión y regulación. Actualnente, la información sobre ejecución financiera
   del servicio proyectos de inversión no está  sitematizada; se encuentra dispersa entre diferentes organismos y niveles de
   gobierno o simplemente no existe. Esta situación no permite realizar la cuantificación del impacto de inversión en los
   servicios. Además, no permite establecer un plan físico-financiero que responda a los objetivos de modernización del
   sector

   Objetivo general
-  Establecer en la ZMVM un sistema metropolitano de información sobre residuos sólidos que se integre como un
   subsistema del sistema de información ambiental.
-  Diseñar e implantar un subsistema de información técnico y financiera del sector de desechos sólidos que permita
   determinar la ejecución financiera v los respectivos indicadores que contribuyan a realizar el control de gestión
    Objetivos específicos
-   Diseñar y coordinar a través de la Comisión Metropolitana sobre Residuos Sólidos de la ZMVM un sistema
     metropolitano de información sobre residuos sólidos
-   Mantener registro y coordinación pennanente de esta información.
-   Definir interinstitucionalmente, desde el punto de vista de usuarios, entidades prestadoras Y entidades normativas y la
     información que debe producirse de acuerdo a las necesidades de cada una de ellas.
-   Diseñar el sistema metropolitano de información sobre residuos sólidos como parte del Sistema de Información
    Ambiental Metropolitano.
-   Definir el subsistema de información de manera que permita conocer la ejecución financiera del Sector. Diseñar el
    sistema y definir características, usuarios y productos. El sistema tendrá flexibilidad para incorporar y analizar
    información disponible, permitir desarrollo por etapas y su interrelación con otros sistemas de información.
-   Identificar requerimientos de recursos para implantar el sistema y diseñar el proceso de capacitación de usuarios del
     mismo. El proyecto incluirá la aplicación de la capacitación señalada.
-  Establecer un programa de implantación del sistema de información en función de las metas que establezca la Comisión
    Metropolitana de Residuos Sólidos

    Logros esperados
-  El sector, en toda la ZWM, contará con un sistema que integre datos relacionados con residuos sólidos. El subsistema
   de información financiera permiitirá determinar la ejecución en términos de: a) origen de recursos (ingresos propios,
   Gobierno Federal, estatal y municipal, presupuesto ordinarios, operaciones de crédito púbhco); b) aplicación de
   recursos por etapas del ciclo de residuos sólidos (gastos comentes y de inversión y discriminación por componente de
   cada gasto); y c) ejecutor.

    Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe desarrollarse a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos con la
    participación del Gobierno del Estádo de México, el GDF y los municipios.
    Plazo de ejecución           Un año.
    Costo                                US$ 400.000 (incluye equipos y capacitación).

Desarrollo de recursos humanos a nivel metropolitano

  Justificación
-  En la ZMVM el sector de residuos sólidos requiere fortalecer los recursos humanos disponibles, tanto en cantidad
    como en preparación académica a nivel municipal y del D.F. Por lo tanto, se considera necesario el desarrollo de
    recursos hunanos de manera permanente. El fortalecimiento deberá enfocarse tanto a nivel directivo en los municipios
    como a nivel técnico y operacional en toda la zona.
-  El desarrollo del Sector sólo se podrá implementar cuando se cuente con suficiente personal capacitado que tenga
    conocimiento de las diferentes etapas relacionadas con el manejo de residuos sólidos urbanos.

   Objetivo general
-  Fortalecer la capacidad institucional de los recursos humanos del sector.

   Objetivos específicos
-  Capacitar a los profesionales de los municipios a los técnicos y personal operativo que estén a cargo de la operación
    del servicio en toda la ZMVM

   Logros esperados
-  Establecer un grupo de directivos, técnicos y personal operativo que participe en forma activa dentro de las principales
   instituciones del sector para promover los cambios necesarios y atender los programas planteados para mejorar la
    gestión

   Entidad ejecutora
-  La coordinación de este proyecto debe ser realizada por la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la  
    ZMVM

    Plazo de ejecución
-  Para la implementación de este proyecto se ha previsto una duración de tres años, período en el que debe capacitarse
    instructores. Posteriormente deberá darse continuidad a las acciones a largo plazo.
    Costo     US$  300.000

9.8.2  Area Legal

Diseño y creación de una comisión metropolitana para control de residuos en la ZMVM

  Justificación
-  En diciembre de 1992, se suscribió el Convenio Bipartita de Colaboración y Coordinación entre el Gobierno del
   Estado de México y el Departamento del D. F. para la prevención de condiciones que desfavorecen el equilibrio
   ecológico y al medio ambiente y que están afectadas por la problemática que presenta el manejo y disposición final de
   residuos sólidos en diversos municipios del Estado de México. En su inicio, aparece como una buena oportunidad para
   atender problemas comunes en materia de residuos entre ambas entidades federativas; recibió apoyo económico del
   Gobierno Federal, sin embargo y no obstante contar con vigencia permanente, dicho instrumento de coordinación ha
   quedado sin aplicación.
-  Al parecer, conforme al aumento de conurbación entre el D. F. y varios municipios del Estado de México, se hace más
   necesaria la definición y aplicación de políticas y acciones en materia de residuos cuyo objeto sea esa zona conurbada.
   Para ello se requiere la decidida participación de autoridades competentes involucradas de ambas entidades.
-  Dar vigencia real al referido convenio y definitivamente conformar la comisión a que se refiere, podría ser una fórmula
   para lograr lo anterionnente planteado. Sin embargo, será necesario revisar sus contenidos v alcances para ajustarlos a
   las necesidades v posibilidades actuales. Sobre todo, involucrar formal y activamente a las autoridades municipales de
   la región y de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca y la de Desarrollo Social, ambas del
   Gobierno Federal.

   Objetivo general
-  Mantener un sistema de coordinación permanente entre los entes responsables de la prestación de servicios del sistema
    de aseo urbano  en la región de la ZMVM y establecer políticas, directrices y acciones debidamente consensuadas,
    aplicables a la región en esta materia.

    Objetivos específicos
-   Revisión y actualización del Convenio de Colaboración y Coordinación. celebrado entre el Gobierno del Estado de
    México y el del D. F., en materia de manejo y disposición final de residuos sólidos en la zona conurbada entre dichos
    gobiernos.
-  Mantener esquemas de colaboración entre las autoridades del D. F., de municipios del Estado de México y las
    federales para la atención de servicios del sistema de aseo urbano en la región de la ZMVM.
-  Precisar las   responsabilidades que corresponden a cada una de las autoridades involucradas en el sector residuos
    respecto de la   prestación de servicios del sistema de aseo urbano en la región de la ZMVM.
-  Constituir un órgano colegiado regional
   que coadyuve en la definición de políticas, asignación de apoyo económico y elaboración de planes y programas en
    materia de prestación de servicios del sistema de aseo urbano para la zona conurbada que conforman el D. F. Y los
    municipios del Estado de México. Hacer partícipes directos a los municipios de la región de la ZWM de la toma de
   decisiones para el mejoramiento regional de prestación de servicios del sistema de aseo urbano.

   Logros esperados
- Dar atención integral y regional a la prestación de servicios del sistema de aseo urbano en la región y con ello controlar
   los efectos ambientales ocasionados por la disposición final de residuos.

   Entidad ejecutora
-  Comisión especial creada por acuerdo del Gobierno Federal, Gobierno del D.F., Gobierno del Estado de México y
   sus municipios involucrados.    Plazo de ejecución      Seis meses.
   Costo                            US$ 100.000

Ley para la prestación de servicios del sistema de aseo urbano del Estado de México

    Justificación
-  El análisis jurídico efectuado demuestra que la regulación aplicable a los servicios del sistema de aseo urbano en el
    Estado de México es la misma que para cualquier otro servicio público. Dicha regulación está contenida a nivel de ley
    en la Ley Orgánica Municipal y no plantea especificación alguna atingente a características y condiciones de este tipo
    de servicio público
-  Considerando la complejidad de la materia y la necesidad de optar por mejores mecanismos para el manejo de
    residuos, la situación antes descrita pone de manifiesto que debe ampliarse la regulación existente de acuerdo a la
    legislación correspondiente. De esta manera los criterios que se determinen estarán al alcance de cualquier
    municipalidad.
-  Hoy en día, dentro de esta materia existen varias figuras jurídicas, la concesión, la coordinación municipal y el esquema
   de responsabilidades de generadores de residuos. Estas figuras están sujetas a interpretaciones debido a lo genérico de
    las actuales disposiciones legales y a que la actividad reglamentaria de los municipios es demasiado libre; es posible
    encontrar casos en donde inclusive no existen tales reglamentaciones, concretamente en los servicios del sistema de
    aseo urbano. Esta situación requiere ser solucionada; determinar los criterios generales que deben guiar a las
    instituciones Y por supuesto el ámbito de responsabilidad del generador de residuos así como del beneficiario de la
    prestación del servicio.

    Objetivo general
-  Crear e implementar el instrumento jurídico base para la prestación de serivicios del sistema de aseo urbano que sirva
    de guía y control, tanto para la acción de la instituciones responsables de la prestación como para los generadores de
    residuos y beneficiarios.

    Objetivo específicos
-  Formalizar la existencia del sector residuos dentro de la administración pública municipal.
-  Defnir el ámbito de facultades del estado Y los municipios en materia de residuos
-  Adaptar las figuras jurídicas de concesión, coordinación institucional y planeación de características para la prestación
    de servicios del sistema de aseo urbano;
-  Definir categóricamente el concepto de servicios del sistema de aseo urbano y establecer con precisión las fases que le
    componen; éstas caen dentro del ámbito de responsabilidad de la autoridad municipal, Establecer la regulación
    específica para cada una de las fases que componen la prestación de servicios del sistema de aseo urbano;
-  Determinar los derechos y obligaciones tanto de generadores de residuos como de beneficiarios de la prestación de
    servicios del sistema de aseo urbano;
-  Crear mecanismos de defensa de los derechos de los beneficiarios de la prestación de servicios del sistema de aseo
    urbano y también para participación social en el diseño y aplicación de políticas s acciones administrativas para
   eficientar la prestación
-  Involucrar la variable ambiental en cada una de las fases de la prestación de servicios del sistema de aseo urbano;
-  Deteminar los criterios generales aplicables al Sector, sobre todo respecto de los intereses que deben tutelarse, el
   desarrollo institucional y la eficiencia en la prestación del servicio
-  Dotar de atribuciones específicas a la autoridad municipal para autorizar tarifas en el caso de servicios concesionarios y
   también intervenir en el control del mercado de servicios relacionados con el manejo de residuos con la fmalidad de
   mejorar su prestación.

  Logros esperados
- Contar con un instrumento jurídico emitido por el Poder Legislativo donde se uniformen criterios y determine la
   regulación básica en el ámbito municipal para la prestación de servicios del sistema de aseo urbano.

    Entidad  ejecutora
-  Comisión especial constituida por acuerdo de las Secretarías  General de Gobierno, Ecología, Desarrollo Urbano y
    Obras Públicas e Instituto de Salud; todas ellas dependencias del Gobierno del Estado de México.
-   Además se sugiere la participación, posiblemente en período de consulta, de autoridades competentes de los
     municipios y el D. F., sobre todo las relacionadas con la prestación de servicios del sistema de aseo urbano.

    Plazo de ejecución        Seis meses
    Costo                            US$   100.000

Reformas a la ley de Hacienda Municipal del Estado de México

   Justificación
-  La revisión de la legislación del Estado de México, en relación al sector residuos, permite identificar la carencia de
   atribuciones de los municipios para cobrar por la prestación de servicios del sistema de aseo urbano.  Esta situación
   permite comprender la inexistencia de infraestructura suficiente para asegurar la debida prestación y el poco interés
   institucional que genera. Aparentemente, por la carencia de un esquema de financiamiento vía beneficiarios del servicio,
   resulta innecesaría la participación de órganos municipales y estatales competentes para conducir la plantación o
   supervisar ejercicios presupuestales aplicados a este rubro. A diferencia, otros servicios reclaman la participación de
   diferentes dependencias del gobierno. Por ejemplo, los de estacionamientos y del agua potable y drenaje; su prestación
   está sujeta a evaluaciones de calidad.
-  Esta circunstancia, aunada a las características del servicio (especialización técnica, demanda generalizada v
    permanente, efectos sanitarios y ambientales evidentes), reclama la definición y vigencia de un sistema de cobro por
    prestación del servicio apoyada por la debida instrumentación legal.

   Objetivo general
-  Facultar a los municipios para el cobro por prestación de servicios y en consecuencia asegurar recursos económicos
   que permitan garantizar dicha prestación.

    Objetivos específicos
-  Hacer repercutir sobre los generadores de residuos los costos de prestación control de contaminación ambiental
    ocasionada por la inadecuada disposición final de sus residuos;
-  Asegurar una base de ingreso económico para destinarla al mejoramiento de la prestación de servicios del sistema de
    aseo urbano;
-  Motivar en los municipios el ejercicio de acciones de planeación y administración respecto a la prestación de servicios
   del sistema de aseo urbano; y
-  Ampliar el ejercicio de la acción fiscalizadora de la Legislatura del Estado de México hacia los temas del sector
    residuos.

    Logros esperados
-   Existencia permanente de recursos económicos en los municipios para permitirles enfrentar su responsabilidad de
     prestadores de servicios del sistema de aseo urbano y, consecuentemente, mejorar dicha prestación.

    Entidad ejecutora
-   Secretaría de Finanzas y Planeación del Gobierno del Estado de México con participación de consultores expertos.
-   Además se sugiere la participación, posiblemente en período de consulta, de autoridades competentes de municipios
    del Estado de México, del Departamento del D. F. y de la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno Federal.

    Plazo de ejecución                  Seis meses.
    Costo                                      US$ 100.000


Reformas al Código Financiero del Distrito Federal

   Justificación
-  La revisión de la legislación del D.F., en relación con el sector residuos, permite identificar la posibilidad de cobro por
    prestación de servicios del sistema de aseo urbano. Sin embargo, sujeto a que la prestación esté dirigida
    exclusivamente a estos establecimientos mercantiles, industriales y similares, sin especificación de mecanismo alguno
   que permita asegurar que el derrame económico a obtenerse estará dirigido a financiar la mejora de prestación o
   básicamente su prestación permanente. La situación permite comprender la inexistencia de infraestructura suficiente
   para asegurar la debida prestación e inclusive el poco interés institucional que genera. Aparentemente, al carecerse de
   un esquema de financiamiento vía beneficiarios del servicio, resulta innecesaria la participación de órganos competentes
   para conducir la planeación o supervisar ejercicios presupuestales aplicados a este rubro. A diferencia, otros servicios
   reclaman la participación de diferentes dependencias de gobierno. Por ejemplo, los de estacionamientos y de agua
   potable y drenaje; su prestación está sujeta a evaluaciones de calidad.
-  Esta circunstancia, aunada a las características del servicio (especialización técnica, demanda generalizada y
   permanente, efectos sanitarios y ambientales evidentes), reclama la definición y vigencia de un sistema de cobro por
   prestación del servicio apoyado de la debida instrumentación legal; un sistema que pueda ser aplicable a todo
   generador de residuos independientemente de su actividad, considerando la naturaleza de los residuos y bajo un
   esquema que asegure la reinversión en el servicio por el derrame económico obtenido.

   Objetivo general
-  Asegurar la existencia de recursos económicos que permitan garantizar la debida prestación del servicio.

   Objetivos específicos
-  Hacer repercutir sobre los generadores de residuos los costos de prestación y acciones de prevención y control de
   contaminación ambiental ocasionada por la inadecuada disposición final de sus residuos.
-  Asegurar una base del ingreso económico para destinarla al mejoramiento de la prestación de servicios del sistema de
   aseo urbano.
-  Eficientar el ejercicio de acciones de planeación y administración de las autoridades del D.F. viculadas al sector
    respecto de la prestación de servicios del sistema de aseo urbano; y
-  Ampliar el ejercicio de la acción fiscalizadora de la Asemblea Legislativa del D.F. hacia los temas del sector residuos.

   Logros esperados
- Existencia permanente de recursos económicos que permitan enfrentar la responsabilidad como prestados de servicios
   del sistema de aseo urbano y en consecuencia el mejoramiento de dicha prestación.

    Entidad ejecutora
-  Secretaría de Finanzas del D.F. con participación de consultores expertos.
-  Además se sugiere la participación, posiblemente en período de consulta, de las autoridades competentes de
    municipios del Estado de México, Secretaría de Finanzas y Planeación del Gobierno del Estado de México y
    Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno Federal.


    Plazo de ejecución         Seis meses
    Costo                            US$ 100.000  
  

Programa para la revisión y actualización del marco normativo vigente en la región de la ZMVM en materia  
de residuos

   Justificación
-  La revisión de las principales disposiciones jurídicas vigentes en esta materia indica, entre otras características:
    a) que el sector residuos, en cada uno de los órdenes de gobierno involucrados, Gobierno Federal, Gobierno del D.F.,
   Gobierno del Estado de México y Gobierno de Municipios del Estado de México ubicados en el la ZMVM, no se
   encuentra jurídicamente conformado, b) que se está ampliando el número Y naturaleza de disposiciones jurídicas cuyo
   objeto es la protección al ambiente pero sin considerar las capacidades técnicas, económicas y de infraestructura del
   responsable directo del manejo de residuos, concretamente, las administraciones públicas del D.F. y municipios del
   Estado de México asentados e n la ZMVM, c) que existe retraso en la actualización de regulación referente a la
   prestación de servicios del sistema de aseo urbano, sobre todo en lo tocante a la definición del concepto de dichos
   servicios: las responsabilidades de los órganos administrativos encargados de la prestación directa del servicio, los
   mecanismos para financiamiento de prestación del servicio de manera que se asegure su permanencia, generalidad y
   eficiencia, las responsabilidades y derechos de gobernados y beneficiarios de la prestación del servicio, los mecanismos
   para la intervención de particulares en la prestación del servicio, entre dos; y d) que se carece de uniformidad entre la
   regulaciónde los diferentes órdenes de gobierno involucrados en la región respecto del tratamiento jurídico que debe el
   Sector; básicamente.
-  Ante tales circunstancias y con la finalidad de respaldar jurídicamente la estructuración del sector residuos en los
    diferentes órdenes de gobierno involucrados en la región de la ZMVM, así como para dotarlo de regulación que
    asegure su eficiente funcionamiento como también en lo correspondiente a prevención y control de posibles efectos
     perjudiciales al ambiente, resulta necesario diseñar e implementar un programa de revisión y actualización del marco
     normativo vigente, considerando que su regulación se encuentra dispersa.

   Objetivo general
-  Identificar, evaluar y actualizar la regulación jurídica relativa a residuos en los órdenes de gobierno involucrados en la
    región de la ZNWM, con objeto de conformar el sector residuos y dotarlo de la regulación jurídica necesaria para su
    eficiente operación.

   Objetivo específicos
-  Por orden de gobierno, identificar en forma específica qué instrumentos legales, reglamentarios y administrativos están
    relacionados en forma directa o indirecta con el tema residuos. cuál es su naturaleza y alcance y de qué forma influye
   en la situación actual de las instituciones competentes en esta materia. También presentar las condiciones actuales
   respecto de la administración de residuos servicios públicos relacionados, tales como la recolección, transporte,
   tratamiento y disposición final. entre otros.
-  Diseñar el escenario jurídico ideal para lograr eficiencia institucional en la administración del sector residuos partiendo
    de: a) las características del sistema jurídico mexicano-, b) las posibilidades de mejoramiento de la infraestructura
    institucional en los órdenes de gobierno involucrados en la región de la ZMVM; y c) la aceptación social de ese
    posible escenario jurídico para el Sector.
-  Adecuar el sistema jurídico vigente que se relaciona con el sector residuos con el fin de lograr criterios uniformes al
    respecto, incluyendo la intervención de las instituciones directamente involucradas en los órdenes de gobierno
    asentados en la región de la ZMVM.
-  Dotar de regulación jurídica integral para permitir eficiencia y funcionalidad al Sector.

    Logros esperados
-  Actualización del marco jurídico vigente en materia de residuos de los órdenes de gobierno asentados en la región de la
   ZMVM de manera que se logre la constitución, funcionalidad y eficiencia del Sector.
   Entidad ejecutora
-  Comisión especial constituida por acuerdo del Gobierno Federal, del Estado de México y del D.F.

    Plazo de ejecución
    Dada la prioridad del proyecto, se estima podría ejecutarse en un plazo mínimo de seis meses y un máximo de doce.

    Costo                 US$ 300.000


Reformas al Reglamento del Servicio de Limpieza del Distrito Federal

   Justificación
-  Este perfil de proyecto tiene por objeto crear un instrumento legal lo más completo posible en relación con el sector
    residuos. De llevarse a la realidad el mencionado proyecto, procedería abrogar el actual Reglamento de Limpieza del
    D. F. De no ser así, será conveniente modificar los contenidos de dicho reglamento para tomarlo aplicable a todas las
    materias que conforman al Sector.
-  Considerando la complejidad de la materia y la necesidad de optar por mejores mecanismos para el manejo de
    residuos, habría de ampliarse la regulación existente con nivel de ley.
-  Hoy en día, dentro de esta materia existen varias figuras jurídicas: la concesión, la coordinación institucional y el
   esquema de responsabilidades de generadores de residuos que están sujetas a diversas interpretaciones debido a lo
   genérico de las actuales disposiciones legales y reglamentarias. Esta situación requiere de una solución que determine
   los criterios que deben guiar la actuación institucional, y por supuesto, el ámbito de responsabilidades del generador de
   residuos y también del beneficiario de la prestación de servicios del sistema de aseo urbano.

  Objetivo general
-  Crear e implementar el instrumento jurídico base para la prestación de servicios del sistema de aseo urbano que sirva
   de guía y control tanto para la actuación de las instituciones responsables de la prestación del servicio público como
   para los generadores de residuos y beneficiarios de su prestación.

   Objetivo específicos
-   Formalizar la existencia del sector residuos dentro de la administración pública del D. F.;
-   Definir el ámbito de facultades de las autoridades del D. F. relacionadas con el tema residuos,
-   Adaptar las figuras jurídicas de concesión, coordinación institucional y planeación a las características de prestación de
    servicios del sistema de aseo urbano;
-  Definir categóricamente el concepto de servicios del sistema de aseo urbano y establecer con precisión las fases que le
    componen; en todo caso, éstas caen dentro del ámbito de responsabilidad de la Dirección General de Servicios
   Urbanos y las Delegaciones del D. F.,
-  Establecer la regulación específica para cada una de las fases que componen la prestación de servicios del sistema de
    aseo urbano;
-   Deteminar los derechos v obligaciones tanto de los generadores de residuos como beneficiarios  de la prestación de
   servicios del sistema de aseo urbano;
-  Crear mecanismos de defensa de los derechos de los beneficiarios de la prestación de servicios del sistema de aseo
    urbano y también para la participación social en el diseño y aplicación de políticas Y acciones administrativas para
    eficientar la prestación del servicio;
-  Involucrar la variable ambiental en cada una de las fases de la prestación de servicios del sistema de aseo urbano,
-  Deteminar los criterios generales aplicables al Sector, sobre todo respecto de los intereses que deben ser tutelados, el
   desarrollo institucional y la eficiencia en la prestación del servicio; y
-  Dotar de atribuciones específicas a la Dirección General de Servicios Urbanos para autorizar el cobro tarifas en el caso
   de servicios concesionarios, así como para intervenir en el control del mercado de servicios relacionados con el manejo
   de residuos con la finalidad de mejorar su prestación.

   Logros esperados
- Contar con un instrumento jurídico emitido por la Asamblea Legislativa del D.F. donde se uniformen criterios y se
   determine la regulación básica para la prestación de servicios del sistemas de aseo urbano.

   Entidad ejecutora
-  Comisión especial por acuerdo de las Secretarías del Gobierno del Medio Ambiente, de Obras y Servicios y
    Educación, Salud y Desarrollo Social; todas dependencias del D.F.
-  Además se sugiere la participación, posiblemente en período de consulta, de autoridades competentes del Estado de
   México y sus municipios, sobre todo las relacionadas con prestación de servicios del sistema de aseo urbano.
  
   Plazo de ejecución           Seis meses.
   Costo                               US$ 100.000

9.8.3Area técnica
Inventario de generación y composición de los RSM y peligrosos
Justificación
- La actual ausencia de información específica sobre residuos sólidos (municipales y peligrosos) generados en la ZMVM
no permite defmir con precisión los sistemas de manejo, transferencia, tratamiento disposición final, no existen datos
actualizados que indiquen volúmenes y características de dichos residuos.
-Por otro lado no se cuenta con indicadores para realizar seguimiento a la evolución de las características cuantitativas
y cualitativas de los residuos para poder dar continuidad a la infonnación obtenida previamente.

Objetivo general
-  Establecer un sistema de información sobre generación de los RSM y peligrosos

  Objetivos específicos
-  Realizar un inventario de fuentes generadoras de RSM y peligrosos. Actualizar los datos de generación y composición
    mediante la realización de estudios de evaluación de las caracterísitcas cualitativas y cuantitativas de RSM y peligrosos
   que se  generan en la ZMVM
-  Deberá establecerse un modelo para inferir la generación e identificar los índices de generación de los principales
   sectores económicos.
-  Realizar estudios de generación de residuos peligrosos a fin de establecer prioridades    Logros esperados
-  Contar con un sistema que integre toda la información relacionada conRSM y peligrosos para que esta información
   pueda ingresarse al Centro  General de Informaciónde la ZMVM.

    Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe desarrollarse a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos con la participación del
   Gobierno del Estado de México, Gobierno del D.F. y municipios conurbados además de la colaboración de Cámaras
   Industriales y de Comercio.

   Plazo de ejecución           Un año para muestreos de RSM
                                            Dos años, para residuos peligrosos

   Costos                             US$ 50.000 para los RSM
                                           US$ 1.000.000 para los residuos peligrosos

Identificación de la variación de la composición física de residuos sólidos en las diferentes fases del ciclo    Justificación
-  Para poder diseñar adecuadamente un sistema de aprovechamiento de residuos sólidos en necesario balancear
    los materiales involucrando la identificación de cantidades que entran y salen del proceso.
-  Una de las partes más importantes sería la estimación de qué llega y cuánto llega al sistema. Para esto es necesario
    realizar una serie de estudios encaminados a identificar la composición fisica de los residuos sólidos en las diversas
    fases del ciclo. Dicha composición varía en la recolección y la transferencia. Y también en la disposición final, pues en
    cada una de estas etapas se realiza prepepena de varios subproductos que son considerados reciciables.

   Objetivo general
Llevar a cabo un estudio sobre identificación de variaciones existentes en la composición física de residuos sólidos en
    las  fases de recolección, transferencia y disposición final de ciclos de residuos sólidos.

   Objetivos específicos
-  Definir el tamaño de muestra que sea representtivo del universo involucrado tanto para la fase de recolección como las
   de transferencia y disposición final.
Definir la logística del muestreo en las diversas fases de los ciclos de residuos sólidos en estudio.
-  Llevar a cabo la  cuantificación de subproductos en la diversas etapas en estudio como lo establece la nomatividad.
-  Identificar las variaciones existentes entre las diversas composiciones de la recolección transferencia y disposición final.

   Logros esperados
-  Contar con información necesaria sobre cantidades y tipos de residuos existentes en las fases de recolección,
    transferencias y disposición final para poder estimar los volúmenes y tipos de materiales que entrarían a los sistemas de
    aprovechamiento.

   Entidades ejecutora
-   Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos con la participación
    del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F., los municipios conurbados y la colaboración de las
    Cámaras Industriales y de Comercio.     Plazo de ejecución              Un año.
    Costo                                   US$ 100.000

Análisis técnico-económico para la identificación de factores que impactan la minimización de los residuos.

   Justificación
Es necesario realizar un análisis técnico-económico y social para evaluar las funciones que desempeñan los envases y
   embalajes en la vida diaria con el objetivo de establecer la participación y, virtudes de éstos en la problemática del
   medio ambiente en la gestión de residuos. Así mismo, para evaluar si el exceso de envases es uno de los principales
   factores responsables de los grandes volúmenes de residuos que hay que manejar. Esto permitirá establecer finalmente
   qué factores deben considerarse para la minimización de residuos (envases y embalajes) y tomarse así dos líneas de
   acción sobre la producción y el reuso.

  Objetivo general
-  Implementar un análisis técnico-económico que permita evaluar qué factores deben considerarse para establecer la
    minimización de residuos.

   Objetivos específicos
-  Analizar los procesos de producción de envases y embalajes.
-  Establecer un análisis de consumo de estos productos.
-  Evaluar las ventajas que permite el uso de envases y embalajes sobre la conservación de los productos que contiene y
    con ello la reducción de residuos.
-  Analizar el desarrollo socio-económico y la protección del medio ambiente.

   Logros esperados
-
Contar con un análisis técnico-económico que pemita establecer qué factores deben considerarse para llevar a cabo la    
  minimización de residuos (envases y embalajes) que sea aplicable tanto en procesos de producción como de uso.

    Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos con la participación
   del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. el Instituto Nacional de Ecología y la colaboración de las
   Cámaras Industriales.

   Plazo de ejecución                 6 meses.
   Costo                                     US$ 100.000


Estudio para determinar el impacto de los envases y embalajes en la genercaión de residuos sólidos

   Justificación
-
El incremento de envases y embalajes contenido en los RSM ha sido considerable en los últimos años. Esta situación ha
   aumentado los problemas técnicos, operativos, económicos y ambientales para dar una adecuada prestación del
   servicio de limpieza. Sin embargo, se podría tener presente que la recuperación de estos materiales en los sistemas de
   separación y acopio es elevada. Éstos pueden retocarse a los sistemas productivos acrecentando así los beneficios
   económicos para algunos sectores.
-  De lo anterior puede establecerse la existencia de afectaciones en diversos ámbitos por el aumento o disminución del
   contenido de envases y embalajes en la generación de RSM. De aquí la importancia de conocer los impactantes
   involucrados en dicho evento y poder definir adecuadamente los sistemas de control de envases y embalajes.

   Objetivo general
-  Levar a cabo un estudio encaminado a determinar los impactos sociales, económicos y ambientales del contenido
    de envases y embalajes en la generación de RSM

   Objetivo específicos
-  Identificar los principales tipos de envases y embalajes contenidos en RSM.
-  Establecer el flujo de materiales y los sistemas de separación y acopio involucrados.
-  Definir los impactantes sociales, técnicos, económicos y ambientales relacionados con el contenido de envases y
    embalajes en los RSM.    Logros esperados
-  Contar con información sobre el impacto que origina el contenido de envases y embalajes en la
   generación de RSM. Esto permitirá definir los sistemas de control de envases y embalajes necesarios.   Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos con la. participación
   del Gobierno del Estado de México, Gobierno del D.F., Instituto Nacional de Ecología la colaboración de las Cámaras
   Industriales.

   Plazo de ejecución          6 meses.
   Costo                              US$ 50.000

Desarrollo de programas de difusión y concientización para mejorar los sistemas  de almacenamiento

   Justificación
Es importante que en la ZMVM la población adquiera conciencia de la problemática que presenta el recolectar los
    residuos sólidos en diversos tipos de recipientes, bolsas de papel, de plástico, guacales. cajas de cartón, botes de
    metal, botes de aluminio, entre otros, y los riesgos de trabajo y a la población que esto involucro. Por ello es necesario
    contar con un programa que determine los tipos de recipientes que deben utilizarse, demostrando las ventajas y
    desventajas de éstos para así elegir los más adecuados. De esta forma, el almacenamiento sería más uniforme y se  
    evitarían riesgos posteriores.    Objetivo general
Diseño de un programa de difusión con la finalidad concientizar sobre la importancia de realizar almacenamiento
   apropiado.

  Objetivos específicos
-
Proponer almacenamiento acorde a la fuente generadora.
-  Definir las ventajas que esto conlleva y también los sistemas de almacenamiento propuestos.
-  Implementación de programas de difusión en escuelas, comercio, parques, cines y otros.
-  Desarrollar guías para almacenamiento adecuado.

   Logro esperado
-  Mejorar el almacenamiento de residuos a través de concientización a la ciudadanía para evitar riesgos en el trabajo
   y a la salud pública.

  Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos con la participación
   del Gobierno del Estado de México,   el Gobierno del D. F., los municipios conurbados de la ZMVM y colaboración
   de la Cámara de la Industria de Radio y Televisión.

   Plazo de ejecución                       Duración permanente.
   Costo                                           US$ 50.000 anuales.


Almacenamiento separado de reciclables y no reciclables

  Justificación
-
  El crecimiento desmedido de la población en la ZMVM ha traído como consecuencia la proliferación de residuos
   sólidos. Éstos han ido encontrado cabida en los rellenos sanitarios pero la capacidad de estos sitios es limitada. Es
   necesario educar a la comunidad en su generalidad, promoviendo la separación Y almacenamiento de residuos sólidos
   reciclables para su aprovechamiento. Esta acción disminuirá el volumen de residuos que lleguen a los sitios de
   disposición final, además de obtenerse beneficios por comercialización de subproductos que pueden reincorporarse a
   ciclos de producción.

   Objetivo general
- Promover el almacenamiento separado de residuos reciclables y no reciclables

   Objetivos específicos
-  Promover la participación de la población en general  a través de campañas masivas de concientización que muestren
    la importancia de la separación de residuos.  También se proporcionará una lista o tríptico  que informará sobre los
    materiales que se consideran reciclables y ls colores que se emplearán para su distinción.
-  Capacitar al persoal que reaiza recolección de residuos sobre su manejo y separación y también sobre las áreas de
    almacenamiento; deben contar con espacios adecuados para este fin.

   Logros esperados
-  Con estas acciones se espera mejorar el aprovechamiento de materiales quelos usuarios han considerado residuos.
   Esto conducirá a la disminución del uso de materia prima y costos de producción de las empresas, dado que el precio
   de materiales reciclables es menor que el que regularmente utilizan.
-  Así mismo se optimizará el sistema municipal de manejo, tratamiento y disposición final. Los residuos al llegar
   previamente seleccionados facilitan su separación; quedan sólo los que no poseen ningún valor y éstos se envían a los
   rellenos sanitarios. De esta fonna, la vida útil de los sitios de disposición final se extenderá puesto que se reduce la
   cantidad de residuos a recibir.

   Entidad ejecutora
-  La coordinación de este proyecto debe ser realizada por la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos,
   en la colaboración con el GObierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y municipios conurbados de la
   ZMVM.

  Tiempo de ejecución                      Duración permanente.
  Costos                                            US$ 100.000 anuales.


Separación de los residuos peligrosos de los no peligrosos y su almacenamiento

   Justificación
Debido al constante uso de materiales y sustancias peligrosas que se emplean y generan en hospitales e industrias, el
   riesgo de contagio o de intoxicación es latente. Por lo tanto, resulta indispensable realizar una separación y
   almacenamiento adecuado de los residuos peligrosos y los no peligrosos, asegurándose de esta manera el bienestar y la
   salud de pacientes y trabajadores. Dicha separación debe realizarse de acuerdo a la normatividad vigente.

   Objetivo general
-    Promover la separación y almacenamiento de los residuos peligrosos y los no peligrosos.

   Objetivos  específicos
-   Capacitar al personal encargado de intendencia de hospitales e industrias sobre el manejo, almacenamiento de
     residuos sólidos peligrosos, también se informará, tanto al personal como al público en general, cuáles son los
     residuos considerados peligrosos y en dónde depositarlos según el color de la bolsa y contenedor que se determine.
-   Diseñar prototipos de sitios para almacenamiento que cuenten con las medidas de seguridad e higiene.
-   Definir los contenedores según el tipo de residuos que se depositarán en ellos, ostentando de manera visible y clara el
     símbolo 'residuos peligrosos'.
-   Definir  los programas de control y supervisión.

   Logros esperados
-  Asegurar la separación adecuada desde la fuente y que el almacenamiento cumpla con medidas de seguridad e higiene.

  Entidad ejecutora
-  La coordinación de este proyecto debe ser realizada por la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la
    paticipación del Gobierno del Estado de de México, el Gobierno del D. F., el Instituto Nacional de Ecología y la
   Secretaría de Salud.
Tiempo de ejecución Tres días, con implementación de cursos y talleres.
Costo US$ 5. 000 por curso.

Estudio de factibilidad del barrido mecánico

Justificación
-  Actualmente el servicio de barrido que se presta en la red vial primaria y en las zonas de interés cultural, deportivas y recreativas de la ZMVM, se realiza por barrido manual.
-  El barrido manual resulta demasiado lento y arriesgado para los trabajadores; no se cuenta con medidas de seguridad apropiadas para el desarrollo de sus actividades.
    Objetivo general
-  Realizar una evaluación técnico-económica de la implementación del sistema de barrido mecánico en la ZMVM

   Objetivos específicos
-  Análisis técnico-económico del equipo a utilizar
-  Capacitación técnica al personal que utilizará el equipo
-  Elaborar e implementar un programa de mantenimiento y reparaciones del equipo
-  Determinación de horarios y rutas de barrido
-  Los equipos de barrido deberán contar con equipos de seguridad para trabajo nocturno
-  Elaborar e implementar un programa de vehículos de apoyo para la descarga del equipo de barrido
- Utilización de imagen institucional propia
- Elaborar e implementar programas de supervisión.

   Logros esperados
-  Brindar una mejor imagen urbana a las zonas de interés cultural, deportivo y recreativo, y también a la red vial primaria
   de la ZMVM. La implementación del sistema mecánico reducirá el tiempo de limpieza y el número de accidentes; no se
   cuenta con equipos de señalización visibles para automovilistas.

   Entidad ejecutora
-  La coordinación de este proyecto debe ser realizada por la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, en
   colaboración con el Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D. F. y los municipios conurbados de la ZMVM.

   Tiempo de ejecución                 6 meses.
   Costo                                        US$ 150.000


Campaña de concientización para que la población colabore en la limpieza

    Justificación
-   En la ZMVM se genera una cantidad considerable de residuos sólidos que son perjudiciales para la salud pública y el
    deterioro del entorno. Por ello es determinante que la población esté consiente de la gravedad que esto implica y
    participe en la solución de dicho problema. Las principales acciones en que puede participar son el barrido de calles,
    evitar el arrojar residuos sólidos en ellas y crear hábitos de Limpieza en los niños. Esta participación se puede solicitar
    a través de campañas de concientización que informen a la población sobre los beneficios que acarreará.
     Objetivo general
-   Crear campanas permanentes de concientización para que la población participe activamente en la limpieza de la
     ZMVM.
    Objetivos específicos
-   Implementación de programas permanentes para que la población limpie el frente de sus casas o negocios (calle y
     banqueta)
-   Difusión de programas para que no se arrojen residuos sólidos en la vía pública
-   Programa de concientización para que los dueños de mascotas recojan o limpien los excrementos
-   Campañas para mantener limpias las áreas públicas de la ZMVM.      Logros esperados
-   Para mejoramiento del servicio de limpieza urbana, concientizar a la población para que colabore en la limpieza con
     barrido y no arroje residuos en la vía pública.

   Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación
   del Gobierno del D. F. y los municipios de la ZMVM.

   Plazo de ejecución                     Duración permanente.
   Costo                                          US$ 100.000 anuales.


Evaluación técnica de las actividades desarrolladas por el personal asignado al barrido manual

    Justificación
Existe escasa información referente a las actividades de barrido manual. No se conocen: a) el tonelaje promedio
    recolectado por carrito; b) el área de metros cuadrados cubierta por dicho carrito, c) el tiempo en que cubre (barre)
    su área de trabajo; y d) el volumen recolectado en domicilios. Esta situación no permite determinar el rendimiento del
    personal que realiza el barrido manual. Los puntos mencionados son premisas que permitirán evaluar la eficiencia del
    sistema de barrido manual detectando las deficiencias de personal y del equipo.

    Objetivo general
-   Realizar una evaluación técnico-económico del sistema de barrido manual estableciendo los factores que indicen sobre
     éste.

    Objetivos específicos
-   Establecer el área de cobertura por carrito de barrido
-   Realizar un estudio de tiempos y movimientos en la operación del carrito de barrido
-   Realizar un estudio de tiempos y movimientos del vehículo asignado para la recolección de carritos de barrido
-   Evaluación económica del sistema
-   Evaluación técnica del equipo de barrido manual
-   Analizar la composición fisica de los residuos recolectados
-   Deterninación del volumen promedio de residuos recolectados por barrido manual.
-   Impactos en redimientos de recolección domiciliaria y comercial por los carritos.


   Logros esperados
-   Determinar la eficiencia del sistema de barrido manual, indicando las ventajas o desventajas económicas que
     significa el empleo de barrido manual en la ZMVM

    Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
    Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados de la ZMVM.   
  Tiempo de ejecución                  18 meses
  Costo                                        US$ 2.000.000

Establecer programas de recolección especializada de RSM

    Justificación
-  En la ZMVM la recolección de los RSM en fuentes no domiciliarias es deficiente. Entre los principales casos se
    cuentan los mercados, los reclusorios, los recintos deportivos, las construcciones y demoliciones.

    Objetivo general
-   Implementar en la ZNWM un programa de recolección especializada de RSM que detennine los
    requerimientos de equipo y personal necesario para este programa.

   Objetivo específicos
Realizar inventando de los locales a los que se les dará servicio
-  Diseñar rutas de recolección
-  Periodicidad en la recolección
-  Características de los equipos
-  Métodos y frecuencia de limpieza de contenedores, vehículos y área de almacenamiento
-  Características de¡ equipo de seguridad a utilizar
-  Análisis de costos para la implementación del programa.

   Logro esperado
-  Mayor control de los RSM generados en fuentes consideradas especiales.

   Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con
   participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios de la ZMVM.

  Tiempo de ejecución             Un año
   Costo                                    US$ 300.000

Análisis de factibilidad para recolección nocturna

    Justificación

-   En la ZMVM se presenta la problemática de aparición de tiraderos clandestinos en plena vía pública. Esto ocasiona
    proliferación de fauna nociva y olores que afectan a la comunidad-. lo contradictorio del caso es que esto sucede en
    zonas donde se presta servicio de recolección. La causa de este fenómeno puede deberse a que las personas, por sus
    trabajos u otros motivos, no se encuentran en sus casas durante las horas de recolección. Por lo tanto se propone
    realizar la recolección en horario nocturno.

   Objetivo general
-  desarrollar un estudio de factibilidad para la implementación de recolección nocturna en la ZMVM.

    Objetivos específicos
-  Establecer días y horarios de inicio y finalización del recorrido del vehículo recolector.
-  Analizar las ventajas y desventajas que acarrearía el cambio de horario.
-  Considerar las posibles modificaciones al equipo recolectar para evitar accidentes (señalización, iluminación, color,
    entre otras)
-  Analizar las ventajas económicas para el sistema de recolección, como serían el ahorro de gasolina y el menor desgaste
   del equipo (frenos y embrague) debido al escaso tráfico
-  Evaluar la respuesta ciudadana al nuevo horario de sistema de recolección
-  Evaluar aspectos económicos
-  Evaluar aspectos sociales.

    Logros esperados
-   Erradicar los tiraderos clandestinos y aumentar la eficiencia del servicio de recolección y estaciones de transferencia.
     La circulación nocturna es casi nula, por lo tanto también se evitarían las horas de mayor congestión en dichas
     estaciones.

    Entidad ejecutora
-   Este proyecto deberá ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos  Sólidos, con participación
    del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios de la ZMVM.

    Tiempo de ejecución                3 meses.
    Costo                                       US$ 30.000


Análisis de factibilidad para la recolección intermunicipal o regional

    Justificación
-  En la ZMVM en la actualidad la recolección que se realiza es territorial. Significa que cada municipio o delegación es
   atendido por su propio sistema de recolección sin injerencia de otros municipios.
-  Para la ZMVM la realización de recolección intermunicipal acarrearía grandes ventajas-, mejores niveles de operación
    y eficiencia, además de ahorros.

    Objetivo general
-  Establecer en la ZMVM la factibilidad de realizar la recolección intermunicipal destacando los aspectos técnicos,
   económicos, políticos y sociales que tendría la implantación de un programa de estas características. 

   Objetivos específicos
-  Analizar técnica y económicamente el parque vehicular de recolección de las entidades involucradas
-  Determinar niveles de eficiencia y atención del servicio de recolección
-  Determinar la generación total de PSM no peligrosos de las entidades involucradas
-  Conocer las rutas de recolección actuales de las entidades involucradas
-  Deteminar las distancias de rutas de recolección a estaciones de transferencia o a sitios de disposición final
-  Determinar presupuesto

    Logro esperado
-  Establecer una conciencia regional para la prestación del servicio de recolección, eficientando el equipo, los insumos y
    el personal.

    Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
   Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios de la ZMVM.

   Plazo de ejecución                          6 meses.
   Costo                                              US$ 100.000

Análisis de factibilidad para la recolección de resiuos peligrosos municipales

    Justificación

-  Dentro de los RSM que son generados en la ZMVM existe una fracción que por sus características fisíco-quínúcas son
    considerados peligrosos (pinturas, aerosoles, baterías, etc.).
-  El almacenamiento y recolección de este tipo de residuos se realiza conjuntamente con el resto de los residuos. Esto
    sucede porque no existe un programa de almacenamiento y recolección de residuos municipales peligrosos.

   Objetivo general
-  Realizar una evaluación técnica-económica para implementación de un sistema de recolección de RSM peligrosos
    generados en la ZMVM

   Objetivos específicos
-  Análisis técnico-económico del equipo a utilizar
-  Rutas y frecuencia de recolección
-  Estimaciones de generación, y meta a lograr con la recolección
-  Número de equipos necesarios para el servicio de recolección
-  Lugar de transferencia de vehículos recolectores
-  Destino final de los residuos sólidos municipales peligrosos
-  Equipo de seguridad apropiado para el manejo de residuos
-  Imagen e implementar método de recolección
-  Estimación de participación ciudadana.


    Logros esperados
-  Mayor control de RSM peligrosos por parte de las autoridades del SAU de la ZMVM y disminucuón de focos de
   contaminación.

  Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
   Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios de la ZMVM. y, colaboración de la Secretaría
   de Desarrollo Social y el Instituto Nacional de Ecología.

   Plazo de ejecución                        Un año.
   Costo                                             US$ 150.000

Análisis de factibilidad para recolección selectiva

    Justificación
-  En la ZMVM, la creciente utilización de envases y embalajes elaborados con materiales reciclabas (aluminio,
    polietileno, vidrio, etc.) ha provocado que productores Y autoridades traten de reintegrar al . proceso productivo
    dichos residuos. Esto se debe a dos razones principales:
-  Primera, estos residuos no son biodegradables. Segunda, el costo de Fabricación de un nuevo producto a partir de
    material virgen resulta excesivamente costoso.

   Objetivo general
-  Realizar una evaluación técnico-económica para implementar un sistema de recolección selectiva en la ZMVM

   Objetivos específicos
-  Análisis técnico-económico del equipo a utilizar
-  Estimación de participación ciudadana
-  Imagen de participación propia
-  Estimaciones de generación y meta a lograr con la recolección
-  Rutas y frecuencia de recolección
-  Sitios de transferencia de vehículos recolectores
-  Número de unidades que prestan el servicio
-  Identificación de industrias interesadas en los residuos
-  Investigación de mercado sobre cuáles residuos tienen mayor o menor demanda
-  Forma de canalizar los residuos a la industria
-  Se discriminarán aquellos residuos que no tengan demanda en la ZNWM, aunque la tengan en el extranjero
-  Determinar otra utilidad para estos residuos, aparte de la reintegración al proceso productivo.
    Logros esperados
-  Disminución de los volúmenes de RSM que llegan al sitio de disposición final.   Con esto se incrementará su vida
    útil y se reducirán los costos de producción de nuevos envases y embalajes a partir de material reciclado.

   Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desrrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación
    del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios de la ZMVM.

   Plazo de ejecución                        Un año
   Costo                                            US$ 100.000


Análisis de factibilidad para la ubicación de centros de acopio y transferencia de residuos sólidos y peligrosos

    Justificación

-  La  ZMVM genera aproximadamente el 40% de los residuos peligrosos producidos a nivel nacional. Es imprescindible
   contar con instalaciones de acopio y transferencia para dichos residuos, que permitan canalizarlos hacia empresas que
   puedan aprovecharlos o acondicionarlos para así trasladarlos a centros de tratamiento o confinamiento.

   Objetivos generales
-  Realizar análisis técnico, económico y social para la ubicación de centros de acopio y transferencia de residuos sólidos
   y  peligrosos, considerando los sitios cuya ubicación minimice los riesgos a la población y al entorno urbano.

   Objetivos específicos
-  Ubicación fisica de industrias generadores de residuos peligrosos en la ZMVM
-  Definir la zona factible para ubicar el centro de acopio y estación de transferencia en la ZMVM
-  Evaluación ainblental y social de los sitios propuestos
-  Análisis de riesgo de los sitios propuestos
-  Análisis de factibilidad económica
-  Definición de esquema tarifario.
    Logros esperados
-  Contar con un centro de acopio y transferencia para el adecuado manejo de residuos sólidos peligrosos en la ZMVM.

   Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
   Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. Y los municipios de la ZMVM, y con la colaboración de la
   Secretaría de Desarrollo Social y el Instituto Nacional de Ecología.   Plazo de ejecución              Un año.
  Costo                                   US$ 100.000


Estudio de factibilidad técnico-económica para la ubicación de estaciones de transferencia de RSM

  
  Justificación

-   Para lograr un manejo óptio de resíduos en la ZMVM, es imprescindible contar con infraestructura de transferencia
    que permita disminuir los recurridos de transporte. Esto posibilitaría aumentar la cobertura de los sistemas de aseo
    urbano.

    Objetivos generales
-   Desarrollar un estudio analítico de ingeniería conceptual y sistemas que permita: a) llevara cabo una adecuada y
     racional toma de decisiones en lo que concierne a la identificación de sitios para ubicar la estación de transferencia;
     b) seleccionar al que ofrezca mayor nivel de eficiencia y optimización económica y geográfica; y c) conocer su
      potencial de impacto al ambiente y problemática al entorno urbano. Todo esto con el fin de identificar
      respectivamente los elementos que permitan determinar la posibilidad de considerar ciertas medidas de mitigación
     y capitalizar los beneficios que se deriven de las acciones por realizar

    Objetivos específicos
-   Realizar un análisis de la ZMVM considerando la infraestructura de transferencia actual, identificando las zonas que
     requieren contar con este tipo de instalación.
-   Realizar el estudio de facibilidad técnico-económica para implementación de cada una de las estaciones de
     transferencia propuestas.
-   Investigar, analizar y describir los principales aspectos de tipo genérico que identifican la zona seleccionarla, tales
    como: ubicación, estructura urbana, uso de suelo, demografía y características socioeconómicas.
-  Evaluar, definir y describir la problemática que en materia de manejo de residuos sólidos presenta en la actualidad la
    ZMVM.
-  Realizar un análisis económico de ' eniería de sistemas para definir la región de conveniencia para ubicar la estación de
    transferencia y evaluar los diferentes sitios factibles dentro de esa zona para elegir el más adecuado.
-  Definir la capacidad de la estación de transferencia considerando la generación de residuos sólidos que se tendrá para
    un período de 30 años.
-  Análisis económico.
-  Programa de inversiones.     Logros esperados
-  A través del ahorro que se logre por la disminución del costo general de manejo. la reducción de tiempo de transporte
    y utilización intensiva de equipos y recursos humanos, se llegará . a aumentar la cobertura del servicio en beneficio de
    la población de la ZMWM.

  
    Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
    Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados de la ZMVM.

    Plazo de ejecución                                 Un año.
    Costo                                                      US$ 400.000

Análisis de factibilidad para instalar sistemas de separación en las estaciones de transferencia

    Justificación
-  La gran cantidad de residuos sólidos reciclabas que llegan a las estaciones de transferencia en la ZMVM, por no
   contar con infraestructura apropiada de separación, ocasiona que dichos residuos se depositen en sitios de disposición
   final.
-
La mayoría de estos residuos reciclabas tienen gran demanda en el mercado nacional. Las autoridades y  los
   industriales trabajan conjuntamente para lograr mayor captación de éstos en las estaciones de transferencia.

  Objetivo general
-  Implementar sistemas de separación de residuos reciclables en las estaciones de transferencia de la ZMVM con la
    finalidad de reducir el volumen de residuos que se depositarían en los sitios de disposición final.

   Objetivo específicos
-  Evaluación técnico-económica de los posibles sistemas de separación factibles de utilizar
-  Evaluación técnica de los sistemas de separación, si los hubiera, en las estaciones de transferencia de la ZMVM con
    finalidad de determinar el sitio de ubicación.
-  Elaborar e implementar programas de mantenimiento y reparación de los componentes del sistema de separación.
-  Capacitación técnica al persoanl que operará los sistemas de separación.
-  Elaborar programas  de supervisión.
-  Evaluar el costo de implementación del sistema de  separación.
-  Determinar el procedimiento para hacer llegar los residuos sólidos reciclables a los industriales
-  Qué hacer con los residuos sólidos reciclables que no tienen mercado para su comercialización.

  Logros esperados
-  Disminuir el volumen de residuos sólidos generados que se depositan en sitios de disposición final en la ZMVM para
    incrementar su vida útil y disminuir afecciones ocasionadas por estos materiales no biodegradables.

  Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. Con participación
   del Gobierno del Estado de México y del Gobierno del D.F.

    Plazo de ejecución                           Un año.
    Costo                                               US$ 100.000

Evaluación técnico-económicadel reciclaje enla ZMVM en fuente y planta

   Justificación
-  La rentabilidad de los sistemas de separación y acopio de subproductos reciclables siempre ha sido un tema
    que se  presta a la polémica entre técnicos y ecologistas. Pero podríamos asegurar que las discrepancias están basadas
    en  conceptos diferentes y es necesario unificar criterios. Por ello, ahora la implementación de los sistemas de
    separación y  acopio, tanto en fuente como en planta, demandan una serie de estudios previos que permiten garantizar
    el éxito de  estos sistemas y no sólo en el ámbito de rentabilidad.
-  Sin embargo, realizar el análisis técnico-económico de estos sistemas es de suma importancia. No sólo para prever su
    rentabilidad, sino para contar con la infonnación necesaria que permita evaluar la viabilidad de un sistema de
    separación y acopio dentro de una comunidad que cuenta ya con una infraestructura y ciertos recursos económicos y
    técnicos.

   Objetivo general
Realizar análisis y evaluación técnico-económica de los sistemas de separación y acopio de subproductos
   reciclables, tanto en fuente como en planta, para conocer la viabilidad de éstas dentro de la ZMWM.


   Objetivos específicos
-  Realizar investigación  sobre las diversas logísticas de los sistemas de separación y acopio de subproductos reciclables,
    tanto en fuente como en planta.
-  Realizar análisis técnico de cada uno de los sistemas de reciclaje considerando las necesidades y demandas de la
    ZMVM, la infraestructura con que se cuenta y los recursos técnicos y de equipo.
-  Realizar análisis económico de los sistemas que son recomendados por su viabilidad técnica.
-  Definir los sistemas más viables en la ZMVM para su implementación, tanto técnica como econoómicamente,
   evaluando ventajas y desventajas.

    Logro esperado
-  Disponer de la información necesaria para poder implementar un sistema de separación y acopio de subproductos
     reciclabas en la ZMVM, que asegure su viabilidad y éxito tanto en fuente como en planta Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
   Gobierno del Estado de México y el Gobierno del D.F.    Plazo de ejecución                     6 meses.
   Costo                                          US$ 100.000

Estudio para determinar la factibilidad de los diferentes sistemas de tratamiento

   Justificación
-  Como es sabido, los costos que se manejan en los diversos sistemas de tratamiento son muy elevados. Estos deben
   garantizar que no van a corregir un problema para acarrear otro. El hecho de que la tecnología limpia eleva mucho
   dichos costos, a veces se vuelve inaccesible para algunas comunidades. De aquí la importancia de conocer los diversos tipos de sistemas de tratamiento que ofrecen los proveedores en la actualidad y los costos que involucro su implementación, para saber cuáles podrían ser viables en la ZMVM.
A pesar de los costos, cuando se contempla un manejo integral de los residuos sólidos, la tecnología y equipo que demanda un sistema de tratamiento no deben    dejarse de considerar.
   Objetivo general
-  Realizar análisis Y evaluación técnico-económica de los diferentes sistemas de tratamiento para poder determinar su
   viabilidad dentro del sistema de manejo integral de residuos sólidos en la ZNWM.

   Objetivos específicos
Realizar una investigación sobre los diversos sistemas de tratamiento que existan: incineración. compostaje. digestión
    anaerobio, pirólisis. etc.
-  Realizar análisis técnico de cada uno de los sistemas para poder establecer cuáles son los más viables de tener éxito en
    la ZMVM, considerando el tipo y los volúmenes de residuos que se generan v también la infraestructura con que
    cuenta el sistema de manejo de residuos.
-  Realizar análisis económico de las alternativas de tratamiento recomendadas para evaluar su rentabilidad y viabilidad en
    la ZMVM.

    Logros esperados
-  Contar con los datos y la información técnica y económica necesaria para poder implementar un sistema de tratamiento
   de residuos dentro de la ZMVM y garantizar su viabilidad y éxito.

   Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. con participación del
   Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y la colaboración del Instituto Nacional de Ecología
 
     Plazo de ejecución                              Un año
     Costo                                                   US$ 400.000

Estudio sobre la oferta y demanda de subproductos reciclables

   Justificación
Al planear la implementación de un sistema de separación y acopio, siempre debe tenerse como base que es la
   demanda de los subproductos reciclabas lo que va a dimensionar o definir qué tan grande o pequeño puede ser el
   proyecto. En el sistema de separación y acopio el mercado nos impone límites, por lo tanto es importante conocer la
   oferta de dichos subproductos. Algunos de éstos tienen bastante demanda, y podría ser que si el sistema de separación
   y acopio no se encuentra bien establecido, la oferta no podrá cubrir adecuadamente dicha demanda. En consecuencia,
   para los sistemas de separación Y acopio, a través de una investigación de mercado, se debe realizar análisis de oferta
   y demanda.

   Objetivo general
Realizar análisis de oferta y demanda de los diversos subproductos reciclables recuperados a través de los sistemas de
   separación y acopio dentro de la ZMWM.

   Objetivos específicos
Actualizar el directorio de las empresas recicladoras.
-  Actualizar los precios de subproductos reciclabas y definir los factores que afectan su variación.
-  Identificar los tipos y volúmenes de los principales subproductos factibles de ser reciclados.
-  Realizar análisis de oferta y demanda de los subproductos reciclables en la ZMWM.
-  Investigar mercados internacionales para la exportación de subproductos.   Logros esperados
Contar con inventario actualizado de las empresas reciciadoras y análisis de los tipos y volúmenes de
   subproductos que puedan recuperarse y comercializarse en el sistema de reciciaje.

   Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Con-úsión Metropolitana de Residuos Sólidos. con participación
   del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. Y colaboración del Instituto Nacional de Reciciadores.
    Plazo de ejecución                        6 meses
    Costo                                            US$ 50.000
Estudio de factibilidad para la ubicación de un sistema integral de manejo de residuos industriales (SIMARI)

     Justificación
-   Actualmente en todos los países existe la tendencia de crear centros ecológicos donde se realice el manejo integral de
     residuos. No podría existir excepción para los residuos industriales-. se ha comprobado que estos centros permiten
     manejar adecuadamente los residuos, reduciendo riesgos y costos.
-   De aquí el interés de crear un sistema integral de manejo de residuos industriales en la ZMVM. Especialmente para la
    gran zona industrial enclavada en el Valle de México que demanda de instalaciones para manejo adecuado de los
    grandes volúmenes de residuos que genera. Actualmente. éstos deben trasladarse a grandes distancias para su
    tratamiento, elevando considerablemente los costos, razón por la que muchas empresas disponen sus residuos
    inadecuadamente Y contaminan el ambiente.
   Objetivo general
-  Realizar un estudio para la ubicación de instalaciones de un sistema integral de manejo de residuos industriales dentro
    de la ZMVM.
   Objetivos específicos
Realizar análisis de los diversos puntos donde pueda ubicarse el SIMARI para definir el sitio idóneo dentro de la
    ZMVM.
-  Realizar estudios de riesgo, evaluación de impacto ambiental y análisis del impacto vial.
-  Realizar análisis de costos para la implementación del SINLARI.
-  Definir esquemas de coparticipación del sector privado con las autoridades gubernamentales responsables.
-  Análisis de la Legislación Federal para ubicación de este tipo de infraestructura.    Logros esperados
Contar con las bases técnicas y económicas para ubicación e implementación del Sistema Integral de
    Manejo de Residuos Industriales dentro de la ZMVM.

   Entidad ejecutora
-   Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. con participación
    del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. Y el Instituto Nacional de Ecología.

    Plazo de ejecución               Un año.
    Costo                                    US$ 400.000

Reactivar el proyecto de la bolsa de residuos industriales

   Justificación
- Evaluar los residuos sólidos como recurso útil y no como desechable y sin utilidad, ha permitido establecer diferentes
   mecanismos para su reaprovechaniento. Uno de éstos es el proyecto Bolsa de Residuos Industriales; los residuos
   generados en algunos procesos industriales podrán aprovecharse en otros. Para vincular estos procesos, las industrias
   generadores publican los volúmenes y tipo de residuos con que cuentan; las empresas interesadas en obtenerlos los
   contactan y negocian.
-  El reaprovechamiento de estos materiales permite reducir los volúmenes de residuos industriales que entran al sistema
   de manejo de residuos; de aquí la importancia de reactivar el proyecto Bolsa de Residuos Industriales.

   Objetivo general
-  Definir mecanismos para reactivar el proyecto Bolsa de Residuos Industriales, y como consecuencia de su
    implementación poder'mcrementar el reaprovechanúento de residuos y reducir los volúmenes que van a disposición
    final. Objetivos específicos
- Replantear el esquema que se maneja actualmente en la Bolsa de Residuos Sólidos para encontrar los mecanismos de reactivación.
- Elaborar manuales de organización con el nuevo replanteamiento.
- Definiir y disefiar mecanismos de divulgación y difusión de residuos reaprovechables.
-Realizar inventado de las principales empresas generadores de residuos industriales reciclables.
Logros esperados
- Contar con un sistema de reaprovechanu'ento de residuos industriales que reduzca los volúmenes de disposición, y que en consecuencia reduzca los costos de tratamiento.
Entidad ejecutara
-Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Cormisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F., el Instituto Nacional de Ecología y Cámaras de Industriales.
     Plazo de ejecución                         6 meses.
     Costo                                              US$ 150.000
Evaluación técnico-económica de la operación de las plantas de selección de Ciudad de México
  Justificación -  A pesar de inicialmente haberse realizado un análisis técnico-económico sobre la viabilidad de las plantas de selección
    una vez que comenzaron a operar se presentaron nuevos factores que afectaron los costos de operación y
    mantenimiento, el uso, trato que se le da al equipo, problemas con las empresas proveedoras de reparaciones y
    mantenimiento, conflictos laborales. etc.
-  Consecuentemente, es de suma importancia realizar un análisis técnico-económico de operación mantenimiento de las
    plantas de selección de Ciudad de México. Este análisis debe realizarse bajo las actuales condiciones para así contar
    con una evaluación más cercana a la realidad.

    Objetivo general
-  
Realizar análisis técnico-económico de  operacion y mantenin-úento de las plantas de selección de Ciudad de
    México que permita evaluarlas bajo las condiciones actuales.

    Objetivos específicos
-   Realizar análisis de tiempos y movimientos en las plantas de selección.
-  Identificar los principales problemas, tanto técnicos como laborales que se presentan en la operación Y mantenimiento
   de las plantas.
-  Realizar análisis económico de operación y mantenimiento de las plantas de selección.
-  Considerar en el análisis quiénes son los principales beneficiados y si la operación y mantenimiento se realizan en forma
    adecuada.
-  Determinar ingresos y egresos de las plantas.    Logro esperado
Contar con un análisis técnico-económico actualizado de la operación y mantenimiento de las plantas de selección que
    permita conocer las condiciones actuales que afectan las actividades involucradas en dicho proceso.

   Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos con
   participación del Gobierno del D.F.
  
   Plazo de ejecución                            6 meses.
   Costo                                                US$ 150.000 
 Prueba piloto par la fabricación de composta a partir de residuos orgánicos

   Justificación
-  Ciudad de México genera gran cantidad de residuos sólidos alimenticios que podrían aprovecharse  en lugar de
    enviarlos a los sitios de disposición final.
-  Para poder aprovecharlos adecuadamente en algún proceso, como sería el compostaje. v establecerlos a nivel
    industrial, primero deben elaborarse pruebas piloto. Éstas permitirán identificar los factores intemos y externos que
    afectan al sistema y los parámetros Y variables involucrados en el proceso. A partir de ahí se podrán establecer los
    criterios técnicos, operativos y financieros para su explotación a mayor escala y la garantía de su viabilidad y éxito.

    Objetivo general
Realizar  un proyecto a nivel piloto sobre un sistema de elaboración de composta a partir de los residuos
   sólidos orgánicos generados en la ZMWM.

   Objetivos específicos
Dirnensionar el proyecto piloto de elaboración de composta.
-  Establecer la logística del sistema de compostaje seleccionado.
-  Definir la ubicación y el área necesaria donde se establecerá el sistema de compostaje
-  Definir y establecer el equipo, la tecnología y los costos involucrados.
-  Definir los parámetros, las variables a medir y la frecuencia de muestreo durante el proceso de compostaje.
   Logros esperados
Contar con la infonnación básica requerida, tanto técnica como económica, para poder implementar un sistema de
    compostaje a nivelindustrial y así reducir los volúmenes de residuos orgánicos que se disponen en los rellenos sanitarios.

   Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. con participación del
   Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y el Instituto Nacional de Ecología.

     Plazo de ejecución                       18 meses.
     Costo                                            US$ 300.000

Estudio de factibilidad para ubicar sitios para realizar la disposición final de los RSM

   Justificación
El desmedido desarrollo de la ZMVM condujo al crecimiento acelerado del radio urbano Y como consecuencia, la
    necesidad de servicios, Este crecimiento ha provocado que hoy en día se estén generando alrededor de 1 8. 000
    toneladas diarias de residuos que requieren ser depositados en sitios aptos para que no produzcan impactos al
    ambiente. Objetivo general
-  Identificar sitios factibles para la disposición final de los RSM en la ZMWM

    Objetivo específico
-   Establecer sitios idóneos para la disposición final de los RSM, considerando los aspectos generales de ubicación,
     hidrología, geología e hidrogeología establecidos en la NOM-083-ECOL, 1996
Logro Esperado
- Contar con un estudio que determine las zonas factibles a ser utilizadas para la disposición final de residuos sólidos en la ZMVM.

    Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
   Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F., los municipios conurbados. el Instituto Nacional de Ecología y
   la Secretaría de Desarrollo Social.

     Plazo de ejecución                                Un año.
     Costo                                                     US$ 400.000

Identificación de factores técnicos y económicos para el control y aprovechamiento del biogás

   Justificación
El constante crecimiento industrial, la permanente necesidad de satisfacer el desarrollo social el continuo
   aprovechamiento de los recursos naturales, ponen en riesgo el control y suninistro de los mismos. Por lo descrito, es
   que en el campo energético debe tomarse una nueva conciencia para el aprovechamiento de materiales considerados
   como impactantes al medio ambiente. El caso de la permanente producción de residuos sólidos nos conduce a
   buscarlos como recurso para generación Y aprovechamiento energético y lograr adicionahnente la eliminación de
   agentes impactantes al medio ambiente.

   Objetivo general
-  Aprovechamiento del biogás generado por los residuos sólidos municipales en los sitios de disposición final de la
    ZMWM, además de evitar así su impacto al ambiente.
Objetivos específicos
- Identificación de factores técnicos y económicos para diferentes alternativas de aprovechamiento de biogás y también de las ventajas y desventajas de cada una de estas tecnologías.
Logros esperados
-Contar con nuevas opciones de aprovechamiento del biogás para mejorar la calidad del medio ambiente interior Y exterior de los sitios de disposición final de la ZMVM, y tal vez, fomentar el ahorro de recursos al obtener la fuente energética alternativa.
   Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con
   participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.

  Plazo de ejecución                    Un año
  Costo                                         US$ 200.000

Identificación de factores técnicos y económicos para el control y tratamiento de lixiviado

Justificación
-El empleo de rellenos sanitarios trae como consecuencia la creación de diversos contaminantes, asunto que ha de & resolverse. Uno de éstos es el lixiviado; líquido producto del proceso de lixiviación entre el residuo sólido y el agua de lluvia que se pone en contacto con dicho residuo. El lixiviado tiene propiedades altamente contaminantes para el medio ambiente. Debe controlarse y tratarse con el fin de depositarlo o disponerlo sin ningún efecto adverso a la salud y seguridad pública.
Objetivo general
-   Identificar los aspectos técnicos, económicos y sociales que implica el empleo de las diferentes
    tecnologías de tratamiento de lixiviado en los sitios de disposición final actuales.
   Objetivo específico
-  Definir los factores que maximizan el uso de recursos económicos y los que permitirán elegir la tecnología apropiada a
    las condiciones actuales que presente cada sitio.
    Logro esperado
-   Determinar los indicadores técnicos y económicos que sirvan de base en la evaluación de soluciones de problemáticas y proyectos similares.
Entidad ejecutara
-   Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
    Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.
Plazo de ejecución                Un año
    Costo                                     US$ 200.000

Estudio para el saneamiento, restauración ecológica y conservación de los tiraderos a cielo abierto a rellenos sanitarios o rellenos controlados

   Justificación
-  El relleno sanitario es el método de ingeniera mas recomendado para disposición final de los RSM. En éste se
    considera la técnica para su disposición final sin causar perjuicios al medio ambiente ni molestias o peligros para la
    salud y seguridad pública. Actualmente, algunos sitios de disposición final de la ZMVM funcionan como tiraderos sin
    control, contaminando suelo y aire.

    Objetivo general
-  
Contar con un proyecto ejecutivo que contenga procedimientos constructivos adecuados para el cierre, saneamiento y
     uso final de los sitios de disposición final de residuos sólidos de la ZMVM.

    Objetivos específicos
-  
Obtención del proceso constructivo relacionado al cierre, saneamiento y uso final, que contemple las obras de control
     necesarias para manejo y eliminación de contaminantes generados en el sitio, principalmente biogás y lixiviados.

    Logros esperados
Contar con un estudio para ejecución de trabajos de saneanu'ento, restauración ecológica y conversión
   de los tiraderos a cielo abierto de la ZMVM a rellenos sanitarios y sitios controlados.
   Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. Con participación del
   Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. Y los municipios conurbados.

   Plazo de ejecución                             2 años.
   Costo                                                 US$ 2.500.000

Estudio para el saneamiento, restauración ecológica y conversión de los tiraderos a cielo abierto a rellenos sanitarios o rellenos controlados
  Justificación
El relleno sanitario es el método de ingeniera mas recomendado para disposición final de los RSM. En éste se
    considera la técnica para su disposición final sin causar perjuicios al medio ambiente ni molestias o peligros para la
    salud y seguridad pública. Actualmente, algunos sitios de disposición final de la ZMVM funcionan como tiraderos sin
    control, contaminando suelo y aire.

   Objetivo general
-
Contar con un proyecto ejecutivo que contenga procedimientos constructivos adecuados para el cierre,
   saneamiento y uso final de los sitios de disposición final de residuos sólidos de la ZMVM.
   Objetivos específicos
-  Obtención del proceso constructivo relacionado al cierre, saneamiento y uso final, que contemple las obras de control
    necesarias para manejo y eliminación de contaminantes generados en el sitio, principalmente biogás y lixiviados.
   Logros esperados
Contar con un estudio para ejecución de trabajos de saneanu'ento, restauración ecológica y conversión
   de los tiraderos a cielo abierto de la ZMVM a rellenos sanitarios y sitios controlados.

   Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. Con participación del
   Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. Y los municipios conurbados.
   Plazo de ejecución                               2 años.
   Costo                                                   US$ 2.500.000


Diseño de programa para minimizar el ingreso de residuos peligrosos a los sitios de disposición final

   Justificación
Los rellenos sanitarios son sitios de disposición final y están diseñados para recibir únicamente RSM. Es importante
   controlar el ingreso de residuos provenientes de industrias consideradas como de alto riesgo y también los de tipo
   hospitalario. Es necesario diseñar un programa de control que sólo permita el ingreso de camiones recolectores de
   residuos municipales.
   Objetivo general
Diseño de un programa para el control del ingreso de residuos peligrosos a los sitios de disposición final.
   Objetivo específico
Evitar el ingreso de residuos peligrosos a los sitios de disposición final mediante inspección visual y
   muestreo estadístico de vehículos a partir de la fecha de inicio del programa.
   Logro esperado
Realizar la operación de disposición final de RSM en los sitios destinados para este efecto, sin
   mezclarlos con residuos peligrosos.
   Entidad ejecutara
Este provecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con
   participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.
   Plazo de ejecución                                    6 meses.
   Costo                                                        US$ 100.000
Programa piloto para recuperación de sitios que fueron utilizados como tiraderos sin control
   Justificación
El crecimiento demográfico y las actividades productivas y de servicios han generado grandes volúmenes de desechos
    que requieren manejo adecuado. En la ZMVM, la disposición de estos residuos se ha realizado en tiraderos sin ningún
    control, por lo tanto se requiere de un programa de recuperación de dichos sitios.
   Objetivo general
Elaboración de un programa para recuperación de sitios que fueron utilizados como tiraderos sin control
    en la ZMVM.
   Objetivo específico
Obtención de los linean-úentos del proceso para recuperación de sitios de disposición final sin control
    de la ZMVM.
    Entidad ejecutara
-  
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación del
    Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.

    Plazo de Ejecución                      3 años
    Costo                                           US$ 1.500.000

Análisis de factibilidad de la operación del relleno sanitario incluyendo pepena
Justificación
-  Para operar eficientemente un relleno sanitario es indispensable que los elementos humanos involucrados cumplan con
    la función específica establecida dentro de las actividades contempladas para dicha operación.
-  Por este motivo, se requiere analizar la actual problemática de aparición de grupos de pepenadores en los sitios de
   disposición final. El objetivo es defmir la posible inclusión de estos grupos al trabajo organizado de los rellenos
   sanitarios. De esta forma se alcanzarán beneficios mutuos que permitirán el correcto funcionamiento de las diversas
   etapas que involucra este tipo de operación.
   Objetivo general
Determinar el beneficio que reporta la operación de un relleno sanitario utilizando mano de obra en el
   reciciaje de subproductos.
   Objetivo específico
Elaborar un estudio que muestre y evalúe la compatibilidad del empleo de mano de obra adicional con la operación
   establecida para rellenos sanitarios, a través de indicadores de rendimiento, seguridad,  sociales, técnicos y
    económicos con el propósito de elegir  la opción más factible. Logro esperado
-   Fijar las bases de las acciones y políticas necesarias para proceder al establecúniento de acuerdos entre
    la organización de pepenadores y el gobierno para consecución de un mejor aprovechamiento del  potencial humano y
    operación de rellenos sanitarios.
   Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con
   participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.
        Plazo de ejecución 6 meses.
Costo
US$ 100.000
Análisis de factibilidadpara la utilización de programas alternativos para cobertura
   Justificación
-  El empleo de material de cobertura en el relleno sanitario es de vital imnportancia de acuerdo a lo establecido por la
   norma dictada en este rubro. No obstante, también es importante conocer y utilizar las diversas opciones que cumplan
   con el mismo propósito y que además satisfagan las condiciones econónúcas, técnicas y de empleo de recursos
   impuestas por el diseño de un relleno. Por esta razón,, es indispensable contar con un análisis que establezca
   alternativas que presenten mayor beneficio en ahorro y optimización de recursos.
   Objetivo general
-  Establecer un programa alternativo para cobertura de RSM depositados en rellenos sanitarios.

   Objetivo específico
Elaborar un estudio técnico-económico que indique las diversas opciones que existen en materia de cobertura de
    residuos sólidos y que evalúe, en base a las condiciones impuestas por el medio. aquéllas que presenten mayor
    beneficio.
   Logro esperado
-  
Maximizar el uso de los recursos humanos, materiales y equipos al menor costo posible. 

   Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. con
   participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.
    Plazo de ejecución                    18 meses.
    Costo                                         US$ 150.000

  Estudio para determinar la contaminación del subsuelo y acuíferos por los sitios de  disposición final
  Justificación
Los sitios de disposición final se originan como consecuencia de la necesidad de contar con confinamiento para la
   disposición de residuos sólidos generados en la ZMVM. Sin embargo, la mayoria de los sitios actuales se establecieron
   cuando aún no existía la norma que regula el diseño, construcción y operación de éstos. No se realizaron estudios
   referentes a los efectos que una obra de esta naturaleza puede causar; contanúnación al subsuelo y acuíferos cercanos
   al sitio. Considerando que la LGEEPA establece la preservación de recursos naturales, debe determinarse el grado de
   contaminación que pudiera haberse causado por la ubicación, tanto de los sitios antiguos así como de aquéllos
   diseñados recientemente, con objeto de cumplir con la normatividad vigente v detenninar las políticas acciones
   necesarias para la conservación del ambiente de la ZMVM.
   Objetivo general
-  Establecer el grado de contaminación que sufren actuahnente el subsuelo y los acuíferos afectados por la ubicación de un sitio de disposición final de residuos sólidos.

   Objetivo específico
-   Realizar un estudio geológico, geohidrológico y geofisico en los sitios de disposición final que determine, en base a
     indicadores confiables, si el subsuelo y los acuíferos subyacentes están contaminados. De estarlos, determinar si la
    contaminación fue provocada por la existencia del sitio.
    Logro esperado
-  Fijar lineamientos básicos necesarios para sitios de disposición final que garanticen que el subsuelo no
   será afectado por el empleo de la actual tecnología.

   Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con
   participación de] Gobierno de] Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.
   Plazo de ejecución                         Un año.
  Costo US$ 200.000
Planeación de un centro de capacitación y aifiestramiento en el área de los residuos sólidos
  Justificación
-  El manejo de los residuos sólidos en la ZMVM involucra una serie de acciones que requieren de cierta
   capacitación. Para ello es indispensable que el personal involucrado comprenda la importancia de su participación en el
   manejo de éstos. Para este fin es necesario crear un centro de capacitación en equipo para recolección, barrido y
   disposición final, a manera evitar riesgos en el trabajo y a la vez obtener una mejor eficiencia en el manejo de los
   residuos sólidos.
   Objetivos generales
Crear centros de capacitación coordinados por profesionales en el área de manejo de residuos sólidos.
   Estos centros tendrán como fmalidad la transmisión de los conocin-úentos necesarios para el manejo
   adecuado de dichos residuos.
   Objetivos específicos
-  Diseñar un programa de capacitación para la operación del relleno sanitario
-  Elaboración de programas de capacitación del personal para la operación en equipo de recolección, barrido, etc.
-  Creación e implementación de proyectos experimentales para manejo de residuos sólidos
-  Implementar prácticas de seguridad en el trabajo
-  Programas integrales de seguridad.
    Logros esperados
Los alcances esperados con estas acciones consisten en lograr que el personal encargado domine el
   manejo de los residuos sólidos y con ello evitar riesgos en el trabajo.
   Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación
   del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados de la ZMWM, y con la
   colaboración de la Secretaría de Desarrollo Social.
       Plazo de ejecución                              6 meses.
Costo
US$ 200.000

Programa de Difusión de las acciones de manejo de residuos sólidos
   Justificación
-  Para el buen desempeño de un sistema integral de manejo de los residuos sólidos es necesario que se establezca una
    alianza entre las autoridades, las empresas y la ciudadanía, pues cada uno juega un papel importante en la realización
    de las actividades y programas involucrados.
-  Desafortunadamente el desconocimiento de la problemática que involucro el manejo de los residuos sólidos es uno de
    los principales obstáculos para el éxito de los sistemas de manejo. Sería importante contar con programas de difusión
    que den a conocer las acciones al respecto-, permitiría una mejor colaboración por parte de la población.

    Objetivo general
-  
Definir el tipo y la cantidad de información que se hará llegar a la comunidad.
-   Establecer los medios a través de los cuales se llevará a cabo la difusión.
-   Diseñar los programas de difusión.
-   Establecer el vínculo con las autoridades responsables de los diversos medios de comunicación contemplados.
-   Realizar un análisis económico de la implementación de los programas de difusión.
    Logros esperados
-  
Contar con programas de difusión que permitan informar a la ciudadanía en general sobre las acciones involucradas en
    el manejo de los residuos sólidos. Esto permitirá un mayor apoyo por parte de la población en el buen desempeño de
    la prestación del servicio de limpieza.
    Entidad ejecutara
-  
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación
    del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados, Y con la colaboración de la
    Cámara de la Industria de Radio y Televisión.
    Plazo de ejecución                           Duración permanente.
    Costo                                               US$ 1.000.000 anuales. 
Programa de monitoreo instalaciones de transferencia, tratamiento y disposición final
Justificación
- Debido al crecimiento urbano de la ZMWM, las instalaciones diseñadas para el manejo de residuos sólidos han quedado rodeadas de población, provocando con esto la posible afectación al medio ambiente y salud pública.
Objetivo general
- Establecer en la ZMVM un programa de monitoreo ambiental en las 'instalaciones de manejo de RSM.

   Objetivo específico
Dotar de la totalidad de infraestructura y realizar un programa de monitoreo ambiental en todos los sitios de disposición
    final e instalaciones de manejo de residuos sólidos de la ZMVM. Su objetivo es el monitoreo del biogás y los
    lixiviados, de las aguas subterráneas, de PST (partículas suspendidas totales) y el ruido, según sea el caso.
Logros esperados
Deterninación de los indicadores de control del programa de monitoreo para la evaluación y mitigación
   de los posibles riesgos ambientales en la zona de muestreo.
   Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la
   participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados, y con la
   colaboración de la Cámara de la Industria de Radio y Televisión
   Plazo de ejecución                     Duración permanente.
   Costo                                          US$ 2.000.000 anuales.
 Estudio para la determinación de índices de inversión y costos
   Justificación
-  Para la disposición final de los RSM debe contarse con obras de ingeniería planeadas, diseñadas  ejecutadas con la
   máxima eficiencia con el fin de prevenir efectos adversos al ambiente, principalmente en la operación. Para tal efecto,
   se requieren de indicadores de rendimientos para los diferentes equipos en las diferentes épocas del año y con los
  diversos materiales empleados en la operación de un sitio de disposición final.
Objetivo general
Determinar el rendimiento de los diferentes equipos de maquinaria utilizada en un sitio de disposición
   final con las cliferentes variantes que puedan presentarse según la época del año.
   Objetivo específico
Establecer un análisis en campo de los rendimientos del equipo empleado en diversas situaciones para
   la obtención de indicadores en la operación de los sitios de disposición final de la ZMWM.
   Logros esperados
Crear un marco de referencia para la opúmización de recursos en la operación de un sitio de disposición
   final de ZMVM.
   Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Corm'sión Metropolitana de Residuos Sólidos. con la participación
   del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. v los municipios conurbados, y con la colaboración del
   Banco Nacional de Obras y Servicios.

    Plazo de ejecución                             6 meses.
    Costo                                                 US$ 150.000

Manual de diseño y operación de los sistemas de aseo urbano

  Justificación
-  Los SAU que se prestan en la ZMVM presentan deficiente nivel de planeación, orgarúzación, operación y eficiencia.
   La causa principal de esta situación es la inexistencia de un programa enfocado a identificar las necesidades de los
   SAU. Es necesario elaborar un manual que involucro las etapas de planeación, organización, diseño e implementación,
   así como supervisión, así como supervisión de los SAU en la ZMVM.

   Objetivo general
-  Estructurar un manual para el SAU que contenga los lineamientos de planeación, organización, diseño, implementación
   y supervisión con la finalidad de eficientar el servicio que se presta en la ZMVM.
Objetivos específicos
-  El manual incluirá los análisis de cada uno de los sistemas que comprende el SAU.
    - Barrido (manual y mecánico)
    - Capacitación técnica al personal (barrido mecánico).
    - Análisis técnico-económico para la selección y adquisición del equipo.
    - Elaboración de rutas, horario y frecuencia del barrido.
    - Análisis técnico del equipo que prestará apoyo al sistema de barrido.
    - Elaborar programa de mantenimiento.
    - Rotación del personal para evitar vicios.
    - Contar con el equipo de seguridad apropiado para evitar accidentes.
    - Elaborar programa de supervisión.
    - Recolección
    - Capacitación técnica al personal (operador).
    - Elaboración e implementación de rutas, paraderos, horarios y frecuencia de recolección.
    - Señalización en los paraderos por medio de avisos que contengan horarios y días de recolección.
    - Análisis técnico-económico para la selección y adquisición del equipo dé recolección.
    - Elaborar programas de mantenimiento, reparación y sustitución de equipos.
    - Elaborar programas de supervisión.
    - Contar con equipo de seguridad apropiado para evitar accidentes.
    - Elaboración e implementación de un programa de salidas del parque vehicular de recolección escalonadas, con el fin
        de eludir las horas de mayor tráfico en el Sistema de Transferencia.
    -   Transferencia
    -   Capacitación técnica al personal

-  Análisis técnico-económico para la selección, adquisición o renta de equipo para los diferentes componentes del
    Sistema de Transferencia.
-  Elaborar e implementar un programa de mantenimiento, reparación Y sustitución de componentes del Sistema de
    Transferencia.
-  Elaborar programas de supervisión.
-  Análisis de las actuales rutas a sitios de disposición final, con el objetivo de modificarlas si fuera necesario.
-  Contar con equipo de seguridad apropiado para evitar accidentes.
-  Elaborar e implementar programas de fumigación.
-  Tratamiento
-  Análisis técnico-económico de las posibles alternativas de tratamiento para los desechos generados en la ZMVM.
-  Elaborar un programa de capacitación técnica para el personal que participará en la implementación del sistema de
    tratamiento.
-  Análisis técnico del sitio factible para la ubicación del Sistema de Tratamiento.
-  Evaluación del equipo de seguridad apropiado para el personal.
-  Determinar el método de disposición de los residuos resultantes del proceso de tratamiento.
-  Determinar las características fisico-químicas que deben presentar los residuos a utilizarse en el Sistema de
    Tratamiento.
-  Elaborar programas de operación, mantenimiento y reparación de los componentes del equipo.
-  Elaborar programas de supervisión.
-  Disposición final
-  Capacitación técnica al personal que labora en los sitios de disposición final.
-  Análisis técnico-económico para la selección del equipo para adquisición o renta.
-  Elaborar e implementar programas de mantenimiento y reparación del equipo.
-  Elaborar e implementar programas de mantenimiento, reparación y sustitución de la infraestructura de monitoreo en los
   sitios de disposición final.
-  Elaborar programa de taras y pesajes de los vehículos que ingresan al sitio.
-  Elaboración de programa de operación (compactación), material de cubierta y cobertura de residuos. Elaboración e
    implementación de programas de monitoreo.
-  Elaborar alternativas de uso para biogás.
-  Tratamiento de lixiviados.
-  Evaluación técnica de los posibles impermeabilizantes a utilizar en los sitios de disposición final.

    Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos. con la participación
    del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y con la colaboración de la Secretaría de Desarrollo Social.

     Plazo de ejecución                         10 meses.
     Costo                                              US$ 200.000

Estudio para generar los índices de operación en los SAU

   Justificación
La operación de los SAU requiere contar con indicadores de rendimiento en cada una de las diversas fases del manejo
   de los residuos sólidos. Su finalidad es la de contar con la posibilidad de verificar el nivel de cumplimiento de las
   dependencias oficiales y empresas particulares que operan en los SAU.
   Objetivos generales
Realizar una serie de mediciones en campo en cada una de las fases que componen los SAU., con el objetivo de definir
  
índices de operación y eficiencia del personal y equipamiento

   Objetivos específicos
Identificar los diferentes sistemas operativos de los SAU.
-  Realizar estudios de tiempos y movimientos en los sistemas de barrido, recolección, transferencia.
    tratamiento y disposición final.
-  Determinar rendimientos por tipo de equipo.
-  Revisar y modificar los sistemas de operación íneficientes.
   Logros esperados
-  Contar con indicaciones operativas que permitan establecer los niveles de eficiencia del personal y equipamiento que
    participan en los SAU.
   Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación
   del Gobierno del Estado de México, Gobierno del D.F. y los municipios conurbados de la ZMVM.

     Plazo de ejecución                       Un año
     Costo                                             US$ 200.000
Elaboración del manual de procedimientos administrativos de los SAU
   Justificación
-  Tanto la organización interna como el funcionamiento de una dependencia necesitan traducirse en estructuras y comportamientos institucionales, independientes de las personas fisicas que ocupan las distintas posiciones. Esto    asegura la continuidad de las instituciones.
   Objetivo general
-  Para el caso específico de los SAU, en virtud del desafio que tienen de servir con eficiencia, calidad a los habitantes de
    la ZMVM (la concentración poblacional más grande del mundo), es indispensable que cuenten con una estructura
    organizacional y moderna, procedimientos administrativos simplificados y comportamientos metódicos y regulares.
   Objetivos específicos
-  Elaborar un documento que integre:
- Información breve. veraz, actualizada y de calidad acerca de la organización interna de los SAU
-  La descripción de sus facultades, funciones, niveles de mando y las relaciones de interdependencia entre las áreas que
    los constituyan.
-  Descripción de los procedimientos sustantivos que se realizan.

   Logros esperados
-  La elaboración de un manual de procedimientos que integre las cuestiones operativas y administrativas de los
   SAU.

    Entidad ejecutara
- Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la
   participación del Gobierno del Estado de México, Gobierno del D.F. y la Secretaría de Desarrollo Social.
   Plazo de ejecución                     6 meses.
   Costo                                          US$ 150.000

Sistematización del inventario de los prestadores de servicios de manejo, tratamiento y disposición final de residuos sólidos peligrosos y no peligrosos
   Justificación
El incremento de las demandas originadas para el manejo, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos, ha
    propiciado que las autoridades responsables del servicio de limpieza requieran apoyar algunas de las fases del ciclo de
    residuos para mantener el nivel de vida de la población. Por lo tanto, se requiere de empresas prestadoras de servicios
   en este rubro. En los últimos años se ha incrementado considerablemente el número de empresas que prestan servicios
   relacionados con el manejo de residuos sólidos.
   Este incremento ha originado que se torne complejo para las autoridades pertinentes el identificar en forma rápida a las
   empresas que califican mejor con los requerimientos, tanto técnicos como económicos. Por este motivo es necesario
   contar con un sistema que ordene y permita identificar rápidamente la información existente en relación a las empresas,
   el tipo de servicios que prestan v los costos involucrados, con la finalidad de reducir tiempo y papeleo

   Objetivo general
Diseñar un sistema computacional de consulta de información que pueda ser actualizado en relación a las empresas
   prestadoras de servicios sobre el manejo, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos peligrosos y no
   peligrosos para agilizar la identificación de dichas empresas.

  Objetivos específicos
Revisar y ordenar la información sobre las empresas prestadoras de servicios con que cuenta el
   Departamento del D. F.
-  Realizar una investigación sobre las empresas prestadoras de servicios ubicados en la ZMWM para actualizar el
   directorio.
-  Diseñar un sistema de base de datos que ordene a las empresas en relación al tipo de prestación de servicio que
   ofrece.
-  Al identificar a las empresas en la base de datos se podrá contar con información sobre tecnología. equipo y costos.
   Logros esperados
-  Entregar información rápida y actualizada de las empresas prestadoras de servicios sobre el manejo, tratamiento y
   disposición final de los residuos peligrosos y no peligrosos a las autoridades del Departamento del D. F. y a otras instituciones interesadas en dicha información.
   Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados

   Plazo de ejecución                          3 meses.
   Costo
US$ 50.000
Fomentar la participación de la iniciativa privada en los SA U
   Justificación
-  Los sitios de disposición final de la ZMVM en la actualidad no cuentan con control de operación. Esto es perjudicial
   para el Gobierno y el personal que labora en los sitios (pepenadores), y además provoca deterioro al medio ambiente,
   tanto del sitio mismo como de la población circunvecina.
   Objetivo general
-  Efectuar control de los RSM en los sitios de disposición final de la ZMVM a través de empresas del sector privado
   que cuenten con experiencia en el ramo.
   Objetivos específicos
-  Controlar la operación de los sitios de disposición final de la ZNWM a través de empresas privadas que cuenten con
    personal calificado en materia de residuos sólidos y la maquinaria necesaria para dichos trabajos. En el caso de que el
   Gobierno cuente con maquinaria, la empresa deberá aportar personal calificado para el manejo de este equipo.
   Además, deberá efectuarse la supervisión de los trabajos a través de una empresa externa que verifique la correcta
   aplicación de los lineamientos del manual de operación.
Logros esperados
-  Controlar en forma eficiente la disposición final de los residuos sólidos en los lugares destinados para
   ello en la ZMVM, para evitar riesgos a la población y al medio ambiente.
   Entidad ejecutara
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la
   participación del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.
   Plazo de ejecución                            Un año.
   Costo                                                 US$ 250.000

Priorizar el manejo, tratamiento Y disposición final de los residuos peligrosos de acuerdo a su impacto al ambiente    Justificación
-  Actualmente en los sistemas de manejo, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos debe considerarse el
   grado de afectación de éstos al ambiente. La finalidad es priorizar los residuos de mayor riesgo y prestarles más
   atención en la aplicación de dichos sistemas. Es de suma importancia diseñar un modelo específicoque permita jerarquizar los residuos peligrosos

    Objetivo general
-  Desafiar un sistema que permita jerarquizar los residuos sólidos peligrosos de acuerdo al riesgo afectación al ambiente, con la finalidad de priorizar el manejo, tratamiento y disposición final de dichos residuos.
  Objetivos específicos
-  Efectuar clasificación de las industrias de acuerdo al tipo de residuos peligrosos que generan basada en su riesgo.
-  Definir los volúmenes generados conforme a la información recopilada.
-  Diseñar un modelo de fácil acceso que permita jerarquizar los residuos sólidos peligrosos de acuerdo a su efectación al    
    ambiente
   Logros esperados
-  Contar con un modelo de jerarquización de los residuos sólidos peligrosos generados en la ZMVM de acuerdo a su afectación al ambiente para priorizar los sistemas de manejo, tratamiento y disposición final de dichos residuos.

  Entidad ejecutara
-  Este Proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación del Gobierno de] Estado de México, el Gobierno del D.F., los municipios conurbados ; el Instituto Nacional de
Ecología.

  Plazo de ejecución                  Dos años.
  Costo                                       US$ 1.000.000

Evaluación técnico-economista del control de los residuos biológico-infecciosos

    Justificación
-   A Partir de la publicación de la Norma NOM-087-E 1 OL-1 995, donde se obliga a las dependencias generadores
    de residuos biológico-infecciosos darles un manejo. tratamiento Y disposición final separadamente del resto de los
     residuos municipales, se ha originado una serie de problemas. Estas instituciones no contaban con los recursos  
     técnicos  ni económicos para poder implementar los sistemas requeridos, Sin embargo, desde la publicación de la
     norma esto es   obligatorio. Por lo tanto, es importante contar con información sobre la tecnología y equipo requerido
     para el manejo  adecuado de este tipo de residuos, además de los costos involucrados en dichos sistemas, para poder
     definir sistemas  de manejo que puedan ser viables.

    Objetivo general
-  
Realizar un análisis técnico-económico de los sistemas de manejo de los residuos sólidos biológico infecciosos para
    poder evaluar su implementación y su viabilidad.

   Objetivos específicos
Identificar los tipos y volúmenes de residuos biológico-infecciosos generados en instalaciones que prestan atención
   médica.
-  Investigar sobre los principales sistemas de manejo y tratamiento de residuos biológico-infecciosos empleados en otros
    países.
-  Realizar un análisis sobre la viabilidad técnica de los sistemas de manejo y tratamiento recomendados. Realizar un
   análisis económico de las alternativas de manejo y tratamiento seleccionadas.
   Logros esperados
Contar con datos e información técnico-económica para poder implementar los sistemas de manejo y tratamiento de
    residuos sólidos biológico-infecciosos considerando las necesidades y recursos con que cuentan las instituciones de
    salud.

   Entidad ejecutara
Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación
   del Gobierno del Estado de México. el Gobierno del D.F., los municipios conurbados. el Instituto Nacional de
   Ecología y la Secretaría de Salud.

   Plazo de ejecución                            Un año.
   Costo                                                 US$ 500.000

Evaluar el otorgamiento de incentivos para prestadores de servicios que manejan los residuos sólidos y peligrosos
   Justificación
-  Siempre han sido materia de discusión las ventajas y desventajas que acarrea el otorgamiento de incentivos
   económicos y/o fiscales para las industrias que reduzcan los impactos ambientales. técnicos, económicos originados
   por el manejo de los residuos sólidos. Sin embargo, sería importante considerar este tipo de propuestas, evaluando
   todas las implicaciones para el caso de industrias que los operan. Esto incentivaría a la industria para establecer
   mecanismos que permitan su manejo adecuado y además se recuperaría en ahorro de recursos.
   Objetivo general
-  Efectuar un análisis del otorgamiento de incentivos económicos y/o fiscales para las industrias que manejan los residuos
   sólidos peligrosos y evaluar los beneficios que esto acarrea en los sistemas de manejo, tratamiento y disposición final de
   dichos residuos.
   Objetivos específicos
-  Realizar un inventario de las empresas que manejan residuos sólidos peligrosos y también de las empresas que inicien
   sus actividades en este ramo, considerando el tipo de residuos que manejan.
-  Realizar una investigación de los mecanismos a través de los cuales se pueda llevar a cabo el otorgarmiento de los
    incentivos.
-  Realizar una evaluación de los beneficios que acarrearía el otorgamiento de incentivos económicos y fiscales.
   Logros esperados
-  Contar con mecanismos para el otorgamiento de incentivos económicos y/o fiscales para las industrias que manejan
   residuos sólidos peligrosos y así poder implementar un sistema de este tipo en la ZMVM.
   Entidad ejecutara
- Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación
   del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F., los municipios conurbados y la Secretaría de Desarrollo
   Social.
   Plazo de ejecución                        6 meses.
   Costo                                            US$ 100.000
 Determinación de tarifas para los servicios de aseo urbano
   Justificación
-  Además de la parte técnica involucrada en la prestación del servicio de aseo urbano, existe la parte adnúnistrativa que
   involucro los aspectos financieros, tales como el flujo de capa, la amortización del equipo, los costos de operación y
   equipo, las estadísticas, los costos por accidentes de trabajo la ,rotación de personal. También se incluyen los costos
  de ciertos parámetros básicos, tales como los costos por tonelada dispuesta, los costos unitarios del servicio de
   recolección, transporte, tratamiento. disposición final y el barrido de calles. Todos estos datos resultan indispensables
   para la toma de decisiones y además permiten comparar las eficiencias de los diferentes servicios, temendo en cuenta la
   calidad del servicio prestado y las características de la comunidad beneficiada. Aunque se cuenta con infonnación de
   este tipo, es necesario realizar estudios que actualicen esta infoitnación con la finalidad de tener bases sólidas.
   Objetivo general
-  Llevar a cabo un estudio de actualización y determinación de tarifas en las diversas fases del ciclo de los residuos
   sólidos para la prestación de los servicios de aseo urbano.

   Objetivos específicos
-  Llevar a cabo un análisis de tiempos y movimientos de los sistemas de aseo urbano.
-  Llevar a cabo una investigación sobre los criterios de determinación de tarifas en obras en otras ciudades del mundo.
-  Establecer los criterios de las tarifas para el cobro del servicio relacionado al manejo de residuos sólidos. Establecer
    los costos horarios de maquinaria a emplear y del personal requerido en cada una de las etapas del manejo de los
    residuos sólidos.
-  Establecer los costos por el servicio de recolección, transferencia Y disposición final.
   Logros esperados
Contar con cifras actualizadas y confiables sobre las tarifas para el cobro del servicio relacionado con la recolección,
   transferencia y disposición final de los residuos sólidos.
   Entidad ejecutora
-  Este proyecto debe ser desarrollado a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con la participación
   del Gobierno del Estado de México, el Gobierno del D.F. y los municipios conurbados.

   Plazo de ejecución
6 meses.
   Costo                                             US$ 100.000  
Proyectos prioritarios a mediano plazo
   Generación
-  Arqueología de los RSM.
-  Características fisico-químicas y bromotológicas de los RSM.
-  Análisis histórico, tendencias de generación y composición de los RSM y peligrosos.
-  Relación entre la situación económica de la ZMVM con la generación y composición de los RSM y peligrosos.
   Recolección
-  Desarrollo de vehículos específicos o prototipos para diferentes tipos de recolección.
-  Mecanización de los sistemas de recolección.
   Transferencia
-  Optimizacón de rutas de transferencia.
-  Estudio de simulación de la operación de las estaciones de transferencia.
   Tratamiento
-  Investigación sobre la Fabricación de los bienes sustitutos a partir de los RSM.
-  Análisis de factibilidad para la implementación de plantas de tratamiento para alimentos balanceados.
   Disposición final
-  Programa piloto sobre la degradación fisico-química y biológica acelerada de los RSM.
-  Programa de recuperación de sitios.
9.8.4 Área económico-financiera

               Sistema de información de datos financieros

   Justificación
El Sector dispone de escasa información financiera y técnica. Esta circunstancia no permite realizar planificación
   estratégica para establecer los indicadores de gestión Y re0ación. Actualmente. la información sobre la ejecución
   financiera del servicio y los proyectos de inversión no está sistematizado. se encuentra dispersa en diferentes
   organismos y en diferentes niveles de gobierno, o simplemente no existe. Esta situación no permite realzar una
   cuantificación de los impactos de la inversión en el servicio ni el establecimiento de un plan fisico-financiero que
   responda a los objetivos de modernización del Sector.
   Objetivo general
-  El presente proyecto tiene como objetivo diseñar e implantar un sistema de información técnico y financiero para el
   sector de desechos sólidos, que permita determinar la ejecución financiera y los respectivos indicadores que
   contribuyan a realizar el control de gestión.
   Objetivos específicos
-  El proyecto tiene los siguientes objetivos específicos:
-  Definir el sistema de información para que permita conocer laejecución financiera anual del Sector.
-  Identificar los requirimientos de información básica, fuentes de la misma y mecanismos para su levantamiento.
-  Diseño del sistema. Características, usuarios, productos. El sistema será lo suficientemente flexible para :
   1) incorporar y analizar la información disponible en la situación actual, 2) pernútir un desarrollo progresivo por etapas;
    y 3) permitir su interrelación con otros sistemas de información del Sector (especial énfasis en los datos técnicos).
-  Identificar los requerimientos de recursos para implantar el sistema y diseñar el proceso de capacitación de los usuarios
   del mismo. El proyecto incluirá la aplicación de la capacitación señalada.
-  Establecer un programa de implantación del sistema de información en función de las metas del servicio
   que establezca la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, incluyendo los procesos de capacitación de los
   usuarios del mismo.
    Logros esperados
-  Contar con un sistema automatizado para el servicio que permita determinar la ejecución financiera del Sector en
    términos de: 1) origen de los recursos (ingresos propios, gobierno federal, estatal , municipal, presupuesto ordinario y
   operaciones de crédito público); 2) aplicación de los recursos por etapas del ciclo de los desechos sólidos (gastos
   corrientes y de inversión y discriminación por componentes de cada gasto); y 3) ejecutor.
-  Para los gastos corrientes el sistema discriminará como mínimo en: personal (directo e 'indirecto (empresas
   contratistas) y equipo e insumos (vehículos, maquinaria, equipos, etc.). Para los gastos de inversión se desagregará por
   componente: mano de obra, materiales y equipos, preinversión. administración e inspección.

    Entidad ejecutora
-  Deberán participar en el ejecución del proyecto la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, el Gobierno del
    Estado de México, la DGSU del D. F. y los municipios.

    Plazo de ejecución               10 meses.
    Costo                                            US$ 290.000 (incluye equipos de "hardware" y capacitación)

Modelo de plan de gestión y resultados para las empresas operadoras

   Justificación
En la actualidad no existe un sistema de regulación para las empresas de la ZMVM que prestan los servicios de aseo
   urbano. Entre las principales razones de lo anterior se cuentan: 1) las empresas tienen objetivos de desarrollo y
   asistencia social al mismo tiempo, lo cual pareciera que las exime de ser eficientes en la producción de los servicios en
   su ámbito de competencia, 2) las decisiones de inversión no se evalúan ni estudian con criterios de viabilidad
   económica, financiera, técnica e institucional " 3) no hay un cobro directo de la empresas por el servicio y las
   transferencias que reciben no están condicionadas a gestiones eficientes; y 4) existe la influencia externa de los políticos
   en la toma de decisiones sobre aspectos fundanentales para el desarrollo de las empresas.
-  Es por ello que se plantea la necesidad de establecer controles y reinterpretar los resultados de orden operacional y  
   financiero, que permitan visualizar los resultados de las empresas operadoras en términos productivos, financieros, de
   calidad del servicio y eficiencia frente a los objetivos de carácter social.
   Objetivo general
-  El proyecto tiene como objetivo identificar los indicadores de gestión y establecer los mecanismos para que las
   empresas del servicio de aseo urbano puedan medir su actividad.
   Objetivos específicos
-  Identificación de indicadores de gestión aplicables a corto plazo
-  Identificación de la información básica requerida para la determinación de indicadores
-  Identificar los criterios de evaluación de estos indicadores
-  Definir la participación de los responsables para medir sus propios resultados, tomar acciones
   correctivas y así autocontrolarse
-  Establecer un sistema de incentivos.
  Logros esperados
-  Se espera que el proyecto logre la definición, diseño y establecin-iiento de un sistema de mom'toreo de la gestión del
   servicio en la ZMVM, basado en el análisis de los siguientes aspectos:
          -  Lograr las metas propuestas en el corto y mediano plazo para el servicio. Este sistema será un insumo
             fundamental    para las acciones de regulación que deberá desarrollar el Sector.
          -  Operacionalizar los objetivos estratégicos establecidos como resultado del estudio sectorial realizado. Identificar
              y    proponer los objetivos estratégicos complementarios que se requieran.
          -   Evaluar y proponer la necesidad de establecer metas regionales adecuándose a las condiciones específicas de
              los sistemas en diferentes sectores de la ZMVM.
   Entidad ejecutara
-  Los ejecutores del proyecto serán la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, con participación de
   técnicos del Gobierno del Estado de México, la DGSU y los municipios.
 Plazo de ejecución                         6 meses.
Costo                                             US$ 80.000

Diseño de un sistema de recuperación de costos para el servicio de aseo urbano
   Justificación
-  El pago del servicio de aseo urbano en la ZMVM actualmente no se rige por un sistema de tarifas. Éste se establece
   como gratuito para producciones menores de 200 kg. diarios en el D. F., y en los municipios del Estado de México se
   le considera supuestamente incluido en el impuesto predial. Por otra parte. el pago de la tarifa establecida por
   producción de residuos mayor de 200 kg., no es cancelada por la totalidad de los usuarios, ya que se puede evadir
   fácilmente a través del servicio de los mismos operadores. No existe tampoco ningún sistema de tasas u otro
   instrumento impositivo que penalice la producción en cantidad o calidad de residuos de difícil manejo. Esto impide la
   recuperación de costos y a la larga incide en el deterioro de la calidad del servicio. Por otra parte, el usuario no toma conciencia del valor de este último y difícilmente se vincula en programas de reducción de generación y reciclaje.
  Objetivo general
-  El proyecto tiene como objetivo diseñar un sistema de recuperación de costos para ser aplicado en la ZMVM, que cumpla sus fines distributivos y que permita conciliar la utilidad financiera con los objetivos sociales del servicio.
   Objetivos específicos
-  Plantear, a partir de la información de costos del servicio, un esquema tarifario e impositivo que considere a los diferentes usuarios y sus 'incorporaciones en las diferentes etapas del mismo.
-  Este esquema establecerá las tarifas y los mecanismos que permitirán un subsidio cruzado entre usuarios, e incorporará
    un factor de depreciación de activos y previsiones para futuras inversiones.
-  El sistema establecido deberá generar incentivos para reducir la cantidad de basura generada Y considerará además la
    calidad de la misma, posibilidades de reciclaje, toxicidad, etc.
-  El proyecto considerará igualmente un programa progresivo de implantación del sistema de tarifas, pudiendo proponer
   en el corto plazo algún sistema previo de tarifas fijas, pago explícito en impuestos, cargos a industrias cuyos productos
    incluyan envases no retomables o de dificil tratamiento, etc. Logros esperados
-  Se espera que el proyecto defina un sistema de recuperación de costos de aplicación progresiva. donde se pueda
   incorporar el sistema de tarifas y los subsidios a usuarios de menores ingresos, y que además permita la autosuficiencia
   financiera del servicio en un plazo no mayor de tres años.
   Entidad ejecutara
- La entidad ejecutara del proyecto debe ser la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos, a través de algún grupo técnico que se designe.
  
   Plazo de ejecución                          8 meses.
   Costo                                              US$ 120.000
Identificación de un mecanismo de subsidios para el servicio de aseo urbano

   Justificación
En la actualidad no existe un sistema de subsidios del servicio explícitamente establecido. El usuario no está en
   conocimiento de quién paga por el servicio que recibe y cuánto paga. Esto trae como consecuencia que los subsidios
   lleguen por igual a todos los suscriptores y, por lo tanto, no incentivan al uso racional del servicio. Por otra parte, los
   operadores de la recolección Y los líderes de los pepenadores son los que finalmente están siendo beneficiados con los
   recursos del Sector. Adicionalmente, la mayor parte del actual subsidio es financiado por el Gobierno Federal, el
   Gobierno del Estado de México y el del D. F., repercutiendo en las finanzas de los mismos.
   Objetivo general
-  Este proyecto tiene como objetivo implantar un sistema de subsidios en poblaciones de la ZMVM, por tipo de
   suscriptor y por zona geográfica, considerando para ello factores de tipo socio-económico Y los requerimientos de inversión del servicio.
   Objetivos específicos

Establecer una caracterización socio-económica de la población de la ZMVM. Los estratos sociales se establecerán
   de acuerdo a los indicadores suministrados por INEGI y municipios. Se incorporarán entre otros, criterios de ingresos
   y condiciones de vivienda.
-  A partir de la estructura de ingresos determinar el porcentaje que debería destinarse al pago del servicio de aseo
   urbano (utilizar referencias internacionales).
-  Basados en los requerimientos de inversiones, las políticas de financiamiento y las tarifas del servicio que se establezcan, se determinarán los criterios de otorgamiento de subsidios.
-  Identificará y evaluará modalidades institucionales para implantar el esquema de subsidios.
   Logros esperados
-  El proyecto establecerá pautas para la identificación de los sujetos objetos del subsidio y del mecanismo para implantar
   y monitorear el otorgamiento de los mismos. Así mismo, se tendrá una cuantificación de los subsidios al Sector, los
   sectores económicos, la población beneficiada y el iinpacto del mismo en la economía regional.
   Entidad ejecutara
-  El ejecutor del proyecto será la Comisión Metropolitana de Desechos Sólidos, con participación del Gobierno del Estado de México, del Gobierno del D. F. y los municipios.

    Plazo de ejecución
5 meses.
    Costo                                           US$ 50.000

Estructura y funcionamiento del fondo de financiamiento metropolitano
   Justificación
-  El financiamiento del sector de residuos sólidos en la ZMVM se ha basado fundamentalmente en los presupuestos
   ordinarios del Gobierno Federal, del Gobierno del Estado de México y del Gobierno del D. F., y en menor porcentaje
   de los ingresos municipales.
-  En el marco del análisis de requerimientos de inversiones del Sector para los próximos seis años, se ha concluido que:
   1) existe la necesidad de incrementar y diversificar las fuentes de financiamiento 2) se requiere la coordinación de las
   fuentes de financiamiento-, y 3) deben establecerse prioridades para  la ejecución de inversiones de las mismas.
-  Como resultado de de los  anterior, se ha propuesto a nivel preliminar la creación de un fondo de financiación
    metropolitano que permita ordenar la captación y uso de los recursos para el Sector.

   Objetivo general
Este estudio tiene como objetivo la Identificación v diseño del arreglo institucional que permitirá ordenar la captación y
   uso de recursos para el financiamiento de los proyectos de rehabilitación fisica, ampliación y desarrollo institucional del
   servicio de aseo urbano en la ZMVM.
   Objetivos específicos
-  Identificación de propuestas institucionales para la captación y desembolso de recursos a entes prestadores del servicio de aseo urbano, ya sean de índole pública o privada.
-  La captación de recursos se efectuará a través de la emisión y negociación de títulos valores, operaciones de crédito
    interno y externo, transferencias de entidades públicas del gobierno federal, estatal y municipal, u otra modalidad que
    se identifique como resultado del estudio.
-  Análisis de fortalezas y debilidades de las propuestas y selección de una opción.
-  Establecer y analizar diferentes criterios para el repago de financiamiento por parte de los beneficiarios y distribución
   del capital accionarlo del fondo.
-  Para la opción seleccionada, identificar la naturaleza jurídica creación, objeto social, capital, accionistas,
   distribución del capital accionarlo, estatutos, funciones, órganos de dirección y administración, estructura organizacional
    y perfiles de los cargos.
-  Así mismo describirán las opciones para el desembolso de recursos a los entes prestadores. Elaboración de un plan de
    implantación para la opción seleccionada.
-  Para la opción seleccionada se identificarán y describirán las actividades requeridas para su implementación y duración
    en el tiempo, estableciéndose los prereqw'sltos de cada una y los recursos necesarios.
   Logros esperados
El Proyecto debe proveer las bases para la conformación e instrumentación de un fondo de financiamiento
   metropolitano que permita a los solicitantes de recursos disponer de los mismos en forma oportuna para la ejecución de
   inversiones dimensionadas óptimamente
  Entidad ejecutora
-  La ejecución del proyecto estará a cargo de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos.

  Plazo de ejecución                            Diez meses.
  Costo                                               US$ 250.000
9.8.5 Área ambiental
Evaluación ambiental de los sitios actuales de disposiciánfinal el la ZMVM
   Objetivo general
-  Realizar muestreos y análisis de los componentes ambientales para determinar los efectos provocados por los sitios de
   disposición final.
  Objetivos específicos
-  Crear la infraestructura necesaria para toma de muestras y principalmente para su caracterización en aire, agua y suelo.
-  Realizar muestreos, caracterizaciones y evaluaciones ambientales de los sitios de disposición final.
-  Establecer criterios de modificación o emitir dictámenes de clausura para los diversos sitios de disposición final
Entidades ejecutoras
- DGSU/DDF y la Secretaría de Ecología para los municipios de la ZMVM.

  Plazo de ejecución                                  2 años, aprox.
  Costo                                                      US$ 100.000

Acondicionamiento o clausura de sitios de disposición final en la ZMVM

   Objetivo específicos
Diseñar a nivel ejecutivo las acciones necesarias para eliminar el peligro de contaminación al ambiente. Diseñar las
    modificaciones de los rellenos sanitarios que puedan continuar en operación después de dichas modificaciones.
   Entidades ejecutoras
-  DGSU/DDF y autoridades municipales del Estado de México.
   Plazo de ejecución                             6 meses.
   Costo                                                  US$ 300.000
Estudios generales para indentificación de zonas adecuadas para el establecimiento de rellenos sanitarios en la ZMVM
Objetivo general
-  Definir zonas en el Distrito Federal y Estado de México que puedan ser aprovechadas para rellenos sanitarios
-  (Estos estudios se han venido realizando sistemáticamente pero se considera necesaria su continuación).
  Objetivos específicos
-  Estudios geológicos y geohidrológicos en detalle, apoyados por perforaciones in-situ, para el Distrito Federal y el Estado de
   México.
-  Estudios de factibilidad técnico-económica para desarrollo de sitios de disposición final.
  Entidades ejecutoras
-  Coordinación general a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la ZMVM con la participación de DGSU /DDF y la Secretaría de Ecología del Gobierno del Estado de México.
   Plazo de ejecución
Un año.
   Costo                                                              US$ 250.000

Desarrollo de proyectos ejecutivos de rellenos sanitarios con criterio metropolitano
   Objetivo general
-  Desarrollar nuevos rellenos sanitarios con la tecnología apropiada para evitar efectos ambientales en la ZMVM.
   Objetivos específicos
-  Estudios de factibilidad.
-  Proyectos a nivel de ingeniería básica.
-  Evaluación preliminar de impactos ambientales.
-  Proyectos ejecutivos, incluyendo evaluaciones específicas de impacto ambiental.
-  Desarrollo de la infraestructura básica para los rellenos sanitarios.
   Entidades ejecutoras
- Coordinación general a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la ZMVM y desarrollo a través de
    DGSU /DDF y autoridades municipales.
   Plazo de ejecución
18 meses.
   Costo                                                           US$ 600.000
Incremento de la infraestructura para la recuperación de subproductos contenidos en los residuos sólidos
   Objetivo general
-  Identificar la infraestructura necesaria para eficientar y dar mayor cobertura a la recuperación de subproductos contenidos en
   los residuos sólidos para preservación de los recursos naturales y máxima reducción en el volumen de desechos para
   disposición final.
   Objetivos específicos
-  Identificar los diversos mecanismos que puedan ser aplicables para incrementar el esquema de recuperación de
   subproductos contenidos en los residuos sólidos.
-  Analizar acciones de segregación en casas-habitación.
-  Identificar los mecanismos que permitan conocer la participación de centros de acopio en recuperación de subproductos.
-  Evaluar la factibilidad de incrementar las plantas mecanizadas para recuperación y comercialización de subproductos.
   Entidades ejecutaras
-  Coordinación general a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la ZMVM, con
   participación de DGSU/DDF y autoridades municipales.
  Plazo de ejecución                            6 a 12 meses.
    Costo                                                US$ 200.000
 Estudio defactíbilidad de incineración de residuos sólidos en la ZM-VM

   Objetivo general
-  Identificar tecnologías más apropiadas y diseño a nivel conceptual de plantas de incineración o procesamientos semejantes para reducir el volumen de los residuos sólidos generados, principalmente en la ZMVM.(Continuar con estudios ya realizados)
Objetivos específicos
-  Realizar estudios de factibilidad técnico-económica de incineración de residuos sólidos.
-  Establecer las condiciones de protección ambiental necesarias y sus costos para la incineración de residuos sólidos en las
    condiciones de la ZNWM.
-  Desarrollar los mecanismos de infonnación y participación ciudadana que permitan el desarrollo de este tipo de proyectos en
   condiciones adecuadas.

   Entidades ejecutaras
-  Coordinación general a través de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la ZMVM con la participación de
   DGSU/DDF y la Secretaría de Ecología del Gobierno del Estado de México.
   Plazo de ejecución                                      Un año.
   Costo                                                          US$ 500.000
 Estudios para el manejo adecuado de los residuos peligrosos en la ZMVM
    Objetivo general
- Establecer los mecanismos más adecuados para disposición final de los residuos s¿>Ildos considerados peligrosos y potencialmente peligrosos.
   Objetivos específicos -  Definición de sus efectos sobre el ambiente.
-  Identificación de los residuos peligrosos que se consideren puedan ser manejados por los sistemas de aseo urbano de
   la ZMVM.
-  Definición de los mecanismos más adecuados para su tratamiento.
   Entidad ejecutara
-  Coordinación de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos de la ZMVM.
    Plazo de ejecución                                   Un año.
    Costo                                                        US$ 200.000

Estudios de evaluación de envases y embalajes con objetivos de protección al ambiente y conservación de recursos naturales
   Objetivo general
-  Identificar los materiales y sistemas de envase y embalaje más adecuados para el área de la ZMVM.
   Objetivos específicos
-  Identificación de los materiales contenidos en los RSM que demandan más volumen de recolección, transporte y sitios de disposición final y que puedan ser rediseñados y acondicionados para reducir su efecto sobre los sistemas de aseo urbano.
-  Identificación de los objetivos en producción y comercialización de estos materiales.
-  Establecimiento de reglamentos, incluyendo beneficios y sanciones para la producción s, comercialización de estos materiales.

   Entidades ejecutaras
-  Instituto Nacional de Ecología/SEMARNAP y Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (SECOFI).
Plazo de ejecución                                        2 a 3 años.
    Costo                                                            US$ 100.000

9.8.6 Área salud
Centros de información toxicológica y ambiental

    Objetivo general
-  La gran cantidad y variedad de residuos peligrosos y no peligrosos que se generan en la ZMVM, exige la creación de infraestructura informativa especializada en materia de factores de riesgo sanitario y, ambiental que permita dar respuesta a una contingencia de este tipo.
-  Dotar a la ZMVM (57 Municipios en el Estado de México y el D.F.) de una mínima infraestructura infomiativa especializada en materia de factores de riesgo sanitario y ambiental para dar respuesta ágil y oportima en caso de emergencias sanitarias o ambientales.
    Objetivo específico
-  Establecer cuatro centros de información en regiones prioritarias de la ZWM, de acuerdo a criterios de riesgo y ubicaciones geográficas estratégicas que permitan proporcionar una respuesta oportuna frente a cualquier riesgo sanitario y ambiental.
    Logros esperados
-  Prevenir y atender regionalmente los riesgos sanitarios y ambientales que pudieran ocurrir en la ZMVM
   Para proteger la salud de la población Puntualmente expuesta y a los habitantes de su zona de influencia.
   Entidad ejecutara
-  Conúsión Metropolitana del Valle de México, coordinada a un grupo interinstitucional compuesto por la autoridad ambiental, el sector salud y la protección civil.
   Período de Duración
3 años (1 997-1999).
   Costo estimado por unidad              US$ 10.500 inicialmente.
                                                            US$ 42.000 anuales.
   Financiamiento propuesto               Créditos externos y donativos internacionales.

 Unidades de tratamiento por daño agudo en servicios de urgencia en el sector salud

   Objetivo general
-  Proporcionar a la ZMVM la infraestructura requerida para el manejo, atención Y tratamiento especializado de
    padecimientos agudos e intoxicaciones relacionados con los confmarnientos ubicados en la zona de estudio y que produzcan
    problemas ambientales y sanitarios.
   Objetivo específico
-  Instrumentar los centros hospitalarios ubicados en zonas estratégicas (Cuatro norte, sur, oriente y poniente), capacitando y adiestrando al personal de las unidades Para atender en forma oportuna cualquier incidente o enfermedad por motivo de riesgos sanitarios o ambientales.
    Logros esperados
-  Brindar atención médica specializada y oportuna en cualquier emergencia provocada por factores de riesgo sanitario o ambiental, en primera instancia a la población expuesta, así como a los habitantes de las zonas de influencia.

    Entidad ejecutara
-  Comisión Metropolitana del Valle de México, en coordinación con el Sector Salud y Protección Civil y la asesoría de la autoridad ambiental competente.
    Período de ejecución 4 años                          (1997-2000).
   Costo estimado por unidad                            US$ 13.000 anuales.
  Financiamiento propuesto                             Créditos externos y donativos internacionales.
                                                                          Sector Salud y Protección Civil.

Unidades de investigación para afecciones crónicas y efectos a largo plazo

   Objetivo general
El elevado riesgo a la salud que presentan ciertas comunidades en el manejo de residuos peligrosos y no peligrosos, en gran
   medida se debe a la exposición frecuente a que están sujetas. Esto ocasiona enfermedades o padecimientos crónicos que
   dañan la salud. Para elevar la calidad de vida de estas personas, es de vital importancia la creación de centros o unidades de
   investigación para atender las afecciones crónicas y efectos a largo plazo a que se encuentran expuestas.
-  Habilitar de la infraestructura requerida, de manera similar a los perfiles antes expuestos, dividiendo la geografía de la
   ZMVM en cuatro regiones que pemutan en una primera instrucción, la prevención de riesgos y el tratamiento especializado
   de padecimientos crónicos e intoxicaciones vinculados con problemas ambientales y sanitarios.
   Objetivo específico
Dotar de la infraestructura requerida para la investigación de afecciones crónicas motivadas o generadas
   por los residuos sólidos depositados en los confinamientos a los cuatro centros regionales multireferidos.
   Logros esperados
Habilitar cuatro centros que permitan prevenir, controlar, tratar y minimizar los factores de riesgo involucrados en la
   generación de afecciones crónicas y efectos a largo plazo para proteger la salud de la población potenclahnente expuesta y a
   los habitantes de sus zonas de influencia.

   Entidad ejecutara
Comisión Metropolitana del Valle de México, con la coordinación del Sector Salud y Protección Civil.
    y la asesoría de la autoridad ambiental competente.
   Período de ejecución                                             4 años (1997-2000).
   Costo estimado por unidad                                    US$ 13.000 anuales.
   Financiamiento propuesto                                     Créditos externos y donativos internacionales,
                                                                                 Sector Salud y Protección Civil.

Unidades de remediación Para evitar la exposición y afectación a poblaciones humanas

   Objetivo general
-  Acceso e involucramiento  a las tecnologías desarrolladas tanto en México como en el extranjero, que permita la detección,
    diagnóstico, dimensionanmiento y saneamiento de los confinamientos ubicados en la ZMVM.
-  En la actualidad, en diversos
países existen tecnologías y metodologías de punta. Esto posibilita en primer lugar, el
   diagnóstico y dimensionamiento de la problemática de sitios contaminados, así como el manejo de contingencias sanitarias y
   ambientales. Es necesario que la localización de los sitios en que se ubique al personal y los recursos materiales se encuentre
   cercano o equidistante, por lo que se sugiere crear cuatro unidades y ubicarlas por región.

   Objetivo específico
-  Capacitar personal especializado y ubicarlo de acuerdo a criterios de riesgo sanitario y ambiental.

    Logros esperados
-  Se pretende dotar a cuatro regiones de la infraestructura suficiente para poder atender ágilmente
    a la población, así como obtener la posibilidad de conocer y remediar la contaminación ya existente. Esto se
    podrá lograr con el apoyo de empresas privadas que bajo la coordinación regional antes referida realicen la
   actividad mencionada.

    Entidad ejecutora
-  Comisión Metropolitana del Valle de México en coordinación con la autoridad ambiental y de protección civil y con la
    asesoría  del sector salud.

    Período de ejecución                     4 años (1997-2000).
    Costo estimado por unidad             US$ 40.000 anuales
    Financiamiento Propuesto             Créditos externos y donativos, internacionales, compañias
                                                            afianzadoras, aseguradoras y reaseguradoras, Protección Civil.
9.8.7   Area socio-comunitaria

Programa de educación ambiental

    Justificación
-
  El estudio realizado indica que la población de la ZMVM muestra poca cultura ambiental relacionada con el manejo de los
    residuos sólidos. Esta circunstancia no le permite valorar los impactos negativos de éstos sobre el medio ambiente: agua,
    aire, suelo, ni sobre la salud. Lo anterior constituye una limitante para que la población se incorpore consciente y
    voluntariamente a un programa eficiente de manejo integral de residuos sólidos, cuyo objetivo central es la prestación de un
    servicio público básico Y la preservación de un medio ambiente sano.

  Objetivo general
Crear en la población una cultura ambiental que haga de los ciudadanos de la ZNWM Individuos responsables respetuosos
    del ambiente, capaces de asumir las responsabilidades que le corresponden como generadores de residuos sólidos.

   Objetivos específicos
Desarrollar programas de educación ambiental en relación con el manejo de los residuos sólidos, industriales, peligrosos y
   especiales, y sobre sus impactos negativos sobre la salud y el ambiente.
-   Desarrollar programas de educación ambiental sobre  los aspectos positivos derivados de un correctosistema de manejo de
     los residuos sólidos, como es el aprovechamiento de   productos reciclables.
-   Desarrollar programas de educación ambiental con los contenidos anteriores en todos los niveles de
   educación escolar, así como a sectores específicos de la población con mayor receptibilidad, como pueden ser:
   organizaciones vecinales, grupos de colonos, grupos juveniles, etc.
-  Promover canpañas pemianentes de educación ambiental en relación al manejo de los residuos sólidos a través de medios
    de comunicación masivos con el fin de producir efectos en toda la población de la ZMVM.

  Logros esperados
-  Paulatinamente crear cultra ambiental en amplios sectores de la población, introducirlos al tema de los residuos sólidos,
   generar espíritu responsable hacia el medio ambiente y propiciar actitud cooperativa en relación al manejo de dichos
   residuos.

   Entidades ejecutaras
Secretaría de Educación Pública, Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca, Gobierno del Estado de
    México, Departamento del D. F., y con participación de la iniciativa privada, ONGs Y organizaciones sociales.
   Plazo de ejecución                                    Un año.
   Costo                                                         US$ 100.000.
Programa de separación domiciliaria de residuos sólidos
   Justificación
- Los resultados del presente estudio 'indican que uno de los principales problemas que enfrenta el sector de residuos sólidos
   en la ZMVM es el elevado volwnen que se genera dian'arnente y de manera creciente. Un sistema de manejo que pretenda
   ser integral y eficiente, deberá incluir la separación de residuos desde la fase de su generación, con el fin de propiciar el
   aprovechan-úento de productos reciclabas v materia orgánica. Con esto se logrará disnu'nuir el volumen de basura que va a
   los sitios de disposición final s se prolongará la vida útil de los rellenos sanitarios.
   Objetivo general
- Incorporar a la población de la ZMVM, principal generadora de residuos sólidos, en un programa permanente de separación domiciliaria de basura, a fin de que participe no sólo como generadora sino también como separadora. Se asumirá así una actitud responsable Y se propiciará un manejo más eficiente de dichos residuos en la región.
   Objetivos específicos
-  Desarrollar un programa de separación de residuos sólidos a nivel domiciliario. Éste se incorporaba paulatinamente a toda la población con el fin de lograr un mejor manejo de los residuos, optimizar el aprovechamiento de productos reciclables y materia orgánica, y también reducir el volumen de los residuos no aprovechables que tienen como destino final los rellenos sanitarios cuya vida útil es limitada.
-  Desarrollar Programas de separación de residuos en los sectores de a Población que puedan ser más receptivos, tales como
   centros escolares en todos los niveles, unidades habitacionales, oficinas públicas, grupos vecinales de colonias populares, fraccionamientos residenciales. clubes juveniles y deportivos.
-  Desarrollar campañas de separación de residuos a través de todos los medios de comunicación. También campañas domiciliarias en centros de educación y en oficinas públicas a fin de inducir y orientar a la comunidad en esta tarea.
-  Impulsar y consolidar los esfuerzos que en este sentido están desarrollando algunos sectores de la Población, así como al Programa Piloto de Separación que viene desarrollando el G.D.F.
   Logros esperados
-  En el corto Plazo, consolidar los sectores que ya están separando y extender su experiencia a otros grupos o sectores del entomo. Los programas de separación promovidos a través de los medios de comunicación, campañas publicitarias y domiciliarias, tendrán resultados paulatinos crecientes en el mediano plazo, cuando un mayor porcentaje de la sociedad comprenda la importancia de esa función y la realice.

   Entidades ejecutoras
-  SEMARNAP, SEP, SEDESOL, DDF y el Gobierno del Estado de México, con la participación de la iniciativa privada, universidades y organizaciones sociales.

   Plazo de ejecución                                 Un año.
   Costo                                                    US$ 800.000.


  10. Bibliografía 

Aspectos generales

  • BANAMIF-X-ACCIVAL. Examen de la Situación Económica de México.

  • CONAPO. La Zona Metropolitana de la Ciudad de México, 1992,

  • DDF, Colegio de México. Atlas de la Ciudad de México, 1987

  • DDF, INEGI. Anuario Estadístico del Distrito Federal, 1996

  • Gobierno del Estado de México, Instituto de Investigación Geográfica, Estadística y

  • Catastral, INEGI. Anuario Estadístico del Estado de México, 1996

  • INEGI. Conteo 1995 de Población y Vivienda, Resultados Definitivos Tabuladores Básicos, Estado de México tomo 1 y 11.

  • INEGI. M Censo Nacional de Población y Vivienda 1990, Resultados Definitivos

  • Ley de Ingresos y Egresos del Distrito Federal, Ejercicios Fiscales 1995, 1996, 1997

  • NAFINSA. El Mercado de Valores, No. 6, Junio 1996

  • NAFINSA. Perspectivas Económicas en el Distrito Federal y Estado de México, 1994

  • Panorama Socio Económico del Estado de México 1993


Área institucional

  • DDF/SOS/DGSU. Infraestructura Metropolitana para el Control de Residuos Sólidos, 199 1 1992.

  • GDF/SOS/DGSU. Diagnóstico y Perspectivas de la Recolección Manejo y Disposición Final de los Desechos Sólidos del Distrito Federal. Asesores en Planeación y Dirección, S.C. 1995. GDF/SOS/DGSU. Programa General de Desarrollo Urbano del Distrito Federal, 1996. GDF/SOS/DGSU. Servicios Urbanos en la Ciudad de México. Marzo, 1997. Gobierno del Estado de México/SEGEM. Información Básica del Manejo y Disposición Final de los Residuos Sólidos Municipales en el Estado de México, 1996.

  • Gobierno del Estado de México/SEGEM. Información Básica de los Sitios de Disposición Final de los Residuos Sólidos Municipales en el Estado de México, 1996.

  • OPS/OMS. Análisis Sectorial de Residuos Sólidos en México Serie Análisis Sectoriales. No. 1 0 Julio, 1996.

  • OPS/OMS. Plan de Inversiones en Ambiente y Salud Propuesta de un Programa de Desarrollo Institucional para el Sector de Residuos Sólidos en México. Serie Documentos No. 4 Octubre, 1996.

  • Poder Ejecutivo Federal. Programa de Medio Ambiente 1995-2000.

  • Poder Ejecutivo Federal. Plan Nacional de Desarrollo. Informe de Ejecución 1996.

  • Secretaría de Desarrollo Social / Instituto Nacional de Ecología Informe de la Situación

  • General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. 1993-1994.

  • Universidad Autónoma Metropolitana Xochi"lco Proyecto Programa de Ordenación de la Zona Metropolitana del Valle de México. 1996.


Área legal

  • Código Financiero del Distrito Federal. Ediciones Andrade. 9a. Edición. México, 1996.

  • Constitución Política del Estado Libre y Soberano de México. Gobierno del Estado de.

  • México. Procuraduría Fiscal. México, 1996.

  • Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Ediciones Delma. 18a. Edición. México, 1994.

  • Estatuto de Gobierno del Distrito Federal. Ediciones Andrade. 9a. Edición. México, 1996. Fernández Ruiz, Jorge. Derecho Administrativo. Editorial Porrúa. México, 1995.

  • Ley Ambiental del Distrito Federal. Editorial Porrúa. 13a. Edición. México, 1997.

  • Ley de Hacienda Municipal del Estado de México. Gobierno del Estado de México. Procuraduría Fiscal. México, 1996.

  • Ley de Ingresos de los Municipios del Estado de México para el Ejercicio Fiscal de 1996. Gobierno del Estado de México. Procuraduría Fiscal. México, 1996.

  • Ley de Planeación. Editorial Porrúa. 33' Edición México, 1996.

  • Ley de Planeación del Estado de México. Gobierno del Estado de México. Procuraduría Fiscal. México, 1996.

  • Ley de Protección al Ambiente del Estado de México. Marco de Actuación de la Secretaría de Ecológica del Gobierno del Estado de México, 1992.

  • Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios. Gobierno del Estado de México. Procuraduría Fiscal. México, 1996.

  • Ley Federal de Responsabilidades de los Servicios Públicos. Editorial Porrúa. 33'. Edición México, 1996.

  • Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca. Procuraduría Federal de Protección al Ambiente. México, 1997.

  • Ley Orgánica de la Administración Pública Federal. Editorial Porrúa. 33'. Edición México, 1996.

  • Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de México. Gobierno del Estado de México. Procuraduría Fiscal. México, 1996.

  • Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal. Ediciones Andrade. 9a. Edición. México, 1996.

  • Ley Orgánica del Departamento del Distrito Federal. Ediciones Andrade. 9a. Edición. México, 1996.

  • Ley Orgánica Municipal del Estado de México. Gobierno del Estado de México. Procuraduría Fiscal. México, 1996.
  • Reglamento de Operación y Disposición de Desechos Sólidos en el Municipio de Naucalpan. Gaceta del Municipio de Naucalpan, 15 de diciembre de 1992.

  • Reglamento para el Servicio de Limpia en el Distrito Federal. Asamblea de Representantes del Distrito Federal, 1989.

Área técnica

  • AMCRESPAC, SEMARNAP/INE. Estaciones de Transferencia de Residuos Sólidos en Áreas Urbanas, 1996-

  • Asamblea de Representantes de¡ Distrito Federal. Programa General de Desarrollo Urbano del D.F. Julio, 1996.

  • Colegio de México. Atlas de la Ciudad de México, 1996.

  • Comisión Metropolitana para la Prevención y Control de la Contaminación del Valle de México. Proyecto para el- Desarrollo del Concepto Global de Prevención, Reciciaje, Tratamiento y Evacuación de los Residuos Especiales en el Valle de México, 1996. DDF, ACDI. Estudio de Factibilidad de la Gestión de los Residuos Tóxicos y Peligrosos en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, vol. I, II y III, 1992. DDF/SOS/DGSU. Base de Datos de las Unidades Médicas en la Zona Metropolitana. DDF/SOS/DGSU. Complemento del Proyecto Ejecutivo del Relleno Sanitario de Bordo Poniente Etapa IV, 1993.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Composición de los Residuos Sólidos que se Depositan en el Relleno Sanitario de Bordo Poniente, 1992.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Desechos en Áreas Abiertas, 1992.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Desechos Sólidos en la Central Camionera del

  • Norte, Delegación Gustavo A. Madero, 1989.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Desechos en Restaurantes y Bares, 1992.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación Donúciliaria de los Residuos Sólidos en los

  • Municipios de Naucalpan y Tialnepantia, Edo. de México, 1991
  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación Domiciliaria de los Residuos Sólidos en los Municipios Huixquilucan y Nezahualcóyotl, Edo. de México, 1991.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Residuos Sólidos en Centros de Espectáculos, 1992.
  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Residuos Sólidos en Centros Educativos, 1992. DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Residuos Sólidos en Hoteles y Moteles, 1992. DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Residuos Sólidos en Laboratorios, 1991-1992. DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Residuos Sólidos en Mercados de la Merced, Jamaica, Central de Abastos, Mercados Ambulantes y otros Mercados, 1988, 1989, 1992, 1993.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Residuos Sólidos en Tiendas Departamentales, Tiendas de Autoservicio, 1988.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Residuos Sólidos en Unidades Habitacionales en las 16 Delegaciones del D.F.; 1984, 1986, 1987, 1991, 1992.

  • DDF/SOS/DGSU. Estudio de Generación de Residuos Sólidos en Veterinarias, 1992. DDF/SOS/DGSU. Estudio del Manejo de Residuos Sólidos en Oficinas, 1989.

  • DDF/SOS/DGSU. Muestreo de Generación de Desechos Sólidos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, 1988.

  • DDF/SOS/DGSU. Sistema de Manejo de Desechos Especiales en el D.F., Reclusorio Preventivo Norte, 1987.

  • GDF/SOS/DGSU. Actualización de los Indicadores Cualitativos y Cuantitativos de los Residuos Municipales y Especiales en Fuentes no Domiciliarios para la Determinación de Tarifas, 1996.

  • GDF/SOS/DGSU. Diagnóstico del Estado Físico del Parque Vehicular de Recolección en el. D.F., 1996.

  • INEGI, Diskette No. 100, Consulta de Información Económica Nacional.

  • INEGI. Cuadernos Estadísticos Delegacionales. México, D.F., 1995.

  • INEGI. XIV Censo Industrial. XI Censo Comercial y XI Censo de Servicios Económicos, 1994.

  • INEGI. Estadísticas del Medio Ambiente, México, 1994.

  • OPS/OMS. Análisis Sectorial de Residuos Sólidos en México; Serie Análisis Sectoriales No. 10, 1996;

  • Poder Ejecutivo Federal. Programa de Medio Ambiente 1995-2000, México.

  • SEDESOL/INE. Informe de la Situación General en Materia de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente. México, 1993-1994.

  • SEGEM/Dirección General de Normatividad y Apoyo Técnico. Información básica de los sitios de disposición final de residuos sólidos en los municipales del Edo. de México, 1996. SEMARNAP. Prograna para la Miinimización Integral de los Residuos Industriales Peligrosos en México, 1996-2000.

Área económico-financíera

  • AMCRESPAC. Bosquejo lestórico de los Residuos Sólidos de la Ciudad de México. AMCRESPAC. Edición Especial, 1993

    Asamblea de Representantes del Distrito Federal 1 Legislatura.- Memoria del Foro sobre el Servicio de Limpia y Recolección de basura en el D.D.F., 1995.

    Banco de México. Indicadores Económicos.

  • Beristáin Iturbide, Javier. Políticas de Financiamiento de Servicios Públicos y Equipamiento Urbano en la Ciudad de México. Rev. Federalismo y desarrollo. Año 9, No. 56, 1996.

    Cabrero Mendoza, Enrique. Los Dilemas de la Modernización Municipal. Estudios sobre la gestión hacendaria en municipios urbanos de México. CIDE, 1996.

  • Consejo de Población del D.F. Comisión de Dinamarca. Estructura, Distribución y Migración Interna. Diagnóstico de la situación demográfica del Distrito Federal, metas y perspectivas futuras (visión metropolitana) Octubre, 1996.

  • DDF/SOS/DGSU. Atribuciones y Estructura Orgánica. Marzo, 1997.

  • DDF. Decreto por el que se Reforman, Adicionan y Derogan Diversas Disposiciones del Código Financiero del Distrito Federal. S/f.

  • DDF. Reglamento para el Servicio de Limpia en el Distrito Federal.

  • Gam, Gustavo. Planeación y Gestión Metropolitana. Rev. Federalismo y Desarrollo. Año 9, No. 56, 1996.

  • GDF/SOS/DGSU. Servicios Urbanos en la Ciudad de México, Marzo, 1997.

  • GDF/SOS/DGSU. Infraestructura Metropolitana para el Control de los Residuos Sólidos, 1996.

  • Gómez de León Cruces, José. La Ciudad de México: Tendencia Demográfica y Escenarios para el Siglo XM. Rev. Federalismo y Desarrollo. Año 9, No. 56, 1996.

  • INE. Dirección General de Materiales. Residuos y Actividades Peligrosas. Propuesta para un Programa de Desarrollo Institucional para el Sector de Residuos Sólidos en México. OPS, 1996.

  • INEGI. Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica. Distrito Federal-. Panorama SocioDemográfico, 1996.

  • INEGI. Conteo 95. Estados Unidos Mexicanos. Resultados Preliminares, 1996.

  • INEGI. Estados Unidos Mexicanos. Perfil Sociodemográfico. XI Censo General de Población y Vivienda, 1990.
  • INEGI. Indicadores de Empleo y Desempleo. Febrero, 1997.

  • INEGI. Anuario Estadístico del Distrito Federal. Edición 1996.

  • INEGI. Sistemas de Cuenta Nacionales de México. Cuentas de Producción del Sector Público 1990-1993.

  • OPS. Lineanúentos Metodológicos para la Realización de Análisis Sectoriales en Residuos Sólidos a Nivel Regional o Zonas Metropolitanas. Enero, 1997.

  • Programa Nacional de Desarrollo Urbano 1995-2000. Resumen Ejecutivo.

  • SEMARNAP/INE. Lo que a Usted le Conviene Saber de los Residuos y su Legislación Ambiental.


bbull.gif (150 bytes)  Anexos

  Plan de inversiones

Tabla  A.1
Población Zona Metropolitana Valle de México proyectada al año 2002

Distrito Federal

% relativo ZMVM

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

Delegaciones

Total habitantes

Alvaro Obregón

Azcapotzalco

Benito Juárez

Coyoacán

Cuajimalpa de Morelos

Cuauhtémoc

Gustavo A. Madero

Iztacalco

Iztapalapa

Magdalena Contreras

Miguel Hidalgo

Milpa Alta

Tláhuac

Tlalpan

Venustiano Carranza

Xochimilco

Subtotal D. Federal

3.93

2.64

2.15

3.79

0.79

3.13

7.29

2.43

9.85

1.23

2.11

0.47

1.49

3.21

2.82

1.93

49.27

676,440

455,042

369,848

653,407

136,643

539,482

1,255,003

418,825

1,696,418

211,771

363,800

81,078

255,890

552,273

485,481

332,222

8,483,623

680,431

457,727

372,030

657,262

137,449

542,665

1,262,408

421,296

1,706,427

213,020

365,946

81,556

257,400

555,531

488,345

334,182

8,533,676

684,484

487,593

396,304

700,147

146,417

578,073

1,344,777

448,785

1,871,768

226,920

389,824

86,878

274,195

591,779

520,209

355,987

9,090,483

688,484

487,593

396,304

700,147

146,417

578,073

1,344,777

448,785

1,817,768

226,920

389,824

86,878

274,195

591,779

520,209

355,987

9,090,483

692,546

490,469

398,643

704,278

147,281

581,483

1,352,711

451,433

1,828,493

228,258

392,124

87,390

275,812

595,270

523,278

358,087

9,114,116

696,632

493,363

400,995

708,433

148,150

584,914

1,360,692

454,096

1,839,281

229,605

394,437

87,906

277,440

598,782

526,366

360,200

9,198,067

700,742

496,274

403,360

712,613

149,024

588,365

1,368,720

456,775

1,850,133

230,960

396,764

88,425

279,077

602,315

529,471

362,325

9,252,335

704,876

499,202

405,740

716,817

149,904

591,837

1,376,796

459,470

1,861,048

232,323

399,105

88,946

280,723

605,869

532,595

364,463

9,306,924

Estado de México

% relativo ZMVM

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

Municipios

Total habitantes

Acolman

Amecameca

Apaxco

Atenco

Atlauta

Axapusco

Ayapango de Ramos M.

Atizapán de Zaragoza

Coacalco de Berriozabal

Cocotitlán

Coyotepec

Cuautitlán

Cuautitlñan Izcalli

Chalco

Chiautla

Chicoloapan

Chiconcuac

Chimalhuacán

Ecatepec

Ecatzingo

Huehuetoca

Hueypoxtla

Huixquilucan

Isidro Fabela

Ixtapaluca

Jaltenco

Jilotzingo

Juchitepec

Melchor Ocampo

Naucalpan de Juárez

Nextlalpan

Nezahualcoyotl

Nicolás Romero

Nopaltepec

Otumba

Ozumba

Papalotla

La Paz

San Martín de la Piramides

Tecamac

Temamatla

Temascalapa

0.32

0.24

0.12

0.16

0.13

0.10

0.03

2.48

1.19

0.05

0.18

0.33

2.43

1.02

0.10

0.41

0.09

2.39

8.46

0.04

0.19

0.18

0.98

0.04

1.09

0.15

0.07

0.10

0.19

4.87

0.09

7.16

1.38

0.04

0.15

0.12

0.02

1.04

0.10


0.86

0.04

0.14

54,369

41,666

21,162

27,937

22,634

17,843

4,857

427,338

204,610

9,288

30,614

57,377

417,647

175,430

16,624

71,347

15,427

411,890

1,456,438

6,949

32,710

31,111

168,244

6,600

187,593

26,244

12,387

17,487

33,398

839,430

15,047

1,233,680

236,985

6,484

25,411

21,424

2,988

178,574

16,879


148,349

7,719

24,456

56,462

43,270

21,977

29,013

23,505

18,530

5,044

443,791

212,487

9,646

31,793

59,586

433,726

182,184

17,264

74,094

16,021

427,748

1,512,511

7,217

33,969

32,309

174,721

6,854

194,815

27,254

12,864

18,160

34,684

871,748

15,626

1,281,177

246,109

6,734

26,389

22,249

3,103

185,449

154,060


8,016

25,398

58,636

44,936

22,823

30,130

24,410

19,2436

5,238

460,876

220,668

10,017

33,017

61,880

450,425

189,198

17,929

76,946

16,638

444,216

1,570,743

7,494

35,277

33,553

181,448

7,118

202,316

28,304

13,359

18,859

36,019

905,310

16,228

1,330,502

255,584

6,993

27,405

23,105

3,223

192,589

18,204


159,992

8,325

26,375

60,893

46,666

23,702

31,290

25,350

19,984

5,440

478,620

229,164

10,403

34,288

64,262

467,766

196,482

18,619

79,909

17,278

461,318

1,631,216

7,783

36,635

34,844

188,434

7,392

210,105

29,393

13,873

19,586

37,406

940,165

16,853

1,381,726

265,424

7,262

28,460

23,995

3,347

200,004

18,905


166,151

8,645

27,391

63,238

48,463

24,614

32,494

26,326

20,754

5,649

497,047

237,987

10,803

35,608

66,737

485,775

204,047

19,336

82,985

17,944

479,079

1,694,018

8,083

38,046

36,186

195,689

7,677

218,194

30,525

14,408

20,340

38,846

976,361

17,502

1,434,923

275,643

7,542

29,556

24,919

3,475

207,704

19,632


172,548

8,978

28,445

65,673

50,329

25,562

33,745

27,340

21,553

5,867

516,183

247,149

11,219

36,979

69,306

504,478

211,093

20,080

86,180

18,634

497,524

1,759,238

8,394

39,511

37,579

203,223

7,972

226,594

31,700

14,962

21,123

40,342

1,013,951

18,175

1,490,167

286,255

7,832

30,694

25,878

3,609

215,700

20,388


179,191

9,324

29,541

68,201

52,266

26,546

35,044

28,392

22,382

6,093

536,056

256,665

11,651

38,402

71,974

523,900

220,061

20,853

89,498

19,352

516,678

1,826,968

8,717

41,032

39,026

211,047

8,279

235,318

32,921

15,538

21,936

41,895

1,052,988

18,875

1,547,539

297,276

8,134

31,876

26,874

3,748

224,005

21,173


186,090

9,683

30,678

70,827

54,278

27,568

36,394

29,485

23,244

6,327

556,695

266,546

12,100

39,881

74,745

544,070

228,533

21,656

92,944

20,097

536,570

1,897,307

9,052

42,611

40,528

219,172

8,598

244,378

34,188

16,137

22,780

43,508

1,093,528

19,602

1,607,119

308,721

8,447

33,103

27,909

3,892

232,629

21,988


193,255

10,056

31,859

 

Estado de México

% relativo ZMVM

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

Municipios

Total habitantes

Tenango del Aire

Teoloyucan

Teotihuacán

Tepetlaoxtoc

Tepetlixpa

Tepotzotlán

Tequixquiac

Texcoco

Tezoyuca

Tlalmanalco

Tlalnepantla de Baz

Tultepec

Tultitlán

Valle de Chalco Solidaridad

Zumpango

Subtotal Edo. México

Total ZMVM

0.04

0.32

0.23

0.11

0.09

0.32

0.14

1.01

0.09

0.22

4.14

0.44

2.10

1.67

0.53

50.73

100.00

7,282

54,442

39,182

19,383

15,181

54,358

24,766

173,081

16,322

38,396

713,180

75,817

361,350

286,906

91,620

8,735,913

17,219,536

7,562

56,538

40,691

20,129

15,765

56,451

25,719

179,745

16,950

39,874

740,637

78,736

375,262

297,952

95,147

9,072,246

17,882,488

7,854

58,715

42,257

20,904

16,372

58,624

26,710

186,665

17,603

41,409

769,152

81,767

389,710

309,423

98,811

9,421,527

18,570,964

8,156

60,975

43,884

21,709

17,003

60,881

27,738

193,851

18,281

43,004

798,764

84,915

404,713

321,336

102,615

9,784,256

19,285,946

5,470

63,323

45,574

22,545

17,657

63,225

28,806

201,315

18,985

44,659

829,517

88,185

420,295

333,707

106,656

10,160,950

20,028,455

8,796

65,761

47,328

23,413

18,337

65,659

29,915

209,065

19,715

46,379

861,453

91,580

436,476

346,555

110,668

10,552,146

20,799,550

9,135

68,293

49,150

24,314

19,043

68,187

31,067

217,114

20,474

48,164

894,619

95,105

453,281

359,897

114,929

10,958,404

21,600,333

9,486

70,922

51,043

25,250

19,776

70,812

32,263

225,473

21,263

50,019

929,062

98,767

470,732

373,753

119,354

11,380,303

22,431,946

 

Tabla A2
Población servida para cada escenario propuesto

 

 

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

Población Distrito Federal

Población Edo de México

Total ZMVM

8’483,623

8’735,913

17’219,356

8’533,676

9’072,246

17’605,922

8’584,025

9’421,527

18’005,552

9’090,483

9’784,256

18’874,738

9’144,116

10’160,950

19’305,066

9’198,067

10’552,146

19’750,213

9’252,335

10’958,404

20’210,739

9’306,924

11’380,303

20’687,227

Escenario No. 1: Mantener el porcentaje de cobertura del año 1996
Poblacion servida

Distrito Federal

Estado de México

Total ZMVM

 

 

 

 

7’296,421

6’595,069

13’891,490

 

7’726,910

6’848,979

14’575,889

 

7’772,499

7’112,665

14’885,164

 

7’818,357

7’386,502

15’204,859

 

7’864,485

7’670,883

15’535,368

 

7’910,885

7’966,212

15’877,097

Escenario No. 2: Alcanzar el 100% de cobertura en el año 2002
Poblacion servida

Distrito Federal

Estado de Mexico

Total ZMVM

 

 

 



8’584,025

9’421,527

18’005,552

 

9’090’483

9’784,256

18’874,738

 

9’144,116

10’160,950

19’305,066

 

9’198,067

10’552,146

19’750,213

 

9’252,335

10’958,404

20’210,739

 

9’306,924

11’380,303

20’687,227

Escenario No. 3: Incrementar hasta cubrir el 50% del deficit
Poblacion servida

Distrito Federal

Estado de México

Total ZMVM

 

 

 

 

 

7’296,421

8’008,298

15’304,719

 

7’863,267

7’142,507

15’005,774

 

8’046,822

7’722,322

15’769,144

 

8’232,270

8’336,196

16’568,465

 

8’419,625

8’985,,891

17’405,516

 

8’608,905

9’673,257

18’282,162

Tabla A3
Inversiones para rehabilitación y ampliación de cobertura

 

 

1997

1998

1999

2000

2001

2002

Escenario No. 1 Mantener el porcentaje de cobertura del año 1996
Distrito Federal

Población Total

Población Servida

Inversión Rehabilitación

Inversión Ampliación

SubTotal

Estado de México

Población Total

Población Servida

Inversión Rehabilitación

Inversión Ampliación

SubTotal

Total Inversiones ZMVM

 

Hab.

Hab.

US$

US$

US$



Hab.

Hab.

US$

US$

US$

US$

 

8,584,025

7,296,421

60,390,047

5,312,783

65,702,830



9,421,527

6,595,069

54,585,188

30,351,830

84,937,017

150,639,847

 

8,634,671

7,339,470

60,390,047

5,344,089

65,734,136



9,784,256

6,848,979

54,585,188

31,520,407

86,105,594

151,839,730

 

8,685,615

7,382,773

60,390,047

5,375,619

65,765,666



10,160,950

7,112,665

54,585,188

32,733,942

87,319,130

153,084,796

 

8,736,861

7,426,331

60,390,047

5,407,335

65,797,382



10,552,146

7,386,502

54,585,188

33,994,199

88,579,387

154,376,769

 

8,788,408

7,470,147

60,390,047

5,439,238

65,829,285



10,958,404

7,670,883

54,585,188

35,302,976

89,579,387

155,717,449

 

8,840,260

7,514,221

60,390,047

5,471,330

65,861,377



11,380,303

7,966,212

54,585,188

36,662,140

91,247,328

157,108,705

 

Escenario No. 2: Alcanzar el 100 % de cobertura en al año 2002
Distrito Federal

Población Servida

Inversión Rehabilitación

Inversión Ampliación

SubTotal

Estado de México

Población Servida

Inversión Rehabilitación

Inversión Ampliación

SubTotal

Total Inversiones ZMVM

 

Hab.

US$

US$

US$



Hab.

US$

US$

US$

US$

 

7,511,022

62,166,225

31,953,305

94,119,530



7,066,145

58,484,130

88,831,248

147,315,378

241,434,908

 

7,771,204

62,166,225

32,298,969

94,465,193



7,827,405

58,484,130

94,502,741

152,986,870

247,452,064

 

8,034,194

62,166,225

32,647,639

94,813,864



8,636,807

58,484,130

100,479,235

158,963,364

253,777,228

 

8,300,017

62,166,225

32,999,299

95,165,524



9,496,932

58,484,130

106,775,843

165,259,972

260,425,496

 

8,568,698

62,166,225

33,353,973

95,520,198



10,410,484

58,484,130

113,408,354

171,892,483

267,412,681

 

8,840,260

62,166,225

33,711,683

95,877,908



11,380,303

58,484,130

120,393,300

178,877,429

274,755,337

 

Escenario No. 3: Incrementar hasta cubrir el 50 % del déficit
Distrito Federal

Población Servida

Inversión Rehabilitación

Inversión Ampliación

SubTotal

Estado de México

Población Servida

Inversión Rehabilitación

Inversión Ampliación

SubTotal

Total Inversiones ZMVM

 

Hab.

US$

US$

US$



Pob.

US$

US$

US$

US$

 

7,403,722

61,278,136

18,633,044

79,911,180



6,830,607

56,534,659

59,591,539

116,126,198

196,037,378

 

7,555,337

61,278,136

18,821,529

80,099,665



7,338,192

56,534,659

63,011,574

119,546,232

199,645,897

 

7,708,484

61,278,136

19,011,629

80,289,765



7,874,736

56,534,659

66,606,589

123,141,247

203,431,012

 

7,863,174

61,278,136

19,203,317

80,481,453



8,441,717

56,534,659

70,385,021

126,919,679

207,401,132

 

8,019,422

61,278,136

19,396,605

80,674,741



9,040,683

56,534,659

74,355,665

130,890,323

211,565,065

 

8,177,240

61,278,136

19,591,506

80,869,642



9,673,257

56,534,659

78,527,720

135,062,379

215,932,021

 A. Plan de inversiones

Para el período 1997-2002, con el objetivo de cuantificar las necesidades de recursos de inversión para rehabilitación, ampliación de cobertura y desarrollo institucional, se plantearon una serie de escenarios utilizando para ello los siguientes criterios:

- Se tomó como valor de cobertura actual los datos suministrados por la DGSU y la Secretaría de Ecología del Estado de
   México. Estos valores fueron de 85% para el Distrito Federal (D.F.) y 70 % para el Estado de México. A partir de allí se
   calculó la población servida para cada uno de los escenarios planteados considerando las proyecciones de población
   realizadas e indicadas en la tabla A.1

- Para determinar el monto de inversiones de ampliación y rehabilitación (técnica e institucional) del servicio se estimaron
   indicadores de acuerdo a los costos de los principales rubros de inversión. Se llevaron al valor presente y luego se calculó en
   dólares norteamericanos con el fin de proyectar en esta moneda ya que no se cuenta con la tendencia de la inflación del país
   para los próximos cinco años. Los valores obtenidos para los indicadores fueron:

Costo promedio por habitante para el servicio de aseo urbano, incluyendo desde la recolección hasta la disposición final y tratamiento:
                 US$ 49.66 para rehabilitación
                 US$ 124.14 para ampliación

- La totalidad de la ejecución del programa de rehabilitación se plantea en el lapso de seis años, iniciándose en 1997.

Utilizando los criterios anteriores se determinaron las inversiones de rehabilitación y ampliación para los siguientes escenarios:

a) mantener la cobertura de los servicios en la proporción del año 1996;
b) alcanzar una cobertura del 100% en el año 2002; y
c) aumentar la cobertura hasta cubrir el 50% del déficit actual para el año 2002. En las tablas A.1, A.2 y A.3 y en los
        gráficos A.1, A.2 y A.3 se presentan los tres escenarios antes mencionados para el D.F., el Estado de México y los
        valores totales de la ZMVM

Gráfico A1
Escenario de inversiones 1: Mantener la cobertura de 1996


Gráfico A2
Escenario de inversiones 2: Alcanzar el 100% de cobertura en el año 2002


Gráfico A3
Escenario de inversiones 3: Cubrir el 50% del déficit actual para el año 2002

Fuente: Cálculos Propios

En el gráfico se observa que para el primer escenario las inversiones son del orden de US$ 150.6 millones para 1997. Comparando este valor con tendencias de años anteriores, observamos que hay una brecha importante de recursos. Para este año los fondos aprobados inicialmente en el presupuesto para el D.F. alcanzan sólo los US$ 13.4 millones.

En escenarios más optimistas, donde se plantea reducir el 50% del déficit de cobertura o alcanzar el 100% de la misma para el año 2002, los requerimientos de inversiones para el año 1997 son de US$ 1,960 y US$ 2,414 millones respectivamente. Dada la magnitud de las inversiones cualquier alternativa requiere la necesidad de establecer otros criterios para plantear una estrategia financiera viable para el Sector.

Es importante resaltar que los escenarios propuestos se sustentan en la premisa de que las ampliaciones del servicio de aseo urbano son integrales, es decir, por igual para todos los componentes que integran los sistemas. Los requerimientos de inversión pueden disminuir en la medida que se disponga de información detallada sobre las ofertas físicas actuales, tanto de equipo como de infraestructura.

Existen en este momento una serie de oportunidades que podrían facilitar la obtención de recursos para el Sector, éstas son:

a) debido a la reducción del nivel de riesgo del país, el posible acceso a fuentes de financiamiento privadas y
        externas;

b) la implantación de la Comisión Metropolitana de Residuos Sólidos como instancia de alto nivel y
        coordinación para la toma de decisiones, con participación de organismos vinculados al servicio; y

c) las posibles opciones de financiamiento a través de la banca multilateral (para esto se sugiere tomar algún
        acuerdo a la brevedad con BANOBRAS, quien está manejando una posible operación de crédito para el
        Sector con el Banco Mundial).

Adicionalmente, los procesos de descentralización administrativa de los servicios facilitarían un incremento en la capacidad de autogestión regional, incluyendo lo relativo a la gestión financiera.


El análisis anterior nos permite concluir sobre las necesidades de:

1) Incrementar y diversificar las fuentes de financiamiento
2) Establecer prioridades para las inversiones

3) Replantear metas y niveles de calidad del servicio

De acuerdo a las necesidades señaladas, la propuesta de solución para atender las deficiencias financieras consiste en el diseño e implementación de un fondo de financiamiento metropolitano que permita disponer en forma oportuna de recursos para el Sector.

Este fondo contaría con aportes de:

- Los ingresos propios de las empresas
- Las asignaciones del Gobierno Federal
- El Gobierno del Estado de México y del D.F., así como de algunos gobiernos municipales
- La cooperación técnica y financiera internacional (No reembolsable)
- La banca multilateral
- La banca comercial (nacional e internacional)
- El sector privado

El fondo establecerá reglas de operación que deberán reflejarse en los Planes de Gestión y Resultados de las empresas operadoras que accedan a él.

Los objetos del financiamiento serán: preinversión, investigación, inversión física e institucional.

En caso de obtener mayor información presupuestaria de los municipios, se sugiere realizar una propuesta de participación de cada uno de los aportantes al fondo, partiendo de la situación actual mediante un análisis muy preliminar sobre posibles recursos que provendrían de ingresos propios de las empresas. Para ello deberá considerarse la posibilidad de cobrar a través de un sistema tarifario. Inicialmente se cobraría una cuota similar al actual pago de propina, considerando como eficiencia de cobranza el mismo porcentaje de usuarios que actualmente paga dicha propina. Adicionalmente, se establecería como premisa que las empresas cubrirán costos de operación y mantenimiento a partir del año 1999, además de los de depreciación a partir de 2001. Dado al alto índice de deterioro del mayor componente de inversión, como es el parque automotor, se propone este último porcentaje de 5% anual. Se sugiere realizar los cálculos en dólares norteamericanos, asumiendo una inflación del 3% interanual para esta divisa. Como resultado de lo anterior se obtendrían preliminarmente los recursos que aportarían las empresas de acuerdo a su desempeño, al igual que aportes del resto de los participantes en el fondo.

Para distribuir las contribuciones se propone que los aportes del Gobierno Federal, del Estado de México y del D. F. sean mayores al comienzo y decrezcan en la medida que la participación de municipalidades, del sector privado e ingresos propios se incrementen. 


bbull.gif (150 bytes) B. Equipo de estudio

Área enconmendada Consultor
1. Coordinación y Área Institucional
2. Área Legal
3. Área Técnica
4. Área Económica-Financiera
5. Área Ambiental
6. Área de Salud
7. Área Socio-Comunitaria
Ing. Diego Daza Sierra
Lic. Adulfo Jiménez Peña
Ing. Arturo Dávila Villarreal
Ing. Ángela González Landazábal
Ing. Vicente Jongitud Falcón
Lic. Pedro Murat Robles
Soc. Ma. Angélica Sánchez Pego

 

Coordinación nacional
Lic. Rosalba Cruz Jiménez
Ing. Felipe López Sánchez
Arq. Augusto Valenzuela López