Hacia una historia de la contaminación del aire
y del estudio sobre sus efectos en la salud humana

Problemas de salud causados por los contaminantes tóxicos del aire


¿La solución para la contaminación es la dilución? ¡NO!

Por años se creyó que “la solución para la contaminación es la dilución”. Este refrán se basaba en la suposición generalizada de que la Tierra cuenta con un mecanismo de limpieza natural que podía desactivar o absorber todo impacto de contaminación creado por el hombre. Muchas catástrofes locales de contaminación del aire producidas a lo largo de este siglo han mostrado clara y trágicamente que la dispersión natural de la acumulación de contaminantes no constituye un sistema infalible. Los crecientes indicadores de que la acumulación de contaminantes representan un problema mundial y no solo local hacen aún más crítica la situación. La incidencia de diversos efectos adversos para la salud, desde irritaciones locales hasta cáncer, están aumentando en forma sostenida y uno de los culpables es la contaminación del aire.

El sistema de la Tierra no puede diluir o esparcir adecuadamente todos los contaminantes que intencional o involuntariamente se emiten a la atmósfera.