Englishportuguese
Iniciomapa del sitioContáctenos

Tema2 del DIAA 2007
“Agua: ¡Un recurso escaso - no lo contaminemos!"

Los últimos informes de avance hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio al 2015, muestran que los países de Latinoamérica y el Caribe (LAC), podrían alcanzar la meta de reducir en 50% su déficit en acceso a fuentes mejoradas de agua potable y sistemas mejorados de saneamiento, como parte de su compromiso para el cumplimiento de la Meta 10 del Objetivo Siete de la Declaración del Milenio, en lo relativo a las coberturas de los servicios, con excepciones en algunos países más pobres de LAC y en especial en el área de saneamiento en comunidades rurales y periféricas de las ciudades medias y grandes, donde será necesario realizar mayores esfuerzos.

Asimismo, el acceso a servicios no garantiza seguridad o calidad de los mismos. El monitoreo de la calidad de agua es variable en los países de la Región de América Latina y el Caribe y los indicadores que levanta el JMP (OMS/UNICEF) a nivel global no están midiendo esa calidad.

En LAC se estima una población de alrededor de 554 millones de habitantes , de los cuales cerca de 53 millones de personas no tienen acceso a una fuente mejorada de agua potable, de éstas, dos terceras partes son poblaciones rurales. Por otro lado, 127 millones de personas no tienen acceso a un sistema mejorado de saneamiento, de las cuales un poco más de la mitad se concentran en poblaciones rurales. La Evaluación 2000 de Agua y Saneamiento registraba que de las poblaciones urbanas servidas con alcantarillado sanitario, tan sólo 14% trataban sus efluentes a nivel de la Región de LAC, aunque se siguen realizando importantes inversiones en obras de tratamiento de aguas residuales. Países como Brasil, Chile, Colombia, Honduras, México, Nicaragua, Perú y Uruguay han incrementado sus coberturas de tratamiento en los últimos años. Sin embargo debido al crecimiento poblacional, este incremento no es suficiente y los efluentes sin tratar que se descargan sin tratamiento a los cuerpos de agua superficiales, continúan contaminando fuentes potenciales para el consumo del agua y degradando los ecosistemas acuáticos.

Esta falta de tratamiento de las aguas residuales se constituye como un peligro para la salud, donde la mayor parte de enfermedades de transmisión hídrica tiene relación con la carencia de agua potable debido al uso de aguas contaminadas y al bajo nivel de conocimientos sobre higiene. El manejo deficiente del recurso hídrico, incluida las descargas residuales, junto a las limitaciones en la infraestructura de tratamiento de agua para consumo humano, deterioran la calidad del agua que se distribuye a los usuarios.

La difusión y uso de las nuevas Guías OMS en la Región para el manejo de aguas residuales y excretas publicadas en el 2006 (http://www.who.int/water_sanitation_health/wastewater/gsuww/en/index.html ), así como la aplicación de Planes de Seguridad del Agua descritos en las Guías OMS de agua de bebida http://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/gdwq3rev/es/index.html , son buenos instrumentos para aplicar al mejoramiento de la protección de las fuentes de agua y de la calidad del saneamiento en los países.

“Dada la crisis que se vive de rezago con respecto al saneamiento, las Naciones Unidas han declarado el año 2008 como “El año internacional del saneamiento, para promover un mayor impulso para alcanzar las metas”.

La escasez generalizada de recursos de agua dulce, siendo más impredecible por el cambio climático que viene afectando el planeta con mayores sequías, inundaciones y otros fenómenos climáticos perjudiciales, su destrucción gradual y su creciente contaminación, exigen una planificación y un mejor ordenamiento de forma integrada de los recursos hídricos, donde la formulación de estrategias eficaces y asequibles para gestionar los riesgos y reducir vulnerabilidades deben constituirse en un eje principal de las políticas nacionales, con énfasis en iniciativas locales con participación de las comunidades. Sin dejar de reconocer el carácter multi sectorial del aprovechamiento de los recursos hídricos en el contexto del desarrollo socioeconómico, debemos esforzarnos aún más para proteger nuestras fuentes de agua y reducir la contaminación para evitar su escasez.

Nota:
1El Día Interamericano del Agua es una iniciativa regional, realizada conjuntamente con la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AIDIS), la Caribbean Water and Wastewater Association (CWWA), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA/ORPALC).

2 Tema sugerido de forma consensuada entre SDE/CEPIS-SB y AIDIS/AmSa (Ambientes Saludables para la Vida). Se está trabajando en una propuesta coordinada para desarrollar una estrategia de más largo plazo para la definición de los temas del DIAA para un quinquenio, acorde con la Década Internacional del Agua: “Agua Fuente de Vida” 2005-2015 y en cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 2000-2015, que será consultada con los países.

3 Evaluación Medio Término del Programa Conjunto de Monitoreo (JMP, por su sigla en inglés) del Abastecimiento de Agua y el Saneamiento (Meta 10 del ODM 7) de OMS y UNICEF – OMS/UNICEF, 2006


4Evaluación Conjunta en Agua y Saneamiento Global (OPS/OMS/UNICEF), 2000

 

.

sobre la iniciativa
grupos coordinación
anos anteriores
pais capital
textos completos
materiales educativos
noticias
 

visitantes desde
el 02/Enero/2005
visitantes desde
el 02/Enero/2009